domingo, 1 de septiembre de 2013

Taller 4: Carta de un ángel

Las dos inspiraciones de la quincena: 





Querido humano,
Me gustaría decirte que los ángeles no son tal y como te los pintaron. Quizás te dijeron que serían tus guardianes, que te protegerían y vigilarían día y noche, que no dejarían que te pasara nada malo. O puede que toda tu esperanza la pusieras en unas criaturas como nosotros, que ni siquiera sabías si existíamos o no. La verdad es que lo siento mucho, quizás en un principio fuimos algo parecido a lo que sale en tu folclore, y puede que alguna cosa la hayamos conservado, pero por favor no dependas de nosotros.
Supongo que esta cara no tiene sentido, y me cuesta escribirla porque, de hecho, no tengo ni la más remota idea de si le llegará a alguien o no. Pero necesito limpiarme mi consciencia, o por lo menos creo que es este es el motivo más obvio para escribir esto. ¿Por qué entonces se me hace tan difícil continuar?
Para empezar a contarte como es nuestra sociedad, formada por ángeles, debería explicarte que vivimos en una especie de jerarquía. Cada uno de nosotros tenemos un rango más o menos importante dependiendo de un factor extraño: las canciones. Es normal que te extrañe este concepto, pero las canciones son para nosotros nuestra única manera de interaccionar con los de tu especie. Son todas esas veces que sientes que algo está mal contigo, que algo en el ambiente es extraño, todas esas veces que piensas demasiado en cosas complicadas porque las circunstancias te han obligado a hacerlo, de repente notas que te cuesta respirar y por casualidad piensas en los de nuestra especie. Ahí es donde vienen ángeles cantando canciones imposibles de oír para los humanos. ¿Suena bonito? Bueno, el efecto de estas canciones no es del todo positivo. Evidentemente estos cánticos sirven para reducir tu dolor, pero a cambio se reduce tu esperanza de vida sin que tu lo sepas.
Esto no era siempre así, hubo un pasado donde las canciones solo servían para limpiar la tristeza en casos extremos. Pero eso no generaba suficiente cantidad de dolor para un ascenso rápido así que decidieron extraer con la tristeza años de la esperanza humana. Sí, somos ángeles y nos alimentamos de tu dolor mientras cantamos, humano.
Por eso te digo que no pienses en ángeles, olvídalos como aquellos que solucionan tus problemas, por favor no creas en nuestra existencia, aunque existimos. Quizás sea contradictorio, puede que esta carta no haga más que mal para mi causa, pero tengo miedo y necesitaba un confesor a quien contarle todo esto, alguien anónimo...
Desde muy pequeña me ha encantado cantar, así que no dudaba en acudir con rapidez a todo aquel humano que pensaba que me necesitaba, intentando ignorar que les quitaba años, era una criatura estúpida que cantaba para deleitarme con mi propia voz. No sentía pena por los de vuestra especie y mi rango crecía y crecía ganándome así odios y envidias de varios competidores. Pero entonces...
Entonces lo confieso, me enamoré de un ser humano al que había atacado, que creía mucho en ángeles. Siempre intentaba estar a su alrededor, y a veces incluso parecía notar mi presencia. Su obsesión por los ángeles era tal que todos los ángeles iban a por él. Yo los expulsaba como podía, los atacaba, incluso me llegué a convertir en una asesina por ese humano...
Los casos de asesinato entre ángeles son el pan de cada día, las envidias y ese rango constante que afecta a toda tu vida, desde tus pertinencias hasta tu boda, hacen que eliminar a competidores sea la opción más segura. Siempre tuve miedo cuando gozaba de buen rango que me acabaran eliminando, pero ahora que ya no me alimento y solo estoy a su alrededor lo sé, mi final esta cerca. He matado a demasiados para que me dejen en paz.
Pero esta carta no es para lamentarme, aunque quizás si que lo sea, ya no lo sé, pero humano por favor no creas en mi, piensa que es una mentira, olvídate de los ángeles, no existo.

Saludos,

De un ángel aburrida que empieza a perder la razón.

10 comentarios:

  1. A excepción de algunos errores de acentuación y signos de puntuación la historia me gustó. La idea de que los ángeles, aunque buenos, nos vayan matando poco a poco me parece muy original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los errores son mi perdición, espero ir mejorando.
      Gracias por tu comentario^^

      Eliminar
  2. "El destinatario no existe o la dirección es errónea". n_n

    Tienes algunos detalles de ortografía y dedazos, fuera de eso, me gusta la originalidad, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo más probable es que haya problemas con el correo, sin duda.

      Gracias por tu comentario ^^

      Eliminar
  3. Lucho para saber como se te ha ocurrido todo jaja :33 esta original.
    Al principio escribiste ''cara'' en vez de carta :)

    Saludos, me encantan tus relatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya error más tonto que he hecho. Buff, ni yo misma sé como se me ocurren esas cosas, solo tenía claro que quería hacer ángeles cantarines y a partir de ahí ha salido lo que ha salido.

      Gracias por el comentario y me alegro que te gusten.^^

      Eliminar
  4. Reconozco que algunas faltas de ortografía me hicieron perder el hilo, pero me ha gustado mucho tu idea. Personalmente, creo que la última frase sobra, sin firma quedaría mucho mejor porque la idea queda abierta. Puede que la carta la escribiese un ángel, sí sería lo esperable, pero ¿y si fue una persona cualquiera lanzando un grito desesperado a la humanidad? No sé... Me gusta la idea de los finales abiertos jajaja Pero ya te digo que eso es por gustos personales.

    La idea es muy original, me ha gustado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, de hecho me gusta esa versión tuya de la doble interpretación. Si te soy sincera esa última firma la escribí también para hacer dudar, quiero decir el "aburrida" hace que todo se tambaleé un poco. El contenido serio podía ser una broma o una historia para pasar el rato.

      Saludos^^

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Interesante... puede dar miedo eso de que los ángeles te succionen vida. En cierto punto me recordaron a los Dementores XD jaja

    Una corrección que no te han hecho. En una parte dice "Cada uno de nosotros tenemos un rango...", para mí es "Cada uno de nosotros TIENE un rango..."

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dementores... Tienes razón jaja no había relacionado.
      Gracias por la corrección, espero ir mejorando.^^

      Eliminar