viernes, 18 de abril de 2014

Jardín junto al mar, Mercè Rodoreda

¡Hola! Otra reseña para el blog. Siento estos días de poca actividad que ha habido por en medio.

Título: Jardín junto al mar
Título original: Jardí vora el mar.
Autor/a: Mercè Rodoreda
Otros libros del autor/a: Aloma, La plaza del diamante, Espejo roto
Páginas: 201 (en mi edición)
Formato original: libro

Te gustará si: te gustan las historias de enredos, con muchos personajes, de cotillas en general que quieren enterarse de todo lo que pasa en una casa.

Ni lo intentes si: buscas un libro con mucha acción o que enganche, buscas un libro largo y profundo.

Sinopsis
Un jardinero trabaja al margen de lo que suceda en la casa que lo rodea. O eso sería quizás lo que debería hacer uno modélico, pero no es el caso. No hay mejor posición que la de arreglar las plantas para enterarse de todas las historias y amoríos de los señores de la casa, de boca de sirvientes o de los mismos amos de la casa, el jardinero conocerá todos los secretos de la adinerada gente que veranea en la casa.

Opinión
Otro libro que he tenido que leer para el instituto, creo que es el último de este año. En esta ocasión la verdad es que no me hacía gran ilusión porque a medida que lo leía iba haciendo un trabajo además de ser un libro de Mercè Rodoreda que hasta el momento sus libros no me han acabado de gustar del todo. Mis expectativas iban bajas pero como siempre intenté convencerme. Como cada vez que leo un libro de un autor que no me acabó de gustar otro libro suyo, intento pensar que puede ser mejor, que me puede gustar, pero en este caso no fue así.

El estilo es más bien simple y la verdad es que habiendo leído su obra más conocida que es La plaza del diamante esperaba algo muy distinto, mucho más personal y simbólico que no el narrador que nos encontramos en la novela que en muy pocos momentos parece cercano a lo que está explicando. Es decir, por una parte veo una forma ingeniosa en esa manera de explicar toda la historia, a base de lo que le cuentan al jardinero, lo que oye o lo que averigua. Pero por la otra parte hace que todo lo que nos cuente, desde lo más dramático hasta lo más banal, se nos muestre muy distante para que el espectador entre a participar plenamente en la acción.
Es por ello que la ambientación de la casa donde los criados cuentan todos los culebrones que suceden al igual que algunos señores que le cogen confianza al jardinero está bastante lograda y es realista.
Aunque cabe decir que en ningún momento se me ha hecho pesada si que es verdad que abundan nombres de plantas que despistan un poco o por lo menos a alguien como yo que tiene un conocimiento nulo en el asunto.

La historia es bastante compleja en el sentido de que tiene muchos personajes y que si estás un poco despistado te puedes llegar a perder entre los nombres de los personajes y quien es cada uno. No es que sea un lío pero si que es cierto que para ser una historia de 200 páginas tiene, para mi gusto, demasiado personajes. Adoro que las historias con muchísimos protagonistas o personajes con importancia, pero en este caso el haber tantos no ha favorecido nada a la acción ya que para mi gusto tenían poco desarrollo o interés para el espectador y solo he sentido indiferencia por ellos.
El final para mi me ha servido para reafirmar esta sensación de indiferencia que he sentido por lo que pasaba, por los personajes y por el libro en general.
Los personajes aunque ya he dicho que se me han hecho muy lejanos y que se podían haber desarrollado más si que es cierto que parecen más puestos para simbolizar valores que otra cosa. Aun así es triste que ninguno de todos ellos haya causado algo en mi y quizás, solo quizás el narrador sea al que más conocemos y en algún momento podemos llegar a empatizar con él.

Resumiendo, una novela que desgraciadamente me ha dejado fría. Se lee rápida y no llega a aburrir, pero a la vez no me ha causado ningún tipo de interés. Supongo que depende de tus gustos, pero en cualquier caso se puede leer.

Lo mejor: rápida, no llega aburrir.
Lo peor: no ha causado ni interés, ni proximidad con lo que pasaba,


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario