viernes, 13 de noviembre de 2015

Charlotte (anime)

¡Hola! Nuevo anime en el blog.

Título: Charlotte
Extensión: 13 capítulos
Formato original: anime

Te gustará si: quieres un anime donde no paren de pasar cosas, no te importa que se empiece con una estructura episódica, quieres algo con drama y comedia.
Ni lo intentes si: no te gustan los animes que no se detienen a explicar todo lo que pasa, que no profundizan.

Sinopsis
Yuu Otosaka es un chico aparentemente normal pero lo que nadie sabe es que posee un extraño poder que le permite poseer gente durante unos segundos. Ello le ha permitido, por ejemplo, entrar en un instituto de buen nivel haciendo trampa en los exámenes de entrada. Sin embargo, cuando se encuentre con Tomori, una chica con un poder especial, se enterará que no es el único que tiene poderes especiales y las consecuencias que tendrá su mal uso.

Opinión
Esta reseña, como muchas otras que he leído de este anime, es la historia de una decepción. Sé que suena dramático pero el proceso de desmitificación al cual he sometido a Jun Maeda como guionista en los últimos años ha sido lo suficientemente potente para hablar en estos términos. Charlotte ha sido la confirmación de que Key y más concretamente las obras de Jun Maeda tienen muchos problemas graves, que dependiendo de si impacta o no emocionalmente, logra cubrir de mejor o peor manera. En Charlotte encontramos los peores errores de Angel Beats!, quizás más exagerados y peor ejecutados, además de perder un poco de la emoción de la anterior. Y sí, la comparo con Angel Beats! por encontrarse en las mismas condiciones (mismo autor que hace un guión de anime, no una visual novel, y se nota mucho me podéis creer, luego me enrollaré con esto, probablemente). En cualquier caso es probable que en esta reseña hable más de Key que de Charlotte, disculpadme por ello.

El problema básico del anime es el ritmo. No digo que la historia esté impoluta y mucho menos los personajes, pero todo está condicionado por el problema del ritmo. Que os quede claro: Jun Maeda no es un buen guionista de anime. O por lo menos no para hacer series de 13 capítulos porque el batiburrillo de ideas que hay en esta serie y lo mal repartido que está no tiene ningún sentido. Seamos claros, se nota que Jun Maeda está acostumbrado a escribir visual novel con rutas comunes larguísimas con un progreso lento que te pone en situación y hace que empatices con los personajes o a las buenas o a las malas (es decir que o te cansas de que no llegue a ninguna parte o te encariñas con ellos). En cualquier caso el anime no da tiempo a ese primer momento de conocer a los personajes y toma una de las peores decisiones que podía haber tomado: optar por los capítulos episódicos. Creo recordar que en una entrevista leí que Maeda decía que había aprendido de Angel Beats!, y que no pensaba hacer un anime con muchos personajes y que se iba a centrarse con unos pocos. Podéis reíros conmigo, muy fuerte. Ya se sabe lo que pasa con las buenas intenciones. Eso sí, aunque sea episódico en un principio he de decir que tiene la virtud de ser muy entretenido y no caer en ser aburrido.
Lo peor de todo es que al romper con esta monotonía medianamente agradable (aunque no logra crear un ambiente de personajes con los que podamos sentirnos demasiado cercanos) rompe la dinámica agradable y feliz con un suceso trágico que acaba desencadenando un montón de capítulos que cada uno va más rápido que el anterior (o casi todos) pasando muchas cosas que ninguna acaba de encajar como debería, ni explicarse, ni desarrollarse con la calma que debería. Llega un momento que Charlotte se convierte en un esquema de anime, te dicen un montón de cosas que pasan (que hasta cierto punto podrían tener su gracia u originalidad) pero no te dicen nada. Ese último capítulo que casi podrían habérselo guardado en su casa, lleva a sus último exponente todo el problema del ritmo. Leí en un comentario que ese capítulo podría haber sido una temporada entera. Yo os digo que ese capítulo podría llenar una novela de 800 páginas -o muchas más- si se quisiera. Es simplemente horrible ese último capítulo va en contra de todo el sentido común del guión y es algo estúpido sin más.

Vamos a pasar a la historia. Creo que la historia mezcla el conflicto principal de Steins;Gate (o esa ha sido mi impresión) con poderes especiales. Digo esto porque hay el suceso dramático que rompe con la dinámica del anime que me recuerda mucho a cierto suceso de la obra. También la forma en que se trata el protagonista, el problema es que Charlotte lo hace estrepitosamente mal. Además, después vienen esas explicaciones de porque pasan según que cosas, la explicación de los poderes, el intentar ligar todos los sucesos...
Volviendo a las similitudes con Angel Beats! hay de nuevo ese centrarse en un mundo de jóvenes que en este caso de forma más exagerada están en contra de los adultos. Un punto que de nuevo podría haberse hecho mucho mejor es potenciar ese sentimiento de juventud (además de explicar la duración de los poderes, que o soy yo o no hay ningún sentido a esto, y mira que podrían usarse simbolismos y tal). De hecho toda la impotencia de la juventud contra los adultos daban para mucho más. Pero en fin si hay algo en lo que falla mucho Charlotte es sin duda en el querer centrarse en muchas cosas y no conseguir que nada funcione del todo, que quede a medias en todas sus intenciones.
La muerte de cierto personaje está tratada muy mal. Lo que decía antes parece que en este punto el autor se había inspirado en Steins;Gate pero donde allí el trauma de la muerte era llevado relacionado con cierto posibilismo. En este anime se opta por hacer un capítulo que hasta cierto punto puede ser emotivo para alguien, sobre decadencia de un personaje por culpa de esa muerte para que luego se nos acabe con la presentación de cierto poder. No se a vosotros pero a mi ese capítulo hace que pierda todo el sentido con lo que pasa después.
Luego está todo el problema de intentar relacionar dos historias una del pasado con otra del futuro. Puede que haya errores a nivel argumental de incoherencias lógicas (en el sentido que la explicación del mundo no coincida con la forma en que pasan las cosas) pero yo no me he fijado en esto, simplemente lo que me ha mosqueado es que, de nuevo, en un anime corto quieran hacer algo tan complejo y pretencioso como esto. Además que cierto poder que acaba tomando mucho protagonismo es algo que, si se usa de forma seria en una historia, requiere muchas explicaciones y pensar mucho en que encaje todo perfectamente. En este anime es un simple hecho que ocurre en este amalgama de acciones curiosas y entretenidas.
Pasando al drama no diré que no tenga momentos emotivos, los tiene, pero, de nuevo, el ritmo perjudica a que te puedas emocionar. De la misma forma que el humor depende mucho del momento o el tempo del chiste o la gracia, el drama necesita venir en el momento justo para que tenga efecto y con las formas correctas. No os diré que la forma sea incorrecta: utiliza lo mismo de siempre, uso de la música como centro de emoción y de recuerdos, broma recurrente que se vuelve algo trágico (si no me habéis entendido, para no decir spoilers diré que tiene que ver con comida)... Y sí, hasta cierto punto entiendo que tenga sus momentos, pero narices, si los protagonistas no se han tratado bien no llega, con solo seis o siete episodios mucha dedicación tienes que poner a los personajes para que me emocione si les pasa algo y desde luego si te vas a contar historias episódicas no vas a conseguirlo demasiado bien.
En conjunto es un despropósito de historia que parece que de cada episodio (sobre todo los del final) se puedan sacar argumentos enteros para historias, y desde luego mucho mejor tratados. Hasta os recomendaría que no vierais el último episodio si no queréis poneros de mal humor.

A nivel de presentación sin duda Charlotte brilla. Tiene un diseño de personajes muy agradable, convencional pero que destaca en general. Y en la música hay un esfuerzo que para mi no pasa desapercibido. El opening, para mi, es quizás lo mejor del anime (de acuerdo quizás sea un poco dura, le podéis añadir a esto el primer capítulo). Pero no son desdeñables la cantidad de temas cantados que aparecen en el anime. Me quedo con Zhiend antes del Hello-How-low, pero creo que en general pueden gustaros algunas de las piezas. Y que decir Key en aspectos gráficos y musicales siempre se ha cuidado mucho así que no creo que este anime sea una excepción.

Los personajes son otro punto que decepciona, o por lo menos a mi. Jun Maeda tiene el mismo problema de estar acostumbrado a un formato que con la repetición, la gran cantidad diálogos tiene asegurado que se van acabar reconociendo las personalidades de los personajes, queriéndolos o por lo menos conociéndolos. Digo esto porque aunque os pueda parecer que saco las cosas de contexto, y es probable, viene de hacer obras en las que durante mucho rato no pasa nada excepto la presentación de personajes y del mundo en el que viven. Que, ahora os cuadra más que parezca que todo se da por supuesto y que todo pase rápido? En cualquier caso no me repito con este tema solo decir que para salvar a Charlotte del producto mediocre o malo que es, por lo menos desde mi punto de vista, debería hacerse una historia mucho más larga que esto (véase el caso de Angel Beats!, como Key tenga buenos resultados con Charlotte y no sepa que hacer o se vea capaz de asumir otro proyecto largo vemos visual novel de Charlotte en volúmenes y más larga que un día sin pan).
Pero en fin, a cosas más concretas el desarrollo del protagonista es quizás uno de los peores puntos del anime. Tenemos un primer capítulo donde el chico es de una manera atractiva y algo diferente a lo habitual que solo dura eso, un capítulo y puede que parte del segundo. Luego desaparece totalmente esa personalidad que prometía para convertirse un personaje completamente plano que parece querer hacernos creer que ha evolucionado pero es difícil pensar que hay evolución con estas condiciones. Casi parece que el argumento obligue a cambiar la personalidad del personaje según convenga. Y lo malo del caso es que por lo menos esa parte arrogante podría haberse explotado mucho más en los capítulos previos al hecho dramático. Pero se nota que Maeda no le acaban de ir estos personajes. En fin pensando un poco en su carrera anterior sus protagonistas no son demasiado fuera de la norma del amable caballero dispuesto a todo por la gente, pero por lo menos Tomoya y Yukito tenían algo más de humor que los diferenciaba. Además de Riki que es quizás el que recuerde con más cariño. Aun así es cierto que los comparaciones son horribles así que mejor nos quedamos con que Yuu pierde su potencial, para mi, en el capítulo 2 más o menos.
Luego está Tomori que es quizás el personaje más desaprovechado de todo el anime. Una protagonista con personalidad, que lo poco que conocemos de ella llama la atención, que tiene todo para caer bien y va a parar a este anime... Lo sé, no estoy siendo muy justa, pero de verdad que Tomori merecía más que el papel que le ha tocado actuar.
Además de a esto tenemos un montón de secundarios que no acaban de brillar. Quizás uno de los personajes que para mi tenía potencial es Yusa. Es para mi una de las historias de gente con poderes que más me ha llegado por ser bastante original, presentar una dualidad que tenía mucho potencial y que vuelvo a decir, no se aprovecha. Lo mismo con la relación entre ella y el chico que parece tener un papel más cómico que otra cosa. El resto de personajes acaban cayendo en el olvido o no destacando porque poco sabemos de ellos.

Resumiendo, sé que soy una pesada y me enrollo mucho pero en obras como esta me doy cuenta de que Jun Maeda no es un buen escritor o por lo menos guionista. Sus obras más reconocidas tiran de lo emocional y de las relaciones de personajes y siempre recordaré a mi querida Little Busters! con mucho cariño, pero no dejan de ser historias que intentan emocionar a nivel de sorpresa final con momento emotivo que nos puede hacer llorar a todos porque hemos recorrido gran trecho de la historia con los protagonistas. Sin que sea tanto el mérito del autor que a base de insistir con la cotidianidad acaba por emocionar. Sin embargo el caso de Angel Beats! y Charlotte es un poco diferente pareciendo que el objetivo del autor va un poco más allá de emocionar con algún hecho fantástico que ayude a crear ese drama y que se quiere centrar en la explicación del fantástico, en crear mundos amplios y llenos de personajes con historias. Desde luego esto no acaba de funcionar en un espacio reducido de 13 capítulos y que aunque intenta también seguir con la emotividad no lo consigue del todo y para mi fracasa. En fin, supongo que siempre habrá gente que le guste, de hecho no puedo decir que no entretenga y a mi en su momento Angel Beats!, que ahora me parece de nuevo, con un ritmo horrible, me gustó bastante así que entiendo que Key obre su magia en algunas personas (yo tuve mi momento, desde luego), pero Charlotte ha sido una decepción enorme, supongo que también por esa nostalgia que le tengo a las obras de Key y mi momento más fan que tuve con sus historias.

Lo mejor: aspectos gráficos y sonoros, amalgama de ideas que por separado y con más desarrollo podría funcionar.
Lo peor: el ritmo es muy malo lo que causa que la evolución de personajes no tenga sentido, el argumento parezca ir de una parte a otra y en general acabe fracasando en casi todo lo que se propone.

Hasta aquí mi aburrimiento.


Por cierto, si sale una visual novel de Charlotte reiré mucho y si sale en volúmenes ya será para ponerse a llorar. No es que me parezca mal lo que están haciendo con Angel Beats!, puede salir una buena historia, pero como la tónica siga siendo esto, hacer un anime mediocre para subsanar los fallos en una visual novel no se yo si les va a ir muy bien... En cualquier caso sobre el proyecto de Angel Beats! tengo que decir que es muy ambicioso así que no creo que les de tiempo para pensar en arreglar a Charlotte.

2 comentarios:

  1. No conocía este anime y no creo que me gustase por lo que leo, y como el opening sea lo mejor mal vamos, con algún anime me ha pasado que es lo único que me ha gustado xD El que sí tengo pendiente de ver es Angel Beats!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás me haya pasado un poco con eso de que el opening es lo mejor, pero esa es la sensación que me ha dado, jaja.
      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar