jueves, 25 de abril de 2013

PdR26: Fugas amorosas


¡Hola! Hoy os vengo con un tema bastante recurrente que seguro que en alguna historia os habréis encontrado: las fugas por amor o en pareja. Es cierto que en muchos casos se suelen quedar en proyectos y una gran mayoría acaban bastante mal, pero protagonistas de todo tipo siguen soñando con escaparse de todo y de todos con la pareja amada.

Cuidado es posible que la entrada contenga spoilers de: Tristán y Isolda, Romeo y Julieta, Little Busters!, Los días que nos separan, Habitaciones cerradas, Toradora!, Umineko no naku koro ni, La sombra del viento.

Pasando por algún clásico para empezar podría nombraros la versión de “Tristán y Isolda” de Joseph Bédier donde los protagonistas deciden fugarse por su amor prohibido puesto que Isolda está casada con Marc. Aun así, esta fuga acaba con los protagonistas volviendo por su propia voluntad. Otro clásico es Romeo y Julieta de William Shakespeare, esta historia pertenece al grupo donde los enamorados planean fugarse para vivir su amor pero que por algún motivo los planes no funcionan y no pueden hacerlo. En este caso la tragedia llega hasta el suicidio de los dos por la muerte del otro.

Aun en terreno de literatura os puedo hablar de algunos casos que he leído bastante recientemente, los que os menciono como en la mayoría de estos casos se quedan solo en proyecto de fuga. En Los días que nos separan de Laia Soler Víctor y Marina, en La sombra del viento de Carlos Ruíz Zafón Penélope y Julián, nos encontramos con enamorados que no llegan a cumplir sus proyectos de fuga por interferencias exteriores. Víctor será obligado a irse a Estados Unidos y Penélope será encerrada en su casa. En las dos parejas un miembro acabará por morir.
Otro ejemplo literario también reciente para mi se trata de Habitaciones Cerradas de Care Santos, en esta ocasión la fuga de los amantes no sucede pero sirve para encubrir un asesinato y así que nadie piense que los dos han muerto (uno no asesinado).

Pasando al terreno japonés, podría empezar con Toradora!, en esta ocasión os hablo del anime ya que no he leído la light novel. Aquí Ryuji y Taiga acabarán por huir pero se darán cuenta de que no pueden seguir así sin el consentimiento de sus padres y volverán los separarán pero al final del anime parece que se han reencontrado.

Y ya por acabar con los ejemplos me iré a mis amadas visual novel, curiosamente mis dos preferidas comparten este tema (sí, lo acabo de pensar). Little Busters! Esta fuga es un poco más compleja, ya que no se hace solo por motivos pasionales, los protagonistas huyen juntos porque en un intento de hacer madurar a Rin han conseguido todo lo contrario y traumatizarla. Los dos únicos personajes que no tienen ni idea de que está pasando huyen y los demás esperan que el vivir solos les ayude a tener más fuerza de voluntad para continuar en el mundo real. Esta huida por tanto funcionará, aun así el final es bastante vago porque el protagonista se queda dormido porque tiene narcolepsia y no sabemos que pasa.
En Umineko no naku koro ni, volvemos a los planes de fuga que no se realizan pero con unas consecuencias muy poco predecibles, Battler prometió a Shanon cuando eran pequeños que al año siguiente cuando regresara huirían los dos juntos, pero Battler no regresó por problemas familiares y Shanon quedó sola con la imaginación como única compañía (quien lo ha entendido lo entiende) este pequeño hecho crearía a la bruja Beatrice.

Y aquí acabo con el tema por hoy (puede que algún día lejano se me ocurran más historias sobre el tema). Estoy segura que alguna historia habréis visto una fuga por amor, o planes de ella. ¿Alguna que os guste en especial? ¿Alguna que acabe con los protagonistas viviendo juntos? Contadme.

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario