domingo, 11 de octubre de 2015

Gyakuten Kenj – Turnabout Prosecutor (Miles Edgeworth investigations), Capcom (visual novel)

¡Nueva visual novel en el blog! Una nueva parte de la saga de Phoenix Wright.
Título: Gyakuten Kenj – Turnabout Prosecutor (Ace attorney Miles Edgeworth investigations)
Significado del título: Miles Edgeworth El giro del fiscal (el título entre paréntesis es el no oficial)
Estudio: Capcom
Continuaciones: Gyakuten Kenji 2
Precedido de: Trilogía de Phoenix Wright más el juego de Apollo
Formato original: visual novel
Extensión aproximada: 10-30 horas (media)
Idioma: inglés (no sé si hay un parche al castellano entero)
Contenido Sexual: no

Te gustará si: te gusta la saga en general y estás acostumbrado a sus ventajas y defectos, no te importa que flojeé un poco mientras siga en la tónica de las anteriores, sientes nostalgia por la saga.
Ni lo intereses si: es tu primer contacto con la saga de videojuegos, Miles no te acaba de gustar como personaje, no te gusta demasiado la parte de jugabilidad de investigar (este videojuego no tiene juicios, tiene un sistema parecido pero no son juicios)

Sinopsis
En este spin-off de la saga principal nos encontramos manejando a Miles Edgeworth resolviendo varios casos a través de la investigación y una función nueva, el uso de la “lógica”. Además de volver a ver a Miles nos reencontraremos con algunos de los personajes carismáticos de la saga.

Opinión
Este es un juego que lamentablemente se me ha hecho un poco pesado. Lo cierto es que, como ya dije en la anterior reseña que hice de un juego de la saga, soy bastante fan de estos juegos básicamente porque los personajes suelen tener buenas interacciones, los casos tienen resoluciones poco creíbles pero entretenidas, la jugabilidad suele ser entretenida... Aunque sobre todo la nostalgia los ha embellecido bastante en mi mente y ahora, aunque sean muy entretenidos, no los encuentro una maravilla. En cualquier caso el problema de este juego es que, para mi, tira demasiado de la nostalgia del jugador para que te guste y te acuerdes de buenos momentos, de esos personajes exagerados pero no pone casi nada de su parte para que te guste lo que ofrece de por sí de novedoso. No es horrible, sigue conservando parte del entretenimiento de la saga, del interesarte más por lo qué ha pasado que por quién ha sido (que si no en todas las veces casi todas es muy fácil deducir quién ha sido) así que supongo que no está mal aunque no me haya entusiasmado.

La estructura del juego sigue la misma que todos los anteriores, cinco casos, y creo, que igual que pasaba en el último juego que han sacado de Phoenix, (y puede que en otros también aunque no lo recuerde), todos los casos tienen alguna relación que se acaba definiendo en el quinto episodio que es el más largo y complejo (y el cuarto está un poco de adorno o por lo menos tiene menos importancia).
En general esta estructura siempre funciona más o menos bien. Es cierto que siempre me daba la sensación de que el primer caso es demasiado introductorio lo cual tiene su sentido ya que sirve para que un nuevo jugador pueda introducirse por cualquier número de la saga, y aunque se pierda algunas conexiones entre personajes, pueda jugar igualmente, pero lo que si me molesta más es el papel de ese cuarto caso que (de forma más exagerada aún en el cuarto de juego Phoenix) tiene poco peso. Pero en fin, es algo que me veo capaz de perdonar y quizás lo que me frustra más son las mecánicas.
¿Por qué narices quitáis el juicio? De acuerdo que hay una interrogación de testigos que funciona exactamente igual que los juicios de la saga principal, pero para mi no es lo mismo. El juicio tenía más interés por toda la participación del juez y el fiscal (además de la ridiculización del abogado que siempre estaba bien)... En fin, supongo que no es tanto problema como lo planteo y entiendo que quizás desde la perspectiva del fiscal hubiera sido complicado hacer los juicios de la misma forma, pero aun así para mi parece que le quitas parte de la esencia del juego y la saga.
Luego también otra novedad del juego es la perspectiva, si antes nos movíamos solo decidiendo a que habitación o lugar queríamos ver seleccionando su nombre, ahora podemos recorrer la sala a nuestro antojo. Lo cierto es que esta novedad supongo que está para reforzar la impresión de que lo importante ahora es la investigación, el recorrer salas, pero no acaba de decir nada así que no creo que fuera necesario aunque tampoco lo veo un empeoramiento (aunque quizás si que parezca que tenían ganas de diferenciar de forma clara ambas “sagas”).
En cualquier caso la lógica de esta ocasión también me parece una innovación poco interesante. No es que la saga se haya caracterizado por tener grandes innovaciones y aunque siempre pusieran un nuevo artilugio para la investigación lo cierto es que en muchos casos seguían funcionando de forma parecida. Aun así me quedo mucho antes con el artilugio de encontrar tics de Apollo o con el rastrea emociones de Athena del último Phoenix, no es que fueran nada del otro mundo pero por lo menos se diferenciaban, rompen un poco con la dinámica de presentar pruebas, mientras que la lógica es una innovación pobre y fácil.

La historia pretende ser algo más profunda y oscura en el sentido de que parece querer plantearse hasta donde puede llegar la ley y donde fracasa. Sin duda lo peor que pueden hacer estos juegos es ponerse reflexivos, ya en el anterior que jugué veíamos todo el tema de la “era oscura de la ley” que para mi no acaba de tratarse como se podría, pero aquí me parece que, aunque más o menos tiene su interés saber cosas sobre el Yataragasu me han cansado un poco.
En fin, tolero un poco todo el argumento porque los casos siguen teniendo su interés por las idas de la olla que pueden soltar para resolverlo. Aun así es cierto que cuando has jugado varios de estos juegos se encuentra más fácilmente por donde pueden ir los tiros, pero siempre hay algún punto que puede más o menos sorprender. Quizás mi problema no vaya tanto hacia la dificultad media-baja del juego sino esos momentos en que fallas aun sabiendo la respuesta. Ya me ha pasado en otras entregas del juego pero si que es cierto que da un poco de rabia saber perfectamente lo que ha pasado pero no acabar de entender que es lo que quieren que muestres, que evidencia es la correcta. Pero bueno, eso tiene fácil solución con una guía y frustrarte un poco, nada más.
Puede que el último caso se me haya hecho un poco largo no sé si ya porque en general el juego no he acabado de disfrutarlo tanto como me hubiera gustado o porque me ha parecido que se alargaba demasiado y que las cosas se iban complicando haciendo un caso en el que pasaban demasiadas cosas. Así que se me ha hecho un poco pesado. Aun así no descarto seguir jugando la segunda parte, pero eso sí, de aquí cierto tiempo, que ahora mismo, por mucho que digan que es mejor que esta, no me apetece demasiado seguir jugando.

Los personajes quizás son el punto que me tiene más en conflicto. Empezando por Miles tengo que decir que me gusta bastante como personaje pero como protagonista a mi no me acaba de funcionar del todo. Teniendo en cuenta que la gracia de otras entregas estaba en burlarse de Phoenix, en parte, aquí aunque se intenta interaccionar de una forma parecida exhibiendo algunos errores por parte de Edgeworth sigue siendo extraño jugar con un personaje que es más serio y estricto. Al no ser el protagonista el punto al que van dirigidas las burlas hace que no sientas tanta empatía por él. Quizás sea ese el papel de Gumshoe, el del pobre tonto al que le van todos los insultos, y aunque entre él y Edgeworth su relación no está mal descrita no me acaba de funcionar.
La inclusión de Kay al grupo creo que no está mal pero no ha acabado de convencerme la chica y aunque está hecha para que caiga simpática sin más no le veo gran desarrollo ni que acabe de usarse todo el potencial que podría llegar a tener haciendo más dinámicas las investigaciones. Quizás sea ese sentido del humor estúpido que caracteriza la saga lo que me haya faltado. De vez en cuando hay muestras pero me ha faltado más.
Luego están todos los personajes que vuelven de otros juegos para tener un corto cameo que parece que el único propósito que tienen es despertar la nostalgia del jugador, y no digo que esté mal del todo porque a todos nos alegra encontrarnos con gente como Oldbag, Buzz, la chica que siempre tiene mala suerte entre otros. Pero quizás me hubiera gustado que se hubiera enfocado un poco más en los nuevos personajes que tenían potencial pero no han acabado de despegar. Me refiero sobre todo a el detective Badd y Shi-Long Lang (a parte de Kay como ya había dicho antes).

Resumiendo, es quizás una de las partes de la saga que menos me ha gustado. No por ello os diré que no la juguéis pero si que pienso que lo deberían hacer solo aquellos que estén habituados a lo que les va a ofrecer estos juegos y les tengan cariño a los personajes. De no ser el caso os recomiendo los juegos principales si no los habéis jugado mucho antes que este.

Lo mejor: reencontrarse con personajes, entretiene.
Lo peor: no hay juicios, me falta humor, quizás el punto de vista de Edgeworth (aunque me guste como personaje) no me convence del todo.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario