martes, 22 de abril de 2014

Anna Karenina, Lev Tolstói

¡Hola! Nuevo libro en el blog.
Título: Anna Karenina
Autor/a: Lev Tolstói
Otros libros del autor/a: Guerra y Paz, Resurrección
Páginas: 1128
Formato original: libro
Adaptaciones: películas y muchas otras

Te gustará si: no te dan miedo los tochos, quieres una novela con personajes característicos y bien desarrollados, tienes curiosidad por los clásicos, tienes algún especial interés en la sociedad rusa del siglo XIX, tienes tiempo libre, no te importa un desarrollo lento.

Ni lo intentes si: buscas un libro cargado de acción, quieres algo fácil de leer, tienes pánico a los clásicos.

Sinopsis
Todas las familias se asemejan; cada familia infeliz es infeliz a su modo” con esta frase da inicio a la novela famosísima Anna Karenina que entre las historias de diferentes familias y parejas conoceremos amores y hipocresía entre personajes que lentamente se irán desarrollando en una sociedad opresiva.

Opinión
Otro clásico que me apetecía leer a la vez que me daba algo de miedo por lo gordo que es el libro. Si os digo la verdad poco sabía del argumento o de lo que me iba a encontrar a lo largo de sus páginas, lo único sabía era que una novela de adulterio siguiendo la moda que imperó durante esa época y que el apellido del escritor sonaba a la descripción de lo que podía ser el libro (ignorad esto, un chiste malo, lo sé). Y sinceramente sin llegar a enamorarme me ha entretenido a ratos, hastiado a otros y en definitiva una lectura puede que demasiado larga pero que a ratos vale la pena.

La historia argumentalmente es simple. No tiene demasiado misterio y muchas veces es darle las vueltas a lo mismo una y otra vez. Pero aun así alguna intriga si que había y una de las grandes incógnitas que no se desvela hasta la página 600 más o menos (la mitad del libro) es si cierta pareja se quedará junta o no. Y aunque parezca poco trascendental es uno de los alicientes más potentes que en un inicio me hacían girar página continuamente. Necesitaba saber si iban a quedarse juntos. Y por ello encuentro muy positivo que la historia no se centre solo en el personaje que da nombre a la novela y su relación dando casi la misma importancia a otro personaje.
Un punto que me ha dejado algo descontenta es el final. Hay cierto suceso impactante que más o menos desde el principio imaginaba que sucedería, si bien no sabía el como y al leerlo creo que es la mejor opción y da una sensación de círculo cerrado siendo su primera y su última aparición en el mismo lugar, que me ha gustado. El problema han estado las 50 páginas más o menos que seguían a esa escena. Me han resultado totalmente innecesarias y que no acaban de llegar a ningún punto en concreto. Tengo que admitir que en esas últimas páginas hay un suceso que me asustó pensando que alguien podía morirse, pero aun así, aunque sé que no me hubiera gustado creo que sería mejor que se acabará con el primer suceso que os digo que ya me imaginaba a estas páginas en las que se supone que hay una gran revelación a un personaje pero no llegan a decir nada.

Curiosamente le tenía un poco de miedo (casi pánico y temblaba) pensando que el libro se me podía hacer demasiado pesado. Y para mi sorpresa, aunque no negaré que algunas conversaciones sobre agricultura rusa del siglo diecinueve me hastiaban, se lee bastante bien sobre todo por los capítulos tan cortos que tiene. No os engañaré, hay que tomárselo con calma, no es una novela que te puedas leer en dos días (si quieres seguir viviendo el tercero, claro está), pero algunos momentos entretienen y se llega a tener interés de vez en cuando por lo que pasa. Muy acertado también encuentro que la novela no solo se centre en Anna Karenina porque la variedad permite que este personaje no me haya frustrando tanto como podría haberlo hecho.

Y sí, aquí llego al punto en el que me desahogo, odio un poco (a muerte) a Anna Karenina. De acuerdo, no es para tanto, y hay que admitir que de vez en cuando no está tan mal como personaje, pero hay momentos en que sus celos y que se haga tanto la víctima me sacaban de quicio. El final es una buena muestra de ello. Aun así hay que decir a su favor, y de los demás personajes, que psicológicamente está bien construido.
Quizás un personaje que toleraba más haya sido Lyovin, aunque no dejo de pensar que a veces parece un poco tonto. En cualquier caso muchas veces se me hacía entrañable por esa mezcla de tantas cosas que puede llegar a ser. Y en algún caso me ha llegado a molestar pero a la vez me podía gustar. Sin duda contradictorio es poco lo que me ha parecido el personaje.
Solo podría destacar la estupidez de Karenin o lo interesante que se me hacia Oblonskí aunque fuera un vividor y un aprovechado.
El problema con las mujeres está que a parte de Karenina las otras quedan con un carácter poco definido y lo único que llegamos a ver es bastante convencional y aburrido para la época. Solo Kitty me llegó a interesar y principalmente por saber si se quedaba o no con quien se acaba quedando.

Resumiendo, si quieres leértelo hay que ir con calma, disfrutando a ratos, aburriéndote con charlas de algunos personajes demasiado centradas en problemas de la época a otros, sintiéndote exasperada o indignada con algunos personajes, y a la vez una parte de ti interesándose por lo que pueda pasar. Para mi Anna Karenina ha sido una novela de contrastes, pero si en 1100 páginas me ha hecho sentir tantas cosas tan diferentes ya ha conseguido algo.

Lo mejor: que en bastantes ocasiones sea hasta amena de leer, todo el argumento que involucra a Lyovin, los capítulos cortos que hacen más fácil la lectura, los contrastes que llegas a experimentar leyéndola
Lo peor: a ratos Anna Karenina,las últimas 50 páginas, te puede hacer exasperarte ver que estás leyendo y que aun te quedan muchísimas páginas por delante y a la vez gustarte (lo que decía contradictorio).


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario