domingo, 31 de enero de 2016

El lector de Julio Verne, Almuneda Grandes (libro)

¡Hola! Nueva reseña en el blog.
Título: El lector de Julio Verne
Autor/a: Almudena Grandes
Otros libros del autor/a: Malena es nombre de Tango, Las edades de Lulú
Páginas: 353
Precedido de: Inés y la Alegría (dentro de esta “saga” llamada Episodios de una guerra interminable, se pueden leer todos de forma independiente pero hay ciertos personajes que reaparecen)
Continuaciones: Las tres bodas de Manolita
Formato original: libro
Año: 2012
Enlaces de interés: http://www.almudenagrandes.com/

Te gustará si: ya leíste la “primera parte” (se pueden leer independientemente) y te gustó el estilo de la autora, tienes interés en la postguerra española y en como se vivía, te gusta en general la novela histórica.
Ni lo intentes si: quieres algo repleto de acción, no tenéis interés en la novela histórica

Sinopsis
Nino, hijo de guardia civil, tiene nueve años, vive en la casa cuartel de un pueblo de la Sierra Sur de Jaén, y nunca podrá olvidar el verano de 1947. Pepe el Portugués, el forastero misterioso, fascinante, que acaba de instalarse en un molino apartado, se convierte en su amigo y su modelo, el hombre en el que le gustaría convertirse alguna vez. Mientras pasan juntos las tardes a la orilla del río, Nino se jurará a sí mismo que nunca será guardia civil como su padre, y comenzará a recibir clases de mecanografía en el cortijo de las Rubias, donde una familia de mujeres solas, viudas y huérfanas, resiste en la frontera entre el monte y el llano. Mientras descubre un mundo nuevo gracias a las novelas de aventuras que le convertirán en otra persona, Nino comprende una verdad que nadie había querido contarle. En la Sierra Sur se está librando una guerra, pero los enemigos de su padre no son los suyos. Tras ese verano, empezará a mirar con otros ojos a los guerrilleros liderados por Cencerro, y a entender por qué su padre quiere que aprenda mecanografía. (sinopsis de una edición de Tusquets Editores).

Opinión
Quizás sea extraño que haya decidido leer este libro, quiero decir su predecesor no acabó de convencerme porque tenía muchas páginas en que ignoraba la historia y pasaba a ser un libro de Historia, y por mucho que me pueda interesar cierto tema supongo que de una novela histórica se espera, por lo menos hoy en día, aprender mientras te entretienes o algo así (aunque depende de a quien preguntes te dirá que una buena novela histórica debe hablarte de alguna manera de la situación actual así que, como en todo múltiples opiniones). En cualquier caso si lo he leído supongo que es por mi situación familiar (véase que vivo rodeada de gente que le encanta la novela histórica) y que socializar a través de la lectura es algo bastante normal, por lo menos en mi casa. En fin, supongo que no os importa demasiado todo esto pero la cuestión es que, como me canso de decir yo y la novela histórica no nos llevamos muy bien, le tengo miedo a que caiga en simplemente un manual de historia divertido y que olvide que también es una historia, o que olvide que tiene un estilo por el que preocuparse. Sin embargo he de reconocer que, teniendo en cuenta que mis expectativas eran bajas, el libro, siendo bastante corto me ha resultado una lectura agradable.

Pasando a la historia en si es bastante simple, trata de un niño que vive en una casa cuartel hijo de un guardia civil y su proceso de descubrir que está pasando verdaderamente en su pueblo más allá de la versión que quiere dar la guardia civil conociendo otro tipo de pensamiento y refugiándose en la lectura. Supongo que no es exactamente una novela de formación, aunque tenga algo de ella, por como el protagonista sigue siendo un niño y no se centra tanto en el paso a la fase adulta sino más bien al conocimiento de la situación que se vive en su pueblo, y el poder pensar por si mismo que cree correcto. Sin embargo he de reconocer que precisamente por ello me parece que a veces el niño que se presenta me parece más maduro de lo normal, pero como está contada desde un momento indefinido en el tiempo no acaba de chirriar del todo porque se puede, en algunos momentos pensar que se embellece el recuerdo.
En cualquier caso se me ha hecho, como decía antes, agradable el descubrimiento de Nino de la realidad que le envuelve es mucho más compleja de lo que pensaba y de hecho el pueblo que se describe en general lo conocemos bastante (aunque reconozco que yo en algún caso me perdía con algún personaje) y ese ambiente tan asfixiante está bastante bien recreado.
Puede que un punto a nivel argumental bastante interesante es la revelación sobre cierto personaje que parece ser que no a todo el mundo le parece tan predecible como a mi, pero aun así, aunque la autora no maneja demasiado bien, a mi parecer, la intriga (o por lo menos a mi la miel me delató todo bastante rápido), a mi me interesa más ese espíritu de ser fiel a tus creencias y resulta en cierta escena bastante amarga que creo que está bastante bien llevada.

El estilo en general me parece bastante correcto, sin embargo, quizás el problema que le vea más grave a la novela, que en mi caso no me ha afectado demasiado, es el ritmo y la sensación constante de repetición. Admito que cada vez me gustan más las novelas donde pasan pocas cosas y no me importa que todo vaya lento pero entiendo que esto puede ser un problema para algunos pero mi problema viene más con las reflexiones de la autora. Como os lo diría mi primer problema más personal es que odio ese recurso tan típico de novela de anticipar la desgracia segura (véase el típico no sabía que ese día cambiaría mi vida o parecidos), es algo que me parece un poco pobre para crear tensión sobre lo que va a pasar, la verdad. Sin embargo lo que ya cansa un poco más son las repeticiones de las reflexiones, la escritora tiene un estilo muy llevadero y que encuentro bastante aceptable pero que en esas reflexiones sobre la vida acaben muchas en las mismas frases e ideas se puede hacer algo cansino. Aunque está claro que la novela tiene una carga ideológica importante así que supongo que tiene sentido que se caiga en esa repetición, y de nuevo la tolero (la repetición) porque el estilo no está mal.
Otro punto a comentar en como está escrita la novela que me llama mucho la atención es los cambios temporales bastante fluidos que hace. Quiero decir que la autora no tiene problemas en ir hacia delante o atrás a su conveniencia, y aunque algunas veces si te despistas puedes no darte cuenta de cuando te está hablando, por lo general son cambios de tiempo que son fluidos y que dan bastante dinamismo a la novela.

Los personajes quizás tampoco me hayan dicho demasiado pero por lo menos es interesante conocer algunos de ellos. Me gusta bastante esa admiración que tiene Nino hacia el Portugués bastante normal para la edad que tiene pero que va evolucionando aunque dé la sensación que dicho personaje no sea más que el ideal sin que lo lleguemos a conocer del todo. Además de ello tiene algunas relaciones bastante interesantes como la del Portugués y su pareja. Sin embargo creo que los personajes funcionan mejor para crear un ambiente y por sus relaciones que como personajes individuales.

Resumiendo, es un libro que me ha resultado bastante entretenido que te sitúa bastante bien en un pueblo en plena postguerra con los dos bandos aún muy presentes, miseria pero algo de esperanza. En fin, creo que si os interesa el tema es un libro corto bastante adecuado que se puede disfrutar bastante.
Lo mejor: historia entretenida e interesante, la ambientación bastante bien creada y fácilmente te transporta a ese pueblo lleno de tensiones (además de servir para conocer cosas de la Historia que nunca está de más).
Lo peor: algunos detalles de estilo, para mi no es demasiado memorable


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario