jueves, 3 de septiembre de 2015

Uno rojo, división de choque, Samuel Fuller (película)

¡Nueva película en el blog!
Título: Uno rojo, división de choque
Título original: The Big Red One
Director/a: Samuel Fuller
Reparto: Lee Marvin, Mark Hamill, Robert Carradine, Bobby Di Cicco, Stéphane Audran, Siegfried Rauch, Kelly Ward, Charles Macaulay, Alain Doutey, Maurice Marsac
Música: Dana Kaproff
Otras películas del director/a: El kimono rojo, Corredor sin retorno.
Duración: 113
Año: 1980
Formato original: película

Te gustará si: te gustan las películas bélicas, tienes interés en ver algo que cuente el día a día de unos soldados en la segunda guerra mundial, te gusta la acción.
Ni lo intentes si: no tienes mucho interés en las historias sobre guerra, no queréis nada de acción, buscáis una obra sobre personajes.

Sinopsis
A las órdenes de su sargento, cuatro jóvenes soldados de infantería norteamericano recorren los campos de batalla de media Europa. (FILMAFFINITY)

Opinión
Esta es una de las 1001 películas que estoy intentando ver a lo largo de mi vida (y que dudo que lo consiga al paso que voy) en cualquier caso siempre decido la siguiente de forma aleatoria así que simplemente hice lo mismo y en esta ocasión salió una película bélica. Espero que tengáis en cuenta que no tengo ni idea de que se supone que cabe esperar en el género, no sé cuales son los tópicos ni que historia tiene. Así que la posibilidad que esta reseña no tenga ningún tipo de valor para todo experto o persona que guste de las películas bélicas es muy alta, e incluso aquellos que como yo no hayan visto nada puede que no os sirva de mucho lo que voy a decir con esta opinión así que disculpadme de antemano. Si queréis que resuma mi opinión es simplemente que es una película en parte demasiado larga que para mi opta por un enfoque desmitificado y “realista” de la vida entre batallas. Sin embargo, no es una película para aprender historia y a parte de unas escenas memorables la película se me queda un poco superficial, quizás el intento de ser realista no le deja brillar y cuando intenta ser profunda y reflexiva cae en la frase del final que es el mayor topicazo que oía en años. A parte de eso no es una película mala, tiene sus momentos.

En cualquier caso si tuviera que definir la historia de la película diría que se basa en acontecimientos separados por el tiempo y el espacio de cinco soldados, fin. No esperéis que haya un objetivo, una motivación, es simplemente un retrato de la guerra desde el punto de vista de como lo vivieron los protagonistas, no hay más. En ningún momento pretende ser una lección de historia de la segunda guerra mundial así como tampoco intenta ser el gran drama lacrimógeno intenta no tener un sentido o una finalidad y creo que es una buena opción pensando que quiere representar “qué es la guerra de verdad”.
El problema viene que aunque hay escenas que pueden quedar en la memoria, tenemos un embarazo más que peculiar que me resultó una escena muy humana teniendo en cuenta las circunstancias en las que están, además de añadirle el toque del uso de los preservativos para intentar ser higiénicos (y también lo usan en los fusiles lo cual es algo que me parece curioso y que a la vez puede ser histórico, lo sea o no), tiene momentos con niños, porque oh, la inocencia, pero acaban más que por emocionar al espectador causarle una sensación de que ha visto un suceso extraño en medio de una cantidad de tiros que no es normal.
De acuerdo, en general hay buen balance de escenas más cotidianas y de acción, pero que me tenga que pasar minutos y minutos viendo como hay explosiones por todas partes, disparos, más disparos, más disparos y lo peor de todo, que pase un tanque por al lado y se escondan para que no les vea. Quiero decir la última escena se da en tres ocasiones diferentes de forma calcada, un tanque y en primer plano los protagonistas escondiéndose, las primeras veces causa tensión y de hecho hay cierta escena un tanto desagradable al principio que incluye tanques y tiene cierto impacto, pero después, cuando además te das cuenta que los cinco de turno son inmortales porque la película lo ha decidido así ya te da absolutamente igual. La tensión que se pueda crear en escenas que están escondidos y pasa un tanque acaba cansando.
Ahora bien si hay algo que me parece lo más estúpido de la película es cuando intenta ser reflexiva. Quiero decir como un intento de retrato medio realista y crudo de la guerra la película tiene un pase y que la figura del soldado no sea un héroe es algo que agradezco, pero que me tengan que poner frases más estúpidas que parece que no hace falta decirlas es penoso. Desde el primer minuto se nos intenta dramatizar que la guerra es inútil desde la premisa que tiene un final y un principio cuando se ponen de acuerdo y firman un papel. Muy bien, nada que no supiéramos, ahora bien que para esto tengas que recurrir al trauma y a la redención y lo peor de todo que me digas que la única gloria de la batalla es sobrevivir. Vaya, no lo sabía, no me han dicho como 999 veces que la guerra es inútil. Ah, lo peor de todo es esa frase de “no asesinamos, matamos como si fueran animales”. Yo no digo que no te sirva para quedarte tranquilo cuando estás en el campo de batalla, ¿pero en serio una película que parece querer dar el estereotipado mensaje de la guerra es absurda nos pone esta frase? Además después hay cierta escena que debería ser perturbadora con unos planos muy curiosos en que un personaje abre ciertas puertas con el arma y tiene una especie de momento psicótico (vale, no es tanto, pero digamos que no actúa de la forma normal). Cierto personaje le dice que continúe, que se lo merece, y en ese momento te puedes preguntar después de la frase final, ¿espera, no era una película que dice que lo único que puede haber de memorable en las acciones de guerra es sobrevivir, es la misma que está mostrando esa escena y animándola? Lo cual parece tener una explicación que yo no querría darle pero quizás, parece que haya un poco de sentimiento de mira que malos son los nazis (obviamente hay atrocidades, pero las hay en todas partes). Lo que me lleva a hablar de unas escenas que no he acabado de entender muy bien que función tenías, las que aparecía un alto cargo nazi que idolatra a Hitler, me parece muy fuera de lugar teniendo en cuenta que toda la película parece solo hablar de un bando siempre y unos personajes solo se centre en un personaje aislado y no acabo de entender a que se debe esto, si alguien que sea más inteligente que yo tiene alguna teoría que se pase a comentar, gracias.

En cualquier caso una de las mejores decisiones de la película es cuando intenta no ser grandilocuente, cuando intenta ser humana y cotidiana, a momentos me parecía que era una serie de curiosidades sobre la segunda guerra mundial que le podían haber pasado a ese grupo de soldados que si bien no tienen ningún tipo de desarrollo como personajes sirven como reflejos de comportamientos humanos de unos soldados y no está nada mal.
Aun así hay algo de la fotografía, yo que como siempre digo no tengo ni idea, que tengo que comentar porque me mosquea: los planos centrados en animales. En serio o hay algún tipo de metáfora implícita o bien de presa y cazador o bien de crecimiento (creo que los animales que se muestran cada vez son mayores de tamaño yendo acorde con los personajes) o vieron un animal y les hizo gracia, en serio que esos planos no les veo ningún sentido. Además a eso añadirle los terribles primeros planos de ojos que parecen intentar ser emotivos y que a mi solo me servían para liarme intentando saber quien era quien. A esto hay que añadirle una banda sonora que parece que solo tiene un tema en mil versiones diferentes y creo recordar que hay siempre otro donde unos violines ponen tensión.
En fin, el tema principal:

Ya pasando a los personajes me hace gracia ese intento de darles un poco más de interés poniendo a artistas (a un dibujante y a un escritor) como una especie de mira, los soldados no solo son máquinas de matar, tienen alma. Creo que no si vas a dar un uso a eso quizás tampoco hacia falta ponerlo, pero en fin supongo que colabora a crear la sensación de realidad que hay en el grupo de soldados. Aun así no colabora nada a intentar que realmente nos importen los personajes que sin duda no consigue en absoluto. Quizás el más carismático sea el papel de Lee Marvin puede que por su actuación que aunque se pase toda la película con cara de palo le hace destacar y más en las escenas que son más “emotivas” crean ese efecto extraño de rareza en medio de la desgracia.

Resumiendo, si os interesa ver una especie de retrato de la vida de unos soldados con un intento de ser realista que cumple bastante bien no está mal. Sin embargo la película puede pecar de larga (a mi digamos que en parte me lo pareció), de superficial y a la vez de intentar ser pretenciosa. Sé que esto suena contradictorio, pero para mi la película intenta ser de tan banal algo profundo lo cual hubiera funcionado de no haber agregado las cuatro frases tontas que otra gente dirán que son épicas. En fin, no ha estado mal del todo y no me arrepiento de haberla visto. Eso sí si no os gustan las escenas desagradables no la veáis (aunque es una peli de guerra lo raro sería que no hubieran escenas de este tipo).

Lo mejor: como intenta ser realista y no idealizar el campo de batalla, recrea unas experiencias que podrían pasar como la vida de un soldado y de vez en cuenta tiene buenas imágenes o escenas.
Lo peor: algunas frases tontas y evidentes.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario