domingo, 4 de octubre de 2015

Shoujo Kakumei Utena (anime)

¡Hola! Otro anime más en este blog, hoy os traigo uno bastante antiguo.
Título: Shoujo Kakemi Utena
Significado del título: La chica revolucionaria Utena
Extensión: 39
Formato original: manga (aunque se hicieron casi a la vez que el anime pero tomaron caminos separados según tengo entendido)
Adaptaciones: anime, película,
Estudio del anime: J.C.STAFF
Autor original: Chiho Saito y Be Papas
Otras obras del autor/a: Kanon (Chiho Saito),
Curiosidad: es una obra con miles de interpretaciones, todo el mundo discute sobre Utena aún hoy en día.

Te gustará si: te gustan los animes que sean un poco difíciles de interpretar (es decir que puedas buscar un montón de significados), no te importan los animes un poco lentos.
Ni lo intentes si: no te apetece nada donde el simbolismo tenga mucha importancia.

Sinopsis
Después que una amiga de Utena es insultada por un miembro del Consejo de Estudiantes, Utena lucha en un duelo por ella. Ganará el duelo y se comprometerá con la Novia de la Rosa. Sin saber las consecuencias que ello traerá Utena seguirá luchando por defender la Novia de la Rosa y conocerá secretos ocultos del instituto al que asiste.

Opinión
Enfrentarme a este anime es casi como hablar de un clásico, si no es que ya lo es, porque os aseguro que Utena es una de esa obras que hay que mirarlas con respeto, a veces casi con miedo porque en estos 39 capítulos la cantidad de temas, filosofía que puede llegar a tratar abruma a cualquiera que tenga la intención de reseñar esto. Con ello quiero decir que si queréis un análisis profundo de la serie creo que no soy la más adecuada para hacerlo, mi visionado de la serie se ha ido alargando bastante así que no me siento capaz y creo que este tipo de historia se podría detallar un análisis por capítulo y aun te estarías dejando cosas o puntos de vista. Pero esa es la gracia de las obras artísticas, la multiplicidad de interpretaciones que pueden despertar dependiendo de que clave interpretativa usemos para hablar del anime. En cualquier caso, que os quede claro de buenas a primeras, aunque es un anime denso, repetitivo y que puede cansar a cualquiera en algunos momentos me he enamorado de Utena y ha hecho que me den ganas de ver de nuevo Mawaru Penguindrum (que en su momento me decepcionó pero creo que ahora me encantaría).

¿De qué trata Utena? Podríais quedaros con la sinopsis que no os dice absolutamente nada. Podría hablaros del feminismo o más bien la reivindicación de la mujer en el universo. También me gusta el punto de vista desde el que podríamos decir que es una historia sobre jóvenes que buscan su lugar en el mundo. Pero sin duda también tengo que hablaros de la sexualidad de Utena, de todos los símbolos fálicos (torres y espadas) además de su contrapartida, las rosas siendo estas la femenidad o incluso la virginidad o pureza que son rotas por espadas como perdida de la inocencia. Incluso se puede ignorar todo el simbolismo y centrarnos en las historias de amor entre los miembros como si fuera una obra de cotidianidad. Hay gente que la ha relacionado con el platonismo y la noción de ideal y cosa además del mito de que el ser humano está partido por la mitad y busca su otra mitad, lo cual se podría relacionar con los problemas de género. Incluso podríamos hablar de todo lo que puede significar el “poder para revolucionar el mundo” o la búsqueda de la eternidad. Si queréis que os diga la verdad a mi esto me ha parecido una visión romántica de la juventud como aquel momento en que al ver la sociedad vivimos un momento de fragmentación y estamos desesperados por buscar un sentido. Y ¿qué me decís de la novia de la Rosa? Algunos piensan que es la representación de la mujer o de la feminidad o incluso de la mujer débil en contraste a la mujer fuerte que es Utena, pero a veces la novia de la Rosa también tiene un componente de ideal, de símbolo de todo lo que se quiere. Pero no puedo dejarme el pensar a que puede hacer referencia ese eterno: El mundo es un huevo, nosotros somos un pollito, si no rompemos el huevo el pollito morirá sin haber nacido. Rompamos la cáscara del mundo para revolucionar el mundo (más o menos). Que después acaba convirtiéndose en romper el ataúd. Sigo pensándolo desde una óptica bastante romántica de que solo podemos ser nosotros mismos si creamos nuestro propio mundo (ah, ahora me vienen teorías del lenguaje, de intentar crear un nuevo lenguaje que no esté “pervertido” por el mundo).
Sin embargo es cierto que para mi sigue siendo una alegoría sobre el paso de la infancia a la madurez. Ya no solo de la protagonista que a la vez tiene un conflicto con su sexo y el intentar justificar que también se puede vivirlo así sino en general todos los personajes pasan por conflictos que se acaban traduciendo en esos duelos que nos pueden resultar tan cansinos con una flor que se rompe que aunque tiene la connotación sexual o de la virginidad a mi me gusta interpretarlo como que cada vez que hay un duelo los personajes pierden un poco su inocencia. Para mi Utena, aunque pierde una vez lo cual en parte representa un crecimiento (y da, para mi un momento bastante emotivo en el anime) no deja de llegar hasta el final, casi imbatible e inocente, sin que el mundo le haya reprendido por su modo de vivir. También es curioso la visión del individualismo frente al colectivo que acaba teniendo la serie siendo para mi, aunque personajes simbólicos, un grito a la identidad y al no dejarse incluir en el grupo (aunque obviamente todo es discutible, y ya una empieza a delirar y se le va la olla con esta serie).
Otro punto que aunque parecería no tan importante a mi me llama mucho la atención son los dos personajes que hablan en forma de sombras y que de forma metáforica y muy libre parece que estén advirtiendo sobre los conflictos de cada capítulo. He de decir que me encantaba cada vez que aparecían intentar pensar que estaban queriendo decir, si es que decían algo, claro.
Además también me parecen muy curiosos algunos capítulos con menos peso argumental, sobre todo pienso algunos protagonizados por Nanami que son muy curiosos a nivel de comicidad pero también por su surrealismo. Recuerdo el de la vaca, con toda su crítica a llevar algo por ser de x marca popular pero que llega a niveles bastante cómicos o surrealistas depende de como se vea. El otro que recuerdo es el del huevo que también llega a dotes curiosas de surrealismo, comicidad y que en fin en este caso me dejó bastante más sin comprensión que en el anterior.
Quizás si nos basamos a lo propiamente argumental, aunque sea una serie que puede costar de ver, por sus repeticiones, por su simbolismo que puede cansar y demás lo cierto es que también tiene hechos que valen mucho la pena por si mismos. Recuerdo particularmente la historia de Mikage que fue una de las que más me gustó, pero aun así he de decir que en general, la historia en sí, puede tener su interés fuera de todas estas inquisiciones medio filosóficas de cual es el sentido o sentidos varios que tiene Utena.

A nivel de estilo el simbolismo sube cada vez más a cotas insospechadas. Utena tiene una estética muy particular y aunque la animación es bastante antigua la forma en que aprovechan cada escena para contar más cosas a parte de lo que está pasando o a nivel argumental o los diálogos me parece increíble. Un montón de veces lo que pasa y la imagen van a la par y la segunda refuerza lo primero o te atrae la atención algún detalle. Uno de los capítulos que usa más esta divergencia o convergencia de lo que sucede y lo que se muestra es el que se descubre la verdad sobre Mikage y van apareciendo unas manos indicadoras de cosas que van cambiando de cantidad o de sitio. Relacionado con cierto punto sobre Mikage es una forma muy sutil de decirte algo sobre su percepción de la realidad es extraño y lo cierto es que esas manos indicativas son un recurso que me parece bastante original.
Además de esto tengo que decir que el diseño de la academia va un poco a la par con toda esa terminología de príncipes y princesas que tanto usa esta serie. Lo cierto es que todo el anime se sitúa en esta academia así que ciertas imágenes de paisaje son recurrentes y acaban creando una buena ambientación. Aunque también es cierto que la academia tiene todo un simbolismo como el lugar de las “leyes” el sitio civilizado, la isla de humanidad, casi se podría decir que el huevo que tienen que romper es también el graduarse o el irse de allí que se podría relacionar fácilmente con cierta escena del final.
Aunque también es cierto que la forma en que está contada esta historia tiene un fallo que a muchos, yo incluida, en ocasiones, nos puede cansar: la repetición. Está claro que la animación de esa época o de ese estudio concreto no podía permitirse hacer tantas imágenes nuevas y que tenía que aprovechar al máximo todos los “fotogramas” (sé que en anime no se dice así) que pudieran para no tener que dibujar tanto. De hecho aún ahora hay animes que se quedan mil años en la cara de un personaje en una conversación que simplemente lo hacen para ahorrar tiempo en dibujos. Pero el caso de Utena es muy bestia y nos tenemos que tragar transiciones de transformación o de combates que son calcadas unas a otras y solo varían de saga a saga así que nos toca aguantar una y otra vez lo mismo. De hecho los duelos, por mucho interés simbólico que tengan acaban por cansar un poco por ser básicamente lo mismo, saber lo que va a pasar y ser unos cuantos minutos iguales y que casi sobran en cada capítulo. Pero en fin, yo con todo lo que me ha ofrecido la serie me veo capaz de perdonarle esto (aunque por ello haya tardado mucho en verla).
Además de esto hay que añadirle una banda sonora increíble. Unos temas instrumentales como el Jardín Luminoso que tiene peso argumental y otro que adoro llamado Afrodita de la muerte. Además de estos tenemos los cantados con un opening memorable y los temas de batalla que aunque sea siempre la misma canción es lo suficientemente épica para esos momentos. Os dejo el opening y el tema instrumental que me gusta más.


A nivel de personajes es cierto que en general acaban teniendo más papel simbólico que como personajes en sí. Utena como ya se ha dicho es la chica fuerte pero acaba siendo un símbolo de pureza, nobleza (como se cansan de decir) de valentía y de casi las virtudes humanas en general. Como he dicho alguien ha interpretado que es la mujer independiente frente a la mujer sumisa que representa Himemiya. El caso es que Utena como personaje creo que bebe mucho del estereotipo de protagonista del shojo clásico (tipo La rosa de Versalles y así, aunque admito que no tengo mucho conocimiento de estos mangas), de la chica que se hace pasar por chico y que por ello tiene características “masculinas”. Lo que hace especial a Utena es como decide ser ella misma un príncipe, querer defenderse a si misma aunque también es eso lo que después hace que la veamos más débil cuando cae rendida (o casi) a los encantos de ciertos personajes.
Himemiya quizás es el personaje más difícil de conocer. Para algunos la mujer sumisa que a la vez representa la mujer con su rol tradicional y con todo el sufrimiento, que, por su sexo ha tenido que padecer. En todo momento parece ser fría y casi impersonal, pero los pocos momentos que vamos descubriendo cosas de ella a mi me hacían querer más. Hasta el penúltimo capítulo Himemiya sorprende con sus acciones, sus motivaciones. ¿Por qué ese acto? Casi se puede asemejar a la mujer maltratada con sus problemas para librarse de la dominación del hombre. En cualquier caso Himemiya tiene el punto del personaje misterioso, que no sabes por donde va a salir o con que intenciones así que en parte es uno de los grandes puntos que te hacen continuar viendo el anime, saber de ella, quién es, qué busca.
Quizás interesen más ambas en su relación que muchos podemos ver entre ambas que la mayoría acabamos viendo lesbianismo aunque no tenga porque ser. Yo en este aspecto solo puedo decir que es cierto que la preocupación de Utena por Himemiya es extrema, pero teniendo en cuenta todo el simbolismo que tiene de poder valerse por si mismas las mujeres no sabes muy bien si tomártelo como que Utena solo quiere proteger la mujer que representa Himemiya o es un sentimiento más profundo. Desde luego todas las posturas que hay en la serie dan pie a pensar en lesbianismo y también en relaciones entre hombres y en este caso también es válido pensar en que la serie quiera además reivindicar que la mujer no necesita un hombre y a la vez que dos mujeres puedan depender la una de la otra y quererse. En mi cabeza las emparejo, pero ya sabéis que las parejas me las monto sola muy fácilmente.
Akio es para algunos la representación del estereotipo de hombre y que viva en una torre que según él es la más larga además de tener una evidente forma fálica quizás tenga que ver en eso o por lo menos con el personaje como el Hombre en tanto que el género con poder. En cualquier caso es quizás el antagonista más claro que tiene la serie y tiene ese papel curioso de origen de todos los malos. Casi se podría leer en esa clave interpretativa una especie de desprecio al hombre en comparación a la mujer pero no es algo que haya visto muy claro así que para mi está más siendo malvado por ser la tentación y ser adulto que por ser hombre. Sobre todo teniendo en cuenta que estamos en un mundo de jóvenes donde un adulto parece tener el poder y controlarlos a todos.
Además de esto quizás el incesto sería digno de comentarse pero no acabo de poder sacar nada en claro a parte de para poner más una concepción negativa en el personaje de Akio. Aun así si nos limitamos a la visión más estrictamente de Akio y su hermana como representantes del género de cada uno no sería un hecho significativo por ser simplemente una unión lógica. A esto habría que incluir los que no son amores correspondidos o consumados como serían representación de ello la hermana de Miki y el personaje de Nanami. Ambos también tienen una especie de atracción por el hermano que parece ser algo más que un amor fraternal, sobre todo en el caso de Nanami. Es algo curioso tanto hincapié en ello y quizás, ya yéndome a interpretaciones un poco locas, tendría que ver con el espacio de civilización en el que se encuentran. Tenemos unos cuantos personajes enamorados de alguien a quien no pueden poseer por las reglas sociales de la Academia (y porque no son correspondidos, aunque convenientemente ignoro esto) en el caso de la Novia de la Rosa por el estatus que tiene y en el caso de Yuri o Nanami son amores que escapan a la noción habitual de amor y que por ello, podríamos deducir que al estar en el espacio, físico y metafórico, donde se cumplen unas normas pues, por ello, son irrealizables. Y que esa lucha por la Eternidad o el poder para revolucionar el mundo se podría relacionar con lo anteriormente dicho (y sí, ahora ya podéis decir que se me ha ido la olla definitivamente).

Y en fin, supongo que podría seguir escribiendo cosas de Utena pero creo que por hoy ya está bien. Quizás en un futuro me plantee verla otra vez, con más años y nuevas perspectivas pero de momento me quedo aquí. En cualquier caso es una serie que recomiendo a cualquiera que busque una obra con pretensiones artísticas, llena de simbolismos y que da pie a miles interpretaciones distintas. Es cierto que puede hacerse densa y cansina por sus constantes repeticiones pero si las podéis soportar yo os animaría a verla.

Lo mejor: simbolismos, idas de la olla, varias interpretaciones, personajes, la historia en sí tampoco está mal, la música.
Lo peor: las repeticiones


Hasta aquí mi aburrimiento.

4 comentarios:

  1. ¡Buenas!
    El anime lo vi hace tiempo cuando lo daban en ¿el k3? ¡Y me han entrado ganas de revisionarlo con la entrada! Aunque en su momento no percibí tanto simbolismo (ya se sabe, la edad y esas cosas...), personalmente creo que de lo que comentas tiene un poco de todo, pero sí, sobre todo reflexión sobre los roles de la mujer y el hombre. Recuerdo que todos los personajes estaban muy bien y sus historias personales valían mucho la pena; como la de Miki, por destacar alguno. Y también lo que comentas de los momentos más cómicos sobre todo con Nanami, me ha venido a la cabeza aquel episodio en que intenta hacer quedar mal a Himemiya y le pone caracoles en el estuche y no sé cuántas cosas más y no lo consigue... De las tonterías con las que me quedo jaja
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mucha gente ha visto este anime en el k3 y yo fui de las pocas que se enteró de mayor que se lo había perdido (y me pasó con casi todos los animes que daban cuando era pequeña y no eran para niños). Es cierto, Utena tiene un poco de todo, la escena de Nanami, y de hecho todo lo que involucra al personaje tiene un tono surrealista-cómico que es muy curioso.
      Gracias por pasarte ^^

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Me acuerdo que la veía de vez en cuando cuando era pequeña y obviamente no pillaba una aunque lo seguía viendo. Por eso quiero volver a verlo (o verlo bien, directamente) para poder disfrutarlo mucho mejor.
    Este verano vi Mawaru Penguindrum y me gustó mucho pero que muchísimo. Y cuando reconocí que tenía un toque familiar me informé un poco y vi el creador y vi Utena y ahí todo cobró sentido.
    Es la segunda reseña que he leído de Utena y cada vez le tengo más ganas, espero poder ponerme pronto con ella :)
    Un beso y gracias por la reseña. Te ha salido muy bien, muy completa y muy profunda (que es lo que pide este anime)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasó un poco con Mawaru Penguindrum, creo que no la vi en el momento adecuado o con la perspectiva correcto, supongo que estaba en una época que solo apreciaba lo que pasaba argumentalmente en las historias así que me perdía un montón de cosas. Cuando tenga tiempo (que últimamente no veo tanto anime como querría) tengo que volver a ponerla.
      Gracias por comentar ^^. Y me conformo con que a la gente le den ganas de ver Utena, que es una serie algo antigua ya.

      Eliminar