jueves, 17 de marzo de 2016

Reloj de arena, Hinako Ashikara (manga)

¡Nuevo manga en el blog!
Título: Reloj de Arena
Significado del título: Sunadokei
Extensión: 10 volúmenes (20 capítulos más o menos)
Formato original: manga
Adaptaciones: dorama
Autor original: Hinako Ashikara
Año: 2003-2006
Otras obras del autor/a: Piece, Homemade Home

Te gustará si: te gusta el shojo con drama (bastante drama, de hecho), te gustan los mangas de romance más centrados en la evolución de los personajes y sus relaciones que en la formación del romance.
Ni lo intentes si: no quieres un drama de personajes (a veces un pelín exagerado, puede que sí), no os gustan las obras basadas en sentimientos...

Sinopsis
An Uekusa tiene 12 años. A raíz del divorcio de sus padres, se traslada con su madre al pueblo de sus abuelos. Al principio le cuesta acostumbrarse al ambiente de un pueblo en el que todos se conocen, pero pronto conoce a su vecino Daigo y él la ayuda a hacerse con el lugar. ¡El primer tomo de una historia de amor que enlaza pasado, presente y futuro! (de la sinopsis del primer tomo de Panini)

Opinión
Este shojo es un manga que tenía ganas de leer por la gran cantidad de veces que he visto críticas positivas y recomendaciones de la obra. Sin embargo no hay manera humana de encontrarla sino es en segunda mano y tampoco anda por internet así que conseguirla ha costado lo suyo, la verdad. En cualquier caso, supongo que hasta cierto punto la espera ha valido la pena aunque tiene algún problema que han impedido que disfrutado del todo la lectura.

Si por algo destaca este manga, aún no sé si positiva o negativamente, es por el drama. De todo tipo, con tendencia a exagerar pero sobre todo basándose en la situación con la madre y cierto suceso que pasa muy pronto en el manga y que sin duda marcará de forma irreversible a nuestra protagonista. Por lo menos a favor de esto es que me gusta como tratan dicho trauma y que por primera vez en años (esto era una canción de Frozen, ¿no?), quizás exagere, es la chica la que tiene el trauma y no el hombre. Si algo se aprende del shojo es que sin duda una relación normal implica un chico traumatizado por su infancia con problemas familiares de los que la protagonista deberá salvar con su presencia y su amor (en todas las variantes posibles, con más hincapié en el trauma o menos de verdad que es una tónica que está por todas partes y de la difícilmente se escapa). Sin embargo, aquí tenemos una excepción a esto siendo ella la que de verdad llega a tener problemas psicológicos graves y lo mejor de todo es que el manga trata el tema de forma que en general me ha convencido y que le da un toque especial. Con ello quiero decir que adoro que el manga dé a entender que ella no puede apoyarse en otras personas para aceptar sus circunstancias, que primero debe quererse a sí misma, por muy difícil que sea antes de querer entrar en una relación sana. También me gusta mucho como hay esa consciencia de que algo no va bien entre la pareja y no se dulcifica ni se deja pasar por alto. De verdad que este tratamiento sobre ello, a la vez que ciertos toques de este tipo me gustan mucho. También como el triángulo amoroso (a momentos cuarteto) aunque está presente no están como simples baches a superar o como entrometidos (a excepción de cierto intento de pareja final que es forzado, solo puesto para dar a entender que An no es capaz de continuar con su vida con normalidad y que en una mentalidad occidental choca más que en una japonesa, supongo).
Otro punto que puede parecer irrelevante pero que necesito comentar es que, aunque en este caso resulte tener alguna relación con el argumento, se hable de la regla con normalidad. De verdad, tiene su importancia por las circunstancias en las que está An pero me gusta que se vea como algo que puede aparecer en un manga sin problemas y entre la familia (aunque no sea tanto así, pero por lo menos es curioso que aparezca como elemento).
Quizás otro punto un poco negativo que le encuentro el manga es que se centra demasiado en An, quizás porque está generalmente basado y a veces contado por ella, pero lo cierto es que algunos personajes acaban quedándose en un segundo lugar que da un poco de pena. Sobre todo me refiero a los dos hermanos que aunque ambos tienen relevancia en el manga lo cierto es que da la sensación que su dolor queda eclipsado por el de An por culpa de que no accedemos de forma más cercana a sus vidas. Si que hay momentos en que se centra más en ellos pero acaba abandonándolos un poco del foco central de la historia (yo y mis quejas de que los secundarios no tienen protagonismo cuando son secundarios... supongo que a veces hay historias que creo que ganarían siendo más corales).
Sin embargo, llega el epílogo y se carga un poco todo esto que os comento. No lo hace, y de hecho la misma autora dice que para ella la historia acaba realmente en el capítulo final y si lo hiciera así aunque nos hubiera dejado con una sensación agridulce hubiera sido magnífico, digno de admirar que un shojo se enfocara en el crecimiento personal de la protagonista más que en el amor (aunque en parte lo hace). Sin embargo, ese epílogo, a parte que parece apresurado es, para mi el que hace que el manga pierda en fuerza, hubiera sido mucho más interesante que cierto acontecimiento hubiera quedado más abierto, que se hubiera intuido que habían posibilidades para que pasara cierto asunto pero no que lo dejen tan rotundamente claro. Por culpa de ello el mensaje más interesante de la historia, eso que os decía de primero ser feliz con uno mismo se pierde un poco.

Algo que destaca de este manga es la extensión de tiempo que ocupa bastante larga (de los doce a los veintiséis años de la protagonista), sobre todo si tenemos en cuenta que el shojo suele solo contar los años de bachillerato y acabar justo en el momento en que deciden que van a estudiar. Además de ello el manga abarca en cada capítulo largo (cada tomo, que tiene un grueso normal tiene solo dos capítulos) una estación del año en una edad de la protagonista. A veces llegando a cumplirse el ciclo completo de las estaciones para un año y otros años de la protagonista de los que no sabemos nada. Me gusta como se trata el tiempo de esta manera centrándose solo en momentos concretos de su vida y pasando de forma bastante fluida de un momento a otro. Supongo que el tiempo precisamente acaba teniendo mucha importancia en el manga con todos los relojes de arena de por medio y el paso de las estaciones, tan marcado (y en ocasiones influenciando en el estado de ánimo).
Mi problema con el como está contando sea quizás, como ya apuntaba antes a rasgos generales la tendencia a recrearse en el drama. No os diré que no sea para tanto, porque lo que vive An es duro, y aunque en un primer momento me pareció extraño que hubiera estado una época de su vida bastante buena y que no fuera hasta bastante después cuando realmente le cogiera fuerte, lo cierto es que tras pensarlo un poco creo que es algo que puede pasar, además que ya se sabe la adolescencia es el momento que más inestable emocionalmente estás, a ello se junta que se vaya a otro entorno y supongo que es bastante normal. Pero aun así, aunque a mi el drama me gusta si está bien contando en este caso si que hay un poco de exageración y creo que si se disfruta este manga más o menos va a depender mucho de si An te parece una melodramática exagerada o sí, en cambio, la entiendes.
Aun así hay que reconocer que no todo es drama, leyendo reseñas en que comentaban que había humor he recordado que, sobre todo en el primer volumen me reí bastante con todo lo que sucedía. Sin embargo si que es verdad que a medida que van pasando los tomos todo se va volviendo más dramático a la vez que la protagonista más adulta.
El dibujo, como siempre no tengo mucho a decir por mi falta de observación en el tema, es agradable, a momentos no está mal pero tampoco es del tipo de dibujo que más me gusta.

Como os podéis imaginar por lo que os he estado contado si alguien destaca entre los personajes es An, para bien o para mal. En un principio una chica decidida y que sabe lo que quiere como niña pero que no tardará en convertirse en una llorona y más depresiva. Supongo que hay momentos, que a todos los lectores nos dan ganas de decirse que se espavile, pero en general, por lo menos yo, aunque si que es verdad que llora demasiado he empatizado bastante con ella y creo que es fácil dejarse llevar por los sentimientos y disfrutar de su sufrimiento (viva el sadismo). Además de ella quizás Daigo es demasiado el buena persona, quiero decir para mi es el típico chico amable, gracioso, enamorado hasta la médula y poco más. Quizás sea yo pero aunque hay un intento de profundizar y hasta cierto punto lo conocemos bastante bien para mi acaba siendo más el chico mono (incluso la profesión a la que decide dedicarse refuerza la idea que tengo de él) que de verdad llegar a ser un personaje completo. Como decía antes los dos hermanos tienen su papel pero yo quería más por como no están del todo bien tratados. Fuji por ejemplo tenía mucho más potencial del que acaba teniendo y da la sensación de quedar siempre como un secundón, pero en fin, supongo que para la historia que quería contar la autora no entraba... Igual con la hermana que al final intentan darle algo de importancia pero no acaba de brillar del todo, la verdad.

Resumiendo, la verdad es que he disfrutado de Reloj de arena y me parece un buen shojo y que a momentos se escapa de la tónica habitual que hay en el género. Sin embargo el final, el epílogo por decirlo así me cabreó tanto tras leerlo por como cambiaba la idea del manga que hace que no haya disfrutado del todo. Ignorando el epílogo, no creo que sea perfecto y tiene algunos detallitos mejorables (y sobre todo una protagonista que puede cansaros más o menos, yo la aguanté bien), pero si os gusta el romance y las historias de crecimiento creo que vale bastante la pena (si lo encontráis, que también está difícil).

Lo mejor: la historia del crecimiento de An, la manera en que está contado y que ocupe tanto espacio de tiempo, el drama (normalmente)
Lo peor: a veces exagera en el drama, el epílogo que debería no existir.

Hasta aquí mi aburrimiento.

Quizás deba alertaros de algo que no he comentado en mi reseña y es el ritmo lento que tiene para algunos. He leído varias opiniones que dicen que a momento la historia les aburrió y les pareció que se estancaba, la verdad es que no tuve ese problema, pero supongo que no soy de fiar ya que últimamente prefiero historias que se recreen en cada momento y me gusta las historias donde no pasa nada.

2 comentarios:

  1. Lo leí hace tiempo así que ya no me acuerdo del todo, pero me lancé a leerlo por las buenas opiniones que leía y me llevé la decepción porque no me pareció tan bueno, tenía unas expectativas demasiado altas y me esperaba otro tipo de historia. Además de que me costó empatizar con la protagonista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que todo el mundo habla bien del manga así que es fácil ir con expectativas altas. A mi me ha gustado pero entiendo eso que dices, depende mucho de si empatizas con la protagonista.
      Saludos :)

      Eliminar