lunes, 1 de septiembre de 2014

Mangas Cortos: Michiru Heya + Onani Master Kurosawa

Os traigo otra recopilación de mangas. En este caso dos mangas “más o menos” cortos que comparten más bien poco y quizás solo se parecen por ser obras con drama.

Título: Michiru Heya
Significado del título: Habitación llena
Extensión: 13
Formato original: manga
Autor original: Nekota Yonezou

Te gustará si: te gusta el yaoi, el drama y el romance, quieres algo corto y que enganche.
Ni lo intentes si: no soportas el yaoi, quieres algo alegre y cómico.

Sinopsis
Reno tiene un nuevo compañero de habitación, Roger sobre el que corren rumores por todas partes. En el instituto de chicos al que van le llaman Casanova y dicen que vende su cuerpo a cualquiera que disponga de dinero para pagarle. La curiosidad de Reno irá en aumento y lo que en un principio era solo una amistad se irá convirtiendo en algo más.

Opinión
Este manga me sorprendió gratamente. Ya había leído parte de otros mangas de la autora como Elektel Delusion que fue entretenido y más recientemente Kamisama no Ude no Naka que tiene historias bastante buenas. Así que cuando encontré Michiru Heiya decidí probar con él de tal manera que me lo leí de un tirón de lo que me ha llegado a enganchar.

De acuerdo, quizás no sea nada del otro mundo, pero es un manga que por su sencillez resulta rápido de leer y con unos toques dramáticos bastante bien conseguidos. La historia es simple, pero tiene su encanto de ver como van creciendo los sentimientos de los dos.
Lo mejor de todo es que aunque sea solo un manga de 13 capítulos no da la sensación de ser incompleto sino que, por lo menos a mi, me ha dejado bastante contenta y solo le podría pedir a la autora que hiciera alguna historia de algún secundario. Aun así tampoco he pensado que lo necesitara demasiado.

Los personajes son un punto que me ha gustado bastante. Sobre todo Roger es adorable como vamos conociendo lentamente su pasado y todos sus traumas. Y de hecho es lo que más vale la pena el personaje en si. Reno está bien, pero no deja de ser demasiado el estereotipo de “mono” para mi gusto. Pero los he visto de peores así que no me quejaré.

Resumiendo, un manga cortito que vale la pena leerlo de una sentada para los fans del yaoi y el drama. No es que sea increíble, pero si que es agradable y se disfruta bastante.

Lo mejor: corto, el drama y el personaje de Roger.
Lo peor: nada en concreto



Y otro manga de una temática muy diferente.
Título: Onani Master Kurosawa
Significado del título: Kurosawa maestro de la masturbación
Extensión: 31
Formato original: manga
Autor original: Ise Katsura (Guión) y Yoko (Dibujo)

Te gustará si: no te importan los personajes diferentes, eres suficiente abierto de mentes para que el argumento no te parezca un despropósito.
Ni lo intentes si: no toleras leer sobre gente pervertida o con ideas contrarias a las tuyas, no te gustan las historias sobre segundas oportunidades.

Sinopsis
Kurosawa es un adolescente con una obsesión: la masturbación. De hecho cada día después de clase se esconde en un baño femenino que casi nadie usa y se da placer imaginando como viola alguna de sus compañeras.
Un día será pillado y a partir de ese momento las cosas irán cambiando para Kurosawa.

Opinión
Lo empecé a leer porque lo recomendaban para quien le hubiera gustado el manga Koe no Katachi, y como este segundo manga de momento me ha encantado decidí darle una oportunidad al que os estoy reseñando. Si bien hasta la mitad no guardan ningún parecido, es cierto que tratan los dos el tema de cambiar y de las segundas oportunidades. Y aunque este del que os hablo no enganche desde el principio, una vez te vas metiendo en la historia vale la pena.

Quizás uno de los problemas que le he encontrado al manga es que empieza bastante flojo. De acuerdo que la idea es original y hasta cierto punto puede impactar a lo que se dedica cada día el protagonista, pero en un principio solo nos encontramos con un protagonista que sorprende por su manera de ser y que recuerda (con enfoques en el dibujo incluidos) a Light Yagami de Death Note. Puede que algunos os repela este tipo de persona, pero a mi me despertaba interés pero no me llegaba a enganchar, sabía que lo seguiría leyendo pero con calma.
Pero poco a poco esta situación de monotonía empieza a cambiar y el manga toma una dirección más firme, la del cambio de este personaje. Es aquí cuando las cosas se ponen más interesantes, cuando surge el amor y llega a aparecer algún momento bastante emotivo. Sobre todo uno que tiene que ver con pintar los sueños o con un personaje que sigue intentando hacerse amigo del protagonista. También es cierto que puede que sea un poco increíble ese cambio tan repentino, pero a mi me acabado por convencer.
Lo que me ha sorprendido más del manga es con quien se acaba quedando el protagonista. Casi desde el principio me había figurado que se quedaría con una chica, pero al final aparece otra de la nada que aunque ya la conocíamos no tenía casi relación con el protagonista. Aun así, tiene sentido dentro de la historia así que no me quejo.

Un punto que a muchos os puede tirar atrás es el estilo de dibujo, pues a veces parece como si no estuviera acabado y solo fueran bocetos. En mi caso en un principio me incomodaba un poco pero al final te acabas acostumbrando. También tengo que decir que aunque el título sugiera lo contrario no hay que yo recuerdo dibujos explícitos sobre relaciones sexuales y la mayoría se intuye.

Como ya he dicho el protagonista es un personaje que destaca por su personalidad atípica que acabará transformándose, pero también destacan otros personajes como Kitahara con todo su odio o el chico que dirigía el grupo de “otakus” (no recuerdo su nombre) con su amistad o Tanigawa con sus conversaciones en la biblioteca cuando llovía.

Resumiendo es un manga del que en un principio no sabía que esperar e incluso me aburría que poco a poco a lo largo de 31 capítulos explica una historia bastante completa. Si no os tira para atrás la sinopsis os animo a leerlo si os gusta el drama, las segundas oportunidades.

Lo mejor: el drama en él, los personajes y como evolucionan.
Lo peor: el principio parece no ir a ninguna parte, que puede ser demasiado optimista al final...


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario