lunes, 31 de agosto de 2015

El pozo de ascensión, Brandon Sanderson (libro)

¡Nuevo libro en el blog!
Esta entrada puede contener spoilers de la parte anterior de la saga.
Título: El pozo de ascensión
Título original: The well of ascension
Autor/a: Brandon Sanderson
Otros libros del autor/a: Steelheart, Elantris
Páginas: 800
Precedido de:   El imperio final
Continuaciones: El héroe de las eras, Aleación de ley (secuela situada 500 años después de los acontecimientos de la primera trilogía y que está previsto que forme parte de otra trilogía)
Formato original: libro
Enlaces de interés: http://brandonsanderson.com/

Te gustará si: te gustó el anterior, tienes interés en saber como irá el mandato o te intrigaron los personajes o el mundo.
Ni lo intentes si: no te gusta la novela fantástica, no te gustó la primera parte, los personajes no te acabaron de decir nada en la primera parte.

Sinopsis
Durante mil años el Lord Legislador ha reinado con un poder absoluto gracias al terror y a su divina invencibilidad por la poderosa magia de la «alomancia». Kelsier, conocido como el Superviviente, el único que logró huir de los Pozos de Hathsin, y Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte, se han unido a la rebelión que los skaa intentaban desde hacía mil años y han vencido al Lord Legislador. Pero Kelsier ha muerto y ahora hay que reinar sin la ayuda del héroe y sin disponer de los poderes de aquél. Todo ello pone de manifiesto un hecho realmente aterrador: acabar con el Lord Legislador fue la parte sencilla. Sobrevivir a las consecuencias de su caída va a representar el verdadero desafío. Tomar el poder tal vez resultó fácil, pero ¿qué ocurre después?, ¿cómo se usa el poder? Una amena reflexión de estrategia política y religiosa en el marco de una aventura épica con luchas estilo kung fu gracias a los siempre misteriosos poderes de la alomancia... (de una edición)

Opinión
El primer libro me gustó lo suficiente para leer el segundo y supongo que el éxito de la saga, el autor y en general que fue un libro entretenido hicieron que me embarcara en el segundo con unas expectativas medias. Y sí, básicamente en El pozo de la ascensión nos encontramos con un esquema narrativo muy parecido al del anterior libro, quizás si que es cierto que con un ritmo un pelín más lento y con unos personajes que por mucho que el autor lo intenta no me convencen. Aun así, la intriga y las estrategias políticas tienen más peso en esta parte y puedo decir que en general están llevadas bastante bien. Así que sí, supongo que continuaré con el último volumen para terminar la saga (y para enterarme que le ha pasado a Breeze que es lo único que verdaderamente me interesa, lo sé, no es importante pero necesito saber que le ha pasado).

La historia en esta ocasión parece centrarse en tres puntos: la relación amorosa entre Vin y Eland, los múltiples problemas que tiene dirigir una ciudad (sobre todo con ciertas amenazas de por medio) y algo extraño que no sabemos muy bien que es llamado la “Profundidad” (no sé si es la traducción que han usado, lo he leído en inglés.
El caso es que si nos fijamos punto por punto podemos encontrarle algunos defectos en todo, para mi sobre todo en la construcción de personajes hay algo que me impide creerme la forma en que actúan y más que un problema de las acciones que emprenden creo que es la forma en que está escrito. Esto es algo bastante subjetivo pero la manera en que escribe el autor parece que más que fluir con naturalidad lo que piensan lo personajes te esté obligando a creerte que se sienten de una u otra manera. El caso es que quizás tenga que ver el hecho que el libro está bastante bien estructurado, está todo pensado, tanto que a la hora de la ejecución a mi me da la sensación que la manera en la que se sienten o piensan los personajes está al servicio del argumento, algo que para mi sería preferible al revés (que los personajes condujeran la trama). Por ello quizás todo el conflicto de la pareja tan relevante en el argumento me quedaba un poco lejano (solo con pensar la cantidad de veces que Eland dice que confía en ella hasta el punto que se hace repetitivo y poco creíble...). En pocos momentos me he llegado a creer que haya algún tipo de sentimiento entre los dos, que lo hay, lo sé, pero supongo que simplemente crear relaciones románticas no parece ser el punto fuerte del autor. Y aun así sorprendentemente cierta relación secundaria me ha parecido mucho más tierna y digna de ser explorada, solo diré que involucra al personaje de Sazed.
El punto de las intrigas políticas quizás sea lo más interesante del libro y quizás para algunos lo que más puede frustrar porque las decisiones son lentas, se intenta aplazar lo inevitable. Sin embargo a mi hasta cierto punto es lo que más creíble me ha parecido, puede que me hubiera gustado que no se hubiera dado por supuesto que el sistema de gobierno tuviera que ser una monarquía o que se pensara en otras formas de gobierno (vale, lo sé no me iba a encontrar con un anarquismo aunque quisiera) y bueno supongo que quizás hacer cambios bruscos viniendo de un régimen autoritario no era la mejor idea, pero no sé, Eland se supone que sabe mucho de teoría política y no acaba de explorarse otras maneras de gobernar.
Luego está el tercer espacio que es el de las rarezas del mundo. Creo que aquí es donde el autor pone más empeño, en intentar crear un mundo diferente pero sobre todo unos poderes extraños. Sigo pensando que el mundo no está demasiado explorado (conocemos Luthadell, pocas costumbres...), pero el sistema mágico es quizás lo más relevante a nivel de exploración fantástica del libro. Como digo siempre no es algo muy sorprendente, pero libro a libro, los metales se expanden y la historia de la magia del mundo también. Hasta cierto punto me puede parecer interesante la forma en la que Vin va descubriendo todos los secretos de la alomancia pero hay cierta cosa en el proceso que no me acaba de convencer: como los poderes de la chica sirven absolutamente para todo, casi todo le sale bien y el giro del final solo parece para enmendar que la chica parezca inmortal. De hecho cierta decisión del autor sobre otro personaje hacia el final (que de repente tiene nuevas cualidades) me parece muy cómoda, parece que con eso vayan a solucionarse todos los problemas entre ciertos personajes porque ahora se entenderán más. En serio, ¿no era precisamente que fueran tan diferentes lo que daba pie a la relación y a intentar comprenderse y que le daba algún valor? No sé muy bien como se llevará esto en el próximo libro pero creo que no me va a convencer.
Otra cosa que me hace mucha gracia es que el autor cree que por matar a dos o tres personajes que tenían alguna relevancia ya es realista un conflicto. No digo que el conflicto esté mal narrado a lo que me refiero es que a excepción de una muerte (que está claro que tiene una función más para afectar a cierto personaje y que avance hacia un destino concreto, pero por lo menos puede tener cierto impacto en el lector), las otras dos muertes están hechas por el típico proceso de “vamos a matar a los personajes menos relevantes para dar un toque de dramatismo, pero solo en el fondo”. Algo que me da mucha rabia es como en muchas historias hay un orden en las muertes de menos importante a más, es decir los personajes que menos papel desempeñan se mueren antes que los que son más importantes y aquí incluso hay cierta escena que pretende ser emotiva antes de la batalla que está condicionando una muerte. ¿Sabéis cuando antes de una batalla sin ton ni son hay una conversación entre dos personajes que hablan poco entre ellos y tienen un momento emotivo? Ajá, eso significa que va a morir uno de los dos, siempre. Me da rabia que me fuercen a sentirme emocionada por algo cuando está mal hecho.
El único giro argumental que es algo inesperado es uno que tiene que ver con el “traidor” dentro del castillo, de hecho si lo piensas si que hay pistas, pero si que es cierto que está bien hecho.

La estructura del libro sigue siendo un poco lo mismo que en el anterior hay un objetivo al que deben llegar los protagonistas y el libro acaba cuando lo cumplen. Quizás sea algo normal, pero siendo una saga a veces no se ve tan claramente que el libro sigue el proceso de partir de un punto a a uno b y por eso lo de en medio es simplemente impedimentos para llegar a la meta.
En cualquier caso para mi la escritura del libro sigue pecando de exceso de descripción en las peleas (hay una especie de parón para contarte la acción como si fuera lo más importante aunque quizás esto sea cuestión de preferencia, en mi caso las peleas no me acaban de convencer por lo general) y una mala representación, por lo general, de los sentimientos y conflictos de los personajes. No me canso de decir que el autor no es demasiado bueno intentando crear personajes que parezca que piensan de verdad. Y lo peor de todo es que para mi, los mejores que ha creado en esta saga son secundarios que casi no tienen importancia.

Así que pasando a los personajes (que me estoy enrollando lo que no está escrito) tengo que decir que Vin cada vez se me está haciendo más pesada porque la relación entre ella y Eland en este libro se basa en un terrible “no te merezco, no me entiendes”, que sí, que no está mal del todo planteado si el autor supiera un poco más de como crear una relación y no como intentar que el lector se crea que los dos se quieren. Sobre todo tengo que comentar que mi problema está en que al principio del libro no se aprovecha para mostrarnos la relación agradable entre ambos (sí, hay intentos, pero no llegan a convencerme) y luego después de todos los conflictos entre ellos y sobre todo consigo mismos, al final, el intento de resolución de los problemas tampoco alcanza a la expectativa de culminación. El intento de triángulo amoroso tampoco me parece bien aprovechado del todo y los sentimientos de Vin con respecto a Zane me parece que merecían más desarrollo. Me pasa un poco lo mismo con la relación que se establece entre ella y el kandra creo que está mejor desarrollada que todas las relaciones principales pero cierto momento podía aprovecharse más (además teniendo en cuenta el pasado de Vin se podría dar un poco más de hincapié a cierto hecho).
Luego está Eland, el buena persona e idealista. ¿Se puede saber cuantas veces se repiten esas cualidades sobre el chico? Parece que no quiera que el lector piense y simplemente nos creamos que es así, y ya está. De verdad que lo único que parece caracterizar al personaje es que es buena persona y que le gusta leer.
Y aquí viene lo curioso del libro: los secundarios me parecen mucho más interesantes que los principales. De acuerdo, suele pasarme pero de verdad que los que de verdad me interesa saber que les va a pasar (teniendo en cuenta que parece ser que el autor los quiere maltratar) son Sazed y Breeze. El primero es el típico que es buena persona e inteligente y que despierta ternura por su indecisión sobre si de verdad tiene el derecho a una vida plena, si de verdad es capaz de hacer algo que valga la pena. Quizás el punto más novedoso es lo que representa como estudioso y como persona que recuerda religiones, toda la discusión sobre si sirve o no la religión me parece muy interesante. El segundo tampoco se escapa del estereotipo de persona que se hace pasar por frívolo y que de hecho siempre se está preocupando por los demás a su manera. Pero a eso añadirle el poder de controlar las emociones le hace bastante especial y creo que estoy oficialmente encariñada con este personaje. Ajá, un secundario que no parece tener importancia y que me lo han maltratado bastante hacia el final. En fin estos dos personajes han tenido bastante desarrollo a lo largo del segundo libro y quizás sea una de las mejores partes de este.

Resumiendo, y hoy por lo que se ve tenía ganas de soltar rollo, es un libro que aunque por todo lo que he dicho podría parecer que está lleno de cosas mejorables y quizás sea así pero que en lo general lo he disfrutado porque es entretenido y aunque hay un montón de cosas que no me convencen tiene otras que son más o menos agradables y que cubren las carencias.

Lo mejor: Breeze y Sazed (ya paro con la obsesión), es entretenido.
Lo peor: por lo general el libro tiene carencias a nivel de como hacer pensar a los personajes o formar relaciones creíbles entre otros puntos hechos por el bien del desarrollo del argumento pero que no acaban de ser naturales.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario