viernes, 29 de agosto de 2014

Jane Eyre, Charlotte Brontë (libro)

¡Hola! Nueva reseña en el blog. Un clásico muy conocido por todos en esta ocasión.
Título: Jane Eyre
Autor/a: Charlotte Brontë
Otros libros del autor/a: The professor, Shirley, Villete
Páginas: 646
Formato original: libro
Adaptaciones: https://en.wikipedia.org/wiki/Adaptations_of_Jane_Eyre (y seguro que hay más)

Te gustará si: te gusta la novela romántica, no te importa los libros con un ritmo lento y sin demasiada acción, te gusta la novela situada en el pasado o no te importa.
Ni lo intentes si: buscas algo con acción por doquier, un libro corto, no te gustan los libros situados en épocas pasadas...
Sinopsis
El libro sigue la vida de Jane Eyre, desde que apenas era una niña hasta que llega a ser una adulta. Su vida no será un camino de rosas, ya desde muy pequeña y huérfana tendrá algunos problemas con los familiares con los que vive.
Pero aun así, su vida dará muchas vueltas y tendrá tiempo para pasiones, encuentros y todo tipo de emociones.

Opinión
Jane Eyre es un clásico que le tenía muchas ganas desde hace bastante tiempo. Es cierto que no sabía muy bien que me iba a encontrar en él, pero sabía que era uno de esos clásicos que suelen gustar a mucha gente y lo cierto es que desde que leí Cumbres Borrascosas tenía aún más ganas de leer para ver como era la prosa de otra de estas hermanas. Puedo decir que ha sido una lectura agradable y que he disfrutado bastante.

Algo que me sorprendió gratamente desde el principio fue que estuviera narrado en primera persona. No tengo nada en contra de las terceras, pero si que es cierto que disfruto normalmente más de las primeras. El caso es que la mayoría del libro es bastante ameno, de acuerdo que no se lo recomendaría a alguien que empieza a leer, pero aunque tiene un ritmo lento la prosa te envuelve de una forma en la que no te cansa y sigues pasando páginas. No os mentiré, tampoco me ha enganchado o por lo menos no todo el rato, pero si que ha habido momentos en los que tenía interés por saber como acabaría todo o como iba a seguir.

La historia tiene sus partes muy diferenciadas, o por lo menos yo las he visto muy claramente según el sitio donde vivía Jane. Aunque está claro que la principal y más larga es su estancia como institutriz no por ello dejan de ser importantes las etapas de formación o la posterior. Quizás incluso esperaba que pasaran más páginas antes de que la protagonista fuera a casa del señor Rochester, así que su estancia en la escuela se me hizo bastante corta.
Algo que me gustó mucho fue toda la ambientación que desprendía la casa, que sin ser lo principal saber que algo extraño había ahí dentro. Quizás me fijé en esto porque la relación amorosa me ha acabado gustando pero en un principio no sabía a que atenerme, supongo que desde los pensamientos de la protagonista en un primer momento son confusos con respecto a su amo y casi en seguida desembocan en unos celos que por ello, me parecieron desmesurados. Poco a poco fui entendiendo más los sentimientos de ambos así que quedé contenta con ello. Y tras cierta revelación quizás un poco de melodrama pero inesperada, aunque imaginaba el futuro de ambos me mordía las uñas por saber como llegaría ese momento.
Es tras este suceso cuando quizás sucede la parte del libro que más propia de un culebrón me ha parecido. Cierto encuentro por casualidad con unas personas y cierto dinero me parece demasiado oportunista. En serio, tras conocer la identidad de esas personas no pude evitar reír un poco, pero en fin, lo he perdonado a medias porque en general me ha hecho disfrutar bastante la lectura. También un punto del final algo que tiene que ver con cierta recuperación parcial casi milagrosa me pareció que no hacia falta, que prefería que se hubiera recuperado nada y cierta recepción de una voz. Aun así, con estos defectos incluidos, la historia ha conseguido interesarme y entretenerme bastante.
Un aspecto que me llamó la atención positivamente ha sido que los dos personajes principales no sean guapos. De acuerdo, quizás no son horribles, pero en varias descripciones y diálogos salen referencias a que ni Jane ni el señor Rochester son de gran hermosura. Lo digo porque a veces parece que solo se enamoran los guapos.

Los personajes son un punto que en general me ha dejado satisfecha. Con la protagonista tengo sentimientos contradictorios ya que como ella misma se llega a describir puede ser muy sumisa en ocasiones y en otras muy rebelde. Y aunque tenga sentido a veces sus cambios de actitud con respecto a alguien me parecían algo repentinos. Sin duda prefiero los momentos en que saca el carácter que lleva dentro y no se deja someter a nadie, en estas circunstancias son en las que más me gusta la protagonista.
Rochester en un principio no acababa de convencerme, a veces es demasiado orgulloso y cuando hace declaraciones de amor se puede volver tremendamente cursi. Aun así hacia el final con todo lo que ha pasado es cuando este personaje se vuelve más humano y me ha acabado convenciendo.
Un personaje más secundario pero que resultó bastante de mi interés fue St. John, con sus creencias férreas, su manera de reprimirse. Me ha resultado curioso, a ratos me daba pena y lo comprendía pero también es cierto que no compartía sus ideas.

Resumiendo, ha sido una lectura amena y agradable. Tenía unas expectativas muy altas y quizás por ello me haya quedado un poco menos entusiasmada de lo que me hubiera gustado, pero aun así vale mucho la pena y recomiendo el libro a todos los amantes del romance y que se quieran acercarse algún clásico, porque aunque es largo no es demasiado denso.

Lo mejor: entretiene, interesa lo que va ocurrir, los personajes...
Lo peor: que algunos puntos se resuelven de una forma un poco oportuna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario