jueves, 30 de octubre de 2014

El guardián entre el centeno, J.D. Salinger (libro)

¡Y otro libro bastante famoso llega al blog!

Título: El guardián entre el centeno
Título original: The catcher in the rye
Autor/a: J.D. Salinger
Páginas: 226
Otras obras del autor: Nueve cuentos, Franny y Zooey
Enlaces de interés:
http://salinger.org/

Te gustará si: no te importan los libros donde la acción no tiene ninguna importancia, te gusta o interesa leer sobre los pensamientos de un adolescente peculiar.
Ni lo intentes si: te aburres con facilidad si lees algo sin acción, empiezas a leer y no soportas al protagonista...




Sinopsis
Holden Caulfield ha sido expulsado de otro instituto, así que decidirá hacer un poco de todo para evitar dirigirse a casa de sus padres. A partir de esta premisa acompañaremos al joven protagonista en su periplo y sobre todo en sus pensamientos sobre las personas, la sociedad, entre otras muchas temáticas.

Opinión
Otro libro que tenía muchas ganas de leer aunque tenía poca idea de que me encontraría. Además las opiniones de este libro son muy extremas o no entienden nada o les encanta. Claro que habrá gente que le deje indiferente, pero si que es verdad que estos no son la mayoría. En mi caso en un principio no sabía que esperar y no conectaba con el libro, pero a medida que iba pasando páginas, sin llegar a ser maravilloso, me iba quedando más contenta con lo que leía y sobre todo con el protagonista.

La historia es casi lo menos importante del libro. O por lo menos es lo que a mi me ha parecido, que si buscas un libro donde el argumento sea lo más importante, la acción abunde o hayan giros totalmente inesperados, aléjate. Como digo ya en la sinopsis, seguimos a un chico paseando, haciendo un poco lo que le da la gana, pero en la gran mayoría, por no decir en todo el libro, la acción no es de interés del lector.
Por todo ello el final tampoco es demasiado impactante, aunque si que he de decir que las frases finales me gustaron mucho.

El estilo es en todo momento muy fácil de seguir, incluso es ágil y ayuda mucho la voz narrativa en primera persona que llega a decir de él mismo que no tiene un léxico de gran extensión. Tampoco es que crea que es el caso, o no de forma absoluta, pero si que es cierto que, generalmente, no nos encontramos con dificultades en su lectura.
Sin embargo también tengo que decir que si bien a mi no se me ha hecho nada pesado, (al contrario, me ha entretenido bastante) estoy convencida de que si no te gusta lo suficiente la manera como está contado, no vas a soportarlo y quizás te parezca un tostón porque el protagonista tiende a repetirse y a pensar que a mucha gente puede repeler, desde considerarla inmadura, hasta pensar que es brillante. De verdad creo que si os planteáis leer el libro, y pasar un buen rato empezad unas páginas y si el estilo no os gusta no creo que os convenza por mucho que lo leáis entero.
Puede sonar contradictorio con lo que decía que en un principio no acababa de entrar del todo en los pensamientos del protagonista, pero creo que en mi caso se debía más al momento y circunstancias que el libro en sí.
Algo que me parece muy curioso del estilo es la sencillez con que el protagonista escoge los adjetivos y la manera de expresar sus sentimientos. Quiero decir con esto que en el libro muchas veces el protagonista se siente enfadado o deprimido, pasa de un estado a otro con una rapidez increíble. Lo más curioso del todo es que creo que si hubiera estado explicado desde una tercera persona hubiera maldecido al autor por tener un personaje tan variable, pero al estar en esta primera, que sea tan voluble no me parecía extraño, es más, lo hacia ser un personaje más real y me hacía verlo como un personaje, en parte, infantil (cosa que él mismo también plantea).

La ambientación en sí es algo decadente en el sentido que crea un ambiente de hoteles, taxis y calles que para mi sirven para reforzar la sensación de soledad e incomprensión que vive el protagonista. A la vez, nos sirve de reflejo de esa parte de personalidad más irreverente que tiene Holden.

Como ya habréis notado si habéis leído mi reseña hasta esta parte, casi lo más importante para mi de la novela es el protagonista. En un principio sus comentarios me parecían entretenidos sin más, pero aun con todo el mal humor, las locuras que le entran de vez en cuando y su odio continuo hacia todo el mundo, me gustaba. A veces me parecía un niño que aún tiene que crecer, otras me parecía un interesante adolescente casi adulto con ideas curiosas y con el que no me importaría hablar. Cuando hablaba de su hermana pequeña me parecía adorable, en serio, por lo que contrastaba. Para mi este libro merece la pena por este protagonista tan completo, aunque lo odiéis si lo leéis (y sé de muchos que lo hacen) estoy segura que os habrá gustado conocerlo, o eso espero.
Aparecen más personajes, pero la mayoría no tienen importancia por si mismos y la tienen más en relación a Holden. Por ello vuelvo a destacaros al protagonista y advertiros que quizás lo haya idealizado un poco en mi descripción (yo y mis personajes atormentados...).

Resumiendo, me ha acabado convenciendo el protagonista, tanto, que lo único que para mi tenía importancia era él. Si no os molesta leer sobre un personaje bastante complejo y raro que no para de pensar en una cosa tras otra y divague bastante, adelante creo que os va a gustar.

Lo mejor: Holden (no había quedado claro, ¿verdad?)
Lo peor: aunque el protagonista me haya gustado mucho, creo que me ha faltado algo para que este libro hubiera sido más especial para mi.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario