miércoles, 15 de julio de 2015

Hibike! Euphonium (anime)

¡Nuevo anime en el blog!

Título: Hibike! Euphonium
Significado del título: Suena! Bombardino (sí, el eufonio en castellano se dice normalmente bombardino, no tenía ni idea del instrumento)
Extensión: 13 capítulos
Formato original: light novel
Adaptaciones: anime
Autor original: Ayano Takeda

Te gustará si: buscas una serie slice of life, te gustan los animes de música y que se centren más en la interacción de personajes.
Ni lo intentes si: quieres algo con mucha acción, no soportas las series con ritmo algo lento.

Sinopsis

Hibike! Euphonium sigue a Kumiko Oumae que al entrar en una nueva fase de su educación y conocer nuevas amigas decidirá volver a participar en una banda musical de instituto. En la banda veremos los conflictos que afrontan los componentes y sus relaciones.

Opinión

Este es un anime del que no esperaba nada. De acuerdo, sí, que me entretuviera sin más, pero lo cierto es que no tenía ninguna expectativa y lo principal que me atraía era que fuera musical (tengo debilidad por ese tipo de anime) y que fuera slice of life. Sin embargo no empece muy predispuesta y me costó un poco entrar en materia, pero en pocos capítulos llegué a interesarme por lo que pasaba y saber que me quedaría con ganas de más tras acabar la serie, así ha sido.

La historia por tanto sigue las actividades de la banda de música del colegio. Por ello no esperes acción a parte de las relaciones humanas y como estas evolucionan o chocan en el contexto de la banda musical. En general surgen conflictos que se van resolviendo para que la banda pueda llegara a su objetivo.
A nivel argumental he de decir que a parte de la cotidianidad de la banda (un anime musical donde ensayan, se agradece que algunos parece que las piezas salen solas), tenemos relaciones de amistad y unas ganas locas de dar rienda suelta a la imaginación de los espectadores con escenas para que se monten parejas yuri, todos lo hemos visto, y los intereses románticos les han venidos de perlas para no hacerlo tan notorio. En un anime tan corto el amor no puede desarrollar del todo aunque si que es cierto que se intuye por donde pueden seguir algunos tiros en la novela original y me da la sensación, desde mi desconocimiento de la novela, que el yuri ha sido más “invención” del anime que de las novelas originales (si alguien las ha leído que hable).
En general el anime da la sensación que lo que han adaptado es solo el principio y la historia tiene bastante recorrido. Ya no solo por el final abierto que en una publicación aún activa es lo que te esperas sino por tantas pequeñas cosas que te hacen querer tener más y que te dejan frustrado ya que lo más probable es que no hagan segunda temporada o si la hacen no creo que tenga suficiente éxito para seguir adaptando todas las light novel que saquen (de acuerdo debería ser algo más optimista).
Me gusta que el anime sin caer normalmente en ser pretencioso pueda tratar temas como la frustración de no tocar tan bien como quisieras, el querer sentirse diferente (algo que le da un toque bastante juvenil), el no necesitar motivos para hacer algo si eso te gusta... Y he de decir que ese momento de frustración que tiene la protagonista hacia el final de la serie me ha parecido interesante como también las circunstancias de cierta chica que deja la banda (aunque me da a mi que eso necesitaba más desarrollo o que podía ser un ejemplo recurrente para cuando se preguntara alguien porqué continuar haciendo lo que se hace).

Aunque es un anime pausado si os gusta el slice of life, los animes musicales o simplemente disfrutáis de ver una historia que se basa en los personajes y como se relacionan entre ellos, no deberíais tener problemas en que os aburra y menos con 13 episodios que sigo diciendo que se me hacen cortos. En el último episodio se nota que iba todo bastante rápido, o esa ha sido mi sensación de que no les daba tiempo, quizás tenga razón la gente que dice que se alargaron demasiado en todo lo relacionado con la selección de solista y de la banda y hacia el final no les daba tiempo a llegar con el mismo ritmo al final que se habían marcado.

A nivel de animación creo que todo el mundo está contento y yo lo único que tengo que destacar es que las escenas en el río y como este se movía me parecían una maravilla, quizás sea la única que se ha fijado en esto pero me parecían dignas de mención.
La música he de decir que yo generalmente soy más de orquestas que de banda (me falta más cuerda, demasiado viento o algo así), pero aun así tiene piezas curiosas y he de decir que aunque suene raro la versión del opening instrumentada en plan banda me ha gustado mucho. Luego tiene alguna pieza famosa como el Orfeo bajando al infierno y otras piezas que ahora escuchándolas de nuevo me ha descubierto (porque la verdad de bandas de viento no tengo mucha idea, no sabía ni que instrumento exactamente era el bombardino).

Os dejo la que tocan en el “desfile” (he visto que en un principio era una melodía con toques de electrónica, según he entendido, muy curioso, gana más en el arreglo para banda). De verdad que estoy descubriendo que muchas melodías que suenan tienen orígenes muy curiosos. Si os interesa una de las piezas que tocan solo durante 15 segundos es una adaptación de Sherezade de Rimsky-Korsakov (sí, puede que sea la única que le dé por buscar estas cosas, pero la música y yo tenemos eso, está en versión completa en la banda sonora). 

De las piezas que tocan en el concurso una es inventada para el anime y la otra es una de las obligatorias en os concursos japoneses de bandas (sí, ahora estoy escribiendo curiosidades musicales más que otra cosa, casi). Os dejo la canción inventada para el anime que es la que más suena a trozos (la competencia del solo de trompetas, la parte que no le sale a Kumiko).



Lo que en un principio me parecía un anime bastante centrado en pocos personajes, a medida que va pasando capítulos logra ser algo coral y hacernos interesarnos por algunos miembros de la banda y lo más curioso del caso es que en general nos interesan más los que en teoría son secundarios y las dos amigas de la protagonista quedan completamente olvidadas: una solo tiene su momento como enamorada y poco más y Sapphire se queda casi sin definir.
Sin embargo Kumiko como protagonista me ha gustado bastante, que no sea una chica rebosante de energía, que tenga el defecto de decir cosas que más le valdría callarse, que sea bastante pesimista a momentos la hacen una chica de tan normal que es peculiar. Muchas veces en animes de este tipo tenemos una protagonista con una característica exagerada, que la define, pero en este caso Kumiko es una chica que me ha parecido bastante creíble.
Luego está Reina que es el elemento exótico de la serie. En estos pocos capítulos a parte de momentos en que la vemos más humana y sonrojándose se me ha hecho un ideal que Kumiko quiere alcanzar y poco más, pero si que me ha parecido lo suficientemente interesante para querer más de ella (aunque no pueda porque a ver quien lee unas novelas ligeras en japonés...).

Resumiendo, es un anime que en 13 capítulos me ha entretenido bastante y me ha dejado con ganas de más. Es cierto que no pasa casi nada y eso puede frustrar y más siendo tan poco cerrado por ser una adaptación, pero creo que si ignoráis eso os puede gustar y entretener sin más.

Lo mejor: entretiene, te descubre música para banda, los personajes son agradables en general.
Lo peor: a según quien le puede parecer que no pasa nada (no es mi caso), deja con ganas de más.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario