lunes, 29 de diciembre de 2014

Ookami Shoujo to Kuro Prince, TYO Animations (anime)

¡Y otro anime más!
Título: Ookami Shoujo to Kuro Prince
Significado del título: La chica del lobo (mentirosa, por el cuento de Pedro y el lobo) y el Príncipe negro
Extensión: 12
Formato original: manga
Adaptaciones: anime
Estudio del anime: TYO Animations.
Autor original: Hatta Yuki
Otras obras del autor/a: Warui Ko no Mikata, Order wa Boku de Yoroshii desu ka?

Te gustará si: has leído algo del manga y te ha gustado, buscas una comedia romántica simple, no te importa que las protagonistas sean un poco tontas.
Ni lo intentes si: no soportas los shojos o no te apetece, buscas uno con una protagonista fuerte o con decisión...
Sinopsis
Erika es una adolescente que, al cambiar de clase, no sabe que hacer para encajar en ella. Desesperada acabará relacionándose con dos chicas que solo hablan de sus novios, por ello Erika se inventará que tiene un novio, la mentira se le irá de las manos y acabará por enseñarles la foto de su supuesto novio, que casualmente es el chico popular del instituto, Kyouya.
Erika acabará por pedirle que sea su novio ficticio y cuando él acepte se dará cuenta que no es oro todo lo que reluce...
Opinión
Este es un anime que he visto solo porque sigo el manga desde hace tiempo y al enterarme de que lo adaptaban quería ver qué tal lo hacían, aunque si os he de ser sincera tampoco es que sea gran fan del manga y más bien lo leí por ser shojo (y yo en este género me trago casi de todo), y ser corto. Por lo menos puedo deciros que si os gusta la comedia romántica y no os importa demasiado el argumento este anime es para vosotros, os entretendrá sin más durante 12 capítulos.

La historia como digo es bastante mala, sigue el romance entre estos dos y no encontraréis nada fuera de lo habitual dentro del género shojo. Puede que la presentación de que el chico “maltrate” a la chica en gran manera sea el gran punto en el que quiera sustentar su originalidad y diferencia, pero para mi gusto no es suficiente y menos cuando en el fondo el chico sigue siendo un trozo de pan como todo buen protagonista de shojo.
A parte de esto tiene los típicos giros argumentales en los que la protagonista tiene una crisis por no sentirse lo suficientemente querida y al final ello acaba como todos esperábamos. No os digo que sea malo, pero si que es verdad que dentro de lo que una está acostumbrada en el género es bastante mediocre así que no lo recomiendo para nadie que no le apetezca algo muy ligero o a cualquier fan del shojo y que no le importe la calidad con tal de que le entretengan.
El final es lo que podemos esperar de un anime que adapta un manga que aun no está acabado, incompleto y dejando al espectador con la sensación de que nada ha acabado y que podría seguir viendo las aventuras de Kyouya y Erika. No es que sea malo, y el caso es que podría ser peor, porque más o menos lo han dejado en un punto que da un poco sensación de clausura, pero si que es verdad que es probable que os deje con ganas de leer el manga (que ya os digo yo que de momento sigue en la misma tónica que el anime).

Una de las grandes ventajas del anime es que es entretenido, y por ello no cuesta demasiado ver los capítulos sin llegar a aburrirse. Incluso en mi caso, que ya conocía la historia, no se me ha hecho pesado porque mi memoria fallaba en algunos puntos y en general el ritmo de esta historia es dinámico así que no hay problema en este apartado.

El dibujo y la animación son sencillas, para mi no acaban de destacar, ni para bien ni para mal, y como me canso de decir, me veo completamente incapaz de analizar este aspecto porque no suelo fijarme demasiado.
La música tampoco destaca demasiado, además si he de ser sincera el opening tiene un toque demasiado “americano” para mi gusto, y el ending aunque no está mal del todo tampoco es una maravilla. De la ost no me he fijado demasiado, pero si que es verdad que hay algún tema mono para la ocasión que queda bien con lo que sucede dando el toque dramático/feliz correspondiente. O lo que es lo mismo, un tema poco memorable pero bonito.


Los personajes es uno de los puntos que menos me ha gustado. El caso es que en un shojo normalmente suelo darle mucha importancia a los personajes ya que si no te caen bien de buenas a primeras y hay que soportarlos durante páginas y páginas de manga o horas de anime no solemos acabar bien. Sin embargo, me he tragado todo lo que he encontrado de manga así que estaba curada de espanto, pero sigo teniendo algo de manía a Erika, digamos que tiene una personalidad demasiado sumisa, estúpida, mentirosa, fácilmente influenciable... Es decir, una protagonista que en un principio acababa con mi paciencia y que, bueno, más o menos, al final acabas por soportar de alguna manera y aguantarte.
Kyouya no me cae mal del todo, pero tampoco es que me acabe de gustar del todo. Para mi sigue demasiado el estereotipo de chico malo con “trauma familiar” (aunque el diga que no), que en el fondo acaba siendo buena persona y todo un enamorado de la chica aunque le cueste demostrarlo.
Los secundarios, como siempre, para mi merecían más lugar tanto en el manga como en el anime se va formando una especie de grupo de amigos que no tienen el papel suficiente. Es cierto que en el formato original van explicándonos más cosas de ellos, pero yo me he quedado con ganas de más en este aspecto.

Resumiendo, si solo buscáis un anime entretenido con romance y comedia, esta es vuestra historia. De no ser así más o vale ignorarlo, también deberíais dejarlo pasar si no os gustan las protagonistas que resultan un poco tontas.

Lo mejor: es entretenido.
Lo peor: no destaca demasiado, la protagonista es algo tonta.

Hasta aquí mi aburrimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario