domingo, 19 de enero de 2014

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha

¡Hola! Y aquí os traigo la que probablemente sea la entrada del libro más raro del año (aunque nunca se sabe).

Título: El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha
Autor/a: Miguel de Cervantes
Otros libros del autor/a: La Galatea, Novelas Ejemplares
Páginas: 1385 (en mi edición)
Formato original: libro
Adaptaciones: películas, series, cómics, (encontraréis de todo, seguro)

Te gustará si: te interesa lo que puedas saber de este clásico, no te importa leer algo denso y que en el momento en que dejes de prestar atención no tendrá sentido.

Ni lo intentes si: te asustan los tochos, no quieres ni ver algo con lenguaje extraño o no corriente para ti.

Sinopsis 
(todo el mundo sabe de que va el Quijote...)
Una parodia de los libros de caballería, realidad y ficción enfrentadas, juegos literarios por doquier, historias dentro de historias, sátiras, parodias y dos personajes que cabalgan por la mancha. ¿Quien no sabe de qué va el Quijote?

Opinión
En fin, ignorad la sinopsis. Empecé a leer el libro porque tenía que leer unos cuantos capítulos para el instituto y como sabía que tarde o temprano acabaría por leer el libro entero decidí que lo mejor que podía hacer era hacerlo ahora. Después de leerlo he de decir que siento como si hubiera cumplido un propósito de vida (vamos a exagerar, que es divertido). En cualquier caso es una lectura a ratos tediosa, pero que tiene también grandes momentos.

El estilo puede ser pesado en algunos momentos, sobre todo porque algunos de los momentos cómicos nos pueden costar de entender debido a la diferencia de época y de lenguaje. Aun así he de decir que problemas de lenguaje no he tenido demasiados, la dificultad está más en mi atención. Este es un libro en el cual si desconectas un momento de lo que estás leyendo lo más fácil es que te pierdas, más por el orden de las palabras (que desconcierta muchas veces) que por las palabras en si o la acción. Es por eso que recomiendo a todo el mundo que se acerque al Quijote con miedo o con respecto que lo lea muy poco a poco, quizás uno de mis mayores problemas ha estado justamente que he querido leer demasiado trozo seguido cuando yendo más lentamente se pude disfrutar muchísimo más. Sobre todo en una novela como esta, que tiene gran cantidad de episodios que se pueden leer por separado.

Una de las cosas que más destaca del libro son sin duda los juegos literarios y la metalitura que está por todas partes. Des de la creación del falso autor, las intervenciones de Cervantes como supuesto traductor (o más bien adaptador de la traducción) hasta las apariciones en la segunda parte del mismo libro o de la versión de Avellaneda. Sin duda un gran punto a favor des de mi punto de vista, estoy muy interesada en historias sobre historias así que siempre me encanta encontrarme con cosas de estas. Otra escena muy conocida y curiosa es sin duda la de la quema de libros, una pena que la mayoría de novelas no se conozcan.

Lo mejor de la historia para mi son los capítulos en los que aparecen tramas secundarias, concretamente me refiero a todo el trozo de las dos parejas, la infanta Micomicona, Cardenio... Y la historieta de El curioso Impertinente. Quizás sean las historias que más me han enganchado aunque sean de las menos conocidas. Des de mi punto de vista que Cervantes decidiera no incluir historias en la segunda parte por la gran cantidad de críticas que había recibido por ello es un gran error. Pero a aparte de estos pasajes el Quijote para mi va a ratos, algunos capítulos están bien, otros aburren, y así va variando.

Sobre los personajes tenemos a los dos protagonistas, sin duda el lector acaba hasta encariñándose con ellos, la simpleza y los refranes de Sancho y las locuras de don Quijote se contraponen creando una pareja muy bien definida y carismática. El enfrentamiento entre la realidad y la literatura o lo ideal es constante y al final como todo el mundo te hacen pensar hasta que punto el protagonista es un loco.

Resumiendo, no os prometo una lectura amena ni mucho menos, no os engañaré. Sin embargo creo que es un clásico que vale la pena darle una oportunidad, eso sí, con mucha calma, no os agobiéis ni intentéis hacer la locura que quise hacer yo de leer 100 páginas diarias (desistí en poco tiempo).

Lo mejor: juegos literarios, algunos capítulos o partes destacan.
Lo peor: en ocasiones se hace pesado, tienes que estar muy pendiente de lo que lees.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario