viernes, 12 de junio de 2015

Saló o Las 120 jornadas de Sodoma, o la escuela del Libertinaje, Marqués de Sade (libro)

¡Nuevo libro en el blog! Disculpad que haya tardado en publicar y todo eso que os debéis saber de memorias por leerlo en todo blog llevado por un estudiante, son malas épocas para actualizar y se me acumulan las reseñas, las ganas de consumir historias.
Título: Saló o Las 120 jornadas de Sodoma, o la escuela del Libertinaje
Título original: Les Cent Vingt Journées de Sodome, ou l'École du libertinage
Autor/a: Marqués de Sade
Otros libros del autor/a: Justine o los infortunios de la virtud,
Páginas: 419
Formato original: libro
Adaptaciones: película

Te gustará si: tienes interés o curiosidad en leer sobre escenas sexuales extremas, saber hasta que punto llega la perversión en el ser humano.
Ni lo intentes si: quieres algo más a parte de la enumeración de escenas sexuales extremas o no tienes ningún interés en estas.

Sinopsis

Un grupo de personas se reúne en el castillo se Silling durante 120 días para practicar todo tipo de perversiones sexuales."Los 120 días de Sodoma", la obra cumbre del Marqués de Sade, sirvió de inspiración para el Saló de Pasolini y supone un hito en la literatura pornográfica y en la universal. (extracto de una edición)

Opinión

Este es de esos libros que lees por morbo, porque te promete que será una experiencia desagradable y yo como una estúpida necesito saber si es tanto lo que ofrece. El caso es que simplemente todo lo que rodea el libro lo hace casi como una leyenda, no está acabado, lo escribió en la cárcel, se estructura cada vez siendo más duro lo que sucede y queriendo provocar, asquear, cuestionarte hasta que punto te puede gustar o repugnar lo que lees. Y sí, básicamente leer a Sade en este caso es un reto moral más que otra cosa, no tiene un argumento interesante ni tampoco vas a encontrar personajes con los que padecer (no, por suerte todo está contado desde una distancia que se agradece en este caso). Simplemente vas a leer fantasías sexualmente perversas que te hacen seguir leyendo solo por saber a qué nivel se llegará.

Algo muy curioso del libro para mi ha sido su estructura tan pensada. Hay una obsesión por el orden en la obra que realmente la hace casi antinatural. Son 120 jornadas organizadas en cuatro meses organizados por cada uno de los señores, números exactos de chicas, chicos. Además de las imposiciones que se pone tanto como el narrador cuando explica pero también los mismos cuatro que han organizado todo.
En serio que me parecía que había una fascinación por la planificación, de hecho toda la primera parte son unas 70 páginas más o menos explicando todo el proceso de como llegaron a hacerlo, que buscaban, como seleccionaron a varias chicas y chicos. No sé si se llega a decir pero creo que hay más placer en el acto de pensar lo que va a suceder que en el acto en sí. Aunque también es cierto que puede dar esa impresión porque solo los preámbulos y el primer mes están enteros y cuando las escenas van en aumento de intensidad a penas están descritas.
Pero más que las imposiciones que se ponían los cuatro lo que me ha llamado la atención eran las que se ponían cuando se narraba para dar la sensación de que la bestialidad va in crescendo se ignoran algunos detalles que en el fondo son bastante evidentes.
También a nivel de estructura me parece muy interesante las historias de las cuatro viejas que van contando cada día. Me parece curioso como utilizan las narraciones para la excitación (supongo que es lo que pasa al no tener porno). No, de hecho hay algo en la imaginación que a veces causa más excitación y no me voy a poner a hablar de fantasías sexuales (en fin, se me va, como de costumbre). Lo que quería decir es que argumentalmente es quizás es lo que más importante tiene.

El estilo en sí tiene una mezcla de frialdad y objetividad que parece que te estén describiendo escenas de sexo, con toques escatológicos e incluso sangrientos con toda la naturalidad del mundo. Es precisamente por la perspectiva desde que se explica todo que toda la crueldad que nos cuentan no la sentimos como propia, simplemente está y casi podríamos llegar a naturalizarla como hacen los cuatro.
Aún así tiene momentos de vez en cuando estilísticamente buenos, sobre todo en el prefacio hay ciertas declaraciones de intenciones sobre como aquello fuera de la moral despierta cierta atracción y particularmente recuerdo como decía que quizás lo que a ti no te acabe de gustar puede ser que a otros les excite. Teniendo en cuenta que tipo de fetichismos aparecen es interesante pensar a qué tipo de persona le puede gustar según qué. Y realmente me parece un mundo fascinante para perderse sobre que puede llegar a gustar a cada cual (¿quién decía que no iba hablar de fantasías sexuales? Exacto, he caído, disculpadme).

No creo que me alargue mucho más por como ha pasado varios días y libros en medio así que mi memoria tampoco creo que me lo permita. Básicamente quería comentar que por vez primera casi me alegro de que no haya ningún tipo de apego con los personajes, con un poco de personificación podría haber sido mucho más duro haber leído según que cosas. Sin embargo el libro simplemente los muestra como nombres, nada más, y por ello poco nos importa en el fondo lo que hagan con esos nombres.

Resumiendo, como enciclopedia de perversiones, como reto de intentar traumatizarte funciona, o por lo menos cautiva con su perversión para ver hasta donde llega. Más allá de eso si no tienes curiosidad en este tipo de prácticas, lo más probable es que el libro no sea para ti, tampoco si no soportas la crueldad la amoralidad... Es de estos libros que me gusta haber leído, porque sino me corroería la curiosidad, y porque son toda una experiencia en sí.

Lo mejor: es curioso de leer, sobre todo si tienes interés en saber hasta donde llega el límite la moralidad o la falta de este.
Lo peor: no es para todo el mundo, si no te gustan este tipo de prácticas sexuales ignoralo, a nivel argumental, de personajes o más allá de la curiosidad en este aspecto no creo que sea de especial interés.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario