martes, 29 de marzo de 2016

Fedra, Jean Racine (libro)

¡Nuevo libro en el blog! Teatro en esta ocasión.
Título: Fedra
Título original: Phèdre o Phèdre et Hippolyte
Autor/a: Jean Racine
Otros libros del autor/a: Alejandro el grande, Andrómaca
Páginas: 248
Formato original: la historia es basada en el mito griego y es una reinterpretación de Hipólito de Eurípides en clave cristiana
Año: 1677

Te gustará si: tienes interés en la “tragedia” del clasicismo francés, en como el teatro basado en la palabra llega a su esplendor o simplemente curiosidad por ver la evolución del mito de Hipólito.
Ni lo intentes si: no tienes mucho interés en el teatro del clasicismo francés, o simplemente no te gusta leer teatro.

Sinopsis
Si clásicos son los libros cuya lectura pueden repetirse año tras año y generación tras generación sin que nunca pierdan su interés, ésa es sin duda la razón por la que volvemos una y otra vez sobre Racine. La lectura -mejor reposada y repetida- de sus tragedias emocionará al lector como emocionó a sus contemporáneos: Madame de Sévigné, ferviente partidaria de Corneille y, en ese sentido, poco afecta a Racine, reconoce en una de sus cartas haber derramado más de seis lágrimas, cuando presenció la representación de Andrómaca. (de la edición de Gredos que también tiene Andrómeda, Infigenia)
Opinión
Otra obra de teatro que me toca reseñar y ya os aviso que por cierto motivo vais a tener unas cuantas en el blog dentro de poco así que podéis iros acostumbrando. Quizás no lo sepáis, pero hace nada publiqué la entrada de Hipólito que comparte argumento con esta que os vengo hablar así que de nuevo, tengo un poco liadas las dos por como cogen el mismo mito y las dos le añaden cosas diferentes y sobre todo lo usan para hablar de distintas cosas y con una mentalidad bastante diferente. Si el otro caso se trataba de una tragedia griega (V a.C), en este caso es una tragedia del clasicismo francés (s.XVII), simplemente observando ambos siglos es fácilmente detectable que hay cierta distancia para que ambas sean distintas en intención y lo cierto es que sí, que solo mirando el título de ambos vemos que el punto de vista es diferente.

La historia sigue siendo la misma, pero la cuestión es que ahora ya no hay tanta importancia de los dioses griegos y por ende el concepto de destino pierde bastante importancia y en cambio, aunque la obra no lo diga explícitamente y respete las creencias antiguas esta obra está hecha con parámetros cristianos lo que significa que por mucho que Fedra siga estando enamorada de Hipólito por influencia de Afrodita, en esta ocasión es culpable de los sentimientos que tiene y Enone casi parece ser el diablo o una influencia negativa en la protagonista. En esta versión deja de una parte el centrarse en el conflicto de Hipólito entre naturaleza y sociedad para hablar de la pasión y el deber (de acuerdo quizás es el mismo tema no os digo que no) de forma mucho más directa en el amor culpable que siente Fedra. El conflicto está pues en que ella está enamorada de Hipólito que es hijo de Teseo, su marido, aunque no suyo, pero a la vez él, Hipólito, en esta versión, está enamorado de otra mujer. De nuevo, siguiendo el mito antiguo podéis imaginar que las cosas no irán bien del todo, sin embargo aquí no tenemos una intención de catarsis como en la obra anterior sino más bien de moralizar. Aunque con respecto a eso he de decir que no tengo demasiada información y que es interesante como Fedra es culpable pero quien acaba recibiendo de verdad en la obra acaba siendo Enone por esa clara representación del mal. En ese sentido Fedra acaba siendo la gran pecadora por como se deja llevar por la pasión y miente de forma que en esta obra no tiene justificación, es vil, así que sí, como suele pasar con el cristianismo las mujeres nos volvemos las causantes de todos los males del universo... O quizás no sea tanto así, porque en el final hay cierta visión de heroína en Fedra por como al final utiliza la razón y decide hacer cierta cosa (entendamos que aquí razón es controlar sus impulsos de amor y que por tanto es su manera de controlarse, sí, muy normal todo visto ahora...), en fin, hay cierta compasión por Fedra, la pecadora.

Otro punto que sería interesante comentar pero delante del cual me veo algo superada por no tener demasiada información y lo mismo de siempre es el estilo. Hay una gran importancia en el poder de la palabra como vemos en cierta escena que se confiesa a Hipólito como en la necesidad de Fedra de contárselo a Enone aunque quiera evitar que se conozcan sus sentimientos. En ello si que es verdad que hay una especie de “terapia” a través de la palabra y ello lleva a que la obra ahonde bastante en los problemas morales de los protagonistas.

Resumiendo, hoy estoy menos inspirada que de costumbre, Fedra es una interpretación curiosa y bastante psicológica de la historia de Hipólito y en fin, de nuevo os la podéis leer, es corta, es interesante como muestra del clasicismo francés y se supone que por como la palabra tiene todavía significado, por tanto se cree que el lenguaje puede decir de forma clara la realidad y por ello hay aún confianza en el diálogo. Algo a medida que pasen los años se podrá muy en duda (ya sabéis destroza del lenguaje, y la desesperación por esa distancia entre lenguaje y realidad...).

Lo mejor: corta de leer, de nuevo, curiosidad histórica, nueva interpretación de Hipólito.
Lo peor: ¿puedo quejarme de la concepción cristiana? Aunque también la griega clásica tiene tela en el fondo... no es algo que me vaya a impactar aunque no esté mal de leer.

Hasta aquí mi aburrimiento.


viernes, 25 de marzo de 2016

Cien años de perdón, Daniel Calparsoro (película)

¡Nueva película en el blog!
Título: Cien años de perdón
Director/a: Daniel Calparsoro
Reparto: Rodrigo De la Serna, Luis Tosar, Raúl Arévalo, Patricia Vico, José Coronado, Joaquín Furriel, Marian Álvarez, Luciano Cáceres, Luis Callejo, Joaquín Climent
Música: Julio de la Rosa
Otras películas del director/a: Salto al vacío, Asfalto.
Guión: Jorge Guerricaechevarría
Duración: 96 min
Año: 2016
Formato original: película

Te gustará si: quieres una película de intriga centrada en un robo, buscas entretenimiento, te interesa también o no te molesta un poco de crítica social.
Ni lo intentes si: no te acaban de llamar las películas de intrigas muy centradas en la acción y donde los personajes son más secundarios,

Sinopsis
Una mañana lluviosa, seis hombres disfrazados y armados asaltan la sede central de un banco en Valencia. Lo que parecía un robo limpio y fácil pronto se complica, y nada saldrá como estaba planeado. Esto provoca desconfianza y enfrentamiento entre los dos líderes de la banda, “El Uruguayo” y “El Gallego”. Pero ¿qué es exactamente lo que buscan los atracadores? (FILMAFFINITY)

Opinión
La verdad es que esta película fui a verla medio coaccionada, no es que me pareciera mal, pero si que es cierto que la cartelera de ese momento tenía opciones que me llamaban mucho más la atención y que esta era una de las que por mi misma no hubiera ido a ver. Aunque la verdad es que reconozco que no sabía nada de ella y que tampoco esperaba mucho teniendo en cuenta que no es un tema que me interese mucho de buenas a primeras. Tras verla tengo que decir que aunque en general me dejó bastante indiferente, la aguanté bastante bien, es entretenida en general y tiene hasta algún punto de crítica social. Aun así en general no creo que sea nada del otro mundo.

Mi problema principal con la película va ser muy tonto, incluso la película reconoce que no tiene sentido, pero sigue molestándome a día de hoy así que lo voy a decir: ¿cómo narices se te ocurre atracar un banco en un día de lluvia si vas a salir por las alcantarillas? La película lo intenta explicar, cierta modificación en la seguridad del banco que se iba a programar al día siguiente, pero es que, vamos a ver, se supone que están haciendo un delito preparado y ¿a nadie se le ocurre mirar el pronóstico del tiempo? ¿de verdad? Incluso tiene otra justificación dicho problema en como los ladrones te son pintados de “pobres tontos” desesperados por tener algo de dinero, pero sinceramente hay una línea fina entre ser tonto y no planear un robo de forma coherente. A ello añadirle el momento más idiota de la película, no por ella misma sino por como un personaje que no piensa demasiado considera buena idea hacer cierta cosa. De nuevo la película quiere justificar que dicho personaje se haya involucrado en el delito, pero me sigue pareciendo idiota que aun así sean capaces de no controlarlo... Aunque supongo que también está para romper la tensión y aportar humor pero en fin...
Aun así, si ignoramos esto, me parece por lo menos entretenido todo el juego entre policías, políticos, ladrones y como aquí han sabido introducir el tema de la corrupción política de forma bastante reconocible con la situación actual. De hecho yo y mi incultura no había caído en que hasta el mismo título de la película es una alusión a esto puesto que viene de cierto refrán. Aun así sigue pareciéndome que aunque hasta cierto punto intenta hacer algo de crítica social le queda un poco grande el título por como donde realmente la película acaba poniendo énfasis es en la intriga de saber qué va a pasar con los ladrones. Porque aunque sigo pensando que los personajes podrían ser mucho mejores y sobre todo haberles dado algo de relevancia y profundidad si algo quiere la película es que empatices con los ladrones que al fin y al cabo no son tan mala gente. Mi problema con esto es precisamente que aunque la película quiere forzarte a que te pongas de su lado a mi me faltaba saber más de ellos o creerme más su situación para tener algún vínculo con ellos. Como no se ha dado el caso parecía simplemente que querían que viera como los malvados de verdad son los políticos corruptos y que realmente todos los demás estamos controlados por redes de poder y aunque cometan delitos no hay problemas. No me entendáis mal, no estoy en contra de esa idea, la cuestión no es tanto que no pueda compartirla, sino como la película está hecha con esa ideología evidente y no intenta que de verdad pueda entender a los personajes en sí, como individuos que tienen una motivación, sino que más bien los presenta como dos grupos sociales, generales y ese es mi problema con la película (si habéis entendido algo, porque a estas horas que escribo esto creo que ya sería mucho si me entiendo a mi misma).

Resumiendo y perdonad que no me enrolle más, es una película agradable de ver que quizás aspira a más de lo que consigue pero que por lo menos a nivel de intriga si que consigue mantener al espectador pendiente a la pantalla. Aun así ciertos puntos argumentales y el enfoque que tiene no acaba de convencerme del todo.

Lo mejor: se puede ver, el intento de crítica social, entretiene.
Lo peor: que la crítica social se quede un poco tópica, que los personajes sean algo planos, alguna estupidez argumental (de acuerdo, algún día superaré que decidieran robar con un diluvio...).

Hasta aquí mi aburrimiento.

jueves, 24 de marzo de 2016

Hipólito, Eurípides (libro)

¡Nuevo libro en el blog, en esta ocasión una obra de teatro!
Título: Hipólito
Título original: Ιππόλυτος
Autor/a: Eurípides
Otros libros del autor/a: Medea, Ión
Páginas: 112
Formato original: historia popular (?)
Año: V a.C
Adaptaciones: teatro, posteriormente la historia también Fedra se inspiraría en ello.

Te gustará si: tienes interés en leer tragedias griegas, en descubrir nuevos mitos, te gusta leer teatro en general o no tienes problema con ellos.
Ni lo intentes si: no te gusta nada leer teatro o simplemente no tienes interés en la tragedia griega.

Sinopsis
Eurípides (c.480 - 406 a.C.) vivió en la época del mayor esplendor político y económico de Atenas, asistió a la construcción del Partenón y los más hermosos monumentos de la Acrópolis, y compartió con sincero patriotismo el orgullo de los ideales democráticos. De su vida tenemos datos poco fiables. Se nos han conservado dieciocho tragedias, casi todas ellas pertenecientes a la plena madurez del autor. Con Hipólito alcanzó Eurípides la cumbre de su creación artística y un éxito rotundo, desvelándonos, con rasgos seguros, la terrible pasión de una mujer enamorada y la firmeza casi enfermiza de un muchacho perfecto. Aquí no hallamos, como en otras tragedias, la menor concesión al melodrama, y Fedra e Hipólito son los dos seres humanos de comportamiento más heroico del teatro de Eurípides, ambos carecen de moderación y deshonran a una divinidad, Afrodita y Ártemis, por lo que deberán sufrir y pagar sus respectivas culpas. (sinopsis de una edición de Gredos)

Opinión
De nuevo me toca reseñar, quizás con pocos ánimos, una tragedia clásica que reconozco que tengo un poco liada argumentalmente con otra obra de la que os hablaré dentro de poco de la misma temática pero más moderna que es Fedra de Racine. El caso es que de nuevo no sé si pasaré a deciros obviedades, no diré nada interesante o simplemente os hablaré un poco por encima de lo que me venga a la cabeza. En cualquier caso antes de empezar a pensar que os digo supongo que debería advertiros de que bueno, yo en general leer teatro es algo que me deja un poco indiferente, y leer una tragedia griega aunque en este caso me ha servido para conocer un mito que no conocía y que hasta cierto punto me ha interesado tampoco es algo que me haya impactado ni nada por el estilo. Aun así la verdad es que sigue pareciéndome que aun con la distancia que nos separa de la obra sigue siendo asequible de leer por ser corta y por lo menos despertando interés ni que sea por su antigüedad.

La historia se basa en como Hipólito decide no hacer caso a la diosa del amor Afrodita y solo dedicarse a la diosa de la caza Artemisa (incluso quiere ser virgen como la segunda diosa) en una especie de representación a la vez de como se dedica más a lo personal que a lo social, es decir ignora todo las convenciones del momento que en parte implicarían que se casara y solo quiere dedicarse a su yo más privado y más cercano a la naturaleza. La cuestión es que Hipólito tiene un exceso de hybris (que es lo mismo que decir que es arrogante, para los mortales) y no cree en el poder del amor, y como solía pasar en los mitos griegos el no hacer caso a los dioses o subestimarlos era equivalente a que te hicieran la vida imposible y eso es precisamente lo que pasa aquí, que Afrodita para joder al chico hará que su madrastra, Fedra (que la pillan de tonta por en medio), se enamore perdidamente de él. Como con esto no hay problema con los spoilers podéis imaginaros todos que acabará bastante mal todo, para todo el mundo porque al fin y al cabo en una tragedia griegas ya sabemos todos que no va a ir bien nada.
Como decía antes yo no tenía ni idea de todo el mito de Hipólito por lo que ha sido bastante interesante descubrirlo y aun más que apareciera Teseo, el del laberinto (que tengo yo manía por ser otro de los tantos que abandona a una que se enamora de él como es Ariadna, encima que le ayuda...) y sea marido de Fedra. Por lo menos interesante por volver a encontrar otro de los personajes de la tan rica, variopinta y a momentos exagerada mitología griega (de verdad que hay según que mitos que tela, me declaro fan de las extravagancias de Zeus para follar a gente...).
Algo curioso de la tragedia griega es como los personajes no tienen la culpa de nada, quiero decir se supone que la culpa es un concepto cristiano y que viene de una moral impuesta más rígida. Sin embargo lo cierto es que algunas de las cosas que suceden chocan un poco vistas hoy en día y esa substitución del concepto de culpa por el de fatalidad, de no poder escapar de tu destino impuesto por los dioses, a veces se hace un poco extraña. Con esto quiero decir que por ejemplo, que Fedra no se enamore ni pueda evitar sus sentimientos sino que sean impuestos por la diosa Afrodita en parte funciona como metáfora del enamorarse pero a la vez implica que ella no es culpable en ningún momento de esa pasión desmesurada que la corroe por dentro. Pero también pasa algo parecido cuando al final de la obra cierto personaje parece que no da culpas a nadie por lo sucedido. De aquí, de esta imposibilidad de revelarse contra los dioses y que hace del ser humano ser tan pequeño también surgen las particularidades de la tragedia griega que según algunos es imposible que se vuelvan a repetir y básicamente la tragedia solo duró unos 75 años y ya no volvería a producirse puesto que las condiciones que se dieron (también de representación) son difícilmente repetibles. Pero en fin, no me pierdo en divagaciones teóricas de otros aquí os debería hablar también de la catarsis pero igual que la supuesta sensación me siento superada por el mismo concepto y un poco harta de él así que os animo a que investiguéis por vuestra cuenta.

Resumiendo, siento no ser más extensa en esta ocasión pero de ahora en adelante creo que, con la cantidad de reseñas pendientes que tengo intentaré hacer reseñas cortas y contaros poca cosa y no forzar para intentar alargarme. Hipólito es una tragedia griega que si os interesa el género es probable que conozcáis por ser una de las más famosas de Eurípides el más moderno de los tres trágicos y que evolucionó de forma que la psicología de los personajes fuera más importante. En cualquier caso aunque no os interesen demasiado las tragedias griegas si que es verdad que por extensión podéis leeros alguna aunque sea por curiosidad literaria y aunque, de nuevo, creo que el simple hecho de leerlas, sin un contexto o un estudio detrás, puede dejarte indiferente o extrañado ante algunos aspectos que por la distancia temporal cuestan de entender, creo que por la extensión de la obra no es una mala opción si queréis satisfacer vuestra curiosidad lectora. Sino podéis leeros Edipo rey que con la propaganda que le hizo Aristóteles en su Poética es la tragedia por antonomasia.

Lo mejor: conocer un mito nuevo en mi caso, la curiosidad de poder leer un texto tan antiguo, si conoces un poco de contexto o de teorías sobre el supuesto contexto hasta cierto punto tiene interés.
Lo peor: no creo que sea algo que te vaya a impactar de por vida (aunque nunca se sabe), la distancia temporal puede hacer difícil su lectura o comprensión de ciertas cosas que suceden.

Hasta aquí mi aburrimiento.

miércoles, 23 de marzo de 2016

Zettai Heiwa Daisakusen + Mademoselle Butterfly, Ogura Akane (mangas)

¡Hola! Nuevos mangas en el blog, en esta ocasión dos shojos de la autora Ogura Akane.
Título: Zettai Heiwa Daisakusen
Significado del título: La estrategia para conseguir la paz absoluta
Extensión: (4 volúmenes 19 capítulos)
Formato original: manga
Autor original: Ogura Akane
Otras obras del autor/a: Kanojo ni Naru Hi, Kanojo ni Naru Hi Another

Te gustará si: quieres un manga shojo y no te importa que sea un poco repetitivo, te gustan las tsunderes en general y no te importa leer manga aunque no sea nada del otro mundo.
Ni lo intentes si: quieres un shojo especial o diferente, no te gusta el shojo o no te gustan las historias repetitivas.

Sinopsis
El reino del norte y el del sud se llevan fatal y están en una guerra que no parece acabar nunca. Cuando la situación parece que no va a solucionarse jamás el príncipe del norte y la princesa del sud deciden proclamar su amor y casarse, parando así el conflicto. Sin embargo, lo cierto es que no se soportan, pero para que dure la paz decidirán seguir con el engaño.

Opinión
En esta ocasión os vuelvo a traer dos títulos en una entrada concretamente de mangas que tienen en común ser de la misma autora. Lo cierto es que decidí haceros las reseñas de ambos porque tras estar leyendo los mangas Kanojo ni Naru hi y su spin off Kanojo ni Naru Hi another decidí darle una oportunidad a todos los mangas del autora no es que me encantaran pero sí que es cierto que por lo menos me engancharon bastante. Por ello tenía expectativas de algo parecido y sin embargo lo cierto es que ambos me parecieron bastante malos. Pero en fin, intentaré hablar un poco más de los dos por separado.

Argumentalmente este manga tenía una premisa muy simple que podría haber resultado bastante agradable, quiero decir dos protagonistas que se casan simplemente por intereses políticos y se hubiera desarrollado la típica pareja que se odia en un principio pero se acaban enamorando hubiera estado bien, quiero decir que no era muy difícil hacer un shojo agradable aunque no fuera memorable. Lamentablemente se vuelve un manga donde no avanza que en todo capítulo hay un inconveniente los protagonistas se pelean, la chica se da cuenta que el chico no es tan malo y a medida que pasan los capítulos que lo ama. Por algún motivo ella se mete en un lío y entonces viene el principito a salvarla. No me valen las excusas de que ella intenta salvarse, es la puñetera dama en apuros que no sabe hacer nada y a esto añádele que es tsundere y que al chico si sabe pegarle, viene cualquier secuestrador y ya no sabe hacer nada... De verdad es horrible, a medida que pasan los capítulos, que se me han hecho muy pesados por como todo no avanza y la interacción de personajes es básicamente la protagonista haciéndose la arisca con el chico por motivos poco claros (es el príncipe del país extranjero, es mala gente aunque me salve a cada momento, no me hace caso, me gusta pero no quiero que lo sepa...). El chico la sigue a todos partes e incluso le gusta la tontería de ella y al final de cada capítulo tiene un momento de acercamiento... Me aburre mucho, de verdad.

Como digo los personajes son horribles, cuando se intenta crear un conflicto político tampoco se intenta dar mucha relevancia a construir algo interesante, incluso lo poco que sabemos de los dos países son estereotipos y poco más. La relación entre ambos es aburrida, se basa en que cada capítulo ocurre lo mismo y lo peor de todo es que personalmente, aunque las tsunderes no es un estereotipo que me disguste especialmente y si se lleva bien puede hasta tener sentido, esta chica me hartado. No es que me gustara especialmente el chico pero al lado de la protagonista que es repetitiva, infantil y no sabe actuar de forma coherente ni racional ni con sentido ni nada era un santo... En fin, no sé, me ha parecido que con un tomo hubieran sobrado ya capítulos y dura 4 tomos.

Título: Mademoselle Butterfly
Extensión: 9 capítulos (2 volúmenes)
Formato original: manga
Autor original: Ogura Akane

Te gustará si: quieres un manga shojo corto, no te importa que se pasen con el drama y que todo vaya muy rápido, ni las protagonistas poco decididas.
Ni lo intentes si: no tienes ganas de un shojo corto y más basados en el drama que en la comedia.

Sinopsis
La protagonista es una geisha que tiene una buena vida y a quien le gusta visitar a su amigo de infancia, un tatuador (aunque los tatuajes estén prohibidos por el gobierno). Sin embargo cuando se le presenta un cliente rico muy interesado en quedársela para él tendrá que escoger. ¿Cual será su decisión?

Opinión
Tenemos otro caso de una protagonista que no me ha dicho nada e incluso me ha molestado el chico me ha dejado indiferente del todo. Pero en fin empezando por la historia no me dice nada creo que tenemos otro caso que la premisa es bastante interesante pero dura eso, un capítulo y como one-shot no está mal aun así continua ocho capítulos más y sin embargo es algo mejor que el anterior.

Vamos a ver en este caso tenemos el claro caso de protagonista inútil que lo único que sabe hacer es esperar y amar, poco más. A ello le añadimos los típicos impedimentos en algunos capítulos, malentendidos que se resuelven en el último momento y de nuevo una dinámica de pareja que no me ha acabado de gustar. Creo que los problemas de ambos mangas es algo más personal que prefiero que un manga se base en la formación de la pareja que en la relación en sí. O por lo menos si se basa ya en un momento cuando la relación está formada les exijo más, que me convenzan en su desarrollo.
Lo bueno del caso es que este manga intenta llevar el drama un paso más allá cuando empieza cierto tema que los separa. Creo que para lo mal desarrollado que está, lo rápido que te lo cuentan es estúpido ponerlo así que de nuevo, me ha parecido un muy mal manga aunque más entretenido que el anterior.
En general el dibujo no es una maravilla tampoco y por lo menos a mi no me acaba de gustar demasiado así que tampoco creo que sea un punto a destacar.

Resumiendo, ambos mangas me parecen muy malos así que si queréis un shojo para pasar al rato os recomiendo que leáis de la misma autora los dos Kanojo no Naru Hi. Vuelvo a decir no son maravillosos pero por lo menos tienen un momento de enganche y parten de un concepto interesante aunque me hubiera gustado más si lo hubieran hecho lo mismo en una base realista. En cualquier caso, aun no sé porque he reseñado estos mangas (porque normalmente mangas cortos no los reseño) pero creo que esperaba más teniendo en cuenta que estos dos que había leído antes me habían parecido por lo menos entretenidos.

Lo mejor: no son muy largos, el segundo puede entretener.
Lo peor: personajes, mediocres en general.

Hasta aquí mi aburrimiento.


martes, 22 de marzo de 2016

Las olas, Virginia Woolf (libro)

¡Nuevo libro en el blog!
Título: Las olas
Título original: The waves
Autor/a: Virginia Woolf
Otros libros del autor/a: La señora Dalloway, Una habitación propia
Páginas: 283
Formato original: libro
Año: 1931

Te gustará si: te gusta leer por la forma en la que se presenta el escrito, no te importa que en una historia no pase absolutamente nada, te gusta que los personajes y su psicología sea algo principal en lo que lees.
Ni lo intentes si: has probado con la autora y piensas que su estilo es muy denso y no te gusta, no quieres leer algo donde no pase nada.

Sinopsis
Desde 1931, año de su publicación, Las olas ha sido considerada un a de las obras capitales del siglo XX, tanto por la original belleza su prosa como por la perfección de su revolucionaria técnica narrativa, y con el paso de los años su influencia sobre la literatura contemporánea ha ido acrecentándose. La novela desarrolla , al compás del batir de las olas en la playa, seis monólogos interiores, a veces discrepantes, aislados, otras veces casi en coloquio concordante, en los que se formulan, desde su infancia hasta sus últimos años, seis vidas múltiples y dispares. (sinopsis de la edición Lumen).

Opinión
No me siento con muchos ánimos de hablaros de este libro y de hecho como digo siempre, porque si algo predomina en mi blog es la repetición, hay ciertos libros de los que no sé muy bien qué decir, o bien porque tienen una tradición detrás que es tan profunda que da miedo acercarse, o bien por mi incultura y no tener el suficiente tiempo para informarse de todo o por todo lo anterior y una especie de respeto y no saber muy bien como enfrentarme a la reseña. En este libro se une un poco de todo lo que os digo así que podéis esperar una reseña poco clara y que quizás me cueste horrores acabar o que por lo menos acabaré diciendo verdaderas chorradas. Antes de entrar al grano supongo que debería decir que mi primer contacto con la autora fue con La señora Dalloway que fue una de mis mejores lecturas del año pasado y la verdad es que creo que este segundo contacto con la autora ha sido todavía más interesante que el anterior (aunque creo que la traducción del primero era mejor que esta, la que he leído, no la de la editorial de la sinopsis que os he puesto). Así que lo más probable es que este libro se cuele entre mis mejores lecturas del año y sin embargo lo cierto es que no sé ni que deciros de él, a parte de que lo leáis aunque la verdad es que supongo que si buscáis un libro donde pasen cosas no es vuestro libro... En fin, intentaré centrarme.

En esta ocasión el libro está narrado a través de seis personajes, amigos de infancia supuestamente, que a través de una especie de monólogos interiores hechos en forma de diálogo como si realmente dijeran todo lo que piensan en voz alta. En un principio me pareció que realmente era difícil distinguir los seis aparte de por el nombre, pero lo cierto es que a medida que pasan las páginas la autora es capaz de crear un lenguaje para cada uno, unas metáforas, unas fijaciones y por tanto seis maneras diferentes de ver el mundo. Es cierto que aunque en un principio tienen el mismo papel todos el libro pasa a centrarse sobre todo en un personaje y las tres chicas quedan más en un segundo plano, pero aun así aunque el libro tenga tendencia y ganas de a veces unirlos de forma que sean un todo, en otras, por más que lo intentan no pueden llegarse a unir. En esto entra la metáfora de las olas y la relación con el mar tan presente que parece, o quizás lo diga explícitamente en el libro, no lo recuerdo que sean ellos como olas en el mar que, a veces tienen una identidad propia como olas y en otras acaban fundiéndose en el todo que sería el mar. Si algo me gusta de la autora es precisamente eso, como puede dotar de lenguaje propio a cada uno de sus personajes. Es más en esta ocasión teniendo en cuenta como se puede entender la relación entre todos ellos si consideramos que Bernard es el más importante y sobre de quien trata el libro el juego del lenguaje para que las voces sean lo suficientemente individuales y a la vez tengan algo en común me parece increíble. Pero en fin, como dije ya en otra ocasión leer a Woolf es algo que en parte me hace sentir algo miserable por como alguien puede escribir así, y eso que la leo en traducción porque aún no me atrevo a probar de leerla en inglés por miedo a morir en el intento. Lo cierto es que también hay que decir que es densa, que no es una lectura fácil y que la manera en que se te incrustan los personajes, sus problemas de comunicación y de encontrar sentido en el mundo hacen que el paso de las páginas sea lento y que no tengas ganas de leer a mucha velocidad para no perderte ninguna frase y recrearte en ellas.
Estructuralmente cada capítulo empieza con una descripción breve de dos o tres páginas de un paisaje marítimo que empieza con el sol saliendo hasta que, como no podía ser de otra manera, acaba por ponerse. No hace tener muchas luces para relacionar dicha descripción con la vida y de esa manera dar la sensación de crecimiento que experimentar los personajes a medida que pasan las páginas, aunque no haya indicadores claros temporales.

Si pasamos a lo que ocurre me quedaría en algo así como una especie de seguimiento de la relación entre seis personajes de forma que aunque se han separado físicamente e ido por caminos muy distintos no pueden olvidarse los unos a los otros. Así que de nuevo, si lo que busquéis libros que cuenten historias no es este vuestro libro. En cambio, como digo si lo que os interesa es leer por estilo y por como a través de la manipulación del lenguaje se crean personajes este es vuestro libro. Quizás si hay algo a comentar sobre el argumento sea la relación con Percival que establecen con distintos matices para cada uno de los personajes pero que parece, por como este personaje no lo conocemos por él mismo y solo por como impacta en ellos como casi una representación de la juventud y la posterior pérdida de ella. Puede que no sea tanto así, pero como ya sabéis si leéis continuamente mi blog (algo que no recomiendo, dicho sea de paso) tengo una obsesión medio malsana con ver historias de formación por todas partes, pero creo que a parte de ello si hay ciertos detalles que invitan a pensar en este personaje de esta forma.
Sobre el final he de decir que, como suelo hacer siempre que tengo una teoría de la que no estoy muy segura, consulto en internet si alguien lo ha pensado antes que yo, al fin y al cabo google es sabio (ignorad esto, de verdad, se me va la olla) y lo cierto es que en este caso particular ha habido otra gente que piensa que yo con respecto a la identidad de cierto personaje. De hecho hasta cierto punto el libro es lo bastante evidente para que te lo figures por ti mismo, pero a la vez no creo que sea totalmente fijo sino que puede coexistir con la teoría contraria y a la vez representar más que una locura facetas de un individuo. Espero no haber hecho demasiado spoiler con todo esto, aunque desde luego no es un libro donde hacer spoiler sea algo grave puesto que como digo, no se lee por lo que pasa sino por cómo te lo cuentan y por los personajes.

Si he de hablar de los personajes no hay manera que no empiece con mi amor por Bernard y su incapacidad de encontrar una sola frase perfecta, su búsqueda incansable de frases que apunta en una libreta con la esperanza de que algún día pueda escribir su gran historia. Mientras tanto, parlotea sin poder parar, casi con miedo al silencio. Bernard está hecho de palabras, de las que no tiene y de las que dejan de tener sentido cuando salen de su boca y que nunca puede llevar a buen puerto y es por ello que he podido conectar con esa imposibilidad de conectar con el mundo por más que intente encontrar ese lenguaje prometido. Neville en cambio, como se puede leer por algunos sitios es el más tradicional, el enamorado de los clásicos (y clásicos en el sentido extremo, greco-latinos), el que quiere amar a una persona para siempre (aunque sea un hombre). Lo cierto es que hasta cierto punto todos los personajes acaban quedando eclipsados, por Bernard y te deja con ganas de seguir conociéndolos. Louis en cambio es el complejo de inferioridad hecho personaje, obsesionado por su acento australiano y por sus orígenes humildes decide dejar atrás la posibilidad de estudiar y cerrarse puertas a si mismo por sentirse demasiado diferente a los demás para que le acepten. Lo cierto es que aunque tenga su mal carácter por ello probablemente, por su frustración consigo mismo de no atreverse y a la vez sentirse más tranquilo sin que haya opción de que nadie lo rechace y se burle de él tengo debilidad por los personajes que dejan atrás todas sus aspiraciones por miedo así que hasta cierto punto también pude empatizar bastante con él.
Quizás con las tres mujeres me ha dado la sensación que tenían menos exploración y que no he llegado tanto a ellas. Creo que Jinny es la que menos papel acaba teniendo y más allá de su obsesión por el cuerpo, la juventud, el conquistar y seducir a todos con sus movimientos y su físico lo cierto es que me ha dicho poco, aunque sigue pareciéndome interesante que parezca una mujer tan interesada en su cuerpo y plasmada de esta manera. Pasando por Susan que tampoco me ha acabado de convencer y que es la mujer más tradicional enamorada de la naturaleza y ver como crecen las plantas y de una vida familiar, más allá de eso parece que el mundo es demasiado grande para ella. Pero en fin, supongo que a quien verdaderamente el mundo le resulta inmenso es a Rhoda, la mujer que más me ha interesado por esa manera en la que no encaja y que parece perderse por el caos del mundo sin saber muy bien donde ir, por ese miedo que le causa el orden. De verdad que necesitaba más de este personaje y me recordó en parte a Septimus de el otro libro de la autora que he leído.

Resumiendo, creo que no vale la pena que me alargue más porque como últimamente y más en ocasiones que me toca reseñar algo que me deja impactada y a la vez con ideas extrañas no estoy diciendo nada interesante. En cualquier caso, que os quede claro que estoy enamorada del estilo de Virginia Woolf y el siguiente paso supongo que será, a parte de seguir leyendo, intentar hacerlo en inglés. En fin, tiempo al tiempo, quizás a vosotros no os impacte tanto, pero mi primer contacto con Woolf fue como darse cuenta que había una manera totalmente diferente de escribir y la verdad es que me fascinó.

Lo mejor: el estilo, la manera de crear personajes, no querer acabar el libro para quedarte con esas palabras...
Lo peor: necesitar más, si eso es algo malo, supongo que se puede hacer densa y algunos aburriros.

Hasta aquí mi aburrimiento.

lunes, 21 de marzo de 2016

Fièvre, Louis Delluc + La caída de la casa Usher, Jean Epstein (películas)

¡Hola! En esta ocasión os traigo dos películas antiguas.
Título: Fièvre
Director/a: Louis Delluc
Reparto: Ève Francis, Edmond Van Daële, Gaston Modot, Elena Sagrary, Yvonne Aurel, Lili Samuel, George Footit, Andrew Brunelle, Marcelle Delville, Léonid Walter de Malte, Noémi Seize, Solange Sicard, Léon Moussinac
Otras películas del director/a: La mujer de ninguna parte, L'inondation
Guión: Louis Delluc
Duración: 30 min
Año: 1921
Formato original: película

Te gustará si: tienes interés en ver cine antiguo en que se intentaba hacer para que el cine fuera arte.
Ni lo intentes si: más allá de la curiosidad supongo que no puede interesar demasiado.

Sinopsis
El ajetreo de un bar del puerto de Marsella, emporio de notable riqueza. Clientes heterogéneos, desde los habituales jugadores de cartas, hasta el mozo romántico solitario, el cual, probablemente, bebe absenta. Una joven fuma opio en una exótica pipa. Una muchacha de paso, conversa con la dueña de la taberna, Sarah Topinelli (Ève Francis), y muestra una cierta melancolía. Topinelli (Gaston Modot) atiende las mesas. Los barcos llegan y salen constantemente del puerto. Sarah rellena unas botellas en los toneles de la bodega. Un individuo de la partida de naipes la sigue, solicitándola. Lo ahuyenta con una carcajada. (FILMAFFINITY)

Opinión
Antes de hablar de cada una de las obras por separado debo deciros que las he agrupado porque así me las han explicado juntas con el concepto de fotogenia y porque así espero engañarme y al ver las dos juntas en una entrada hacer las reseñas más cortas, que tampoco tengo mucho que contaros, la verdad. En cualquier caso en general puedo decir que son dos películas cortas y que solo recomiendo si tienes curiosidad.

En esta primera tenemos más bien un corto porque solo dura 30 minutos, mudos en los que todo aparece de forma normal hasta que a medida que pasan las escenas la cosa se vuelve bastante extraña o por lo menos curioso la rapidez con la que todo se tuerce. En cualquier caso según un texto del propio autor se supone que para él el cine se caracterizaba por que gravando se captara algo inherente y único en los objetos que solo podría ser visto a través del cine. En ese sentido también se supone que quería gravar lo habitual y lo natural, que haya una recreación, en un principio, de los gestos, de beber, de las cartas me parece consecuente. Incluso la historia de amor que medio te cuentan, pero ¿y el final? De verdad que todo se va tan de madre que te quedas pensando qué narices ha pasado para que lleguemos ahí. No es que no se muestre, simplemente que comparando punto de inicio al del final es por lo menos interesante el contraste entre uno y otro.
A nivel estilístico quizás ese intento de captar lo normal hace precisamente que no destaque demasiado o por lo menos no para mi. Sin embargo la música vale la pena y, como decía en la última reseña de El nacimiento de una nación no tengo interés en ver la película de nuevo pero en cambio escuchar la música de fondo no me importaría. Sobre todo las piezas de piano.

Título: La caída de la casa Usher
Director/a: Jean Epstein
Reparto: Jean Debucourt, Marguerite Gance, Charles Lamy, Fournez-Goffard, Luc Dartagnan, Abel Gance, Halma, Pierre Hot, Pierre Kefer
Otras películas del director/a: La tempestad, Chanson d'Armor
Guión: Jean Epstein, Luis Buñuel (Historia: Edgar Allan Poe)
Duración: 63 min
Año: 1928
Formato original: relato

Te gustará si: tienes interés en el principio del cine, en ideas del cine como algo para representar una visión distinta de la realidad, propia del autor mostrando imágenes en movimiento, no para contar historias.
Ni lo intentes si: quieres algo que te cuente una historia de forma clara, no estás muy interesado en experimentos del origen del cine.

Sinopsis
Un hombre llega a la mansión de su amigo Usher y la esposa de éste, Madelaine. Usher está pintando un retrato de su esposa, pero, al tiempo que transmite la esencia vital al lienzo, la mujer va desfalleciendo. Cuando perece, será enterrada en la cripta familiar, pero Usher no cree en verdad en la condición mortal de su amada... Adaptación libre de la historia de Poe. (FILMAFFINITY)

Opinión
Aquí tenemos un caso un pelín distinto a la de antes. En este caso me leí la historia de Poe porque total siendo un cuento corto no tiene demasiada complicación ni es tampoco una pérdida de tiempo aunque reconozco no ser demasiado fanática del autor por no acabar de conectar con lo que sucede y dejarme bastante indiferente en sus relatos (lo siento, ya sé que tiene muchos fans y lo cierto es que tiene una prosa que me gusta pero de momento no he encontrado ningún relato que me convenza). En cualquier caso ya os digo que más que adaptación a esta película se le podría decir inspiración porque se le va un poco la olla con lo que sucede aunque si que en parte conserva una atmósfera muy lúgubre y algunas imágenes bastante impactantes.

Este autor, también me han explicado y hacer leer que opinaba del concepto de fotogenia y como lo pensaba desde una óptica menos idealista que el anterior por como creía que era la cualidad por la que un autor sabía mostrarte la realidad de forma diferente a la habitual, crear un lenguaje nuevo hasta cierto punto. Más que centrar la fotogenia en algo propio del objeto en sí la pasa a la capacidad de quien grava de mostrarte de forma distinta dicho objeto. Pero en fin, supongo que no os interesa la cuestión teórica.
A nivel de estilo esta película tiene escenas bastante interesantes y sabe crear una especie de tensión en cada movimiento aunque a momentos se hace extraña. Además no sé si es cuestión de conservación de la cinta o simplemente decisión del director pero hay escenas en las que de verdad no sabes qué narices estás viendo. Además juega bastante con el blanco y el negro y en general visualmente es bastante interesante (tened en cuenta mi ignorancia, más aun en cine y no me hagáis mucho caso).
A nivel de música me parece muy curioso, si recuerdo bien, como usa la música armónica de un instrumento de cuerda para escenas más “tranquilas” y en cambio todo se vuelve terriblemente inarmónico en cuanto la tensión se acrecienta a la vez que la tormenta. Me parece un uso por lo menos interesante de la música.

Resumiendo, en mi visionado medio obligado de películas clásicas me he encontrado con estas dos películas que si bien no me han entusiasmado ninguna de las dos he encontrado cosas interesantes en ellas. Destaco la capacidad de crear un ambiente lúgubre de La caída de la casa Usher y de la primera aunque reconozco que no me ha acabado de decir nada si que la música de piano está bien.

Lo mejor: no muy largas, curiosas de ver, La caída de la casa Usher visualmente creo que aún hoy es interesante.
Lo peor: tienes que saber un poco que vas a ver, aún me estoy preguntando qué narices es el final de Fièvre.
Hasta aquí mi aburrimiento.

Perdonad mi ignorancia, pero de verdad me pregunto ¿quién es el compositor de la música de Fièvre? No lo encuentro y es algo que me gustaría saber.

sábado, 19 de marzo de 2016

El nacimineto de una nación, D.W. Griffith (película)

¡Hola! Nueva película en el blog.
Título: El nacimiento de una nación
Director/a: D.W. Griffith
Reparto: Lillian Gish, Mae Marsh, Henry B. Walthall, Miriam Cooper, Mary Alden, Ralph Lewis, George Siegmann, Walter Long, Robert Harron, Wallace Reid, Joseph Henabery, Elmer Clifton, Josephine Crowell, Spottiswoode Aitken, George Beranger
Música: Joseph Carl Breil, D.W. Griffith
Otras películas del director/a: Intolerancia, Lirios Rotos, las dos tormentas
Guión: D.W. Griffith & Frank E. Woods (Novela: Thomas F. Dixon Jr.)
Duración: 190 min
Año: 1915
Formato original: libro

Te gustará si: tienes interés en el origen del cine, no te importa ver películas mudas, tampoco ver películas por la calidad de montaje.
Ni lo intentes si: no te apetece ver una película altamente racista, tampoco algo donde el argumento no brilla demasiado.

Sinopsis
Clásico del cine mudo que narra los acontecimientos más importantes de la creación de los Estados Unidos de América: la guerra civil, el asesinato de Lincoln, etc. Ha sido tachada de racista por su glorificación del Ku Klux Klan, pero tiene el mérito de ser la primera película que cuenta una historia de modo coherente: hasta ese momento una película era un conjunto de escenas con muy poca relación entre sí. Obtuvo un enorme éxito en su tiempo. (FILMAFFINITY)

Opinión
Vamos a ver, esta película si os suena es probablemente por lo que todo el mundo la conoce, por ser una de las primeras películas en las que se pretende contar una historia con un argumento complejo y ser por tanto, una de las obras de los orígenes del cine más reconocida tanto por la influencia posterior que haría que las películas se centraran en contar historias pero también en su momento se descubrió que el cine tenía poder (para bien o para mal). En cualquier caso sino la conoces por ello también la puedes conocer por su ideología bastante inaguantable completamente racista y que acaba justificando y como dice la sinopsis glorificando el Ku Klux Klan. Como podréis comprender es de esas películas que si las ves lo haces más como curiosidad histórica, para conocer los inicios del medio que por un interés en lo que te vayan a contar o incluso en la forma que te lo van a contar así que teniendo eso en mente me dispuse a verla y bueno fueron unas tres horas de cine mudo bastante largas pero por lo menos descubriendo detalles curiosos y en fin, siempre es interesante ver este tipo de obras del inicio del cine.

La historia en sí quiere ser algo así como una historia épica en la que se cuenta como dice el título el nacimiento de una nación. Si queréis que os diga la verdad me declaro totalmente inculta sobre la historia de Estados Unidos así que me tuve que centrar un poco antes de ver la película y saber que guerra me estaba contando. Además de ello pues se une un argumento pseudoromántico que está más para representar la unión de Estados Unidos que otra cosa. De hecho me atrevería a decir que lo que cuenta no tiene importancia alguna sino se lo considera dentro del mensaje que quiere dar y que todos los elementos de la película están dispuestos para ensalzar el mensaje de la película. ¿De qué mensaje se trata? Bueno en un principio estaría más bien en las líneas de hacer un Estados Unidos unido y que no hayan separaciones entre norte y sud pero no tarda demasiado en dejarse ver que toda la gente negra no está incluida en esto además de defender la esclavitud negra, tratar a todos los personajes negros como si fueran poco inteligentes, incapaces de pensar, agresivos y casi animales para acabar presentándote al KKK como los grandes salvadores de Estados Unidos. La verdad es que reitero, ideológicamente la película da bastante asco y ganas de dejar de verla, pero como suele pasar en estas ocasiones se supone que deberíamos ignorar todo este contenido y pasarlo por alto. Y os seré sincera, aunque siempre intento separar la ideología de lo que se ve o lee en relación a la calidad de la obra sigue resultándome un esfuerzo difícil, pero en fin supongo que de momento aún quedan cosas que me ofende leerlas y no puedo ignorarlas del todo. Aun así con todo hay que decir que en si ignoras el contexto y el mensaje repugnante que te está lanzando (como curiosidad se ve que la película impactó tanto en el momento que causó agresiones a personas negras) hay que reconocer que sabe crear un ambiente de épica, de batallas espectaculares y por lo menos se entiende eso que se dice de que se confía en el cine como posible influencia en el público, como transmisor de mensajes, ya ignorando que mensaje se está dando, por lo menos si que demuestra que había una confianza en el medio y sus capacidades para contar historias o implicar al público.

Pasando entonces a lo que se le reconoce a la película y de donde vienen todos los halagos es probablemente en la parte técnica. De buenas a primeras decir que he visto poquísimo cine en general, que encontraréis cosas más interesantes sobre la película en otros lares y lo de siempre, pero a parte de ello algunos dicen que es la primera película en usar técnicas fundamentales en la forma de narrar cinematográfica pero otros, probablemente más acertadamente, dicen que no es tanto que innovara como que usara todas esas técnicas y, aun más importante que contara una historia lógica con ella. A veces se lee por ahí que el cine hasta ese momento no había contado historias, y que en general seguía pensándose que hacer con esa innovación técnica que permitía captar el movimiento, pero depende de quien también dirá que con esta película y otras se decidió la confrontación entre aquellos querían hacer un arte basado en la imagen en movimiento y posteriormente en el montaje sin necesidad de contar una historia y los que optaban por la idea de que el cine era un medio adecuado para contar una historia. Además hay gente que le quita por lo menos parte de la importancia de ser una de las grandes obras cinematográficas del inicio. O por lo menos eso he leído y me han contado, supongo que como en todo hay teorías para todo el mundo.
A nivel de estructura tenemos dos partes bastante diferenciadas en una primera centrada en la guerra de secesión y en la segunda es cuando se basa más explícitamente en como según la película los negros deberían seguir siendo esclavos. La cuestión es que me hace gracia que haya gente que diga que la primera parte es salvable ideológicamente. En fin, digamos que no es tan explícita como la segunda pero tela tiene bastante.
Quizás si hay algo que me ha llamado mucho la atención es la música, lo cierto es que se dice que hay un montón de melodías, incluso populares, pero no he detectado nada que me sonara, aunque si que recuerdo que un tema que se podía decir que era como el “de amor” de la película me gustaba bastante y lo cierto es que así como no quiero volver a la película, por lo menos no en un periodo reciente no me importaría escuchar la banda sonora.

Algo digno de comentar es lo ridícula que me parece la relación amorosa que aparece en la película con cierto retrato de por medio. Ya he dicho antes que me parece más un pretexto para lo que quiere contar y como símbolo de unión de Estados Unidos, ¿pero de verdad hacía falta poner toda la historia exagerada del retrato? No sé, chorradas mías, supongo. Además las actuaciones, creo que es cosa de la época y del cine mudo, es algo que debería buscar, son muy basadas en las caras artificiales y exageradas, no es algo que me moleste pero a veces es algo extraño de ver, por lo menos a día de hoy.

Resumiendo, es una película que tiene interés histórico por ser una de las primeras películas que quería contar una historia “compleja” y con sentido. Sin embargo como ya he dicho antes el contenido ideológico no invita a verla, tampoco la historia en sí, y si no tenéis la curiosidad por el inicio del cine podéis ignorarla (acepto que las tres horas son lentas y algo pesadas, pero en fin yo y mi masoquismo).

Lo mejor: poder decir que la has visto entera (casi como un logro desbloqueado, ignorad la estupidez), la curiosidad de la importancia que tuvo la película.
Lo peor: se hace pesada, ideológicamente es horrible.

Hasta aquí mi aburrimiento.

jueves, 17 de marzo de 2016

Reloj de arena, Hinako Ashikara (manga)

¡Nuevo manga en el blog!
Título: Reloj de Arena
Significado del título: Sunadokei
Extensión: 10 volúmenes (20 capítulos más o menos)
Formato original: manga
Adaptaciones: dorama
Autor original: Hinako Ashikara
Año: 2003-2006
Otras obras del autor/a: Piece, Homemade Home

Te gustará si: te gusta el shojo con drama (bastante drama, de hecho), te gustan los mangas de romance más centrados en la evolución de los personajes y sus relaciones que en la formación del romance.
Ni lo intentes si: no quieres un drama de personajes (a veces un pelín exagerado, puede que sí), no os gustan las obras basadas en sentimientos...

Sinopsis
An Uekusa tiene 12 años. A raíz del divorcio de sus padres, se traslada con su madre al pueblo de sus abuelos. Al principio le cuesta acostumbrarse al ambiente de un pueblo en el que todos se conocen, pero pronto conoce a su vecino Daigo y él la ayuda a hacerse con el lugar. ¡El primer tomo de una historia de amor que enlaza pasado, presente y futuro! (de la sinopsis del primer tomo de Panini)

Opinión
Este shojo es un manga que tenía ganas de leer por la gran cantidad de veces que he visto críticas positivas y recomendaciones de la obra. Sin embargo no hay manera humana de encontrarla sino es en segunda mano y tampoco anda por internet así que conseguirla ha costado lo suyo, la verdad. En cualquier caso, supongo que hasta cierto punto la espera ha valido la pena aunque tiene algún problema que han impedido que disfrutado del todo la lectura.

Si por algo destaca este manga, aún no sé si positiva o negativamente, es por el drama. De todo tipo, con tendencia a exagerar pero sobre todo basándose en la situación con la madre y cierto suceso que pasa muy pronto en el manga y que sin duda marcará de forma irreversible a nuestra protagonista. Por lo menos a favor de esto es que me gusta como tratan dicho trauma y que por primera vez en años (esto era una canción de Frozen, ¿no?), quizás exagere, es la chica la que tiene el trauma y no el hombre. Si algo se aprende del shojo es que sin duda una relación normal implica un chico traumatizado por su infancia con problemas familiares de los que la protagonista deberá salvar con su presencia y su amor (en todas las variantes posibles, con más hincapié en el trauma o menos de verdad que es una tónica que está por todas partes y de la difícilmente se escapa). Sin embargo, aquí tenemos una excepción a esto siendo ella la que de verdad llega a tener problemas psicológicos graves y lo mejor de todo es que el manga trata el tema de forma que en general me ha convencido y que le da un toque especial. Con ello quiero decir que adoro que el manga dé a entender que ella no puede apoyarse en otras personas para aceptar sus circunstancias, que primero debe quererse a sí misma, por muy difícil que sea antes de querer entrar en una relación sana. También me gusta mucho como hay esa consciencia de que algo no va bien entre la pareja y no se dulcifica ni se deja pasar por alto. De verdad que este tratamiento sobre ello, a la vez que ciertos toques de este tipo me gustan mucho. También como el triángulo amoroso (a momentos cuarteto) aunque está presente no están como simples baches a superar o como entrometidos (a excepción de cierto intento de pareja final que es forzado, solo puesto para dar a entender que An no es capaz de continuar con su vida con normalidad y que en una mentalidad occidental choca más que en una japonesa, supongo).
Otro punto que puede parecer irrelevante pero que necesito comentar es que, aunque en este caso resulte tener alguna relación con el argumento, se hable de la regla con normalidad. De verdad, tiene su importancia por las circunstancias en las que está An pero me gusta que se vea como algo que puede aparecer en un manga sin problemas y entre la familia (aunque no sea tanto así, pero por lo menos es curioso que aparezca como elemento).
Quizás otro punto un poco negativo que le encuentro el manga es que se centra demasiado en An, quizás porque está generalmente basado y a veces contado por ella, pero lo cierto es que algunos personajes acaban quedándose en un segundo lugar que da un poco de pena. Sobre todo me refiero a los dos hermanos que aunque ambos tienen relevancia en el manga lo cierto es que da la sensación que su dolor queda eclipsado por el de An por culpa de que no accedemos de forma más cercana a sus vidas. Si que hay momentos en que se centra más en ellos pero acaba abandonándolos un poco del foco central de la historia (yo y mis quejas de que los secundarios no tienen protagonismo cuando son secundarios... supongo que a veces hay historias que creo que ganarían siendo más corales).
Sin embargo, llega el epílogo y se carga un poco todo esto que os comento. No lo hace, y de hecho la misma autora dice que para ella la historia acaba realmente en el capítulo final y si lo hiciera así aunque nos hubiera dejado con una sensación agridulce hubiera sido magnífico, digno de admirar que un shojo se enfocara en el crecimiento personal de la protagonista más que en el amor (aunque en parte lo hace). Sin embargo, ese epílogo, a parte que parece apresurado es, para mi el que hace que el manga pierda en fuerza, hubiera sido mucho más interesante que cierto acontecimiento hubiera quedado más abierto, que se hubiera intuido que habían posibilidades para que pasara cierto asunto pero no que lo dejen tan rotundamente claro. Por culpa de ello el mensaje más interesante de la historia, eso que os decía de primero ser feliz con uno mismo se pierde un poco.

Algo que destaca de este manga es la extensión de tiempo que ocupa bastante larga (de los doce a los veintiséis años de la protagonista), sobre todo si tenemos en cuenta que el shojo suele solo contar los años de bachillerato y acabar justo en el momento en que deciden que van a estudiar. Además de ello el manga abarca en cada capítulo largo (cada tomo, que tiene un grueso normal tiene solo dos capítulos) una estación del año en una edad de la protagonista. A veces llegando a cumplirse el ciclo completo de las estaciones para un año y otros años de la protagonista de los que no sabemos nada. Me gusta como se trata el tiempo de esta manera centrándose solo en momentos concretos de su vida y pasando de forma bastante fluida de un momento a otro. Supongo que el tiempo precisamente acaba teniendo mucha importancia en el manga con todos los relojes de arena de por medio y el paso de las estaciones, tan marcado (y en ocasiones influenciando en el estado de ánimo).
Mi problema con el como está contando sea quizás, como ya apuntaba antes a rasgos generales la tendencia a recrearse en el drama. No os diré que no sea para tanto, porque lo que vive An es duro, y aunque en un primer momento me pareció extraño que hubiera estado una época de su vida bastante buena y que no fuera hasta bastante después cuando realmente le cogiera fuerte, lo cierto es que tras pensarlo un poco creo que es algo que puede pasar, además que ya se sabe la adolescencia es el momento que más inestable emocionalmente estás, a ello se junta que se vaya a otro entorno y supongo que es bastante normal. Pero aun así, aunque a mi el drama me gusta si está bien contando en este caso si que hay un poco de exageración y creo que si se disfruta este manga más o menos va a depender mucho de si An te parece una melodramática exagerada o sí, en cambio, la entiendes.
Aun así hay que reconocer que no todo es drama, leyendo reseñas en que comentaban que había humor he recordado que, sobre todo en el primer volumen me reí bastante con todo lo que sucedía. Sin embargo si que es verdad que a medida que van pasando los tomos todo se va volviendo más dramático a la vez que la protagonista más adulta.
El dibujo, como siempre no tengo mucho a decir por mi falta de observación en el tema, es agradable, a momentos no está mal pero tampoco es del tipo de dibujo que más me gusta.

Como os podéis imaginar por lo que os he estado contado si alguien destaca entre los personajes es An, para bien o para mal. En un principio una chica decidida y que sabe lo que quiere como niña pero que no tardará en convertirse en una llorona y más depresiva. Supongo que hay momentos, que a todos los lectores nos dan ganas de decirse que se espavile, pero en general, por lo menos yo, aunque si que es verdad que llora demasiado he empatizado bastante con ella y creo que es fácil dejarse llevar por los sentimientos y disfrutar de su sufrimiento (viva el sadismo). Además de ella quizás Daigo es demasiado el buena persona, quiero decir para mi es el típico chico amable, gracioso, enamorado hasta la médula y poco más. Quizás sea yo pero aunque hay un intento de profundizar y hasta cierto punto lo conocemos bastante bien para mi acaba siendo más el chico mono (incluso la profesión a la que decide dedicarse refuerza la idea que tengo de él) que de verdad llegar a ser un personaje completo. Como decía antes los dos hermanos tienen su papel pero yo quería más por como no están del todo bien tratados. Fuji por ejemplo tenía mucho más potencial del que acaba teniendo y da la sensación de quedar siempre como un secundón, pero en fin, supongo que para la historia que quería contar la autora no entraba... Igual con la hermana que al final intentan darle algo de importancia pero no acaba de brillar del todo, la verdad.

Resumiendo, la verdad es que he disfrutado de Reloj de arena y me parece un buen shojo y que a momentos se escapa de la tónica habitual que hay en el género. Sin embargo el final, el epílogo por decirlo así me cabreó tanto tras leerlo por como cambiaba la idea del manga que hace que no haya disfrutado del todo. Ignorando el epílogo, no creo que sea perfecto y tiene algunos detallitos mejorables (y sobre todo una protagonista que puede cansaros más o menos, yo la aguanté bien), pero si os gusta el romance y las historias de crecimiento creo que vale bastante la pena (si lo encontráis, que también está difícil).

Lo mejor: la historia del crecimiento de An, la manera en que está contado y que ocupe tanto espacio de tiempo, el drama (normalmente)
Lo peor: a veces exagera en el drama, el epílogo que debería no existir.

Hasta aquí mi aburrimiento.

Quizás deba alertaros de algo que no he comentado en mi reseña y es el ritmo lento que tiene para algunos. He leído varias opiniones que dicen que a momento la historia les aburrió y les pareció que se estancaba, la verdad es que no tuve ese problema, pero supongo que no soy de fiar ya que últimamente prefiero historias que se recreen en cada momento y me gusta las historias donde no pasa nada.

sábado, 12 de marzo de 2016

Watchmen, Alan Moore y Dave Gibbons (novela gráfica)

¡Nueva novela gráfica en el blog!
Título: Watchmen
Autor/a: Alan Moore y Dave Gibbons
Otros libros del autor/a: Batman vs Depredador (Dave Gibbons), V de Vendetta (Alan Moore)
Páginas: 416
Formato original: cómic (novela gráfica)
Año: 1986-1987
Adaptaciones: película
Te gustará si: quieres una historia enrevesada, un nuevo punto de vista a los superhéroes (o una deconstrucción, si queréis), quieres una historia decadente.
Ni lo intentes si: quieres algo feliz o la típica historia de superhéroes, quieres algo que se lea rápido, no te gusta los personajes con morales cuestionables.

Sinopsis
¿Quién vigila a los vigilantes? Nueva York, 1985. El cruento asesinato de Edward Blake, el Comediante, deja tras de sí un smiley manchado de sangre y moviliza a los pocos justicieros que aún viven. Uno de los más resolutivos e implacables, Rorschach (Walter J. Kovacs), emprende una investigación que le hará reencontrarse con el desengañado Búho Nocturno (Dan Dreiberg), el poderoso Dr. Manhattan (Jon Osterman), el multimillonario Ozymandias, considerado“el hombre más listo del mundo” (Adrian Veidt), y la renuente y atormentada Espectro de Seda (Laurie Juspeczyk). Juntos afrontarán un pasado terrible, bajo la sombra de los Minutemen, y tratarán de superarlo para salvar el futuro… si es que el fin, cada vez más cerca, no llega antes y destruye la Tierra por completo. Alan Moore y Dave Gibbons firman la que posiblemente sea la mejor historia de superhéroes de todos los tiempos, galardonada con premios tan prestigiosos como los Kirby, los Eisner, los Harvey e incluso el Hugo, jamás otorgado a ningún cómic hasta entonces. (sinopsis de ECC)

Opinión
Creo que todo el mundo conoce Watchmen, o por lo menos todo el mundo que haya tenido un ligero interés en adentrarse al mundo de los cómics o de las novelas gráficas. En cualquier top la probabilidad de que aparezca es alta y medio mundo está enamorado del guionista y sus obras así que obviamente en mi intento de acercarme al género me llamaba bastante la atención dicha obra, aunque a la vez no sabía si sería mejor intentar entrar en el mundillo de los cómics de superhéroes antes de leerla (algo que en parte me llama y a la vez me repele un poco) para tener algo de contexto ya que es difícil enfrentarse a una deconstrucción de un género que desconozco por completo (incluso en películas he visto muy pocas que sean de superhéroes). Sin embargo decidí lanzarme a la piscina aun no siendo la mejor lectora para esta obra y ver si su fama era merecida. Lo cierto es que tras leerla reconozco el mérito de la obra y encuentro que es interesante incluso sino sabéis nada de superhéroes pero a la vez creo que me he perdido referencias, guiños y en general me ha faltado quizás conocer más del tema para que me gustara más.

Empezando por el principio voy a reconocer que mis conocimientos sobre dibujo son nulos no lo siguiente, que estoy muy poco acostumbrada (por no decir nada) a toda la estética que no sea la del manga así que aunque es un dibujo bien realizado no acaba de decirme del todo así que dejadme escapar de los gráficos que me da a mi la sensación que tienen un aire retro dentro del género (o quizás sea yo en mi desconocimiento) y dejadme entrar en lo que de verdad quiero contaros sobre el estilo. Me encanta como está narrada esta obra. Adoro la sobreposición a la que tiende de unir dos cosas que aparentemente no tienen nada que ver y condicionan la una a la otra, como se hace evidente en los abundantes trozos donde el niño lee una historia de piratas y se habla sobre la situación del mundo pero en general ese intercalar de acciones y reflexiones es algo que siempre me gusta mucho. Otro punto muy curioso de como se cuenta la historia, son sin duda los apartados finales sin dibujo formados por textos ampliando el mundo donde sucede la historia. Lo cierto es que esto y la cantidad de texto abundante a lo largo de los doce capítulos hacen que Watchmen en contra de lo que parecería en un primer momento ligero (vale, prejuicios siempre hay cómics densos, pero hay esa tendencia a pensarlo) resulta una lectura densa y sobre todo con ella hay una sensación de peso, de lo macabro, de no tener esperanza y de oscuridad.
Quizás la transición de capítulo a capítulo aunque no sea difícil de seguir para mi resultan demasiado espaciados, o por lo menos esa es la sensación que me ha dado cuando un capítulo me había gustado bastante y de repente el siguiente se centraba en otro personaje o en otros asuntos (particularmente recuerdo el capítulo de dr. Manhattan me gustó mucho y luego el personaje deja de tener tanta importancia como en ese momento). En ese sentido ayuda a que el mundo se extienda, se hable desde distintos puntos de vista y en general tengamos una visión muy amplia de todo lo que sucede, pero se pierda en individualidad. O por lo menos, aunque no negaré que el retrato psicológico de algunos personajes es completo se hace de manera escueta (relativamente, pero digamos que puede durar un capítulo o un poco más en el que se profundiza en ellos) y a mi me gusta que se recreen en los personajes para poder conocerlos y por ello quizás, aunque sea una historia densa de leer a la vez me hubiera gustado saber más.

Pasando a las evidencias es interesante como Watchmen da una visión de qué pasaría si los superhéroes existieran en la realidad, o más bien crea unos superhéroes, sin poderes mágicos algunos, y por tanto los humaniza, los hace locos que se visten de forma estúpida (y que no paran de quejarse de ello a la vez que añoran los tiempos en que se atrevían hacerlo) y básicamente parece decirte que en un mundo de grises la existencia de personas que crean que pueden tomarse la justicia por la mano es sin duda consecuencia de problemas psicológicos graves de los personajes. O por lo menos de simples ganas de escapar de la realidad tan amarga que les rodea. Y es ahí donde la historia en parte me ha gustado, en esa presentación de los superhéroes como antisociales, y a la vez, en cierta medida como románticos con ideas del mundo algo simplistas y cuestionables pero a la vez como inadaptados que expresan su descontento con el mundo con actos llamando la atención a su manera. Me parece muy interesante esa visión del ser un superhéroe como una manera de refugiarse ante todo aquello que no les gusta de la realidad, como una forma de intentar hacer un sentido de un mundo que no lo tiene (yo que acabo viendo lo mismo en todo, también es posible, ignoradme).
Es por ello que es interesante como la historia empieza en un momento de decadencia, ya no hay superhéroes, todo el mundo siente nostalgia por el pasado, la situación “política” parece que cada vez está más tensa y nadie sabe muy bien qué hacer con su vida. Por ello, a raíz de la muerte del Comediante la cotidianidad parece desestabilizarse completamente y el tiempo vuelve a moverse para los vigilantes, lo inesperado es que parece que lo hace al contrario de lo esperado y que una marcha atrás de la que no pueden escapar y que no saben a donde les llevará (de acuerdo quizás no sea tanto así y simplemente sea la sensación que deja el reloj del final y que empecemos la historia en ese punto). En cualquier caso si que podríamos decir que a partir de la muerte del comediante pone a Rorschach en marcha para que se haga “justicia”, o por lo menos lo que él entiende por justicia, y aunque parezca que no, todo acaba estructurándose en base a esto (por lo menos a mi con todo lo que sucede de por medio hay ocasiones en las que se me olvidaba como había empezado todo). Sobre todo si tenemos en cuenta el final tan significativo con respecto a esto.
Quizás si he de deciros la verdad, yo que suelo tirar más para la emotividad, las relaciones entre personajes y tal, los momentos de Watchmen más logrados me han parecido todos aquellos que se centraban más en superar esa sensación de soledad en ese mundo que parece estar cayéndose a pedazos. Particularmente hay un momento que puede pasar desapercibido y que quizás sea un poco cliché pero que para mi será difícil de olvidar, solo diré que se da entre el vendedor de periódicos y el chico que lee el cómic de piratas.
Si hay algo sin embargo que a nivel argumental no me ha gustado tanto sea quizás cuando aparece cierto personaje con ansias de poder extremo porque al hacer su aparición todo se vuelve un poco más irreal, que sí, que en parte te lo cuentan de forma consciente pero a la vez resulta tan exagerado que pierde un poco de la gracia, aunque siga siendo en parte teniendo sentido para que pasen ciertas cosas... En fin, que, como siempre, no me aclaro ni yo.

Además de todo esto debería hablar de mi desconocimiento por toda la ambientación más o menos centrada en la Guerra Fría con elementos ficticios de por en medio, creo que hay un montón de guiños tanto a nivel político que no he podido pillar, como culturales que tampoco he acabado de captar. A parte de ello todo el apartado de las referencias a superhéroes que seguro que están presentes pero no habiendo leído ni un solo cómic de superhéroes podréis entender que se me pase por alto todo esto. Otro punto a destacar en mi desconocimiento es la cuestión de lo americano y el patriotismo, también presente en el cómic y algo que de nuevo no puedo hablar mucho de ella por mi incultura, os recomiendo que después de leer la novela gráfica vayáis a buscar análisis interesantes que seguros que los hay (alguna cosa he buscado, pero vaya estoy segura que habrán teorías muy interesantes).

Pasando a los personajes quizás es el punto donde tengo más conflicto. Si he de destacar a alguien, aunque quizás no sea tan importante, para mi es Doctor Manhattan, de verdad que tengo debilidad por la gente aparentemente fría que tiene su corazón (donde esté mi Grimmer de Monster... por ejemplo). Qué sí, que lo he visto varias veces, pero me sigue pareciendo interesante como desde esa posición de Dios se cuestiona si realmente vale la pena que la humanidad siga existiendo, es por lo menos un planteamiento que da que pensar (y la solución quizás sea un poco optimista, aun con todo lo que pasa) y sí, aunque sea un pitufo me ha gustado bastante como personaje. Pasando a Roserchach (y mi incapacidad de acordarme de como se escribe y menos de pronunciarlo) he de decir que aunque me mata un poco su manera de pensar es probablemente imposible odiarlo del todo, a veces es un idiota entrañable, otras despiadado y bestia, otras un moralista incapaz de cuestionarse absolutamente nada, pero supongo que todo ello hace que por lo menos, entiendas hasta cierto punto lo qué hace y no puedas discutir, que aunque no te guste como personaje, está bien construido. Quizás alguien a comentar sea la única mujer con un protagonismo, Laurie, en un principio me planteé porque todos eran hombres, luego la respuesta evidente (pero yo y mis pocas luces les costó llegar a ellas) fue que el mundo de los superhéroes en general también lo es, y la mujer, según tengo entendido ha sido más una incorporación que lo habitual. A ello, sin embargo hay que añadirle cierto punto que podría molestarme de buenas a primeras que es que la única representante femenina es alguien totalmente inestable y sumamente dependiente, siempre está buscando a un hombre, necesita una presencia de este tipo en su vida y parece no poder vivir sin ellos. En un principio parecería eso, simplemente el principio básico de representar a la típica mujer desde ideas algo retrógradas pero supongo que si lo piensas un poco se hace algo más evidente que, en parte también está, probablemente, hablando del papel de la mujer en el cómic en ese sentido, o por lo menos esa es la sensación que me ha dado, que parecía hablar de ello, de como esa representación de la mujer que necesita un hombre es problemática y sobre todo consecuencia de problemas psicológicos de la mujer, no es normal. Sin embargo, el final que se le da a la obra parece que dejaría un poco en ambiguo que representa esta mujer en ese sentido y realmente no me convence como acaba el personaje.

Resumiendo, esta reseña me ha costado horrores y no he dicho nada interesante, pero en fin, vamos a acabarla de una vez, Watchmen es una obra recomendable, sin lugar a dudas. Sin embargo no creo que sea para mi, ni que me vaya a marcar, me ha gustado leerla, tiene multitud de puntos remarcables pero lamentable creo que no soy el mejor público para apreciarla del todo y por ello no creo que la haya apreciado completamente. Aun así creo que es una lectura interesante.

Lo mejor: vuelta de tuerca a los superhéroes, conceptos, presentación del mundo y complejidad psicológica de algunos personajes, estilo.
Lo peor: quizás tengo problemas con el final, me ha sabido a poco en general (aunque es densa) y no la puedes disfrutar del todo si no conoces bien a los referentes de la obra.

Hasta aquí mi aburrimiento.