domingo, 17 de mayo de 2015

A cinco centímetros por segundo, Makoto Shinkai (película)

Nueva película en el blog.
Título: A cinco centímetros por segundo
Título original: Byôsoku go Senchimêtoru (5 Centimeters per Second)
Director/a: Makoto Shinkai
Música: Tenmon
Otras películas del director/a: El jardín de las palabras, The Place Promised in Our Early Days
Duración: 63 min
Año: 2007
Formato original: película de animación.

Te gustará si: quieres una película intimista, sobre relaciones fallidas, sentimientos que no llegan, sobre la distancia.
Ni lo intentes si: quieres algo con mucha acción, un ritmo trepidante, no te gusta el drama.

Sinopsis

¿Cuándo empecé a escribir mensajes que nunca envío? ¿A qué velocidad debo vivir para volverte a ver? Después de graduarse en escuela primaria, Takaki Tono y Akari Shinohara fueron por caminos separados a pesar de lo que sentían uno por el otro. Lo unico que pasó entre ellos fue el tiempo. Un día, en medio de una tormenta de nieve, Takaki finalmente fue a ver a Akari... La película consta de 3 historias que narran varias etapas desde distintos puntos de vista: "Extracto de Flor de Cerezo", "Cosmonauta" y "5 centímetros por segundo". (FILMAFFINITY)

Opinión

A todo el mundo le han dicho alguna vez que es mejor que se arrepientan de haberlo hecho que de no hacerlo. A cinco centímetros por segundo va precisamente de lo que no se ha hecho, de lo que querría hacerse pero se quedó en un deseo. De todo aquello que podría cambiarse pero decidimos aceptar como tal. Por todo ello, si no soportas a las personas que se rinden y prefieren el conformismo, si no soportas la humanidad de no querer luchar y simplemente vivir arrepentido y de recuerdos, créeme, esta película te va a parecer mala, muy mala. En mi caso, escribir mensajes que no vas a enviar me parece una imagen lo suficientemente potente para que esta película valga la pena que ver, pero a mi con que me des un poco de cobardía, de incomunicación y de soledad supongo que con eso tengo suficiente para que algo me guste, así que entiendo que no, que no es una película para todo el mundo y que quizás me gusta más por la idealización que creo con ella que por el contenido de la misma.

La historia de esta película es la de las acciones no realizadas, del intentar llegar a alguien pero tardar muchísimo. Todo parece ir muy lento en esta película, no pasa nada, las acciones no llegan a realizarse y si lo hacen cuestan mucho, todo son intentos en su mayoría. Por eso es una película lenta, de acuerdo que solo es una hora, pero de verdad que no hay casi nada de acción y sé que con esto puede frustrar a más de uno.
Es la segunda vez que veo la película, hace mucho tiempo, cuando lo vi fui lo bastante estúpida para no darme cuenta que el personaje de la primera y la segunda parte es el mismo (de acuerdo, me podéis llamar subnormal o lo que queráis, fue estúpido por mi parte, lo reconozco), pero más allá de eso es una película que no cuesta de entender pero puedes entretenerte en buscar simbolismos básicos. Vaya, ni muy profunda ni muy directa.

El estilo es quizás lo que más me gusta de la cinta. Creo que puede ser exagerado decir que solo por los fondos tan preciosos vale la pena verla, pero de verdad que los dibujos de los cielos de esta película valen la pena solo por ellos mismos.
Además eso de que esté contado en “tres” partes me parece una buena manera de abarcar espacios de tiempos largos y dar a conocer otro personaje. Porque seamos sinceros, eso de tres partes creo yo que deberíamos cambiarlo a dos y una canción. No por quitarle importancia a la canción, porque es una de las cosas que más me gusta de la película. He de decir que aunque tiene imágenes potentes, ideas que se quedan contigo lo que de verdad te acompaña aunque pasen años después de ver la película es la música que cierra la cinta con su letra tan acorde con todo lo que se ha tratado hasta el momento en que suena. De acuerdo, quizás no es una pieza tan especial, o por lo menos no para todos, pero para mi se ha convertido en una canción que adoro escuchar y por eso os la dejo (aunque llegue a ser repetitiva):

Los personajes he de decir que quizás sea lo que menos me convence de la película. El protagonista masculino es quizás el que más destaca, precisamente por todas sus características negativas, por rendirse, por no atreverse, por dejarse caer en la mediocridad. Sin embargo, como en la mayoría de películas japonesas (no, esto no es así, ignorarme) los personajes casi los conocemos más por el escenario, por su ambiente que por lo que hacen ellos mismos (casi parece que hable de Flaubert... vale, creo que se me ha ido la olla). De acuerdo, quizás no sea tanto eso, pero si que es cierto que lo poco que se de cine japonés me da a mi que los personajes no demuestran “emoción” sin tapujos, sino que está ahí, pero reservada. O por lo menos en esta película no hay lágrimas ni gritos, pero hay emoción quizás más potente que puede o no llegar al espectador. En esta en concreto creo que podría haberse sacado un poco más pero consigue un buen resultado. Luego está la chica que quiere (yo y los nombres amigos para siempre...) que es básicamente el personaje idealizado, esos personajes que solo me gustan como idea y no como persona, a excepción de si luego tienen una muy buena evolución. Y por último la otra chica, la que hace surf, que es una especie de versión del chico algo menos extremada, suponemos que cuando pase el tiempo ella podrá pasar página. Sin embargo se parece en ese de no atreverse. Sin embargo creo que ella me gusta más como la opción que tenía el protagonista de redimirse, como una visión externa de lo que vive el protagonista.

Resumiendo, es una película que me gusta más por la idealización a la que he sometido que por ella en sí. Sin embargo, creo que por lo que dura si os interesa ver una película sobre amores que no se realizan, sobre la distancia (como se anuncia a si misma), sobre el no hacer tenéis que verla, al fin y al cabo es bastante corta. Y si no escuchad la canción por lo menos.

Lo mejor: banda sonora, paisajes, ideas potentes que transmite.
Lo peor: puede resultar para algunos vacía o aburrida.


Hasta aquí mi aburrimiento.

sábado, 9 de mayo de 2015

Odisea, Homero (libro)

¡Nuevo clásico en el blog! Disculpad que haya tardado en subir reseña, pero os aviso que durante mayo no sé si podré subir demasiadas entradas porque voy bastante agobiada. En seguida que tenga más tiempo me ocuparé más del blog.

Título: Odisea
Título original: Ὀδύσσεια
Autor/a: Homero (atribuída)
Páginas: 496
Precedido de: La Ilíada (relativamente)

Te gustará si: te interesa las obras clásicas (en todos los sentidos), las novelas de aventuras, tienes curiosidad en leer la famosa historia del retorno a Itaca de Odiseo.
Ni lo intentes si: no te atrae para nada la mitología, las obras tan antiguas, la aventura, ya conoces demasiado la historia para que te atraiga.

Sinopsis

He aquí uno de los más grandes poemas épicos de todos los tiempos: Odisea. En él se narra el regreso del héroe, Odiseo, a su patria, Ítaca, después de la conquista de Troya. Compuesta como la Ilíada en hexámetros, recoge numerosos cuentos populares y leyendas que, adaptadas, se integran en la epopeya. De este modo, mient ras que en la Ilíada el tema central, la cólera de Aquiles, va avanzando inexorablemente, verso a verso, desde su planteamiento hasta su desenlace, en Odisea el regreso del héroe es narrado, con arte magistral, sin recelar de las vueltas atrás o de las digresiones, porque el objetivo supremo es lograr mayor gozo en la narración de bellas historias. Todo ello se logra, además, sin que merme en absoluto la cohesión que mantiene unidos sus episodios. (de una edición)

Opinión

Bien, pues como ya dije en la reseña de la Ilíada sabía que tarde o temprano iba a ponerme con “su seguna parte”. Obviamente no son continuaciones, pero si que es cierto que sigue después de los acontecimientos de la otra obra y que en este caso sigue las aventuras de Odiseo, del cual probablemente sepáis alguna cosa, ni que sea la conocidísima aventura con las sirenas o con el Cícople seguro que sabéis algo así que creo que es imposible entrar en este libro totalmente virgen, por decirlo de alguna forma. El caso es que esperaba encontrarme con poca cosa nueva porque el viaje de Odiseo para regresar a casa me lo han contado varias veces, también había oído que era más entretenida que la Ilíada (lo cual tampoco es muy complicado teniendo en cuenta de donde veníamos). Así que empecé a leer sin saber que esperar, he de decir que no ha estado mal, o eso es lo que mi mala memoria cree recordar.

El caso es que sorprendentemente la historia no empieza con Odiseo, sino con Telémaco, es algo que no acabo de entender muy bien que función tiene en el argumento porque lo que se describe con respecto a él no acaba de llegar a ninguna parte y acaba por resultar inútil. Aun así, supongo que sirve como presentación del conflicto, para avisarte que Odiseo ya lleva unos años perdido por algún sitio y centrarte un poco.
Lo que me ha llamado la atención es como no empieza por el principio de su viaje sino lo hace a la mitad, además luego aprovecha el tener que explicar a otro personaje que ha hecho para poner al día sobre lo que había pasado anteriormente. No es que sea nada nuevo, pero teniendo en cuenta lo antigua que es la obra sorprende que ya se usaran estructuras que no fueran cronológicamente.
Algo que satisface en comparación a la Ilíada es que esta obra si tiene un final cerrado. Quizás no es que sea más satisfactorio, pero si que es cierto que el final de la Ilíada te hacía plantearte que se suponía que era el centro de aquello, ¿qué historia estaba contando?, ¿por qué acaba aquí y no un poco más adelante? Por ello me sorprendió tanto que Odisea acabara bastante cerrada.

El estilo tiene los epítetos que ya os hablaba antes y particularmente me ha llamado bastante la atención como para cambiar de día la aparición de la mañana siempre estaba descrita con las acciones de la diosa que la representa. Si que es cierto que al final te hace preguntarte, ¿por qué no puedes decir que cambiaron de día y ya está? ¿Por qué haces la frase más larga de lo normal solo para lucirte? Pero bueno, teniendo en cuenta que era una manera para facilitar la transmisión oral pues podemos entender porque lo hacían.
En general, tengo que decir que la forma como está narrada no presenta dificultades ni aburre tanto como lo hacía Ilíada. Si esta me mataba cada vez que se ponía a describir quien mataba a quien, en que orden y como lo hacía, Odisea suele dejarse leer bastante bien, no he tenido problemas ni me he aburrido demasiado. Es obvio que no va ser una lectura ligera solo por la cantidad de años que lleva escrita, pero aun así acaba siendo una historia de aventuras entretenida, con exageraciones varias (decidme, ¿no os parece inútil que solo por decir que te llamas Nadie te salga todo bien? Creo que podéis entenderme), pero que al fin y al cabo te entretienen, y es más de lo que podía esperar. Si bien es cierto que saber el final, la mayoría de las aventuras y en general todo lo que va a pasar no ayuda a que te enganches no se llega a perder el interés.

Algo que me ha llamado también bastante la atención es el ritmo de la obra. No entiendo porque motivo después de que la mayoría de la obra fuera todo muy rápido llegue un momento que se extienda páginas y páginas. Es decir, cuando Odiseo llega a Ítaca la acción empieza a ir muy lenta y aunque era evidente lo que iba a pasar, no le importa ir con todo lujo de detalles para explicar cosas que llegan a ser algo irrelevantes. En cualquier caso, no me ha llegado a molestar mucho, pero realmente me ha sorprendido ese cambio de ritmo tan radical.

Sobre los personajes creo que no vale mucho la pena que os diga nada porque realmente son la representación de una virtud o un defecto. Tenemos a Odiseo que es la astucia, Penélope como la perseverancia y así la mayoría. Creo que se dice que los personajes de las obras clásicas no tienen subjetividad así que os podéis hacer a la idea de que no tienen demasiada “personalidad” (o al menos como la entendemos hoy en día, supongo).

Resumiendo, no os puedo decir nada de Odisea que no se haya dicho antes, de hecho no puedo decir nada sobre nada que no se haya dicho antes y mejor (corre a tirarse por un puente), pero creo que es una obra que sorprendentemente se deja leer bastante bien, que a ratos incluso entretiene, y que solo por curiosidad lectora (expandir horizontes, leer algo antiguo y que ha influenciado tanto) vale la pena leerla.

Lo mejor: no es del todo pesada, a veces entretiene.
Lo peor: entrar en ella sabiendo casi todo y más.


Hasta aquí mi aburrimiento.