miércoles, 23 de diciembre de 2015

Los viajes de Gulliver, Jonathan Swift (libro)

¡Hola! Nuevo libro en el blog.
Título: Los viajes de Gulliver
Título original: Gulliver's Travels (Travels into Several Remote Nations of the World, in Four Parts. By Lemuel Gulliver, First a Surgeon, and then a Captain of Several Ships)
Autor/a: Jonathan Swift
Otros libros del autor/a: Historia de una barrica, Una modesta proposición (para impedir que los hijos de los pobres de Irlanda sean una carga para sus padres o para el país)
Páginas: 352
Formato original: libro
Adaptaciones: varias películas

Te gustará si: quieres leer una sátira sobre la sociedad inglesa del siglo XVIII, tienes interés en una parodia de las novelas de viajes de ese siglo y crees que entenderás las referencias que se parodian.
Ni lo intentes si: esperas una novela de aventuras y llena de acción (de acuerdo pasan cosas pero creo que si no la ves desde el punto de vista de la sátira solo se te va a hacer aburrida)

Sinopsis
Las luengas peregrinaciones hacen a los hombre discretos, dijo Cervantes, y lo comprobó el capitán Lemuel Gulliver tras visitar a los diminutos habitantes de Liliput, a los gigantes de Brobdingnag, a los disparatados científicos que viven en las nubes de Laputa, y a los mesurados caballos del País de los houyhnhnms. Gulliver advierte que el mismo ser, magnífico al lado de uno más pequeño, es ridículo al lado de otro más grande; que el ser humano, tan orgulloso de su superioridad moral, puede resultar despreciable —«una repugnante sabandija»— comparado con seres realmente virtuosos. La dura realidad de la conducta humana impide leer esta sátira genial sin estremecerse. (sinopsis de una edición de Anaya)

Opinión
Le tenía bastantes ganas al libro porque, tengo que decirlo ya o reviento, es una sátira mordaz de la sociedad inglesa, sus relaciones con Irlanda (esto no tenía ni idea, por cierto) y sobre la ilustración y la obcecación de que solo la ciencia y el progreso nos llevarán a un futuro harmonioso y perfecto. Sí, todas las ideas preconcebidas que esta historia es una novela de aventuras para jóvenes son culpa de las múltiples adaptaciones e incluso, supongo, de la censura que ha tenido esta obra. Lo cierto es que es complicado encontrar una edición que esté la obra completa y la primera edición que iba a leer solo tenía tres de los cuatro viajes además de alertar que como en ediciones anteriores habían sido suprimidos ciertos párrafos esos se habían traducido para esa edición en concreto (algo bastante curioso que supongo que tiene que ver con que la edición que cogí era antigua). Con todo esto lo que quiero decir es que aunque he leído el libro espero que esté completo y sin recortes o censuras y que por favor no penséis en Gulliver como una novela de aventuras, puede que la forma lo sea pero os puedo asegurar que el texto tiene mucho más interés como sátira que como novela de aventuras.

Centrándonos en la estructura se nos presenta como una novela de viajes, género muy de moda en el siglo XVIII con todo el auge del espíritu ilustrado que quería poder clasificar todo tipo de especie, poder conocer absolutamente todo rincón de la tierra además de colonizar el mundo entero apoyándose en la idea de que la historia progresaba de forma positiva y que los países europeas estaban en un momento más avanzado y por tanto más “civilizado” que países que habían desarrollado su cultura de otras formas. En cualquier caso, este tipo de novelas se supone que se vendían por lo exótico, a veces estaban basadas en hechos reales y otras no. Pero llegando un poco a lo concreto del caso nos encontramos con una obvia parodia, en un principio de este tipo de novelas. Habla de la poca verosimilitud de ciertas novelas de este tipo y el primer viaje que nos encontramos que se va a un país con gente diminuta lo cual quita a la historia esa sensación de verosimilitud que quería dar el género.
En cuanto a la estructura en concreto tengo que hablar de lo evidente se presenta en cuatro viajes que casi se podrían leer independientemente si tenemos cuenta que de uno a otro no hay demasiado cambio, ni en el protagonista, y que la consciencia de los viajes anteriores es más bien poca. Aun así si que es cierto que al orden de los viajes se le puede encontrar cierta lógica, y sin duda el último tiene sentido que esté en esa posición. Toda esta estructura es probablemente lo que hace que no sea una lectura demasiado entretenida o que no tenga interés en lo que está pasando o lo que va a pasar. No digo que eso sea un defecto, lo que quiero decir es que si quieres leerla creo que vale la pena hacerlo con ganas de buscar una sátira casi contra la humanidad en general bastante amarga, no un argumento o algo que enganche.

Así que centrándonos en lo que más nos puede interesar de la obra hay que hablar de la crítica. Quizás uno de los pasajes más de interés es la visita a la Academia de los proyectistas con algunas de las ideas más curiosas e inútiles que son dignas de leer. Aun así en general la especie humana queda ridiculizada de forma ascendente así que os sentís con ganas de odiar el mundo no es mala opción.
Puede que una de las críticas que más me interesa (y admito que estoy condicionada por mis estudios, que me hacen ver el mundo de una manera determinada y en ocasiones odiar la Ilustración) es la de la creencia que el progreso, caracterizado sobre todo por la ciencia nos va a salvar a todos, esa sensación de que lo único que importa es tener más avances, independientemente de a que coste vengan. Creo que esta novela, aunque tiene un contexto más claro en la ilustración, seguiría sirviendo hoy para dar a leer a algún que otro individuo que solo cree en el valor de la “utilidad de la ciencia y el progreso”. De nuevo, soy bastante imparcial en este tema, así que no me matéis por ello.
También tengo que reconocer que aunque haya momentos en que he sido capaz de reconocer muy claramente que se estaba parodiando o criticando en otros, por la distancia histórica no acabas de saber muy bien que está queriendo decir (y eso de no gastar dinero en buenas ediciones es lo que tiene...). Aun así, a rasgos generales si que hay cosas bastante reconocibles independientemente de la época.
Otro tema que me ha sorprendido es como, aunque no creo que salga de la visión del colonialismo del momento como algo normal, sí que hay cierta lucidez de bajar los humos al hombre europeo. Destaca sobre todo para mi en este sentido el final en el que Gulliver habla de como no cree que fueran tierras de posible colonización y me interesa como plantea la opción de encontrarse con una especie superior a la propia. A la vez supongo que hay cierta ironía en el final y la adoración de Gulliver hacia esa comunidad, ya no solo por la forma de los habitantes y porque lo hace un ser incapaz de vivir en sociedad sino porque para mi parece decir que incluso con el contacto de ese ideal lo único que le haría es ser más infeliz al darse cuenta del paso que hay de su realidad hasta ese ideal. Es como el encontrarse con el ideal suyo (y quizás del hombre de europeo, ya se me va la olla) le hace más infeliz por ser irreal, solo posible en otra sociedad fuera de la suya. Aunque tal ideal desde un punto de vista externo es bastante cuestionable así que parece haber dejado sin ningún ideal moral al que cogerse. Pero vaya, no me hagáis mucho caso, que empiezo a desvariar y no saber expresarme ni saber que decir.

Resumiendo y perdonad que no haya sido muy clara he de reconocer que quizás no la he acabado de disfrutar tanto como esperaba, tenía muchas ganas y quizás no haya sido el mejor momento para leer esto (pero como también me tocaba leerlo no había otra). En cualquier caso más allá de mi experiencia particular creo que si os gusta la sátira en general de todos los defectos de la humanidad, del siglo XVIII en particular y ese momento de optimismo visto desde una óptica muy diferente a la que estamos acostumbrados tenéis que leer Gulliver.

Lo mejor: la sátira, algunos momentos brillantes en cuanto a parodia.
Lo peor: puede que os perdáis algunos de los referentes que se parodian, si no te apetece o gusta demasiado la sátira no creo que le encuentres nada.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario