miércoles, 27 de enero de 2016

Captive Prince, C.S. Pacat (libro)

¡Nuevo libro en el blog!
Título: Captive Prince
Idioma: inglés (no está en castellano)
Autor/a: C.S. Pacat
Páginas: 292
Continuaciones: Prince's Gambit, Kings Rising (de próxima aparición)
Formato original: libro
Año: 2012
Enlaces de interés: http://cspacat.com/

Te gustará si: tienes interés en las historias de amor, especialmente en las de gays, quieres algo que se base en los personajes.
Ni lo intentes si: no te gusta leer sobre relaciones tensas, sobre tensión sexual, no tienes interés en libros sobre homosexuales, tampoco te gustan las intrigas palaciegas.

Sinopsis
Damen es un héroe y guerrero para su pueblo, y el heredero legítimo al trono de Akielos, pero cuando su medio hermano toma el poder, Damen es capturado, despojado de su identidad y se envía al servicio del príncipe de una nación enemiga como esclavo sexual.
Hermoso, manipulador y mortal, su nuevo amo, el príncipe Laurent personifica lo peor de la corte de Vere. Pero en la red política letal de la corte del reino de Vere, nada es lo que parece, y cuando Damen se encuentra atrapado en las intrigas palaciegas, él deberá trabajar junto con Laurent para sobrevivir y salvar a su país.
Para Damen, sólo hay una regla: nunca, nunca revelar su verdadera identidad. Porque el hombre que necesita Damen es el hombre que tiene más razones que nadie para odiarlo... (traducido de la edición inglesa)

Opinión
Conocí este libro gracias a la reseña muy entusiasta de una booktuber que solo con decir que se trataba de gays con mucha tensión sexual me convenció, la verdad. Lo cierto es que las historias de amor son una debilidad a la que me gusta recaer una y otra vez y los gays todavía más, aunque lo cierto es que la mayoría de ocasiones me acaban sacando de quicio porque aunque les pido poco, que me entretengan, si pasan ciertos límites de estupidez no logro olvidar el mal sabor de boca. Sin embargo, en esta ocasión me he reencontrado con la sensación de engancharse, de necesitar más, de saber que lo que se está leyendo no tiene mucha complicación, que lo podré olvidar fácilmente, pero que mientras lo estaba leyendo me divertía mucho. Así que nada de vez en cuando creo que está bien leer para simplemente entretenerse.

El ritmo de la novela lo he vivido como muy rápido porque leí el libro en un día porque por lo menos a mi la relación tan tensa entre Damen y Laurent me enganchó y sigo con ganas de saber que les va a pasar y aunque mi intención fue tras acabar el libro empezar el siguiente decidí intercalar otro libro porque hasta la salida del tercero aún tendré que esperar unos días. En cualquier caso creo que si os gustan las novelas románticas y este tipo de relaciones amor-odio os gustará.

La historia en sí no solo se centra en la relación entre los dos personajes, aunque si que creo que será lo que más te va a interesar en este primer libro, sino que intenta construir un mundo y unas circunstancias políticas que tienen algo de interés, la verdad. Puede que de momento en esta primera parte no haya sido demasiado complicado pero por lo menos si que tiene algunos puntos de interés entender la situación en la que se encuentra Laurent y como Damen podrá, si puede, recuperar su posición.
Sin embargo lo principal sigue siendo la relación entre ambos, por lo menos a mi modo de ver. Algo que sin duda me parece muy curioso es como aunque por la sinopsis parece que va a haber mucho sexo no es tanto así, hay mucha tensión de ese tipo, pero es más el crear esa relación de atracción y odio, que centrarse en el sexo que nunca llega. Por ello también que ambos tengan esa relación ambigua hace que quieras seguir leyendo para ver si llega a concretarse en algo y por lo menos a mi dicha relación me ha enganchado.
En general, creo que la historia no es nada del otro mundo pero utiliza de forma muy correcta y entretenida los elementos que tiene para gustar al lector. No os diré que se salga de lo habitual porque no, narra una relación “habitual” en literatura, y creo quien más quien menos ha leído alguna historia de amor sobre alguien que se ve obligado a servir a otro que no soporta. Pero como digo, no importa tanto que la premisa sea predecible o que la historia la hayamos leído miles de veces mientras nos engañe lo suficiente para parecernos diferente. Quizás en este caso siga viendo similitudes con otras historias pero me ha convencido lo suficiente para entretenerme sin pararme a pensar en posibles defectos.
Aunque no sea muy relevante también hay que decir que hay una historia secundaria que se explica más a fondo en un capítulo final que por lo menos es curiosa. Digo esto porque parece que todo se centra en los dos personajes principales y esta da interés a cierto secundario aunque sea momentáneamente.
Otro punto que quiero comentar es que me parece, por lo menos desde mi punto de vista, una decisión buena en la mayoría de casos dotar al protagonista de esa necesidad de mentir al otro. No sé vosotros pero por lo general las historias de amor que tienen ese elemento de mentira, de tener que hacerse pasar por otro, y por tanto sabes que tarde o temprano tendrá que descubrirse la verdad da un interés de saber como va a pasar si sucede. Por lo menos yo tengo debilidad por este tipo de argumentos.
El final es bastante abierto por lo que te da ganas de seguir leyendo tanto por saber que va a pasar en la trama política como sobre todo por la relación entre ambos.

Un punto un poco negativo del libro para mi, que quizás mejore en siguientes, es que la creación del mundo, y sobre todo de presentar costumbres es un poco incompleta. Por ejemplo sé supone que hay un impacto cultural en el protagonista por algunas de las costumbres que ve en este reino al que va y se nos comenta por encima, pero creo que no se puede llegar apreciar como viven realmente en ninguno de los dos reinos. Supongo que para mi se queda a medias en la descripción del mundo (que de nuevo, puede ser que mejore) y quizás sea porque no le interese tanto el tema lo cual supongo que está bien, pero al dar ciertas indicaciones deja al lector con ganas de más. Sabemos algunas cosas sobre ambos países pero mi problema está en que en semejante sociedad parece que no hay gente normal. Este es un problema que también le veo a Juego de Tronos que entiendo que el autor puede decidir que no quiere hablar de las clases bajas pero creo que el mundo se resiente bastante. En el libro que me toca hablar supongo que la autora tampoco parece querer dar mucha profundidad al mundo pero lo cierto es que da la sensación que todo el mundo está contento con tener una sociedad esclavista e incluso da una visión positiva de ser esclavo (normal desde el punto de vista de un rey, que obviamente él no quiere ser esclavo pero acepta el sistema en el que se ha creado, además de no mostrar el libro ninguna voz disidente, de momento), además de momento parece que todos apoyan la monarquía. Vale, sé que todos nos aguantamos con lo que vivimos y que es hasta cierto punto normal la estabilidad frente a la revolución, pero supongo que teniendo en cuenta los líos de reyes que hay me parece a mi que esa sensación de que todo el mundo está contento o aceptando lo que tiene, no me encaja (de nuevo excluyo a los reyes pero a la vez ellos sólo quieren recuperar el poder). Supongo que son impresiones mías viendo los pocos esclavos que salen y los soldados como conjunto.

Sobre los personajes únicamente destacan los dos de la pareja protagonista. Tenemos a Damen nuestro protagonista que nos narra la historia que en fin, en un principio parece que fuera a ser el típico que no para de quejarse y de ser orgulloso pero por lo menos es lo suficientemente inteligente, a la vez que amable en otras ocasiones para intentar adaptarse a su situación y decidir esperar la ocasión propicia para escapar. Por todo ello sin destacar demasiado tampoco por su personalidad por lo menos se hace lo suficientemente tolerable para leer desde su perspectiva. Laurent en cambio con su actitud déspota te engancha, quieres saber más, quieres entender por qué hace lo que hace, qué piensa, y en fin leer desde la perspectiva de Damen, que tiene una relación poco sana con él influye en hacer que su figura se realce. Porque sí si pasamos a la relación cabe decir que de momento no hay romance, sabes que lo va haber o quizás lo deseas pero si por un momento te pones a pensar que has leído lo más probable es que la respuesta más fiel a lo que has visto es una relación entre dos hombres donde uno tiene como esclavo y maltrata al otro, mientras que el otro quiere huir de él pero empieza a tener cierta simpatía por el otro. Y en fin, te deja con ganas de más (aunque quizás sea algo de síndrome de Estocolmo si nos ponemos moralistas, no os digo yo que no).

Resumiendo, lo cierto es que aunque no deje de ser una historia de romance entre gays bastante normal me ha entretenido como hacía tiempo que no me entretenía ningún libro, la verdad. Ya si entramos en temas de calidad bueno supongo que depende de si consideráis que una novela si os entretiene ya es suficiente o no, cada uno libre de opinar lo que quiera. En cualquier caso la relación ambigua engancha bastante así que tengo ganas de seguir leyendo para ver si la cosa mejora.

Lo mejor: es muy entretenido, quieres leer más, perfecto para intercalar entre lecturas más densas (si os gusta el “romance”)
Lo peor: no es para todo el mundo y tampoco crea que sea muy memorable, no dice nada nuevo.

Hasta aquí mi aburrimiento.




No hay comentarios:

Publicar un comentario