sábado, 31 de mayo de 2014

Ensayo sobre la ceguera, José Saramago

¡Hola! Un nuevo libro que os traigo al blog.

Título: Ensayo sobre la ceguera
Título original: Ensaio sobre a cegueira
Autor/a: José Saramago
Continuación: se pueden leer independientemente, Ensayo sobre la lucidez
Otros libros del autor/a: Todos los nombres, Levantado del suelo
Páginas: 375
Formato original: libro
Adaptaciones: película

Te gustará si: te gusta leer sobre humanos en situaciones extremas, no te importa la parte desagradable del ser humano, te interesa especialmente la ceguera tanto física como moral (ya empiezo...)
Ni lo intentes si: buscas un libro dinámico, agradable y optimista, no soportas la animalización de los personajes...

Sinopsis
Una ceguera colectiva y que se contagia empieza a afectar a la humanidad. Por ello el gobierno decidirá poner en cuarentena a los ciegos, amenazándolos que si salen serán asesinados. Pero encerrados, sin ver y desorganizados los humanos desarrollarán conductas imprevisibles.

Opinión
Este es un libro del que había oído mucho hablar pero que realmente no tenía ni idea de que me podría encontrar él. Es de esos títulos que encuentras en muchos sitios pero por algún motivo nunca te acabas de enterar de que van, las sinopsis no se te quedan y tampoco sirven de mucho, pero por algún motivo lo poco que sabía fue suficiente para comprarlo. Por suerte ha sido una lectura interesante.

Quizás la historia en sí, tal cual, es extraña. Nadie podrá decir que la idea de una ceguera colectiva contagiosa sea de lo más normal, pero está claro que es casi un pretexto para desarrollar conductas humanas extremas. Aunque ya el pretexto en sí, sea significativo, son ciegos, no podían ser otra cosa y desde luego está claro que es el libro ideal para tener miedo a quedarse sin vista. Pero en líneas generales podría decir que estos comportamientos son los mismos que en cualquier situación extrema, mundo post-apocalíptico donde nadie confía en nadie, convivencias forzadas de gente muy diferente entre otras. Si te gustan ese tipo de historias este libro es perfecto, y la ceguera le da un toque aún más desesperante a todo. Sobre todo la figura de la única que ve entre todos los ciegos refuerza la idea
De hecho en este sentido quizás todo lo que llega a pasar en el libro puede ser fuerte y muy desagradable, y contra la situación de los personajes algunos pasajes son bastante gráficos. El progresivo deterioro humano me ha parecido muy realista, y eso es lo que más “miedo” da en este libro, que en el fondo, si nos volviéramos todos ciegos de repente, ¿quién podría asegurar que seguiríamos cuerdos? Pero aun así, aunque parezca que todo es desagradable de vez en cuando destacan, sorprendiendo, algunas relaciones y acciones que desprenden bondad.
Puede que el final sea lo que menos me ha gustado porque esperaba algo más impactante después de un nudo tan completo en ese sentido. Está claro que para el autor no tenía importancia el desenlace y lo que realmente importa es el casi “experimento” que se lleva a cabo en todas sus páginas.

El estilo es una de las mejores cosas para mi de esta obra aunque quizás pueda resultar algo denso. Sobre todo por el hecho de incluir diálogos dentro del texto (sin ser diferenciados por guiones, condensándolo todo) y lo que es más, casi sin puntos y a parte. No sé si pretendía dejarnos ciegos a los lectores (juego de palabras fácil, qué conste que el autor hace muchos con ceguera, ojos y demás), pero a mi me ha dificultado algo la lectura. No me ha enganchado, pero es un libro con un gran estilo, con un narrador que va participando de vez en cuando, y que tiene frases para los amantes de rayar libros (entre los que no me encuentro, aunque quede claro que leer frases buenas a todos nos gusta).
Y también con referencia al estilo tengo que comentar esa ambientación que crea el autor, como ya he dicho antes en decadencia, casi terrorífica, desagradable y putrefacta (aquí un ejemplo de como pasarse con la adjetivación).
En estas cosas soy una persona “sensible” en el sentido de que si me hablan de una parte de mi cuerpo en concreto me la noto con más insistencia, así que en este caso me obsesionado un poco con que haría si de repente me quedara ciega (aprender braile, “leer” todo audiolibro existente...), creo que todo el mundo se lo ha planteado alguna vez, pero este libro te hace pensar más en ello supongo.

Los personajes quizás sean lo que menos destaca en el libro, y supongo que principalmente porque ninguno tiene nombre y la mayoría no se nos presentan muy definidos. Son ciegos, y el autor llega a decir que como tal no necesitan diferenciarse, la ceguera llega a ser una especie de “desconfianza igualadora”. Aun así destaca, más por su función, por lo que puede llegar a sentir y porque hasta cierto nos podemos identificar con ella que por su carácter, la mujer del médico, la única que ve entre los ciegos y que no por ello es menos desgraciada, sino es que lo es más.
También podría destacar la relación entre la mujer de las gafas de sol y el anciano. En medio de tanta ceguera es algo positivo y casi esperanzador.

Resumiendo, es una buena lectura, muy interesante en contenido, aunque no recomendable si no queréis leer sobre cosas desagradables, y sobre todo, con un estilo impecable aunque algo denso. Aun así creo que todo el mundo debería darle una oportunidad porque no deja indiferente y aunque no te encante, hace pensar.

Lo mejor: estilo, la brutal realidad del libro,
Lo peor: quizás se puede hacer algo pesado, el final no me ha convencido (o esperaba otra cosa).

Hasta aquí mi aburrimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario