domingo, 18 de noviembre de 2012

Técnica del Orgasmo continuado: La Celestina

no es la versión que he leído
¡Hola! Hoy os traigo una reseña de otro clásico. ¿Qué no es lo habitual? Bueno, pero es lo que tiene estar estudiando y no querer dejar el blog abandonado.
Título: La Celestina
Título original: Comedia de Calisto y Melibea
Autor/a: Fernando de Rojas (probablemente a excepción del primer capítulo)
Páginas: 278
Narración: diálogos
Formato original: libro
Adaptaciones: películas
Curiosidad: El nombre fue cambiado varias veces, en un principio era comedia el autor no lo
consideró adecuado y puso tragicomedia. Finalmente como el personaje más interesante parecía ser
la celestina pasó a llamarse así.
Enlaces de interés: http://es.wikiquote.org/wiki/La_Celestina (Citas)

Te gustará si: eres profesor de literatura, bueno, supongo que si te gustan... las cosas con un estilo recargado y complicado de leer o te fascinan los clásicos o... no se...

Ni lo intentes si: tu buscas algo que sea ameno, rápido, a ti los clásicos te suenan a aburrimiento mortal, te dan grima y escalofríos (exageración, exageración)

Sinopsis
Calisto está muy enamorado de Melibea y desesperado porque ella parece ignorarle. Su criado, Sempronio le dice que conoce a una alcahueta (persona que le pagan para que consiga el amor de alguien) y que vaya a ella que le ayudará. Calisto acepta...

Opinión
Vale, ya se que el título de la entrada es un poco extraño, se que para muchos no será el adecuado o simplemente se quedarán bastante sorprendidos tras leerlo y pensarán algo así como: “¿des de cuando la Celestina es una novela erótica?”. Y tranquilos, teneis razón, no es una novela erótica, así que probablemente sea yo la loca y no vosotros, pero estoy segura que os ha interesado más esta entrada con ese título que si me hubiera limitado a poner “La Celestina”. No hace falta que lo negueis que lo se. Aun así con todo esto aun no teneis el motivo del título, ¿verdad? Pues bien, continuad leyendo si quereis saberlo (¿maneras de hacer que la gente lea una entrada cuando no crees que nadie lo vaya hacer? No os lo niego).

A ver, ya se que cuando se lee un clásico hay que pensar en que época se escribió y todo lo que querais, pero sinceramente: ¿Es necesario que los monólogos de algunos personajes duren páginas y páginas? ¿Es necesario que solo se expresen con exclamaciones y lamentaciones? Por mucha edad media y mucha antigüedad no me creo que alguien no parara de decir ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh! ¡Ay miseria, ay tristeza! ¡Guay de mi! (guay en la edad media era un substituto de ay, yo también me quede bastante sorprendida). Y si, de aquí lo del orgasmo continuado, os puedo asegurar que en algún momento la lectura de este libro se me ha hecho muy pesada así que cuando venía un momento de esos en que los personajes tenían ganas de quejarse he llegado a dramatizar leyéndolo (por favor no pongais esa cara de incredulidad al leerlo, es lo que tiene el aburrimiento) y he acabado llegando a la conclusión que si se hiciera muy exagerado hay momentos en que llegaría a ser un orgasmo continuado. Pensad lo que querais, pero aquí cada uno se lee los libros como quiere.

Spoilers aquí

Sobre la historia en si... Momento ironía. Creo que es algo genial que la historia de los libros antiguos sea destripada des del momento en que se habla de ellos. En serio, ¿Quien se ha leído, no se, Romeo y Julieta? Poca gente ¿Quien sabe que al final se mueren? Todo el mundo. ¿Porque? Es un clásico, la historia no importa. Estoy harta de que se infravalore la historia de todos los clásicos, que si, que el estilo es lo que importa en estos casos, que lo que importa es en el contexto que se escribió.... ¡Narices, si quereis que la gente se interese por ellos no los trateis de cosas que no merecen la pena! ¿O acaso os gusta saber el desenlace de cualquier historia? Porque yo no, lo odio, sea típico o no, pero si no lo hubiera sabido me hubiera reído ante la tan patética muerte de Calisto, o yo que se me hubiera sorprendido de que hubiera tanto muerto o.... ¡No lo se porque no he tenido la oportunidad! Así que simplemente quiero quejarme, no a los spoilers en los clásicos, gracias. Y en los prólogos que se encuentran en los inicios de los libros edición estudiante ya os aviso que navegaréis en un mar de spoilers.
Dicho esto (no se como me voy tanto del tema) la historia es algo bastante simple y explicada de una forma tan complicada que se hace un poco difícil que alguien de nuestros días lo encuentre atractivo, por ese motivo es por el cual yo no he sabido copsar la gran virtud del clásico y me he quedado con el aburrimiento mis interpretaciones dramatizadas y la gracia de cuando no saber que decir utilizar la técnica del orgasmo continuado (si, me gusta el nombre).
¡Oh desgracia de mi corazón! ¡Oh miseria infinita! ¡Oh! ¿Cómo tanto dolor puede habitar en este cuerpo? ¡Qué injusticia esta que me hace parecer a mi sufridor de todos los males!
Vale, lo se no debería haberme motivado, pero me hacía mucha ilusión.

Los personajes, sin duda esta es una historia en la que no puedes simpatizar con ninguno (quien sabe, puede ser que alguien si lo haga, pero des de mi punto de vista lo veo difícil). Eso si, podemos definirlos de alguna manera, es decir, Celestina y los criados unos aprovechados, Melibea una tontita y Calisto el ridículo de turno necesitado. Pero en fin, por lo menos se pueden definir y considero que es importante. Aun así eso no quita que no los soporte.

Resumiendo, siempre es bueno leer libros que han sido tan valorados para: a) quedar como una persona culta b) intentar entender porque se han valorado. Así que si estás bastante aburrido puedes probarlo con la Celestina. No es que os lo pueda recomendar si buscais algo divertido, des de luego, y tampoco si buscais una historia trepidante que enganche o cualquier parecido, pero si quieres tu dosis de aburrimiento escrita con numerosas exclamaciones ves a por ello.

Lo mejor: ... ¿puedo dejar el campo en blanco? Pff.... ¿que podría haber sido más largo?

Lo peor: pesado, muy pesado

Lo he disfrutado un: 2/5

Hasta aquí mi aburrimiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario