viernes, 17 de octubre de 2014

El bolígrafo de gel verde, Eloy Moreno (libro)

¡Hola! Y un libro más para el blog.

Título: El bolígrafo de gel verde
Autor/a: Eloy Moreno
Otros libros del autor/a: Lo que encontré bajo el sofá
Páginas: 389
Formato original: libro
Enlaces de interés: http://www.eloymoreno.com/

Te gustará si: te gusta leer más por el estilo que por la historia, quieres reflexiones, drama, segundas oportunidades...
Ni lo intentes si: quieres un libro con mucha acción, buscas algo sumamente original o sorprendente.

Sinopsis
Ir al trabajo, besar a la mujer por costumbre más que por pasión, no poder dedicar tiempo a tu hijo... Estos problemas son los que preocupan al protagonista de esta novela que se siente atrapado por una rutina de la que no sabe salir, hasta que un día decida hacer un pequeño paso inesperado intentando así romper el ciclo: comprar un bolígrafo de gel verde.

Opinión
Hace unos años este libro aparecía en gran cantidad de blogs, en un montón de concursos que lo sorteaban, y lo cierto es que como no tenía ni idea de que iba exactamente me entraron muchas ganas de leerlo. Sin embargo con el paso del tiempo me fui olvidando del libro y hasta que el autor no reapareció con su segunda novela no me decidí por esta novela.
Tras toda esta peripecia tuve la mala suerte de ser idiota, cegarme por el precio y comprarme una traducción. Ignorando este detalle, aunque me dé mucha rabia, tengo que decir que en líneas generales he disfrutado bastante la novela.

Si solo buscáis un libro por su historia más os vale iros a otra novela. O por lo menos esa es la sensación que me ha dado a mi, porque la mayoría del libro nos describe sentimientos y sensaciones siendo la historia un punto poco importante y que incluso me ha decepcionado.
No me malinterpretéis, no esperaba un argumento muy completo ni que se centrara en la acción, el problema está en que creo que lo poco que pasa no me gusta y siendo algo más concreta el final me ha dejado con un mal gusto en medio de mi opinión que iba siendo positiva.
¿Cuál es el problema con el final? Sin decir nada de lo que paso puedo deciros que llega a ser demasiado “qué bonito es mi campito”. Vale, ignorad esto, pero si que es verdad que el autor se decide por hacer un final idealista, conveniente, repentino y que para mi no acababa de concordar con toda el tono que tiene la historia. De hecho, he de decir que en todo el transcurso de la historia vivía casi con ansiedad por saber como narices iba a solucionar el panorama tan negro que vive el protagonista, y en cambio me ha decepcionado. Sí, soy rarita y contradictoria, lo sé.
Sin embargo, no todo en la historia es negativo. Por ejemplo me parece original como la historia empieza por una “pequeña revolución”, la de comprar el bolígrafo verde. Aun así, también es verdad que, como decía antes es idealista hasta el punto que el momento de peregrinación que tiene el protagonista llega a ser muy exagerada (y masoquista, que manera de forzar el cuerpo).
También algo que a veces me molestaba era como se exagera en lo que destroza la rutina. De acuerdo, hay poco tiempo, pero yo creo que muchos de los problemas del protagonista no se solucionarían con más tiempo, el problema también tenía otros fundamentos para mi.

El estilo como digo es una de las cosas que más me ha gustado del libro. No llega a hacerse pesado, pero tampoco diría que es dinámico del todo. Lo que si puedo decir es que vale la pena leer cada frase del libro. Aunque a veces me sonaran un poco a tópico y otras se repiten muchas veces para hacer hincapié, cansando al lector, en general he disfrutado leyendo las ideas que se exponen y sobre todo la ambientación que logra crear el autor. Desde luego te mete de lleno en esa especie de angustia contrarreloj (el término también podéis pasarlo por alto) y para mi, solo por eso, ya vale la pena.

Para mi de los personajes destaca principalmente el protagonista. Principalmente, porque el nos cuenta su historia y conocemos como se siente en cada momento, es imperfecto y a veces se me hacía entrañable además de un personaje bastante real. En cambio los otros personajes no acaban de destacar demasiado, o por lo menos a mi no me han acabado de llegar a interesar lo suficiente.
Un punto curioso respecto a los personajes más secundarios era como nos contaban sus historias en pocas líneas, pero lo suficiente para entender muchas cosas. Estos trozos de presentación estaban muy bien hechos para que después los personajes, en su mayoría no acabarán de tener importancia.

Resumiendo, no es un mal libro para aquellos que os gusten las reflexiones (aunque a veces me parecían típicas o idealizadas) y para los que busquéis un buen estilo. Sin embargo la historia no destaca demasiado, así que no os lo recomiendo si buscáis acción.

Lo mejor: estilo, el ambiente que crea el autor con esa especie de angustia que se respira en el libro
Lo peor: la idealización, exageración...


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario