domingo, 19 de junio de 2016

Casa de muñecas, Henrik Ibsen (libro)

¡Nuevo libro en el blog, ya paro con Ibsen, tranquilos!
Título: Casa de muñecas
Título original: Et dukkehjem
Autor/a: Henrik Ibsen
Otros libros del autor/a: Hedda Gabler, Espectros
Páginas: 152
Formato original: libro
Año: 1879

Te gustará si: tienes interés en el teatro basado en la evolución de personajes, en la reivindicación del papel de la mujer en el mundo, en Ibsen en general.
Ni lo intentes si: no te gusta demasiado el teatro o el drama basado en la evolución psicológica de los personajes.
Sinopsis
Las raíces directas del teatro actual se encuentran en la obra de Henrik Ibsen (1828-1906), quien no solo puso los cimientos de la escena moderna, sino que dio expresión a muchos de los problemas del mundo contemporáneo. Uno de los temas que están presentes a lo largo de todo su teatro la mujer como ser capaz de elegir libremente llega a su cima en la Nora de Casa de muñecas (1879) y en la protagonista de Hedda Gabler (1890). La primera obra fue causa de uno de los mayores escándalos en la historia del teatro occidental. (fragmento de la editorial Alianza)

Opinión
Por fin acabaré con Ibsen en el blog que ya estoy harta de hablaros de lo mismo (aunque reconozco que me ha gustado mucho leer al autor que quizás por mi misma no hubiera hecho). En cualquier caso tuve la oportunidad hace unos años de ver una representación de la obra lo cierto es que recordaba que me había gustado pero mi memoria no daba para mucho más. Creo que ahora al leerla, ya sabiendo lo que pasaba y habiendo leído otras obras del mismo autor, tampoco me ha impactado demasiado. Sin embargo, reconozco que es una obra interesante y que además no deja de ser interesante hoy en día (aunque reconozco que esto suena muy a tópico, pero en fin, perdonadme si estoy algo espesa). En fin, creo que vale la pena leerla o verla si os interesa el teatro en general o si en particular os interesan temas sobre la mujer y el darse cuenta de como es de eterna la lucha entre el individuo y los valores impuestos por la sociedad creo que no estaría de más que os interesarais por esta obra de teatro.

Quizás sea por culpa de la comparación pero lo cierto es que encuentro que esta obra de teatro es mucho más accesible y sobre todo fácil de comprender y de coincidir con las acciones de la protagonista que las otras que os he estado reseñado. Por eso es por lo que ahora mismo no me parece tan interesante como Hedda Gabler que es quizás la que más me haya entusiasmado, pero sin duda creo que es una obra con una idea muy interesante (sobre todo para el momento en el que se hace) y que vale la pena.
Pero en fin, supongo que debería de dejarme de generalidades y empezar a decir qué ocurre o qué hace especial a casa de muñecas. Básicamente es interesante por como en un principio no dista mucho de ser la típica obra de comedia de enredos (y la gente que conoce el tema te dice que algunos elementos que aparecen son típicos del género, como las cartas como elemento principal de intriga, el villano que puede hacer que todo se desvele, la confidente...), sin embargo le da un giro a todo esto y nos encontramos con un final muy alejado de lo esperado en obras de este tipo cargadas de convencionalismos y donde al final todo se arreglaba de forma que los enredos acababan en la continuidad o la creación de parejas felices que no tenían ningún tipo de problema con seguir las convenciones sociales. Lo que se traducía para la mujer en seguir siendo “el ángel del hogar” y no tener ningún problema con ello ya que eso era lo que la sociedad esperaba de ella y no había espacio para dudarlo.
Sin entrar en spoilers explícitos (aunque con todo lo escrito podéis imaginar por donde van los tiros) en esta obra de teatro vemos una respuesta contundente a los convencionalismos de una época y a la situación de la mujer así que podéis imaginaros la controversia que causó la obra de teatro. Sobre todo teniendo en cuenta que el teatro en aquel momento se pensaba como un divertimiento que repetía parámetros y casi como una representación idealizada de la clase burguesa que quería verse reflejada en las obras teatrales en su mejor versión. Por todo ello la decisión de Nora resultó tan contundente.

Quizás el tema central es precisamente esta divergencia de opiniones entre lo que es justo o natural entre Nora y la sociedad. En ese sentido vemos como Nora actúa siempre convencida que lo que hace es algo natural puesto que es casi una forma de amor lo que hace, por ello en todo momento espera que la figura de la que depende apruebe su manera de pensar en parte, sin embargo en darse cuenta que no, que su manera de pensar no va a ser aprobada ni por la persona más querida, parecerá darse cuenta de la mentira en la que ha vivido y decidirá en consecuencia a ello. Precisamente, a medida que van pasando los actos vemos el desarrollo de Nora dándose cuenta y tomando consciencia de su situación a medida que el espectador también se ve que algo ha cambiado en esa mujer que parecía conformarse con ser un mueble o una muñeca.
Por ello es tan interesante como hay ese proceso de evolución en que verdaderamente llega a ser un trauma darse cuenta que toda su vida ha sido una mentira. De hecho lo más curioso que me parece de las obras de Ibsen es que no es tanto que el engaño venga de la sociedad, que también, sino del individuo mismo el que se crea la ilusión y que en parte se crea una especie de apropiación de los valores de la sociedad de forma que ayuda a crear esta burbuja de la que el personaje intenta salir.
Quizás es interesante que el final sea algo más optimista o lo suficientemente abierto para imaginarnos el tipo de vida que pueda tener Nora en un futuro. En ese sentido que acabe en ese punto, hay algo de optimismo que en otras obras posteriores no parecerá tan claro.

En la cuestión de los personajes es interesante sobre todo, como ya habréis adivinado, la Nora. Aunque he de reconocer que como todo se basa en su drama y desarrollo creo que no tengo mucho que decir en este apartado. Así que, de nuevo, me repito, tengo poca idea pero como ya os digo Nora empieza como un personaje que dan ganas de dar ostias (vale, quizás exagero) pero con el paso de la obra es fácil empatizar con ella. Sin embargo, si que es cierto que hasta cierto punto el marido de Nora también es víctima de la sociedad y no es simplemente puesto como un mero “malvado” o simplemente un personaje horrible.

Resumiendo, estoy vaga y mis reseñas aumentan y esto no va a tener demasiado interés así que vamos acabar antes de que me repita como si fuera idiota, creo que la mayoría conocéis esta obra y sino os invito a que la leáis porque creo que es interesante en cuanto a temática así que será mejor que no os diga más y simplemente os digo leedla, que es corta y así conocéis algo de Ibsen.

Lo mejor: es fácil de leer, es interesante en el tema de la mujer y la confrontación entre el individuo y la sociedad.
Lo peor: quizás no me haya resultado tan interesante como otras obras del autor.

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario