sábado, 26 de diciembre de 2015

Ocho apellidos catalanes, Emilio Martínez-Lázaro (película)

¡Nueva película en el blog! Algo que debería retomar pero nunca hago, aunque no venga con algo demasiado interesante.

Título: Ocho apellidos catalanes
Precedida de: Ocho apellidos vascos
Director/a: Emilio Martínez-Lázaro
Reparto: Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde, Carmen Machi, Berto Romero, Belén Cuesta, Rosa María Sardà, Alfonso Sánchez, Alberto López, Agustín Jiménez
Música: Roque Baños
Otras películas del director/a: La montaña rusa, Las trece rosas
Guión: Borja Cobeaga, Diego San José
Duración: 99 min
Año: 2015
Formato original: película

Te gustará si: quieres algo típico, entretenido, que no cuestione nada, no te importa ver algo que no tenga ningún tipo de pretensión artística.
Ni lo intentes si: te apetece algo trascendente, la primera ya se te hizo cuesta arriba y demasiado tópica y con un humor muy blando.

Sinopsis
Las alarmas de Koldo (Karra Elejalde) se encienden cuando se entera de que su hija Amaia (Clara Lago), tras romper con Rafa (Dani Rovira), se ha enamorado de un catalán (Berto Romero). Decide entonces poner rumbo a Sevilla para convencer a Rafa de que lo acompañe a Cataluña para rescatar a Amaia de los brazos del joven y de su ambiente. Secuela de "Ocho apellidos vascos". (de la sinopsis de filmaffinity)

Opinión
Creo que no tengo mucho que decir de esta película, pero en fin, yo y mi manía de reseñar cualquier obra que tengo a mi alcance. En cualquier caso fui a ver la película porque es la típica película para ver en familia, simple hasta decir basta y que lo único que busca es entretener (y a veces cuestionar tu inteligencia, vale, no es para tanto, o quizás sí). Básicamente lo que hay que decir de esta película es que surge del gran éxito de la anterior y que no innova en nada lo que hace que dé la sensación que estás viendo lo mismo y lo que es peor, que es una versión cansada de la primera. Supongo que como entretenimiento, para no pensar puede funcionar pero lleva a un punto que el humor es tan evidente que pocas veces funciona o por lo menos que a mi me daban ganas de mirar el techo y no pensar demasiado en lo que acababa de oír.

La historia en sí parte para mi de un problema básico se centra en la misma pareja de la película anterior que causa esa sensación de repetición. Entiendo que si quieres hacer una secuela lo normal es que haya una relación directa pero creo que con algo tan sencillo como centrar el protagonismo en otra pareja y que ellos estuvieran de fondo hubiera dado algo de frescura a la película. De hecho, aunque se intenta hacer varias parejas secundarias ninguna acaba de funcionar a excepción quizás de la de Koldo que tiene algún momento que se salva. Pero en fin, lo que quiero decir es que ni como comedia romántica acaba de funcionar del todo (que por lo menos la primera si que tenía algo de interés en ese sentido).
El final es el de esperar y no aporta nada al espectador que ya imaginaba que iba a pasar en todo momento pero de nuevo, es entretenimiento no espera sorprender, cambiar tu perspectiva, simplemente quiere que no pienses y eso puede que lo consiga a no ser que pongas los ojos en blanco ante algunos chistes.

Quizás uno de mis problemas más graves con la película es que todo quiere ir hacia no ofender, hacer humor blanco, una especie de vamos a decir los cuatro estereotipos de cada cultura pero sin entrar en consideraciones de porque nacen estas visiones. El caso es que en un principio parecería arriesgado centrar la historia en una parte en la situación de Catalunya, pero la película rehuye ponerse en polémicas y de nuevo, busca el consenso, el no ofender a nadie así que consigue no decir absolutamente nada al respecto. De nuevo, para el objetivo de la película, que es el entretenimiento quizás sea la estrategia más factible, pero de nuevo parece que trivialice ciertas cuestiones que pueden tener bastante importancia.

Toda esta ideología algo cargante de no querer ser ideológico siéndolo llega a su cúspide en la banda sonora, que centra las cuatro tonadas típicas de cada lugar, para que no te pierdas y te guíen fácilmente en lo que está pasando. Lo cierto es que parece que te estén tratando de tonto con tanta evidencia.

Sobre las actuaciones creo que los papeles de la gente más mayor con Rosa Maria Sardà sobre todo creo que sobresalen delante de los jóvenes que me han decepcionado bastante. Sobre todo creo que me ha decepcionado un poco Berto Romero porque como cómico suele gustarme bastante y en este personaje no acababa de destacar demasiado.

Resumiendo y tampoco quiero enrollarme mucho que la Navidad me esparce las ideas, no es una buena película, en ningún sentido posible. Ahora bien, entiendo que como entretenimiento para pasar el rato le pueda funcionar a alguien, no es mi caso pero no voy a juzgar a quien se lo pase bien viendo la película.

Lo mejor: quizás alguna broma que llega a tener algo de gracia.
Lo peor: ideológicamente me mata, ni como comedia romántica es buena, ni como película humorística funciona del todo...


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario