jueves, 19 de noviembre de 2015

El almanaque de mi padre, Jiro Taniguchi (manga)

¡Hola! Un nuevo manga al blog.
Título: El almanaque de mi padre
Título original:(父の暦), Chichi no Koyomi
Extensión: 1 volumen
Formato original: manga
Autor original: Jiro Taniguchi
Otras obras del autor/a: Barrio Lejano, El caminante

Te gustará si: te gusta el drama familiar, te gustan las historias con ritmo tranquilo y poca acción, quieres una historia llena de recuerdos y melancolía.
Ni lo intentes si: no soportas el drama o en general las historias que no tienen demasiado argumentalmente, no te gusta el tópico de conocer verdaderamente a alguien cuando ya ha muerto.

Sinopsis
Al morir su padre, al que hacía años que no veía, Youichi asiste a su funeral con cierta sensación de alejamiento emocional. Su padre es para él un virtual desconocido, por el que nunca ha sentido afecto y al que ha llegado a considerar como un ser mediocre y oscuro.
A través de recuerdos borrosos, de comentarios de allegados de su padre y de fotografías, el protagonista irá recomponiendo una imagen más compleja de su padre a la vez que arrojará nueva luz sobre su relación con él y con su madre. (de la sinopsis de la edición de Planeta)

Opinión
Tenía muchas ganas de estrenarme con el autor, estaba por todas partes y tener una editorial que gran parte de su catálogo de manga esté dedicado al autor por lo menos hace que te preguntes que tiene el autor para gustar tanto. Sin embargo, como las ediciones son carísimas en general he ido postergando el ponerme con Taniguchi hasta que hace poco encontré una oferta de segunda mano por la edición antigua de Planeta de El almanaque de mi padre. Antes de leer el manga solo tenía claro que el autor lo inscriben en eso que llaman “costumbrismo” (tengo mis reparos con el término porque yo lo relaciono más con descripción de sociedad y no tanto con la cotidianidad en sí, pero eso lo dejamos para otra vez) y que era dramático, aunque es cierto que el leer la sinopsis ya dice un poco por donde irán los tiros y realmente el argumento, no es lo más importante. En fin, he de decir que leer este manga es una experiencia gratificante y que vale la pena pero a la vez siento que con el paso del tiempo no creo que me llegue a marcar o pensar demasiado en él por el problema más claro que le veo: que todo gira alrededor de un tópico y aunque se trata de una forma bella no ha logrado que pensara que estaba leyendo algo diferente. Es un tema complicado así que dejadme explicarme un poco más, a ver si lo logro.

El ritmo es quizás donde el manga es excelente. Es una historia lenta, pausada, que no aburrida, pero como suelo decir con este tipo de historias, si cuando leéis lo que queréis es un argumento complejo o que destaque por intrincado este no es vuestro manga. Es una exploración del pasado y de los sentimientos respecto a la familia y sobre todo el padre y aunque requiera esta manera pausada, este perderse en recuerdos, va lento y debe ser así pero a la vez la forma en que se va comprendiendo paulatinamente toda la relación va creando una tensión ascendente porque necesitas saber si habrá algún tipo de alivio, de poder pensar que algo en el pasado pueda dejar con un buen sabor de boca. Y aunque es el pasado, no puede cambiar, necesitas revisar ese pasado y de verdad que esa tensión asciende hasta que estalla en un gesto y un momento.
Además el ritmo está muy marcado por el paso del tiempo (un acierto en toda regla para el autor) y que a la vez ayuda a crear esa tensión de la que os hablaba. El tiempo va en relación al entierro, a como avanza la tarde noche y los familiares van marchando y todo se vuelve más íntimo. Por ello es digno de muchas alabanzas la manera tan perfecta en que se distribuye todo lo que ocurre y más teniendo en cuenta como siendo una historia corta el ritmo es totalmente crucial (o por lo menos lo es para mi).

Pasando al argumento en sí es simple y no necesita más. Si os gusta el drama familiar desde luego tenéis que leerlo sin lugar a dudas. Ahora bien la premisa y todo lo que mueve la acción es un tópico que aunque yo no he leído o visto muchas historias de este tipo, si estás muy harto de este tipo de historias entiendo que no te aporte mucho más.
En cuanto al tratamiento del tema es quizás donde me falla un poco. Como digo, no está mal, es un drama bien llevado pero el telón de fondo o la moraleja por mucho que está bien, es algo obvio. En cuestión a la nostalgia hay cierto punto relacionado con la diferencia de la vida de campo y ciudad que me sobra, no es que sea muy exagerado y vaya, el tema del campo idealizado es muy antiguo, y recurrente en muchas épocas como contraposición al estrés de la ciudad, sigo diciendo que en este caso no es muy extremo pero ver eso de fondo, junto con el típico mensaje de aprovechar lo que se tiene y tal... De nuevo, y perdonad que me repita, está bien pero a la vez esa sensación de que lo que transmite es obvio no me abandona.
Otro punto a comentar es quizás lo japonés de la historia. No creo que represente muchas dificultades para un público no acostumbrado pero si que es cierto que la poca demostración de sentimientos, la poca comunicación, sobre todo comparado con la expresión de sentimientos visceral en otras culturas, puede llamar la atención. Pero en fin, como digo es algo que a algunos les puede resultar insensible y por ello no conectar pero en este caso a mi la emoción sutil llega más por contenida.

El estilo de dibujo tira hacia lo realista lo cual en una historia de este tipo necesita y le va bien. A nivel de fondos me gusta como recrea ese pueblo a través de recuerdos. Algo a comentar también es el contraste entre las visiones del pasado de Youichi y el de sus familiares. Siempre es interesante que se hable de la alteración de los recuerdos y de esta forma se va creando la figura del padre, que aunque quede lejos a la vez más cercano al hijo que nunca. Además de ello los recuerdos se explican con un intento de lirismo, de fijarse en detalles más que en hechos. Quizás no se queda en un intento y a momentos lo consigue, pero es cierto que puede sonar un poco pretencioso, aunque no de forma tajante ni te hace salir de la lectura en ningún momento.
Por cierto me llamó mucho la atención en la traducción que adaptaran el O-bon al día de todos los santos, entiendo el motivo pero no deja de ser chocante.

Sobre los personajes no tengo mucho que decir a parte de que me gusta el tratamiento de la figura del padre por como vamos conociéndolo poco a poco y nos quedamos con ganas de más. Es curioso como a partir de la figura del padre y de la relación que tuvieron con él se construyen todos los demás personajes. No son personajes que van a marcarte por individuales sino es más la situación en la que se encuentran lo que les hace universales, sobre todo a nivel de explorar la relación entre un padre y un hijo.

Resumiendo, perdonad que haya estado un poco espesa pero lo que quiero decir con todo esto, aunque no lo parezca, es que El almanaque de mi padre es un buen manga o más bien una buena experiencia. Creo que quien más y quien menos nos gusta una historia agridulce, un poco típica sobre la importancia de la familia -guste o no- en todos nosotros. Es cierto que el tema del desconocimiento de una parte de una persona cercana que no se descubre hasta el momento de la muerte lo hemos visto en muchas partes, y Taniguchi tiene sus fallos, pero desde luego fue acabar de leer el manga y tener ganas de conocer más obras de este autor (que a día de hoy ya tengo disponibles para leer). Además de ser de esas obras que, en el momento de leerlas te dejan con una sensación curiosa, como insatisfecha y a la vez con ganas de volver a leer el manga. No se si me entendéis...

Lo mejor: el ritmo, la experiencia de leer el manga.
Lo peor: quizás que no haya podido olvidar que es una premisa muy utilizada (aunque no deje de estar bien llevada).

Hasta aquí mi aburrimiento.

2 comentarios:

  1. Qué curioso, también llevo mucho tiempo planteándome leer algo del autor precisamente por los mismos motivos que comentas tú, pero nunca he acabado de decidirme. Y por lo que comentas quizá este manga en concreto no es la mejor opción para mí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, desde luego si no te apetece leer un drama tradicional pero bien resuelto no es la mejor opción. Lo cierto es que tengo ganas de seguir leyendo más Taniguchi y en teoría toca más registros así que a ver qué tal.
      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar