sábado, 18 de julio de 2015

Coμ - Kuroi Ryuu to Yasashii Oukoku, Akatsuki Works (visual novel)

¡Nueva visual novel en el blog!
Título: Coμ - Kuroi Ryuu to Yasashii Oukoku
Significado del título: Comyu (comunidad) El dragón negro en el reino amable
Estudio: Akatsuki Works
Otras obras del autor: Hello Lady!, Rui wa Tomo wo Yobu
Formato original: visual novel
Extensión aproximada: Largo (30-50 horas)
Idioma: inglés
Contenido Sexual: sí (aunque puedes desactivarlas)

Te gustará si: quieres algo con toques fantásticos, no te molestan los protagonistas que intentan moralizar y ser poetas, no te importa la repetición hasta la saciedad de ciertos temas o frases (el rojo, el maldito rojo).
Ni lo intentes si: quieres algo que no se crea profundo, no soportas los protagonista pesados en su narración.

Sinopsis

La llamada chica A canta una extraña canción que agrupa cinco extraños y los une para siempre mediante un avatar. Estos avatares son monstruos que pueden ser invocados y que en caso de ser derrotados morirían todos los que los controlen.
Las relaciones humanas son frágiles y el protagonista de la historia, Akihito, lo sabe mejor que nadie. Aun así, cinco dispares personas son unidas sin remedio y ya no pueden ser separadas...

Opinión

Esta reseña va a ser difícil pero creo que me lo voy a pasar en grande solo por poder criticar punto por punto que no me ha gustado de esta visual novel, porque pocas cosas se salvan, la verdad. De acuerdo, quizás no es un buen inicio para mi opinión, porque lo cierto es que mis expectativas con Comyu (nombre corto) eran bastante altas, desde luego muy altas para lo que ha acabado siendo, pero es que todo el mundo ponía la visual novel por las nubes, que si los personajes eran muy buenos y sus relaciones entre ellos eran agradables y bien hechas, que si la ruta de Kagome era buenísima, que era interesante... Quizás hemos leído una visual novel distinta, de acuerdo, no, sé reconocer algunos méritos pero en general me parece una historia mediocre que aún se aguantaría si no fuera por la forma en que es narrada (y entiendo que haya gente que lo pueda pasar por alto, pero yo no).

Voy a desquitarme de una vez y voy a decir el gran problema que encuentro en esta historia: la manera de narrar del protagonista quita las ganas de seguir adelante con la lectura a cualquiera. No me he puesto a contar cuantas veces habla de que recuerda el color rojo pero estoy casi segura de que son más de veinte, pero si la frase recurrente fuera solo esta no habría problema, sería pesado pero aguantable. El problema está en que en la narración encontramos unas metáforas fetiche (es como un cuento de hadas, el reino amable de tan amable que permite lo cruel y lo bondadoso) además de algunas reflexiones que pretenden ser profundas (estamos solos, por muchos que intentamos conectar con los demás desesperadamente siempre estamos solos) que por muy de acuerdo que pueda llegar a estar de repetirlas tanto no solo producen cansancio sino rechazo. La voz del narrador es horriblemente moralista y repite tantas veces lo mismo que cada vez que no hay diálogos te dan ganas de saltar lo que pueda decir (no lo hago porque como siempre soy masoquista).
Lo peor de todo es la contradicción constante entre el tono de los diálogos y el del narrador en primera persona. Los primeros se cansan de hacer parodia de lo que sucede comparándolo con un shonen cualquiera (lo cual en teoría sería una manera de tomar poco en serio lo que sucede lo cual haría que yo me interesara por lo que me cuentan o perdonar errores) pero el tono del narrador y de la historia en general es completamente serio. Es como si a cada momento te estuvieran diciendo “mira que ridículo que es la historia que te cuento pero nos lo tomamos en serio”. Creo que si el enfoque de la historia hubiera estado en el humor o tuviera un tono más desenfadado hubiera resultado una obra mucho mejor que la presente.
Es precisamente por eso, porque ves la consciencia de reír un poco del género que da más pena aún encontrarse con ese tono solemne. Sobre todo esto llega a la cúspide cuando encontramos un fragmento de una historia ficticia dentro de la historia que parodia los súper-héroes, quizás exagere, pero en ese instante me pareció mucho mejor ese enfoque que lo que se nos muestra en la historia.

Ignorando ya el estilo y el tono (aunque he de decir que es probablemente el motivo principal que ha hecho que no soportara la historia y la visual novel en general) he de decir que la historia es bastante simple y para mi no acaba de decir nada, no destaca por la acción, tampoco por su parte más de comedia o de escenas de vida cotidiana, tampoco por su romance casi nulo y en ocasiones sacado de la manga y parece que hace un poco de todo sin que destaque nada de nada.
En el apartado de la acción tenemos batallas que para mi gusto son en general aburridas. Siguen el patrón de pocos ataques posibles que reducen mucho las posibilidades en las peleas. De acuerdo, es cierto que no soy muy fan de la acción pura en general (por ello miedo le tengo a Fate, mucho), pero esperaba cierta inteligencia o estrategia en ellas (quizás culpa mía, esperaba demasiado).
Leí en un comentario que al autor se le daba mejor la comedia que el drama y he de darle la razón. No dejo de pensar que si la visual novel se hubiera centrado más en las escenas cotidianas, en desarrollar las relaciones entre personajes (y no desarrollar no consiste en decir mil veces que todos estamos solos al final) todo hubiera ido mejor (y de hecho cuando lo hace la visual novel tiene algún buen momento). Aun así también es cierto que hay ciertas bromas recurrentes que cansan (aunque yo las prefiero a los ataques de filosofía barata del protagonista) sobre todo me refiero a las tetas de Benio, sabemos que está plana, gracias.
La ruta común empieza bastante bien, en un principio incluso llegó a engancharme y el ambiente e intriga por saber que pasaba en un inicio me encantaron, aun así a medida que se va alargando va perdiendo el interés y luego ya llegan las rutas que en la mayoría de casos han empeorado el nivel del principio (quizás mis expectativas también subieron con un inicio que no está del todo mal).
Benio. Aún estoy dudando de si he llegado al final de esta ruta o habían escenas extras. Casi estoy segura de que sí que he leído la ruta entera, pero el final es completamente decepcionante, la relación entre Benio y el protagonista no llega a ninguna parte ni se acaba de desarrollar y en general para mi ha sido una continuación desmejorada de la ruta común digamos que presenta algunos de los temas que luego tendrán relevancia para el transcurso de la historia pero para mi no me hacia falta una ruta para esto. Además de la chica no es santo de mi devoción, lo sé, tiene muchos fans pero no puedo con su sentido de la justicia que lleva a leer la misma reflexión una y otra vez por parte del protagonista.
Hisoka. Si me estaba quejando en la ruta de Benio más porque me parece que sigue siendo la ruta común la de Hisoka es mucho peor. También sirve para dar ambientación al mundo (que parece que es lo único que tiene la historia) pero te plantan un drama mal hecho y una relación amorosa que te la justifican por “atracción natural”. Creo que a nivel de acción tiene una buena batalla contra mr Jr pero a parte de eso nos encontramos con un argumento que está tan apresurado que no transmite absolutamente nada, porque aunque el protagonista le guste sufrir por gente que no conoce no es el caso de un lector normal.
Mayuki. Diría que es la única ruta que se me ha hecho pasable. He de decir que adoro a este personaje y que tiene mucho potencial desaprovechado (básicamente en una buena historia me hubiera enamorado). Todas las tendencias a la parodia que tiene pero también su manera de mentir compulsivamente me parecen características agradables. A esto hay que añadirle que su ruta es la más alejada del comyunet (avatares, batallas y todo eso que es el supuesto tema central del argumento) y que por eso quizás me ha interesado más. También por la parte de creativa que tiene Mayuki. Solo puedo decir que hay cierto “giro argumental” que por cierto comentario de Benio anteriormente en otra ruta totalmente innecesario se quita la sorpresa.
Ayaya. Aquí tenemos el ejemplo de ruta inútil porque la kohai es mona y claro, no se va a quedar sin ruta (para eso preferiría a Kururi, pero claro mis gustos no son populares, o no entre tíos cachondos). No es que esté mal del todo porque en la cotidianidad mostrada no lo hacia mal, pero es muy corta y casi queda claro que estaba para poner escenas sexuales así que lo poco que tuviera al ver esas intenciones tan claras desaparece.
Kagome. Se supone que es el plato fuerte de la historia, pero la doble revelación que hay no me interesó demasiado y en general acaba siendo un shonen que aunque se canse de decirte que en la “vida real” el poder de la amistad y de la fuerza de voluntad no sirven para nada acaba cayendo en esos mismos estereotipos. Pero en fin empecemos con las dos revelaciones, la que tiene que ver con Kagome me la imaginaba, no sé me parece un recurso efectista y ya se me había pasado por la cabeza. Creo que el tema podía haber dado para mucho más además de para desarrollar el personaje de Kagome que sigo pensando que tenía potencial para más. Kagome me intrigaba desde el principio y aunque Mayuki me caía bien tenía puestas mis expectativas en Kagome la cual ha acabado normalizándose y no contándome mucho sobre ella. Además de cierta escena que no sé si pretende ser épica hacia el final sobre una lucha interna suya que me parece exagerada, ridícula y sin demasiado interés. La otra revelación sobre algo que concierne al comyunet me parece ganas de meter gente de por medio que sobraba. Quiero decir con esto que a nivel de intrigas políticas el mundo creado me parecía bastante interesantes con los conflictos de la Tabla Redonda y Cesar, creo que tenían potencial suficiente para tener que recurrir algo tan patético como lo que acaba sucediendo.

Pasando a la ambientación que tanto he mencionado debo decir que es probablemente el apartado de la historia que más vale la pena. Alabo la verosimilitud de los conflictos dentro de esa realidad de avatares (monstruos), las posiciones que toma cada uno y el intento de mantener el orden. También en la creación de los mismos avatares me parece digno el trabajo de clases y propiedades en cada uno de los conectores. Sin embargo, todo este trabajo de presentación para mi no se ve llevado al máximo exponente. Además que las clases de los componentes del grupo no son del todo aprovechadas así como los avatares son creados de forma que las batallas se hacen aburridas (poca variedad de ataques y solo en algún enemigo te interesas porque no sabes que va a hacer el otro, pero Babylon, el que controlan los protagonistas sabes en todo momento que puede y que no hacer).

A nivel de arte me parece muy loable el dibujo y en general todo lo gráfico es bello a la vista sin más. Además hay una cantidad nada desdeñable de CGS así que no creo que nadie tenga problemas con ello.
En cuanto al sistema de la visual novel en sí creo que no tiene ninguna falta y el poder ver cuantas escenas llevas es agradable para imaginar cuanto puede quedar. Además da la opción de saltarse las escenas eróticas lo cual recomendaría encarecidamente en la mayoría de casos, quizás hay alguna que se salve pero en general son puro relleno y algunas con personajes secundarios (Yoruko, Tori, Rondo) me parecen tan salidas de la nada que para ello más valía haberlas puesto fuera de la historia en un menú aparte. Mención especial a la estúpida opción de hacer más transparentes las gafas de Mayuki una vez acabada su ruta, me parece una opción tonta pero graciosa.
A nivel musical en general es agradable. Tiene una cantidad de temas aceptable además de dos openings que no están nada mal, un ending que también me ha gustado, y tres canciones en medio de la acción que iban de acuerdo a la situación y no estaban mal. Incluso el instrumental tiene algún tema que destaca para las escenas que intentan ser más “emotivas”.
Os dejo los dos openings:



Pasando ya para terminar a los personajes (que como siempre las entradas de visual novel me quedan larguísimas) tengo que hablaros de el protagonista fuera de su papel de narrador que ya he comentado y algún secundario. Akihito es el protagonista de esta historia y un motivo de peso para mi disgusto. Es un chaval que se pasa toda la santa visual novel diciendo como él es distante y frío, que no se involucrad en nada y demuestra una y otra vez lo contrario, que tiene una moral le guste o no, y que si se trata de una mujer se implica siempre, sea una enemiga, una recién conocida, cualquier cosa femenina es suficiente para que Akihito se mueva y actúe. Me parece muy cansino como se las hace de pasivo y reflexivo para acabar siendo temperamental y el típico medio héroe.
Me gustaría comentar algunos secundarios que me han gustado y que creo que merecían más desarrollo. Haru, no sé la sirvienta con su personalidad verdaderamente fría me parecía mucho más interesante que algunos otros personajes que tenían más protagonismo. Izawa, básicamente quería ver más de su lado dere o tierno. Gasai, en este caso supongo que no puedo quejarme, pero me interesaba bastante su papel tan maquiavélico.

Resumiendo, y por fin me he cansado de escribir, Comyu es una visual novel de la que esperaba mucho más y quizás haya sido un poco mala en la reseña, pero la manera repetitiva en la que está escrita y en general el protagonista me cansaba tanto que ha impedido que disfrute de una historia que a nivel argumental tampoco me ha parecido demasiado interesante. Quizás los personajes a parte del protagonista no estaban mal del todo (aunque merecían más desarrollo) y la ambientación está muy bien hecha, pero no ha sido suficiente para que me gustara (aunque hay mucha gente que le gusta así que si os interesa probad).

Lo mejor: la ambientación, aspectos musicales, gráficos y algunos personajes (excepto el protagonista).
Lo peor: como está narrada, el protagonista, las repeticiones, la historia tampoco me ha parecido la gran cosa.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario