domingo, 8 de noviembre de 2015

Tartufo o el impostor, Molière (libro)

¡Nuevo libro en el blog! Mis problemas se han solucionado antes de lo provisto (aunque no tenga demasiado tiempo por el estrés del curso...) así que ya me tenéis de vuelta.
Título: Tartufo o el impostor
Título original: Le Tartuffe ou l'Imposteur
Autor/a: Moliere
Otros libros del autor/a: El enfermo imaginario, El misántropo
Páginas: 192
Formato original: teatro
Adaptaciones: ópera y película

Te gustará si: te gusta leer teatro y comedia, tienes interés en conocer a Moliere, en la sátira.
Ni lo intentes si no eres muy fan de leer teatro o de la comedia o la sátira en general.

Sinopsis
Dominado por la pasión del teatro, Moliere fue actor, empresario y autor. En doce años de compañía itinerante, Moliere aprende su oficio. El contacto directo con el publico le enseña sus gustos; agradarle es su regla de oro."Tartufo" es quizá su obra mas popular. La figura del hipócrita está delineada con tal perfección que se ha convertido en un arquetipo literario, que despierta frecuentes resquemores entre quienes, en distintas épocas y lugares, se han dado por aludidos. (de la sinopsis de una edición de Cátedra)

Opinión
De nuevo con una reseña inútil. En serio no voy a volver a deciros lo que acabo de escribir en la del El Rey Lear porque hasta yo me aburro de mi misma pero por lo menos decir que, eso, que no tengo ni idea del tema y soy solo una lectora que tiene la manía de traeros aquí todo lo que leo, tenga algo que decir o no. En cualquier caso no había leído nada de Moliere y de hecho no tenía ningún conocimiento del autor sabía que sus obras tiraban más hacia la comedia pero tampoco estaba muy segura de ello. Así que al empezar a leerla iba sin ningún tipo de expectativa y lo que me he encontrado ha sido curioso... Quizás se me ha hecho bastante corta y, de nuevo, creo que me gustaría más verla actuada que leerla.

La historia en sí sigue el engaño de Tartufo como dice desde el título. Básicamente toda la obra gira alrededor de esa figura que a través de sus astucias consigue engañar al señor de la casa para que le beneficie y le haga caso en todo. Es curioso como el único que se deja engañar es el señor y los criados y el resto de al familia saben lo que ocurre. Aunque supongo que eso recuerda un poco a los personajes estereotipados de la comedia clásica: los sirvientes astutos, los enamorados... Además, sin entrar muy profundamente al meollo nos encontramos con una comedia de enredos, no muy compleja, en la que, por medio de engaños ingeniosos se conduce a personas a hacer cosas. En ese sentido supongo que se podría disfrutar por simplemente ser eso, una comedia agradable en la que no paran de parar cosas, pero desde luego es difícil de obviar el mensaje más evidente de la obra.
Supongo que la gracia de la obra está en la figura de Tartufo ese hipócrita o falso creyente y toda la crítica que hay en contra de como se valora más la apariencia que la realidad. Aunque en este caso sea una referencia a la falsa religiosidad como es evidente no hace falta la especificidad para entender que es un tema universal el de las personas que se hacen creer que son virtuosas o tienen algo digno de respeto. Pero volviendo a lo concreto es digno de mención, a modo de curiosidad, que la obra fue censurada en su época (s.XVII) durante unos años por su crítica a la Iglesia, podéis imaginaros que no les hacía gracia ver al hipócrita vestido como si fuera un religioso. Y de hecho, creo haber leído en algún sitio que en un principio el personaje si que formaba parte de la Iglesia y que luego le obligarán a cambiarlo.
Es así supongo la crítica de los defectos del ser humano. Y me repito, de la hipocresía de la falsa creencia, necesaria en una sociedad como la de Moliere. Por ello supongo que en el teatro neoclásico del momento (que no conozco demasiado) el humor y la sátira debían sobresalir mucho más entre obras armónicas y ordenadas.
El final recuerda un poco a la estructura de las obras de Lope de Vega, que vivió por la misma época, por el recurso del rey que lo soluciona todo y que se pone siempre del lado de la justicia. A veces con el Barroco he oído que se dice que en parte era un arte de propaganda política que servía para justificar el poder del rey y los impuestos (por eso la figura del rey como el que imparte justicia y esta al lado de los pequeños burgueses). En cualquier caso no sé si se puede inscribir demasiado en esto a Moliere aunque supongo que por el final podríamos relacionarlo (o por lo menos cierto reparo, por convicción o obligación, a criticar al rey si que hay).

Sobre el estilo me resulta curioso como la sirvienta de la casa parece ser la que habla con más sensatez que el resto de los personajes o que la mayoría (la esposa del señor también sería bastante sensata). Me recuerda a lo poco que sé de Plauto y las comedias de la Edad Antigua (y fuentes externas lo confirman así que es medianamente posible) por todo el papel del sirviente como el arreglador del conflicto y el que aporta la inteligencia de arreglarlo todo.
Creo que algo curioso es como el lenguaje creo que es bastante llano y de fácil lectura. Que no digo que no sea complejo, quizás lo sea, pero por lo menos no lo parece.
Por ello también los personajes también me recuerdan un poco a los de esas obras: la pareja de enamorados, el sirviente (me repito)... En cualquier caso por ello a nivel individual solo me atrevería a destacar la misma sirvienta (se nota que no busco su nombre, ¿verdad?) por ser la persona capaz de analizar la situación y sentar cabeza. Tartufo tiene su interés por ser el modelo universal de hipócrita o de impostor.

Resumiendo, siendo una obra de teatro se lee muy rápido además de ser bastante ligera en el lenguaje. En cualquier caso me ha parecido bastante interesante haber leído esto y quizás me animaré a leer otras obras del autor.

Lo mejor: la sátira, los temas que trata, toda la parte que tiene de comedia de enredos.
Lo peor: no me ha acabado de llegar del todo, como siempre preferiría verla actuada.

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario