viernes, 15 de abril de 2016

Hakuouki: Demon of the fleeting soul, Design Factory y Otomate (novela visual)

¡Nueva novela visual en el blog! Un otome en esta ocasión.
Título: Hakuouki: Demon of the fleeting soul (título de la versión inglesa psp)
Título original: Hakuouki shinsegumi kitan
Significado del título: El demonio con el alma efímera
Estudio: Design Factory, Otomate
Guionistas: Iwata Shinobu, Kasuga Naoto, Kazura Ringo, Kojima Nao, Nagano Izumi, Tateyama Midori
Dibujantes: Kazuki Yone, Miko
Otras obras del autor: Wand of fortune (Iwata Shinobu, Kazura Ringo), Edel Blume (Kasuga Naoto), Code Realize: Sousei no Himegimi (Kojima Nao), Bloody call (Nagano Izumi), Memories off Second (Tateyama Midori). Aclaración, no significa que esté escrito enteramente por ellos sino que han participado en la historia.
Precuela: no necesaria y hecha a posteriori Hakuouki Reimeiroku
Continuaciones: Hakuouki Yuugiroku, Hakuouki Zuisouroku (dos fandisc aunque hay otras continuaciones y varias versiones o reencuentros con los personajes)
Formato original: novela visual
Adaptaciones: anime
Extensión aproximada: Largo (30-50 horas)
Año: 2008
Idioma: inglés (para psp, psvita, 3ds, android...)
Contenido Sexual: no
Enlaces de interés: https://vndb.org/v1715

Te gustará si: tienes interés en leer otomes, en el shinsengumi (grupo de ronin, samurais sin noble al que servir que hacían las veces de policía especial a favor del shogun en un momento que este ya estaba en decadencia) y quieres ver como la protagonista se los liga y lo que es más hay por en medio elementos sobrenaturales.
Ni lo intentes si: no te gusta demasiado el mundo de los otomes, no te interesa aprender de contexto japonés en el periodo de los shinsengumi (o ya conoces sobre el tema), no te gusta que mezclen la historia con elementos sobrenaturales.

Sinopsis
Chizuru Yukimira llega a Kyoto en busca de su padre que ha desaparecido pero antes de darse cuenta se verá involucrada con el grupo de los shinsengumi, con toda su fama de despiadados y salvajes empezará a conocer sus motivaciones y sus apuestos capitanes con los que entablará distintas relaciones.

Opinión
Lo cierto es que empece este otome con bastantes expectativas, había leído alguna que otra reseña que lo ponía bastante bien, la temática de samurais es una que siempre he querido tocar en algún anime/manga pero por algún motivo u otro siempre esquivaba y la verdad es que pintaba bien. Y bueno, tras leerlo no puedo decir que todo sea malo hay un esfuerzo en el contexto histórico que aprecio y que es agradable, está en inglés lo cual hace por lo menos más accesible a un público general y aunque sinceramente me ha decepcionado mucho no creo que sea una lectura horrible. Aun así en este segundo otome que leo tampoco he acertado demasiado, la verdad.

Vamos a ver si algo hay que concederle a este otome es el contexto histórico. Sabe ponerte en situación, contarte de forma más o menos entendedora en el contexto político, las relaciones entre bandos, traiciones y lo convulso que era Japón en el momento en que se crearon los shinsengumi. Y de hecho creo que la historia de este grupo que en un principio actuaba como policía algo violenta que eran samurais sin señor a quien servir a favor del shogun en un momento en que este sistema estaba perdiendo poder, es por si sola interesante, quizás algo idealizada por como después de que salvaran la ciudad de Kyoto de las llamas hizo que la mala prensa que tenían se volviera algo más positiva.
Y aunque el otome decide dar una importancia esencial al contexto histórico tengo dos problemas básicos con el trato que le da al mismo. El más general es que el sistema de rutas no funciona nada bien para contar unos hechos históricos si decides hacer que cada ruta abarque más o menos el mismo periodo de tiempo y en todas le des importancia a esta situación política y ello sea lo central en todas. Mi problema básico con todo esto es como podéis imaginar la repetición, durante las seis rutas me han contado la misma historia, lo cual no sería un problema si se hubieran centrado en las relaciones con la protagonista o entre personajes pero Hakuouki para mi gusto, abusa de centrar todas las rutas en explicarte los hechos reales y la diferencia entre cada ruta es mínima basándose en un conflicto del chico de turno que no se acaba de desarrollar del todo y que acaba antes de que haya podido empezar. No hay manera de conocer con profundidad a los chicos en cada ruta porque no hay un interés en que los conozcas ni hacer personajes complejos. No me malinterpretéis me gusta que el conflicto histórico sea importante y de hecho las primeras rutas que leí me encantaron no por el chico en cuestión sino por como te explicaban el conflicto, pero cuando has leído las seis rutas te has tenido que tragar el mismo contexto histórico seis veces y peor aún, en cada una de ellas intentando centrarse en cosas diferentes sin mucho éxito y haciendo más que te líes en el orden cronológico de los eventos que ya no te importan demasiado que conseguir tener una visión de conjunto. Para mi en este punto la historia hubiera ganado mucho más si cada ruta se hubiera centrado en algún episodio de los shinsengumi o incluso en conocer al personaje que en volver a dar la visión generalista sobre el grupo de ronin que tenemos que leer seis veces.
Mi otro problema básico con el trato que se le da al contexto histórico es aún más personal que el anterior, no me gusta que unan el tema sobrenatural a lo que pasó de verdad. Sé que hay muchas historias que lo hacen y creo que depende de como se trate puede hasta llegar a convencerme, pero de buenas a primeras me tira para atrás que traten a figuras históricas como si tuvieran características sobrenaturales y si a esto le unes que realmente genera una sensación de repetición en las rutas por como en casi todas se genera el mismo conflicto y las mismas decisiones gastando escenas que no aportan nada a excepción del fanservice pues me molesta bastante. A favor de lo sobrenatural es que intenta hacer el conflicto político más extenso y lo consigue encajar de alguna manera en el contexto histórico sin que suene raro de narices (aunque sigo pensando que si hicieran un otome de algún personaje histórico que me sea más cercano y lo hicieran un ser sobrenatural me parecería una idea muy cuestionable y me reiría bastante), pero aun así teniendo un contexto histórico interesante creo que podrían haber profundizado más en cada momento y personaje, y haberse olvidado de todo lo sobrenatural y me hubieran convencido más pero creo que esto es una opinión impopular ya que a todo el mundo parece encantarle lo sobrenatural.

No creo que os comente todas las rutas pero si quiero comentar algunos de los problemas más graves que he tenido con ellas. Primero de todo la sensación de repetición que os comentaba me vuelve con el final de cada ruta el mismo para todas. No os voy a decir que tipo de final es, tampoco quiero decir que en todas las rutas pase lo mismo sino que pasa una situación parecida con el personaje en el que se centra, a parte de en algunas rutas parecerme idiota del todo que acabe en ese momento (Okita, por ejemplo), al leer dos rutas ya sabes que va a pasar en la tercera al final y lo peor de todo es que, de nuevo, parece que por el simple hecho de escoger a un chico ya cambias su final (teniendo en cuenta el contexto histórico real del que evito daros más detalles porque en parte podrían ser spoilers) lo cual sigue pareciéndome una mala opción.
Otro punto que llega a ser idiota son las batallas con los demonios, no os hablo aún de la idiota de la protagonista que hasta cierto punto tendría algún pase en principio pero llega a ser lo peor, no, de lo que os quiero hablar es de como convenientemente los demonios, si ven que el chico de turno va a morir o está en condiciones malas por x o por y se acaban yendo, da igual si es su iniciativa, si es por algo externo, siempre pasa lo mismo y además de ello hay una jerarquía de poderes bastante clara, típico de shonen en parte supongo que haga lo que haga un personaje se enfrenta al rival que le corresponde con su nivel y el que sea más cercano a la protagonista acabará ganando.
Yendo a alguna ruta en sí debo quitarme de encima la de Kazama por ser una excusa más que otra cosa, si esto fuera +18, que no lo es, serviría para poner una escena sexual con él, en la realidad solo sirve para dar algo de fanservice romántico sin preocuparse por decirte nada de él, y ser más un extra que una ruta.
En general el resto de rutas que tienen algo más de longitud y acaban por explicar el mismo contexto histórico son decepcionantes por como te muestran brevemente ciertos conflictos en los personajes que podrían haberse desarrollado mucho más. Para mi Hakuouki hubiera funcionado mucho mejor si la ruta de Hijikata hubiera sido principalmente de contexto histórico y el resto lo hubieran mencionado y se hubieran centrado de verdad en el conflicto del personaje en sí más de dos escenas. Lo cierto es que tanto Okita con su problema (que necesitaba algo más realista en el final), como las motivaciones existenciales de Hajime y los deseos mundanales pero tan difíciles de conseguir en ese momento de Harada me parecen ideas interesantes que con algo más de desarrollo hubieran hecho rutas individuales con conflictos potentes que como no me canso de decir se reducen a pocas líneas. Quizás Heisuke me haya dejado más indiferente pero incluso en su vertiente sobrenatural hubiera sido el personaje ideal para centrarse de verdad en dicha problemática si se hubieran recreado en ello o lo hubieran sabido llevar mejor.

En cuanto a música no creo que sea muy extensa y en general para mi no destaca demasiado incluso el opening de la versión de psp no está mal pero tampoco me dice nada. La música del menú en cambio, aunque no tenga relevancia creo que me gustaba bastante y daba un tono trágico interesante.
Aspectos gráficos creo que aunque no sean una pasada están bastante bien y, de nuevo, veo una tendencia en dar importancia a la ropa en los otomes más que en los eroges. En cualquier caso lo cierto es que en general son dibujos agradables.


Antes de acabar un comentario sobre la protagonista creo que es normal en los otomes que las chicas no tengan demasiada personalidad y se dejen rescatar por cualquiera que se le aparezcan pero Chizuru (aunque le puedes cambiar el nombre como en muchos otomes) se lleva la palma en no tener personalidad. A mi no me ofende tanto que la chica no sea capaz de hacer nada en batalla, aunque creo que teniendo unas mínimas habilidades de espada que tiene y todo el tiempo del mundo para practicarlas no sería mala idea hacerlo, pero lo que me cansa mucho es como no tiene ni un ápice de personalidad, sirve más para narrar el contexto histórico que como personaje en sí. Es más cuando le da por pensar algo lo único que hace es preocuparse porque no es capaz de ser útil, nada más, no piensa en otra cosa que en ayudar a los hombres del shinsengumi y más allá de eso se dedica hacer drama sin que podamos sentir ningún tipo de vínculo por ella porque básicamente es una voz que nos explica el contexto histórico y poco más.

Resumiendo, aunque no creo que haya sido una lectura horrible (o por lo menos no han encerrado a la protagonista en una jaula por amor, ya es algo) tampoco creo que sea demasiado recomendable más allá del contexto histórico. En cuyo caso yo recomendaría leer solo una ruta o dos para enterarse y poco más porque como ya he dicho en todas repite lo mismo con variaciones que aportan poco. Aun así no se me ha hecho excesivamente largo así que tampoco os digo que si os gusta el género no la leáis entera y bueno por lo menos podréis conocer a los shinsengumi si aún no los conocéis. Además creo que en general la gente no se queja de lo que yo digo así que quizás sea la rara.

Lo mejor: entretenida hasta cierto punto, contexto histórico.
Lo peor: poco desarrollo de personajes, finales iguales y forzados por la ruta, protagonista, sensación de repetición.

Hasta aquí mi aburrimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario