miércoles, 24 de octubre de 2012

PdR 13: Terror

Rena en uno de sus momentos...
Curioso, este es el Paranoias de RiKanna número 13 y va y el tema que se me ocurre es el terror, parece que lo haya hecho intencionadamente pero os puedo asegurar -si mi subconsciente no se opone a ello- que los dos hechos no tienen relación y que el motivo de que os hable del miedo tiene más que ver con mi falta de imaginación aliada con la gran cantidad de calabazas que se ven últimamente. En definitiva, que Halloween ya está a la vuelta de la esquina, y aunque yo no celebre esta fiesta y me parezca que se le da demasiada importancia (teniendo en cuenta que no es de aquí y tal) creo que es una buena ocasión – o por lo menos una igual de buena que cualquier otra – para hablar del miedo.
Se que es un tema muy genérico y que querer hablar de él es un poco arriesgado por mi parte, pero es algo que me inquieta. ¿Es posible sentir miedo leyendo/viendo historias? Evidentemente que hay gente muy asustadiza y he visto como con cualquier cosa hay gente capaz de asustarse, pero por algún motivo yo no soy capaz de empatizar suficiente con un personaje para sentir que su situación me puede llegar a afectar de alguna manera. Puede que resulte un poco pedante dicho así, o puede que parezca que quiera deciros que me siento superior por no asustarme, pero des de luego esa no es mi intención. Mi propósito principal es pensar, reflexionar sobre que es lo que causa el terror (o por lo menos como me afecta a mi).
Si he de acordarme de alguna vez que haya tenido miedo de verdad por una historia se me ocurre una vez una leve sensación de tener empatía con el protagonista de Higurashi no naku koro ni durante el primer arco. Sentía que si yo estuviera en una situación así no sabría que hacer, aunque des de luego no actuaría como lo hace el protagonista. Dedique durante un buen rato buena parte de mis pensamientos tras ver el primer arco, pensando que haría yo, y al no encontrar solución sentí frustración. Era de noche y creo que me inquietaba. ¿Eso era miedo? Des de luego pánico no, pero la encuentro una sensación interesante.
Otro ejemplo sería que justo después de ver Sweeney Todd me notaba que tenía cuello. Es decir, no se si os pasa, pero a mi siempre que me hablan de alguna parte del cuerpo paso a tener durante un periodo de tiempo consciencia de ella (como la respiración, que por cierto, probablemente si lees esto ahora seas consciente de como inspiras y espiras), y ese día así me ocurrió. ¿Miedo? Lo dudo, pero por lo menos tuve alguna sensación.
Puede que mi error sea no haber experimentado demasiadas historias de terror y que por ese motivo no pueda opinar, pero si que es cierto que esas impresiones me parecieron interesantes, por ese motivo sigo teniendo esperanza en el terror para que llegue el día en que de verdad logre asustarme una historia. Estoy abierta a sugerencias.
Bueno y eso es todo por hoy, siento si no os interesan en absoluto los Paranoias, pero yo me divierto haciéndolas.
Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario