jueves, 28 de julio de 2016

Dagashi Kashi, feel. (anime)

¡Nuevo anime en el blog! Por fin me pongo con los de invierno...
Título: Dagashi Kashi
Significado del título: Dulces baratos. Vamos a ver se ve que dagashi es una especie de dulces que se pueden comprar por muy poco dinero, que a veces van con juguetes y que están dirigen especialmente a los niños. También es una especie de juego de palabras porque es una expresión que significa algo así como “pero, sin embargo” es decir redundante... En fin no sé japonés así que tampoco puedo aseguraros lo que os digo.
Extensión: 12
Formato original: manga
Adaptaciones: anime
Estudio del anime: feel.
Autor original: Kotoyama
Año: 2016

Te gustará si: te gusta la comedia y los dulces, no te importe un anime donde no pase nada y que todo sean explicaciones de dulces y las relaciones entre personajes de forma que ya se espere una dinámica de grupo entre ellos concreta y su forma de actuar sea predecible.
Ni lo intentes: quieres un anime que se centre en contar una historia, no eres muy fan de la comedia o no tienes interés en que te hablen de dulces.

Sinopsis
Kokonotsu es un chico que aspira a ser mangaka, sin embargo su padre quiere que herede el negocio familiar, una tienda de dulces. Lo que no se espera nadie es la aparición de Hotaru, una chica obsesionada por los dulces que quiere llevarse a su padre para que trabaje en su empresa. Sin embargo el padre pondrá una condición para irse, que Hotaru convenza a Kokonotsu para que se quede con la tienda. A partir de ahí el anime mostrará muchos dulces y algunas curiosidades de cada uno de ellos con mucho humor y algo de fanservice.

Opinión
Este es un anime, como tantos otros, que decidí que antes de verlo leería todo lo que encontrara del manga. Aunque pueda parecer extraño a gente normal, supongo que para mi, con mi obsesión por el formato original algo preocupante, no os diré que no, es lo habitual y de hecho normalmente antes de decidir que veo cada temporada observo de donde procede el contenido original y si puedo conocerlo, por cuestiones de idioma y disponibilidad, pues me gusta descubrir primero el formato original (por eso tardo demasiado en ver animes, supongo). En este caso concreto hice lo mismo, sin tener mucha idea de que me iba a encontrar fui a leer el manga pensando en como hay ciertos animes con premisas más que curiosas y posteriormente decidí ver el anime. En general ambos formatos aguantan como comedia y aunque me decanto por el manga, por cuestiones que detallaré más adelante, creo que es bastante original como alguien se le puede ocurrir hacer una especie de no sé si publicidad de productos o ejercicio de nostalgia (me inclino por una mezcla o la segunda) sobre dulces baratos y que aunque un espectador occidental no conoce de nada a la vez pueda hacerle cierta gracia. Sin embargo, a parte de la curiosidad y el humor que de vez en cuando está bastante bien lo cierto es que es bastante pasable y en fin, si no sois como yo que os tragáis de todo y la comedia en general os gusta será mejor que lo ignoréis.

Vamos a lo primero, la cuestión de porque considero algo mejor el manga que el anime. Creo que esto va a sonar algo estúpido quizás pero lo cierto es que me parece que el formato original tiene mejor ritmo que el anime. Quiero decir con esto que si bien con Nijiiro Days, por ejemplo, no creo que hubiera habido problema con hacer los capítulos más largos, creo que Dagashi Kashi hubiera funcionado mucho mejor como capítulos cortos. Digo esto porque si bien no creo que llegue a aburrir del todo sí que pienso que ver muchos capítulos seguidos puede cansar y que el mismo capítulo tenga varios dulces (creo recordar que dos, pero no sé si alguno hay más...) llega a un momento que creo que teniendo menos por capítulo hubiera funcionado mejor. Con eso me refiero que al compararlo con el manga que cada capítulo tiene nueve páginas y el ritmo es bastante acelerado en cada historia me parece que el formato original tiene un ritmo mucho más dinámico. Por eso en comparación quizás el anime para mi duraba demasiado e incluso algunas escenas podían prolongarse demasiado, lo que me lleva a otro tema que quizás sea más exagerado en el anime: el fanservice.
Aquí no sé si estoy tirando de recuerdos embellecidos de los capítulos que he leído del manga o no estoy equivocada y los planos de las tetas de Hotaru son mucho más frecuentes en el anime. Nadie va a negar que el fanservice es algo que probablemente más para mal que para bien abunda en el mundillo, no digo nada nuevo y la cuestión ha avanzado lo suficiente como para que las mujeres hayan reclamado su espacio de fanservice para ellas de forma algo cuestionable (de verdad que la igualdad está bien pero el mundo sería mejor si no necesitáramos de fanservice para que la gente vea cosas, digo yo, en ninguna de las dos versiones). En cualquier caso, lo que quiero decir es que lo entiendo, es casi como un mal necesario y oye a alguien le alegrará la vista pero lo de Dagashi Kashi es muy innecesario para mi gusto y no acaba de funcionar del todo.
Vamos a ver, leí en una reseña que los personajes eran inocentes y que había un intento de recuperar la infancia y hasta cierto punto vale, puedo coincidir pero la cuestión de Dagashi Kashi es que no es que sean inocentes todos, es que Hotaru vive en su mundo y si hay una cuestión sexual la ignora por completo y el contraste entre Kokonatsu que ve algo sugerente para su lívido adolescente y Hotaru que solo sabe pensar en dulces es usado en múltiples ocasiones. Y sí, reconozco que en algunas tiene gracia pero llega a un punto que quizás sea solo yo pero me cansa, Hotaru pasa a estar ahí más que para ser la loca de los dulces para que nos fijemos en su busto prominente. Y de nuevo, el contraste es divertido y yo soy la primera que reconozco que me gustan las bromas sexuales pero que sean tan unilaterales y repetitivas hace que cada vez que aparezca el personaje estrella de la serie acabes fijándote más en el cuerpo que las chorradas (y a veces divertidas dramatizaciones) que dice, lo que resulta deprimente. Y quizás, de nuevo también sea así en el manga pero no lo recuerdo tan exagerando.

Pasando a cosas que me han gustado lo cierto es que sí, el anime tiene momentos divertidos. Una se pregunta de verdad ¿a quién se le ocurre hacer un anime de dulces baratos? ¿y cómo narices alguien hace que eso resulte entretenido? Pero lo es, tiene altibajos pero lo que no consigue entretener por lo menos sorprende o sirve como curiosidad para conocer dagashis.
Además del humor implícito en la creación de los dulces, las anécdotas y el producto en sí (de verdad que para mi es pura nostalgia, como si yo me pusiera hablar de cómo comía gominolas degollando las cabezas de los ositos y luego sintiéndome culpable, o cosas así) lo cierto es que tira mucho del humor basado en personajes, cada uno va actuar de una forma, sabemos y anticipamos sus acciones pero el contraste está claro y aún así, en general, con elemento nuevo a la fórmula, que es el dagashi de turno (creo que es más concreto que decir dulce así que perdonadme que lo deje en japonés) normalmente da la suficiente novedad para que no caiga en la repetición, aunque a veces no pueda evitar hacerlo. Sin embargo, he de reconocer que funciona y que aunque todo está perfectamente delimitado no deja de ser divertido que se contrapongan la visión de los dulces de Hotaru, con la pseudo-pervertida de Kokonatsu (que a veces se apoya con el amigo, que tiene más función de apoyar la visión del protagonista que otra cosa) y la de romance de Saya. Además de añadirle a esto el contraste, que también divierte en ocasiones de la experta que pierde en todo y la novata a quien todo se le da bien.
Quizás sobre los personajes me gustaría hablaros un poco de Hotaru, que es el alma de la fiesta y en general es tan exagerada con todo que puede llegar a ser cansina. No ha llegado a ser mi caso, pero si que me ha dado la sensación que la voz le daba un plus de exageración en todo lo que hacía, lo que la hacía un personaje más extravagante todavía. Pero no me quejo, es lo que se busca y se consigue.

La animación es muy colorista, aunque no destaque demasiado (al menos a ojos inexpertos como los míos) pero he de reconocer que para ser un anime de invierno es totalmente veraniego y el calor es casi un elemento omnipresente en la serie, lo cual no deja de ser gracioso. En cuanto a música no recuerdo nada que destaque pero en fin tanto el opening y el ending van en consonancia con lo que ofrece el anime, entretenimiento y poco más.
Opening
Ending

Resumiendo, creo que Dagashi Kashi como anime que no evoluciona en lo que cuenta puede resultar pesado de ver si lo que queréis es una historia, también si os gusta ver un anime del tirón. Sin embargo, oye solo por el concepto tan curioso que tiene y si no os importa la comedia, u os gusta, podéis echarle un vistazo. Eso sí, sabed a lo que vais y que lamentablemente quizás abuse un poco de las tetas de Hotaru. Aún así, probablemente sea una de las premisas más inesperadas, ¿o acaso habéis visto un anime que se base solo para seguir adelante en los dulces baratos?

Lo mejor: la comedia, no deja de ser entretenido, muy curioso en cuanto a información de los dagashi.
Lo peor: el fanservice (vale, quizás exagero), en general es mediocre como mucho y para mi tiene más gracia en formato manga (pero en fin, soy muy imparcial con el formato original.

Hasta aquí mi aburrimiento.

He descubierto una reseña muy interesante que contextualizaba como los dagashi tuvieron una relación muy estrecha con el inicio de la producción de anime y como método de publicidad para ambos medios. Es interesante como este anime/manga si que es verdad que se dedica a promocionar algo que parece, no tan vigente o con tanta relevancia como negocio en una vuelta a sus inicios curiosa.

2 comentarios:

  1. Mi preferir a Saya, me gustaba la comedia romanticona tontorrona que llevaba consigo XD.

    En todo caso, una serie simpática... hay fanservice, sí, pero menos del que el diseño de Hotaru (que es doujin andante) daba que pensar. Al final es una comedia sencilla de dulces con un grupillo de personajes muy simpáticos.

    Como dices, el formato en ocasiones ha jugado en su contra, con algunos gags muy alargados o episodios con segmentos muy descompensados. No obstante, una serie que da mucha información curiosa y que tiene algunos gags divertidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El contraste de Saya me hacía bastante gracia la verdad, y sí, quizás la cuestión de la cantidad de fanservice haya sido más percepción mía en comparación al manga...
      Pero sí, en general se puede ver bastante bien y sobre todo es muy curioso ver toda esa información sobre los dagashi...
      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar