jueves, 15 de mayo de 2014

Kyou Koi wo Hajimemasu, Minami Kanan

¡Nuevo manga en el blog! No esperaba acabar este manga ahora, pero mira una se pone a leer y pasa lo que pasa.
Título: Kyou Koi wo Hajimemasu (Hoy empieza nuestro amor)
Extensión: 15 volúmenes 99 capítulos
Formato original: manga
Adaptaciones: ova, live action
Autor original: Minami Kanan
Otras obras del autor/a: Honey x Honey Drops

Te gustará si: te gusta el shoujo, buscas uno largo y entretenido, con una pareja muy bien definida, centrado únicamente en sus problemas como personas y como pareja.
Ni lo intentes si: el shoujo no es tu género o no te quieres arriesgar con mangas muy largos, todo lo que sea un poco cursi te da repelús y las protagonistas si actúan sumisas también.

Sinopsis
A Tsubaki le encanta peinar a los demás pero por mucho que lo intenta no cree que a ella le puedan quedar bien. El primer día de instituto, decidirá ir con un peinado discreto y disgustada por no ser la que tiene las notas más altas en el examen de ingreso conocerá al chico que la ha superado, que le causará muy mala impresión: Kyouta. De alguna manera ella se enfadará y le cortará el pelo y él a cambio le robará un beso.
Opinión
Con este manga me pasó algo curioso, hace muchos años (quizás solo uno o dos) leí el primer capítulo en una temporada que “probaba” mangas shojo sin quedarme realmente a leer ninguno, pero sin llamarme demasiado la atención y considerando bastante extraño esta manera de empezar (porque sin duda cortar el pelo al primer chico que conoces no es lo más normal), lo abandoné y no volví a pensar en él. Pero más tarde fui descubriendo un montón de opiniones positivas sobre el manga, por todas partes, que hicieron que al final me animara a darle otra oportunidad (si es que aquel primer intento era una oportunidad). Realmente ha valido la pena en general, y como shoujo es una obra bastante recomendable.


La historia empieza de esta forma y en un principio se base en la fase pre-pareja por decirlo así que dura más o menos unos 20 capítulos (perdonad mi falta de memoria) que engancha una barbaridad, más tarde todo el desarrollo de la pareja y los últimos casi 30 capítulos que tratan más del futuro de los protagonistas. Y aunque normalmente que los mangas shoujos se centren en una sola pareja me aburre en este creo que está lo suficientemente bien llevado, en general, para que le perdone a la autora que solo se centré en estos dos. Porque la pareja protagonista será suficiente para entretenerte en los capítulos, son personajes que evolucionan y que aunque quizás no se escapen de los tópicos del género si que es verdad que algo de personalidad desarrollan.
Un aspecto que me ha gustado mucho es el rumbo que toman esos 30 capítulos finales, todo el arco de la protagonista buscando lo que quiere hacer en el futuro. Es cierto que en la mayoría de shoujos la chica al final descubre su vocación de repente, de manera inesperada y rápida. Pero en este caso, se entiende, porque la familia tenia grandes expectativas y como el carácter de Tsubaki ha ido evolucionando. Creo que toda esta temática no tan romántica y más de crecimiento de la protagonista me ha gustado mucho y me ha dejado con un buen sabor de boca. De hecho me los leí del tirón y fueron un gran punto a favor y de lo que más me acuerdo, dicho sea de paso.
También tengo que comentar en este apartado que por una vez un shojo me ha dejado satisfecha con el final que le dan a la pareja, que si, que es muy típico, pero creo que es una buena manera de acabarlo todo, y por una vez no hacer un salto tan grande y pareciéndome creíble el final.


Mi problema con este manga sea quizás que hay una gran diferencia entre el interés que te despiertan algunos trozos con otros. No os negaré que dejé pausada la lectura del manga por más de dos meses (otra vez problemas de memoria y exageración, quizás fuera uno, o muchos más), en el capítulo 66 (creo recordar) y con una vagancia importante para retomarlo. Creo que por el medio me han sobrado algunos capítulos y que no hacía falta que fuera tan largo. Aunque después compensa con algunas partes que enganchan mucho, también es verdad.
Algo a favor de la autora es que es uno de los mangas shoujo más “explícitos” en cuanto a sexo se refiere. De hecho todo esto y la manera en que trata la relación la autora sin salir del mundo happy flower dramático de los shoujo (olvidad esta manera de designarlos, no tiene sentido, lo sé) llega a hacerlo algo más realista que la mayoría.
Los personajes solo destacan los dos Tsubaki. Me parece muy curioso eso que los dos se llamen igual, pero a parte de eso tengo que destacar positivamente a la protagonista. Que aunque a veces su sumisión a ciertas cosas y su manera de pensar me cansara un poco en la mayoría del manga se me ha hecho bastante soportable y sobre todo, insisto su evolución hacia el final me ha parecido muy positivo. En cuanto a él, no es de mis personajes masculinos favoritos, la verdad, porque para mi no ha destacado tanto, pero no me ha caído mal.

Resumiendo, es un buen manga shojo quizás le sobran algunos capítulos pero en general tiene buen ritmo y unos personajes bastante aceptables. La verdad es que me ha sorprendido para bien y creo que a todo fan del shoujo debería darle una oportunidad.

Lo mejor: algunas parte realmente adictivas, puede que no sea tan irreal como el shoujo típico.
Lo peor: esos “parones” al ritmo frenético que tiene, quizás hubiera estado bien algún secundario con importancia, aunque creo que la historia de estos dos ya se vale por si sola.


Hasta aquí mi aburrimiento.

2 comentarios:

  1. Me encanta este manga, tiene tópicos pero me gustaron y para lo largo que es la relación entre los protagonistas está muy bien llevada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en general es un buen manga shojo, solo algún capítulo que me ha sobrado.
      Saludos y gracias por el comentario^^

      Eliminar