viernes, 6 de marzo de 2015

Cross†Channel, FlyingShine (visual novel)

¡Hola! Nueva visual novel en el blog. Posteriormente a esta entrada he hecho otra hablando de nuevo de la visual novel ampliando ideas. Aviso que ambas entradas pueden contener spoilers.
Título: Cross†Channel
Significado del título: Canales cruzados
Estudio: FlyingShine
Otras obras del estudio: SWAN SONG, Noel
Formato original: visual novel
Extensión aproximada: 10-30 horas (medio)
Idioma: inglés
Contenido Sexual: sí
Enlaces de interés: https://vndb.org/v66

Te gustará si: quieres algo reflexivo, con personajes carismáticos, diferente, no te importa demasiado la historia en sí.
Ni lo intentes si: no soportas las historias donde el argumento no es lo importante o donde este deja algunos por explicar o no muy claros, no te acaban de gustar los protagonistas diferentes o excéntricos.

Sinopsis
Una academia para gente con problemas para adaptarse a la sociedad, más concretamente la historia se centrará en los integrantes del club de radio y sus relaciones que cada vez están más deterioradas.
El protagonista deseará poder relacionarse satisfactoriamente con todos y crear memorias con ellos. Así empezará esta historia.
Opinión

Tenía miedo de esta visual novel. Sí, sé que suena extraño, pero sabía que estaba bastante bien considerada (sobre todo en tops japoneses), pero que había gente que no entendía porqué gustaba tanto. Además, el escritor de esta obra, Romeo Tanaka me había defraudado bastante con el final de Rewrite, así que no sabía que esperar de esta obra, y quería que me gustaba, porque aunque sabía poco de ella tenía buena pinta. Dicho esto, he de decir que empecé a leer y fue conocer al protagonista y pensar que muy malo tenía que ser el resto para que no me gustara la visual novel, llegué al final, y todo lo contrario, fue justo la conclusión que merecía una obra como esta, emotivo, triste pero “realista” en el contexto de la historia. Aun así, tengo que decir que no es una obra para todos y muchos pueden quedar bastante frustrados ante CrossChannel.

Básicamente para mi la historia de esta visual novel es casi un pretexto. Tenemos como premisa una semana que se repite una y otra vez en un mundo donde viven 8 personas (os hecho un poco de spoiler, pero no demasiado), y aunque el porqué de esta repetición pueda ser una motivación para leer la obra, os recomiendo que si lo que buscáis es una historia con un argumento lleno de misterio, donde todo queda completamente resuelto, giros argumentales inesperados entre otras cosas os alejéis de la obra. También si buscáis una obra llena de acción y aventuras. Cross Channel para mi ha sido una casi aventura emocional y sobre todo una metáfora sobre la soledad inherente del ser humano y los problemas de comunicación.
De acuerdo, puede que suene pretencioso, también exagerado, pero de verdad que empecé con la historia riéndome de los pensamientos, juegos de palabras tan curiosos que tiene el protagonista, y a medida que van pasando semanas cada vez te vas encariñando más con los personajes, su manera de intentar interaccionar, con Taichi y sus perversiones... Lo mejor de todo es que incluso estaba enganchada, y aunque no pasara nada necesitaba más de esos diálogos entre cómicos y algunos momentos más trágicos, y sobre todo saber que le iba a deparar al protagonista, necesitaba saberlo.
El final es el momento en que me di cuenta que de verdad me había encantado esta obra. Recuerdo estar escuchando el ending y pensar en todo lo que había sentido con esos personajes y darme cuenta que hacía tiempo que una visual novel no me había gustado tanto. Cuando continuó un poco más me alegré mucho ya que es cierto que si hubiera acabado el momento antes de la música hubiera sido demasiado tajante, pero aun así quedé encantada con esa conclusión. Es cierto que si has conseguido empatizar con el personaje (algo que es probable que no consiga todo el mundo) puedas sentir que en parte es triste, pero a la vez era una conclusión bella y la mejor para la historia.
Un punto de la historia que como digo no va a gustar demasiado a aquellos que estén acostumbrados a que le solucionen todos los cabos abiertos es la poca importancia que acaba teniendo el “misterio” de la historia. Como digo, a mi CrossChannel me ha encantado, pero más como metáfora y como los sentimientos que me ha transmitido que como historia en sí, así que avisados quedáis. Lo digo, por ejemplo, por cierta revelación de la identidad de un personaje que realmente puede ser muy repentina y fuera de contexto, también por las constantes ambigüedades sobre el mundo que se ha creado.

Hay que estar muy loco para ponerse a traducir una visual novel como esta porque hay un montón de juegos de palabras y creo que es de agradecer que alguien lo haya intentado. No tengo ni idea de si es una buena traducción o no (sí, es una traducción del japonés al inglés, así que no me creo suficiente capacitada en ninguno de los dos idiomas para poder valorar), pero por lo menos la gran cantidad de notas al pie (por decirlo así) que hay ayudan bastante a comprender algunas de las referencias.
Otra cosa que tengo que decir a todos aquellos que quieren leer esta visual novel, o no están muy seguros, que prueben con un poco y si no soportáis al protagonista y su manera de pensar mejor lo dejéis estar. En mi caso, como ya he dicho, me enamoré de sus idas de la olla desde un principio, pero entiendo que precisamente por ser tan particular y diferente no pueda gustar a todo el mundo.
Un punto del estilo que podría haber sido un poco mejor es el ritmo. No me ha importado la lentitud con que iba todo porque como digo no es una historia fuerte en argumento, tampoco las constantes repeticiones (hay una manera de pasar las escenas que se repiten constantemente que ya has leído y que sino te tocará aguantar unas cinco o seis veces mínimo), a mi lo que no me ha acabado de convencer es que algunas escenas emotivas y que daban para más se acabaran en pocos segundos. Creo que algunos personajes podían haber tenido momentos más emotivos si se hubiera alargado más la explicación de sus circunstancias y tal. Aun así, como digo, mi impresión general ha sido tan positiva que incluso este detalle que a veces puede molestarme mucho lo he tolerado bastante bien.

La ambientación de ese mundo habitado por 8 personas me gustaría comentarla. Ya no por el paisaje ni nada por el estilo, sino por como a mi me ha parecido una metáfora casi de la mente de Taichi. No me gustaría dar demasiado spoilers, y en este caso hablaré más de lo que me ha parecido a mi que de lo que pueda ser realmente, pero yo lo he entendido como una especie de recreación física de lo que le importa al protagonista. Es el mundo donde todo puede cambiarse continuamente, no hay problema con los errores o los descontroles, es un mundo casi paradisíaco, pero a la vez da miedo ese tiempo límite. La decisión que acabará tomando el protagonista me la imagino como el intento de vivir por fin sin miedo a uno mismo, es triste que sea la única manera de vivir para él, pero creo que desde su perspectiva llega a ser lo más cómodo y lo mejor. Durante toda la historia está desesperado por crear recuerdos felices cuando parece ser imposible entre ese grupo que parece totalmente deshecho. Y llega a ser paradójico ver como esa obsesión por conectar con el mundo, por hacer recuerdos solo tiene valor desde una distancia inicial. El protagonista es consciente de su soledad, de su imposibilidad de llegar a estar con alguien más por mucho que lo intente. Por ello intenta y se obsesiona con la idea de “cruzarse” con los demás. Necesita esos recuerdos más para fomentar en ellos la idea de que vale la pena vivir, para tener la ilusión de que alguna vez lo consiguió y que con ello es suficiente.
Por ello me parece tan romántica (sentido amplio, en mi blog siempre) la construcción final de ciertas antenas y canal. Desde que vi esa idea romántica de la radio en 20th century Boys no me la quito de la cabeza, y verla tan bien realizada en ese final hace que ese mundo parezca, finalmente, todo él, el protagonista o su representación física.

Ya en aspectos menos subjetivos, idealistas tengo que comentar que el dibujo y la música en general son normalitos sin más. Sin embargo de la música destaca la pieza tan melancólica del inicio que en mi caso me daban ganas de ponerme a leer como una loca y el ending con su letra tan significativa, que si, que si no has leído la novela puede que no entiendas nada, pero después de haber leído todo realmente creo que sabe captar todo lo que es la historia. Las demás melodías que destacan en general son versiones de las dos anteriores así que aunque esté bien no hay demasiada diversidad.
(ost)

(ending)

Los personajes en general me han encantado pero sobre todo Taichi se ha llevado la palma. Casi esta reseña se podría resumir en como Taichi, su manera de pensar y acciones me han cautivado convirtiéndose en mi héroe particular y de los mejores personajes que he conocido este año junto a Punpun. Adoro como intenta con el humor y su obsesión por el acoso sexual reprimir en parte su yo del que tanto miedo tiene. Desde un inicio casi nos es recordado constantemente que bajo la apariencia de gente normal que se divierte y ríe nos encontramos junto a un grupo de chicos y chicas que han sido aislados por la sociedad, pero aun así el intento de buscar la normalidad no deja de ser memorable y una bella mentira.
Sin embargo, hay que reconocer que los otros personajes aunque a veces tienen momentos, algunos más que otros no llegan al nivel del protagonista, aun así merecen su comentario. Misato y Touko son los ejemplos más claros de llevar al extremo el estereotipo del personaje de visual novel/anime (presidenta o delegada, chica que siempre tiene que cumplir las reglas y la tsundere o la que se muestra arisca pero en el fondo desea que la mimen respectivamente), y he de confesar que no lo había pensado y un análisis me hizo pensar en ello y darme cuenta. Creo que en ambos casos su personalidad y/o problemas están bien llevados, particularmente con Touko he conseguido empatizar más por lo frágil que llega a ser, pero también Misato tiene ese punto de ser la salvadora del protagonista, en parte, que me ha gustado.
Es un punto curioso como la novela tiene algunas referencias al género en forma de parodia Por ello, y por ser un poco compleja en los juegos de palabras y en general, creo que no la recomendaría para empezar con las visual novel.
Kiri y Miki creo que son las dos chicas que más me han gustado. Kiri, aunque es curiosamente la que menos fans tiene (por decirlo suave) creo que aporta la racionalidad al juego. He de decir que en el fondo su manera de actuar es la lógica en muchas partes. Vale, no del todo, su odio hacia el protagonista en parte es irracional, pero siendo como es Taichi no me parece tan descabellado tenerle miedo. Miki creo que es mi favorita de juego, sobre todo en su ruta esa visión suya de intentar no desaparecer su yo fue lo que más me convenció. Es cierto que tras esto se nos muestra una chica débil, pero aun así su relación con Taichi me parecía muy divertida así que me gustó bastante.
Youko ha sido el único personaje que me ha decepcionado. Digamos que esperaba más cosas por su parte y no llega a decir nada. Creo que me hubiera gustado más desarrollo porque prometía bastante y no ha llegado a decirme mucho.

Resumiendo, es una visual novel que me ha encantado como pocas por su protagonista tan diferente, por la idea subyacente de la soledad del ser humano, por mantenerme enganchada no tanto por la historia sino por necesitar más de esos personajes y sus conversaciones. CrossChannel no es para todo el mundo, pero este tipo de historias hace que valga la pena seguir leyendo, viendo o en el formato que sea, disfrutar de una historia o de unos personajes.

Lo mejor: Taichi, todo lo que llega a transmitir, que incluso me enganchó, la reflexión sobre el ser humano y la soledad (que se note el fangirleo...)
Lo peor: algunos detalles comentados de estilo y argumento (pero da igual, CrossChannel me ha encantado)


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario