jueves, 24 de marzo de 2016

Hipólito, Eurípides (libro)

¡Nuevo libro en el blog, en esta ocasión una obra de teatro!
Título: Hipólito
Título original: Ιππόλυτος
Autor/a: Eurípides
Otros libros del autor/a: Medea, Ión
Páginas: 112
Formato original: historia popular (?)
Año: V a.C
Adaptaciones: teatro, posteriormente la historia también Fedra se inspiraría en ello.

Te gustará si: tienes interés en leer tragedias griegas, en descubrir nuevos mitos, te gusta leer teatro en general o no tienes problema con ellos.
Ni lo intentes si: no te gusta nada leer teatro o simplemente no tienes interés en la tragedia griega.

Sinopsis
Eurípides (c.480 - 406 a.C.) vivió en la época del mayor esplendor político y económico de Atenas, asistió a la construcción del Partenón y los más hermosos monumentos de la Acrópolis, y compartió con sincero patriotismo el orgullo de los ideales democráticos. De su vida tenemos datos poco fiables. Se nos han conservado dieciocho tragedias, casi todas ellas pertenecientes a la plena madurez del autor. Con Hipólito alcanzó Eurípides la cumbre de su creación artística y un éxito rotundo, desvelándonos, con rasgos seguros, la terrible pasión de una mujer enamorada y la firmeza casi enfermiza de un muchacho perfecto. Aquí no hallamos, como en otras tragedias, la menor concesión al melodrama, y Fedra e Hipólito son los dos seres humanos de comportamiento más heroico del teatro de Eurípides, ambos carecen de moderación y deshonran a una divinidad, Afrodita y Ártemis, por lo que deberán sufrir y pagar sus respectivas culpas. (sinopsis de una edición de Gredos)

Opinión
De nuevo me toca reseñar, quizás con pocos ánimos, una tragedia clásica que reconozco que tengo un poco liada argumentalmente con otra obra de la que os hablaré dentro de poco de la misma temática pero más moderna que es Fedra de Racine. El caso es que de nuevo no sé si pasaré a deciros obviedades, no diré nada interesante o simplemente os hablaré un poco por encima de lo que me venga a la cabeza. En cualquier caso antes de empezar a pensar que os digo supongo que debería advertiros de que bueno, yo en general leer teatro es algo que me deja un poco indiferente, y leer una tragedia griega aunque en este caso me ha servido para conocer un mito que no conocía y que hasta cierto punto me ha interesado tampoco es algo que me haya impactado ni nada por el estilo. Aun así la verdad es que sigue pareciéndome que aun con la distancia que nos separa de la obra sigue siendo asequible de leer por ser corta y por lo menos despertando interés ni que sea por su antigüedad.

La historia se basa en como Hipólito decide no hacer caso a la diosa del amor Afrodita y solo dedicarse a la diosa de la caza Artemisa (incluso quiere ser virgen como la segunda diosa) en una especie de representación a la vez de como se dedica más a lo personal que a lo social, es decir ignora todo las convenciones del momento que en parte implicarían que se casara y solo quiere dedicarse a su yo más privado y más cercano a la naturaleza. La cuestión es que Hipólito tiene un exceso de hybris (que es lo mismo que decir que es arrogante, para los mortales) y no cree en el poder del amor, y como solía pasar en los mitos griegos el no hacer caso a los dioses o subestimarlos era equivalente a que te hicieran la vida imposible y eso es precisamente lo que pasa aquí, que Afrodita para joder al chico hará que su madrastra, Fedra (que la pillan de tonta por en medio), se enamore perdidamente de él. Como con esto no hay problema con los spoilers podéis imaginaros todos que acabará bastante mal todo, para todo el mundo porque al fin y al cabo en una tragedia griegas ya sabemos todos que no va a ir bien nada.
Como decía antes yo no tenía ni idea de todo el mito de Hipólito por lo que ha sido bastante interesante descubrirlo y aun más que apareciera Teseo, el del laberinto (que tengo yo manía por ser otro de los tantos que abandona a una que se enamora de él como es Ariadna, encima que le ayuda...) y sea marido de Fedra. Por lo menos interesante por volver a encontrar otro de los personajes de la tan rica, variopinta y a momentos exagerada mitología griega (de verdad que hay según que mitos que tela, me declaro fan de las extravagancias de Zeus para follar a gente...).
Algo curioso de la tragedia griega es como los personajes no tienen la culpa de nada, quiero decir se supone que la culpa es un concepto cristiano y que viene de una moral impuesta más rígida. Sin embargo lo cierto es que algunas de las cosas que suceden chocan un poco vistas hoy en día y esa substitución del concepto de culpa por el de fatalidad, de no poder escapar de tu destino impuesto por los dioses, a veces se hace un poco extraña. Con esto quiero decir que por ejemplo, que Fedra no se enamore ni pueda evitar sus sentimientos sino que sean impuestos por la diosa Afrodita en parte funciona como metáfora del enamorarse pero a la vez implica que ella no es culpable en ningún momento de esa pasión desmesurada que la corroe por dentro. Pero también pasa algo parecido cuando al final de la obra cierto personaje parece que no da culpas a nadie por lo sucedido. De aquí, de esta imposibilidad de revelarse contra los dioses y que hace del ser humano ser tan pequeño también surgen las particularidades de la tragedia griega que según algunos es imposible que se vuelvan a repetir y básicamente la tragedia solo duró unos 75 años y ya no volvería a producirse puesto que las condiciones que se dieron (también de representación) son difícilmente repetibles. Pero en fin, no me pierdo en divagaciones teóricas de otros aquí os debería hablar también de la catarsis pero igual que la supuesta sensación me siento superada por el mismo concepto y un poco harta de él así que os animo a que investiguéis por vuestra cuenta.

Resumiendo, siento no ser más extensa en esta ocasión pero de ahora en adelante creo que, con la cantidad de reseñas pendientes que tengo intentaré hacer reseñas cortas y contaros poca cosa y no forzar para intentar alargarme. Hipólito es una tragedia griega que si os interesa el género es probable que conozcáis por ser una de las más famosas de Eurípides el más moderno de los tres trágicos y que evolucionó de forma que la psicología de los personajes fuera más importante. En cualquier caso aunque no os interesen demasiado las tragedias griegas si que es verdad que por extensión podéis leeros alguna aunque sea por curiosidad literaria y aunque, de nuevo, creo que el simple hecho de leerlas, sin un contexto o un estudio detrás, puede dejarte indiferente o extrañado ante algunos aspectos que por la distancia temporal cuestan de entender, creo que por la extensión de la obra no es una mala opción si queréis satisfacer vuestra curiosidad lectora. Sino podéis leeros Edipo rey que con la propaganda que le hizo Aristóteles en su Poética es la tragedia por antonomasia.

Lo mejor: conocer un mito nuevo en mi caso, la curiosidad de poder leer un texto tan antiguo, si conoces un poco de contexto o de teorías sobre el supuesto contexto hasta cierto punto tiene interés.
Lo peor: no creo que sea algo que te vaya a impactar de por vida (aunque nunca se sabe), la distancia temporal puede hacer difícil su lectura o comprensión de ciertas cosas que suceden.

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario