miércoles, 2 de septiembre de 2015

Kono yo no Hate de Koi wo Utau Shojo Yu-No, Elf (visual novel)

¡Nueva visual novel en el blog!
Título: Kono yo no Hate de Koi wo Utau Shojo Yu-No
Significado del título: La chica que canta al amor en el abismo del mundo, YU-NO
Estudio: elf
Otras obras del autor: Eve: burst error, Desire
Formato original: visual novel (más bien es una aventura gráfica o point and click)
Adaptaciones: una ova (dicen que no vale la pena)
Extensión aproximada: 30-50 horas larga
Idioma: inglés
Contenido Sexual: sí
Enlaces de interés: https://vndb.org/t2459 (una guía, haceros un favor y si queréis jugar seguid una guía)

Te gustará si: buscas una visual novel con elementos de aventura gráfica o no te importa demasiado tener que estar todo el rato buscando al sitio donde tienes que ir, buscas una historia sobre viajes en el tiempo, no te importa un inicio lento.
Ni lo intentes si: no soportas la jugabilidad típica de las aventuras gráficas, apretar en la pantalla todo el rato buscando cosas o cambiando de localización, no te gustan los gráficos antiguos por algún motivo.
Sinopsis
Takuya es un estudiante cuyo padre, un historiador de renombre ha muerto hace poco y que se verá involucrado en una de sus investigaciones. Su padre había estado trabajando con una teoría sobre mundos paralelos y le dejará un extraño aparato que se supone que sirve para viajar entre ellos. ¿Puede que su padre se haya perdido en uno de esos mundos?

Opinión
Este es uno de los pocos clásicos de las visual novel que ha tenido una traducción al inglés. Por clásico en este caso tenéis que tener en cuenta que esta obra es del año 1996, que comparado con otros formatos sería muy reciente pero en el caso de este, considerando que las primeras son de la época de los 80 más o menos tener una traducida al inglés de finales de los noventa es suficiente motivo para prestarle atención. También me atrevería a decir que es ya un clásico por todo lo que hace al género, la complejidad de su historia que aún ahora nos puede impresionar y por como está valorada como una de las mejores eroge por los japoneses. Solo diré que en un top basado en las puntuaciones de la página erogamescape (una especie de enciclopedia online con todos los eroges donde todo el mundo que se inscriba puede votar las vn que ha jugado) de la que salió un top 100 mejores eroge desde 1994 a 2011 y el que quedó en segunda posición fue este. Teniendo en cuenta que es un juego antiguo que aún tenga tan buenas puntuaciones da que pensar y lo cierto es que teniendo en cuenta que gran fumada es la historia lo entiendo. De verdad, si os gustan las locuras, las teorías de mundos paralelos, los finales con resoluciones cada una más extravagante y ambiciosa que la anterior, adelante, esta es una historia que no os podéis perder.

Lo primero que llama la atención de la visual novel es que no es puramente este género y se inscribiría más en una aventura gráfica, de esas de hacer click en todas partes y moverte por un mapa hasta la saciedad buscando por todas partes esperando encontrarte con alguien y que el argumento evolucione. Por favor, si no queréis sacrificar vuestra vida entera, antes de adentraros a Yu-no haceros un favor y buscad una guía, de verdad que os vais a ahorrar tener que volver una y otra vez a hacer lo mismo. ¿Qué quiero decir con esto? Bueno, el sistema de juego de Yu-no tiene sus partes buenas y malas, pero entre lo malo hay un sistema de guardado que os puede desesperar. Por una parte puedes ir guardando tu avance de la forma habitual pero solo en una “ranura”, pero luego hay que integrarle el sistema de joyas que son una especie de puntos de guardado que creas tu en cierto momento en el juego para poder volver a ellos después de que continúes adelante y llegues a un final y así volviendo a ese punto de guardado para optar por otro. El problema no es tanto que tengas que ir poniendo muchas joyas para continuar adelante, sino que si te equivocas en algo y ya has guardado de la forma habitual como no hayas puesto una joya cerca te toca volver a recorrer toda una extensión de tiempo y lugares que se hace muy pesada y lo peor de todo, que no puedes saltar. Ahora estamos muy acostumbrados a la fabulosa idea de la función de pasar texto ya leído, pero aquí como hay la interacción de tener que ir cambiando de lugar te toca ir cambiando de sitio continúamente de forma repetitiva y cansina.
Sin embargo no puedo quejarme del todo por el sistema de juego que puede resultar incómodo para el jugador porque la relación lúdico-narrativa está muy bien hecha (oh, Dayo, cuánto daño has hecho). Quiero decir con esto que el sistema de juego es parte de la historia y la historia se basa en el sistema de juego. No tengo ni idea de si Yu-no fue de las primeras visual novel que se le ocurrió que la capacidad de decisión del jugador y de poder ver dos o más versiones implica una lógica de teoría de los mundos paralelos pero desde luego es la que lleva a la máxima expresión este concepto que luego se ha usado tantas veces en vn (parece que una visual novel con algo de fantasía o ciencia ficción está destinada siempre a la teoría de los mundos paralelos para explicarse a sí misma, que en parte tiene lógica y en parte puede cansar). Aunque hay obras posteriores que hacen un buen uso de los mundos paralelos en este caso hay un esfuerzo increíble para darle sentido a casi todo lo que constituye el juego, el mapa que vemos para guiarnos a través de las diferencias de decisiones y finales que hay tiene mucha relevancia después en la explicación final e incluso esas joyas que crean puntos de guardado son cruciales y si os dais cuenta la forma de guardado normal es un espejo recordando a cierto otro artilugio. En cualquier caso todos estos detalles están muy bien hechos y aunque podamos quejarnos que es un juego que a la mínima puede costar o aburrir por la repetición tiene un sentido todo como está hecho y eso puede compensarlo.
Otro punto que cabe mencionar de la jugabilidad son para mi los acertijos. Para nada son el típico acertijo puesto para rellenar, son complejos y si por casualidad no encontráis cierto portátil escondido o no miráis el opening de la visual novel (de verdad, esperaros a que salga antes de pasar a la pantalla de inicio) pueden ser imposibles (o si no miráis la guía claro). Pero en fin a los que os interese la lógica que hay detrás de los acertijos hay un pasatiempo que se llama puzzle japonés que os puede ayudar (yo ya lo conocía antes de leer Yu-no así que iba con ventaja).

Pasando a la historia en sí (esto va a quedar largo, se ve a venir) me gustaría comentar que la acción transcurre en dos días (sin tener en cuenta el prólogo y el epílogo) lo que hace que limite bastante tanto el desarrollo de personajes como las acciones posibles. No me malinterpretéis, esa limitación de acción en este caso está muy bien aprovechada porque en ciertos lugares de día o de noche pasan ciertas cosas comunes en todas las rutas lo que hace que el mundo tenga unos conflictos que siempre se dan independiente de la ruta en la que estés y la diferencia está en que conflicto se centra el protagonista. El caso es que esto que causa la molesta repetición que comentaba antes también es cierto que crea unos dos días bastante coherentes y una lógica interna de la historia muy bien hecha.
Ya entrando un poco más al meollo del asunto voy a ir una a una en las rutas y en el epílogo más loco que he tenido el “placer” de leer.

Mitsuki/Eriko. Esta es la ruta que recomiendan leer primero y no está mal a nivel de misterio y intriga, deja muchas incógnitas abiertas pero a la vez te presenta algunas de las claves para entender más adelante las motivaciones de ciertos personajes. El caso es que no es nada del otro mundo pero acaba con ciertas revelaciones que te dan ganas de continuar leyendo para ver como va a encajar exactamente todos estos mundos paralelos. Para mi el mayor problema que tiene no es tanto el nivel de interés que tiene, a mi en general toda la visual novel se me ha hecho una lectura amena, el problema para mi viene más de los personajes que en este caso solo Eriko tiene algún interés y todo el pasado de desenfreno del protagonista no acaba de mostrarse del todo bien.

Ayumi. Una ruta que intenta ir más a lo emotivo y que para mi en ese aspecto fracasa de manera estrepitosa. Quizás a nivel de seguir desvelando puntos de interés para la trama, sobre todo basándonos en todo lo que hace referencia a la compañía donde trabajando, que están investigando realmente, con que objetivo y en general eso sigue siendo interesante (de verdad que a nivel de intrigas y de intentar saber que está pasando realmente yu-no me ha parecido que se deja leer muy bien). El problema es que aunque se insista en la relación ambigua entre Ayumi y el protagonista desde el inicio no me ha convencido en absoluto, entre ellos no me parece que haya casi nada y en el único momento emotivo que se supone que hay en la ruta cuando hay cierta desconfianza no sentí nada por culpa de lo mal hecho que está.

Mio. Quizás esta es la ruta que más me ha gustado sin contar el epílogo. El caso es que aquí el desarrollo va más hacia la investigación de las leyendas de la montaña extraña que hay en Sakamichi, en conocer exactamente que ocurrió allí si hay algún vestigio de esa raza extraña que ya había investigado el padre de Takuya y en general no hay momento que no sea interesante. Además en esta ruta encontramos dos de los acertijos que le dan otro toque interesante. De nuevo quizás la relación entre Mio y el protagonista parecían quererla hacer más profunda o interesante de lo que acabado siendo. He de decir que Mio como tsundere no estaba mal y como enamorada de Takuya también tenía potencial que acaba desperdiciándose con un protagonista que no acaba de sentir nada y por un desarrollo nulo, de verdad que si la visual novel hubiera dado más importancia a las relaciones entre personajes hubiera sido todo un qué, sobre todo teniendo en cuenta que los personajes por separado aunque sean en ocasiones estereotipados no estaban mal pero a nivel de relacionarse es muy vacío lo que nos encontramos.

Kanna/Kaori. En esta ruta también a nivel de misterio sabemos un poco más de la piedra extraña del juego y avanza un poco hacia la resolución. Si bien cuando te enfocas hacia Kaori no es muy memorable en el caso de hacerlo en Kanna nos encontramos con unas expectativas que no se cumplen. Durante todo el juego parece que la figura de Kanna va a traer muchos misterios y tiene mucho detrás y al final no encontramos nada del otro mundo, la relación entre ambos no acaba de desarrollarse a parte de esa extraña atracción que se tienen y se queda en un personaje más bien flojillo. La verdad es que puede que sea una de las grandes decepciones de Yu-No por como te presentan el personaje creándote expectativas que no se cumplen.

Epílogo. (puede contener spoilers, leer bajo propio riesgo)
Aquí viene la parte que para algunos puede resultar que sea la gran decepción o lo mejor que puedes encontrar. Pero me estoy avanzando, para mi el epílogo empieza teniendo un defecto o una virtud dependiendo de como lo consideres. La transición entre la historia principal y el epílogo me parece demasiado directa, no hay manera de acostumbrarse a semejante cambio y a la vez es cierto que para entender cual es la conexión en todo te da ganas de seguir leyendo sobre todo porque antes de entrar en el epílogo hay un montón de cosas que no se han resuelto así que vas muy perdido cuando empiezas a leer esta parte.
Quizás el epílogo sea lo que más humanidad me ha desprendido. Hasta cierto punto me he llegado a convencer de la vida familiar idílica (que olía a desgracia desde el minuto uno) pero también es cierto que el autor tenía prisa y te cuenta cuatro años en pocas líneas. Creo que había potencial para dar más humanidad a los personajes, la relación entre Sayless y Takuya merecía más y sobre todo Yu-no para mi presenta ciertos problemas con su relación con su padre. En cualquier caso tenemos una especie de cotidianidad que no dura demasiado (y que si lo hubiera hecho hubiera tenido más impacto en el lector) tras ello una parte de venganza en la que para mi no se acaba de desarrollar del todo la relación entre Yu-no y su padre o no de forma que entendamos cierta cosa. Para acabar con las idas de la olla gigantes y lo que quizás valga más la pena comentar.
La resolución de todos los mundos paralelos con un origen de un mundo de lo más peculiar (hablo de Della Grantia, por si alguien se lo pregunta), con una de las explicaciones más extravagantes que leía desde hace tiempo. No es que sea genial o de esas que te las crees a la primera, es de esas que te hacen pensar en qué condiciones estaba el que ha creado la historia, cuanto ha fumado y que tipo de droga, pero una vez pasado ese primer contacto llega una interpretación que intenta ser menos pseudo-científica y que apuesta por lo “histórico”. De hecho algo que desde el prólogo me llamó mucho la atención y positivamente de Yu-no es que tuviera un enfoque histórico de los viajes en el tiempo. Por que es cierto que si se viaja en el tiempo habría que volver a pensar la definición de historia y en este caso la solución del juego a este conflicto es inteligente apuesta por un perspectivismo (cada uno ve la historia desde su punto de vista temporal) pero creando una especie de artificio de como serían todas las posibilidades que sería algo así como una perspectiva nivel Dios.
Me encanta una de las conversaciones del final con Eriko que le habla de que la ciencia nunca podrá escapar de las imperfecciones del ser humano, de su subjetividad y de como el mundo avanzaba hacia un intento de lograr la objetividad pura y que le llamaba Dios. Quizás la respuesta que da a esto el final pudiera parecer que estuviera llegando al objetivo pero creo que no acaba de serlo por como los protagonistas están en un estado extraño, etéreo, lejos de la sociedad que hasta cierto punto no sabemos si a eso se le puede llamar “humanidad”. En cualquier caso es un final digno de ver independientemente de si lo encuentras muy loco o no, la metáfora de la semilla y el árbol es curiosa teniendo en cuenta todo lo que se nos ha contando antes (por cierto, ¿soy la única que pensó mucho en Rewrite que guarda cierto parecido al final de Yu-no?).
Por cierto el papel del padre en el juego también es digno de ser comentado. En un principio parece que va a ser determinante en el misterio final y que va a ser la causa de todo, es como el objetivo inalcanzable y yo pensaba que el juego se iba a enfocar más en descubrir cosas del padre que no conocía realmente cuando no es así para nada. Luego acaba siendo como una especie de observador del mundo, casi parece que esté en el papel del autor o del lector.
Ya pasando a temas más mundanales tengo que hablar que la relación entre Yu-no y Takuya no me cuadra, nada. Creo que tirando hacia lo familiar todo hubiera ido mucho mejor, pero bueno, entiendo que quieran ponerle ese tono más dudoso, pero si quieres que haya incesto, si te lo piden porque va a vender más o lo necesitas por lo menos dale una explicación, intenta que sea un poco más creíble y no que el lector tenga que pensar que te han obligado o algo.

Dejando atrás la historia en sí quiero hablaros del estilo de la obra. Quizás uno de mis problemas es que sabemos poco de como se siente el protagonista, es una historia muy enfocada en el argumento, en las cosas que pasan así que supongo que es normal que no haya mucha profundidad en lo que le pasa por la cabeza al personaje, pero de ahí a que solo de vez en cuando haya un comando para pensar y así que el protagonista dé rienda suelta a sus preocupaciones...
En cualquier caso el estilo tiene la virtud que en general no dice más de lo necesario así que todo va rápido y que en muchas ocasiones hay humor, puede que muchas veces pueda que sea un poco tonto, pero yo soy de las que se han entretenido siempre en las aventuras gráficas mandando al protagonista a hacer cosas raras o intentar que busque en sitios extraños. El típico ejemplo es cuando estas buscando a alguien haces click en el cielo y te dice algo así como “oh, la han raptado marcianos, está en una nave espacial”, en seguida te dice que obviamente no va a estar en el cielo, pero me hacia gracia ver que me iba a decir. Además de esto en muchas ocasiones el protagonista rompe la cuarta pared para darte la culpa por hacerlo actuar de cierta manera.

Los gráficos para lo antiguos que son no están nada mal y las cgs las he encontrado bastante agradables. Quizás sobra mucho que en casi todas haya unas bragas gratuitas, porque enseñar las bragas de las chicas es gratis y los escotes que enseñen también tienen bastante protagonismo. Pero en fin, es un eroge, está dirigido a una audiencia masculina calentorra así que es normal. Así como todas las escenas de sexo innecesario que hay en todos los casos puesto que las relaciones no están nada bien hechas, pero como decía antes, es un eroge, las escenas de sexo gratuitas no son nada nuevo (aunque en este caso Yu-no no lo necesite).
La música es la típica hecha con ordenador, de vidojuegos antiguos (sé que hay maneras más correctas de expresarlo pero ahora mismo no me sale). En cualquier caso no destaca demasiado (quizás porque a mi ese tipo de sonido tampoco me acaba de gustar del todo) pero hay algunos temas que no están mal, os dejo aquí un recopilatorio.


Los personajes para mi, como he medio dejado intuir son el problema de la visual novel. Si para vosotros no es importante que las relaciones se definan y que haya buena interacción entre los personajes es cierto que tenéis un argumento que os puede ofrecer mucho y que aún con esta pega vale la pena por si solo, sin embargo a mi me da un poco de rabia que no haya llegado a ser todo lo que podría por esas relaciones que me he creído poco.
También Takuya creo que tenía más potencial y que acaba siendo el protagonista típico, con un sentido peculiar del humor que yo agradezco, inteligente y amable (aunque no lo reconozca). En cualquier caso para mi falla un poco la parte de inteligente, lo es y en conversaciones desde luego lo demuestra pero hay veces que le pueden los sentimientos o las ganas de no creer algo y tarda mucho más que el lector en darse cuenta de cosas obvias, algo que siempre resulta muy frustrante.

Resumiendo, y no me alargo más porque esto ya está siendo la reseña más larga hasta el momento, Yu-no es una visual novel que todo amante de las historias complejas argumentalmente, de las idas de la olla con ciencia ficción e ideas algo extrañas y sobre todo de las visual novel debería darle una oportunidad. Entiendo que el sistema de juego y la antigüedad del mismo pueden tirar para atrás, pero aunque no esté entre mis favoritas creo que es una obra especial, que vale la pena leer y que incluso me ha llegado a enganchar.

Lo mejor: las locuras, ese epílogo tan especial, el argumento en general, la estructura.
Lo peor: los personajes y sobre todo sus relaciones entre ellos me han parecido poco creíbles.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario