viernes, 2 de enero de 2015

La chica en la orilla del mar, Inio Asano

¡Hola! Un nuevo manga en el blog.
Título: La chica en la orilla del mar.
Título original: Umibe no Onnanoko
Extensión: 2 volúmenes (20 capítulos)
Formato original: manga
Autor original: Inio Asano
Otras obras del autor/a: Solanin, Nijigahara Hollograph

Te gustará si: quieres algo dramático, has leído algo del autor y te gusta su forma de narrar historias, quieres una historia realista, sobre hechos cotidianos pero con un toque especial.
Ni lo intentes si: te gusta leer historias donde el argumento sea lo principal, no te va mucho leer mangas que se centren en el desarrollo de los personajes, sentimientos y donde la forma de contar sea igual o más importante de lo que está pasando, no toleras las escenas sexuales explícitas.

Sinopsis
Sato e Isobe son dos adolescentes que por un cúmulo de circunstancias decidirán tener una relación puramente sexual. Esa especie de terapia no será la mejor solución para sus problemas, y en medio de un cúmulo de sentimientos y frustraciones se mezclará una pequeña playa y una extraña chica en la orilla del mar.

Opinión
Os aviso, tras haber leído y reseñado Nijigahara Hollograph, Solanin, y ahora La chica en la orilla del mar, no os podéis fiar de mis opiniones sobre Asano: lo más probable es que cualquier reseña sobre sus obras acabe siendo exageración típica de “fangirl”. Vale, supongo que intentaré decir algo coherente en mis opiniones, pero os puedo asegurar que la manera de contar historias de este autor me ha cautivado por completo, dejado con ganas de más y casi con ganas de suplicar a cualquier editorial que, si puede, licencie más obras suyas, YA. De verdad que me da la sensación que Asano te puede contar hasta la vida de una piedra y enamorarte...

La historia no es demasiado compleja, creo casi la sinopsis resume toda la premisa de la que parte y aunque hay alguna cosa que otra por descubrir no es por lo que destacaría esta obra o cualquiera de las que de momento he leído del autor. El caso es que sigue las vivencias de estos dos adolescentes que no acaban de encontrar su lugar en el mundo y que se dedican a colmar sus frustraciones en la sexualidad.
Ni Sato ni Isobe se sienten llenos con la vida que llevan, y parece que en ese acto sexual es cuando más cerca de la plenitud se encuentran. Ninguno de los dos encuentran todo lo que buscan en el otro, pero a la vez parece que no paran de intentarlo.
Luego esta la extraña figura de la chica en la orilla del mar. El caso que para mi casi era una metáfora de todo lo que separaba a los dos personajes, que por mucho que intentaran estar juntos de alguna manera, por mucho que pareciera que tenían todo para ser felices, era imposible que lo consiguieran. Tanto el trauma de Isobe tan relacionado con ese mar, como los celos y quizás el egoísmo de Sato los vemos en relación a esa chica extraña que aparece de vez en cuando y tan significativamente.
Es por esa falta de comunicación que el manga desprende un aire de tragedia inevitable y que aunque el final deje un montón de cosas a a la imaginación del lector, necesites llegar a él cuanto antes, para asegurarte donde van a parar esos dos personajes. Puede que no quedes contento con el final, pero va completamente acorde con la ambientación de todo el manga.

El ritmo en todo momento es calmado, pero sin embargo en mi primera lectura me consumía la ansiedad por saber a donde llegaría tanta incomprensión por parte de los dos. Además de tener momentos de gran tensión dramática. Recuerdo particularmente una escena donde Isobe escribía cierto email que nos da a conocer un montón de cosas sobre él que ignorábamos.
Además me encanta la forma que tiene Asano de contarte la historia. Una cosa que destacaría de este manga es la superposición de escenas protagonizadas por él y ella, y como se relaciona lo que está haciendo uno y el otro al mismo tiempo.
También el dibujo es digno de mención por todos los fondos tan bonitos y esas imágenes del mar tan bien hechas. Además ayuda a transmitir un montón de sensaciones y sentimientos haciendo muy expresivos a los personajes.

La ambientación que envuelve a este manga con ese mar de fondo siempre presente, y a través de un ritmo pausado como te va metiendo de lleno en esa espiral de incomunicación y de sentimientos es increíble y ha hecho que siga encantada con todo lo que leo del autor.

Los personajes son reales e imperfectos. Sato e Isobe son el ejemplo de que un personaje no tiene porque ser perfecto y verle solo los aspectos positivos para que te caiga bien. La misma Sato es muy egoísta, y sin embargo hasta la compadecemos. E Isobe tampoco duda en ser cruel muchas veces y aun así lo llegamos a conocer tanto que al final es un personaje de esos que te dan ganas de abrazar por todo lo que ha pasado (vuelvo a mi amiga exageración).

Resumiendo, sigo encantada con cualquier obra de Asano que leo y tras leer este manga entré en crisis existencial y con ganas de seguir leyendo más cosas suyas. Si queréis una historia calmada pero llena de sentimientos y con algunos simbolismos esta es vuestra obra.

Lo mejor: el estilo del autor, la manera que te hace sentir la historia.
Lo peor: que no haya más obras del autor licenciadas (vale, sí, estoy exagerando, pero no se me ocurre nada en concreto).


Hasta aquí mi aburrimiento.

4 comentarios:

  1. A mi me gustó, pero nada como Solanin, de momento, la única obra de este autor que me ha sabido cautivar de verdad…
    Pero es que mi amor por Solanin lo supera todo! XDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, puede que Solanin me gustara un poco más que esta pero aun así ando cautivada por el estilo en general del autor jaja.
      Gracias por comentar^^

      Eliminar
  2. Hasta ahora no se supera la carga emocional que deja Oyasumi Punpun

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hablas de Asano estoy de acuerdo. Leída esa obra se ha convertido en uno de mis mangas favoritos y el que considero su mejor obra, aunque en general todas sus obras las haya disfrutado mucho.
      Gracias por pasarte ^^

      Eliminar