viernes, 3 de agosto de 2012

PdR 7: Escribir sin pensar, pensar en que escribir.

¡Hola! Hoy os traigo un escrito que hice para la revista de mi colegio, como no me siento capaz de pensar algo exclusivo para esta sección os dejo con esto:

Escribir sin pensar, pensar en que escribir
Y a veces te preguntas muchas cosas, o quizás, simplemente, empiezas a pensar una oración que se inicia por el más que aburrido "me pregunto si ..", cuando en verdad no te preguntas absolutamente nada. Pero a la vez todo es cuestionable y por tanto podrías dudar o preguntarte cualquier cosa.
Otras veces, en cambio, empiezas a pensar otro inicio, no tan curioso como el anterior, sino más potenciado por la rabia: "odio que ...". Este, normalmente, se te pasa por la mente cuando hay algo que te molesta y termina atacando a todo aquel que se te pase ni que sea una milésima de segundo por la cabeza. Pero cuando el odio se va, vuelve la pregunta y te hace pensar si realmente la sensación anterior era verdadera o solo la había causado la ira que por un momento te había pasado por la cabeza.
Pero no le das importancia. Al fin y al cabo sólo son pensamientos, más efímeros que incluso la palabra, que ya dicen que se la lleva el viento.
Y aquí mi pregunta, mi caso hipotético, ¿qué pasaría si por una casualidad, tus deseos se hicieran realidad?
De entrada quizás parecería tu paraíso, quizás tu omnipotencia, tu ascensión al nivel de un dios ... Pero, ya lo dice la oración: "ten cuidado con lo que deseas, se podría hacer realidad". Porque, ¿qué pasaría si deseases .. no se, seguro que alguna vez has deseado "ojalá se muera no se quién"?. Inmediatamente después, tu moral te ha corregido, diciendo que no era correcto pensar en eso. Pero en el momento que lo hubieras pensado la persona ya estaría muerta y el problema es que quizá un deseo no tan extremo te llevaría a consecuencias igualmente no muy agradables.
Entonces, ¿no te convertiría eso en un asesino? ¿Podrías vivir con la conciencia tranquila?. Las preguntas molestas continuarían durante un buen rato, largo e interminable, tantas como deseos se te puedan ocurrir, sólo es cuestión de imaginación, o quizás de otra cosa ... Quizás ambición .. o quizás una mezcla de todo y de nada.

Pero ¿Cuál es el inicio de todas estas palabras que quieren aparentar un sentido? Como siempre, empiezo a escribir. ¿Porque? Aburrimiento, obligación, pasar el rato. Supongo que el problema es que simplemente caigo, como siempre, en la tentación de rellenar la hoja en blanco. Quizás el problema es sólo una cuestión de color, o tal vez me siento obligada por alguna fuerza extraña.
Pero aunque esto podría ser cierto, como dedico demasiado tiempo de mi vida intentando saber cuál será la próxima oración que vendrá a continuación, tengo la necesidad de pensar en algo más profundo.

Como lo podría describir ...
La inspiración es una "amiga" que te tortura. Cuando está, la necesidad de escribir todo lo que te dicta sin pausa. Desenfrenada, casi a la velocidad de la luz. Y la persona sometida a esta, siempre escapándose le alguna de las cosas que le dice, se desespera, pensando que las órdenes de la misma son muy duras.
Cuando no está, cuando te abandona, es aún peor. El vacío de pensamientos, el estrés, el mal humor. Y sólo puedes maldecirla por haberte abandonado.
Lastimosamente para mí, en vez de perder la inspiración, no necesitaba de esta para empezar a escribir. Por eso siempre todo lo que escribía era algo abstracto, extraño y nunca sabía donde acabaría llegando.
Justamente como ahora, había llegado a hablar de inspiración cuando todo había empezado por los deseos.
¿Pero no son tus propios deseos que te llevaban a la inspiración?
Para terminar sólo puedo deciros que después de escribir esto, no puedo evitar preguntarme cual es mi autoridad para presentar como verdad absoluta todo esto. Ninguna, esta es la única respuesta. Aun así, servidora, (o la chica de las preguntas retóricas) se ha aburrido lo suficiente para escribir todo esto y deja pendiente al lector tomarse más o menos serio lo que le ha explicado.

Y eso es todo.
No tomar en serio todo esto, ¿o si?
Hasta aquí mi aburrimiento.
 

3 comentarios:

  1. No se para que tanta retorica. O escribes o no escribes. La musa sale, porque se lleva dentro.
    Y otra cosa: no todo el mundo sabe reseñar obras. Es una moda a la que muchos se han apuntado y la mayoria no sabe de letras. Hay que reseñar constructivamente. Lo de ir a saco dejadlo para los hulligans.

    ResponderEliminar
  2. No se para que tanta retorica. O escribes o no escribes. La musa sale, porque se lleva dentro.
    Y otra cosa: no todo el mundo sabe reseñar obras. Es una moda a la que muchos se han apuntado y la mayoria no sabe de letras. Hay que reseñar constructivamente. Lo de ir a saco dejadlo para los hulligans.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio crees que solo es cuestión de escribir o no escribir? La verdad es que no se si escribes o no, pero si lo haces, ¿no te has planteado el motivo? Supongo que simplificar las cosas está muy bien, pero no creo que sea una simple cuestión de llevar la musa dentro, yo siento la escritura como una necesidad, otros como un remedio, supongo que cada uno su opinión.
      Sobre lo de que no todo el mundo sabe reseñar obras ¿supongo que es una crítica negativa contra mi? Si no es el caso disculpa, pero yo creo que aunque no se haga bien dar la opinión de algo la puede dar todo el mundo, puede que un estilo al dar tu opinión sea más o menos de tu agrado, pero eso no priva a nadie de dar su "voz en el asunto".
      Gracias por tu comentario

      Eliminar