domingo, 31 de marzo de 2013

PdR24: Suicidio, por hablar de algo.


¡Hola! In extremis ya casi acabando la semana os traigo un Paranoias de RiKanna, en esta ocasión os quiero hablar del suicidio. No, tranquilos, la administradora de este blog ama demasiado la vida para pensar en hacer tal cosa (o por lo menos ama demasiado las historias). Si os quiero hablar del tema os porque me interesa, porque quien más o quien menos todo el mundo conoce una historia donde alguien se suicida por algún motivo.

Des de Romeo y Julieta hasta Werther hablando por ejemplo de dos clásicos que pueda conocer todo el mundo o yo que se cosas más desconocidas como la visual novel de Yume Miru Kusuri o el libro juvenil Por 13 razones. La verdad es que varias veces en la vida aparece el suicidio en algún sitio, más, o menos emocionante es un tema que sigue atrayendo. ¿Cómo alguien puede llegar a hacerlo? Pues la verdad es que no lo se. ¿Hay que tener valor para suicidarse? Pues la verdad siempre había pensado que suicidarse es un acto de cobardes, al fin y al cabo vivir es el reto, vivir es el sufrimiento, pero últimamente también lo veo un acto de valentía, al fin y al cabo sería incapaz de tirarme des de un sexto piso (por decir algo) porque le temo bastante al dolor.

En fin si querais que os sea sincera todo lo que he leído sobre el suicido no me ha convencido, es decir, no he podido entender el motivo ni una sola vez, o por lo menos aceptarlo. Quiero decir siempre veía otra posible escapatoria otra posible manera de continuar viviendo. Quizá sea por ver el mundo como una historia, al fin y al cabo tenemos miles de opciones y algo como la muerte no me convence como una de ellas. Aunque supongo que la muerte es escapar y todos queremos escapar.

Aquí una loca intentando filosofar, ¿Qué narices hago hablando del suicidio en mi blog? Se nota que no tenía tema para el Paranoias de RiKanna. Como iba diciendo -aunque probablemente no estuviera diciendo nada interesante tampoco- hay gente de todas maneras, gente que vive gente que muere así que simplemente he estado como siempre una estúpida por juzgar. ¿Qué se yo de las circumstancias de cada uno? Supongo que es eso, tenemos derecho a vivir y a morir por igual, así de paradójica es la vida y el ser humano. Unos que darían lo que fuera por vivir y otros que darían lo que fuera por morir. Y es por eso, porque aunque mi cabeza no lo acepte como una opción me gustaría llegar a comprender llegar a entender la mente del suicida, me gustaría descubrir una buena historia sobre alguien que se quite la vida.

Sin duda hoy se me está yendo la olla más de lo normal. Pero que queréis que os diga, me encanta perderme en divagaciones sin sentido, me encanta escribir cosas estúpidas, así soy yo supongo. Como no estoy de muy buen humor creo que lo dejo un poco corto, no tengo demasiada imaginación para el tema pero si que os lanzo unas preguntas como siempre. No se si nadie las respondera, pero esa es la gracia de las preguntas retóricas que aunque por defición no esperan respuesta en el fondo el que las formula espera que se resuelvan.

¿Alguna historia de suicidio que os haya impactado? (espero recomendaciones). ¿Os interesa el tema? ¿Es de cobardes suicidarse, se necesita valentía para hacerlo, o las dos cosas?
Si algún aburrido quiere responder, lo saludo (¡hola! Jaja)

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario