viernes, 1 de julio de 2016

El acorazado Potemkin, Sergei M. Eisenstein (película)

¡Nueva película en el blog!
Título: El acorazado Potemkin
Precedida de: La Huelga
Continuaciones: Octubre (aunque todas las películas de la trilogía se pueden ver por separado)
Director/a: Sergei M. Eisenstein
Reparto: Aleksandr Antonov, Vladimir Barsky, Grigori Aleksandrov, Mikhail Gomorov, Ivan Bobrov, Aleksandr Levshin, Konstantin Feldman
Música: Edmund Meisel, Nikolai Kryukov, Neil Tennant, Chris Lowe
Otras películas del director/a: Iván el terrible, Alexander Nevsky
Guión: Sergei M. Eisenstein, Nina Agadzhanova
Duración: 77 min
Año: 1925
Formato original: basada en hechos reales (eso sí con propaganda de por medio)

Te gustará si: tienes interés en los inicios del cine, no te importa ver cine mudo, simpatizas con el comunismo (por lo menos las ideas, aunque supongo que independientemente de la ideología puede gustarte o no pero creo que gusta más de ser el caso).
Ni lo intentes si: no soportas el cine mudo, tampoco el cine antiguo en general y con ideologías muy marcadas.

Sinopsis
Basada en hechos reales ocurridos en 1905, narra como la tripulación del acorazado Príncipe Potemkin de Táurida se cansan del tratamiento vejatorio e injusto de los oficiales. El detonante de la situación es la carne podrida que éstos quieren que los marineros se coman. Con este motín comienza el reguero revolucionario por Odesa y toda Rusia. (FILMAFFINITY)

Opinión
Otro clásico del cine que sorprendentemente no ha estado mal. De verdad, es propaganda comunista pero como tengo pocos problemas con esta ideología por lo menos a nivel teórico lo cierto es que esta película transmite suficientemente la ira del pueblo contra un gobierno despótico que hasta te dan ganas de salir hacer la revolución (si no fuera tan vaga...). Pero dejando esto de lado, por lo menos de momento, tengo que decir que no ha estado nada mal verla y creo que incluso por la historia (con propaganda incluida) se puede disfrutar por sí sola, por lo que digo, no es difícil empatizar con una masa que se revela contra un poder que no le deja ni comer ni vivir con dignidad. En cualquier caso voy a intentar decir algo de interés a parte de esto.

Si algo llama la atención de la película es sin duda el montaje. De hecho es en parte su intención, y las películas del llamado formalismo ruso se caracterizaban por creer que la base de la película estaba en el montaje por como al componer la película consideran que allí es donde se ve la seña de identidad del autor que puede hacer metáforas visuales, o algo parecido alterar planos de forma que ambos ganen nuevos significados por la influencia de uno en otro (algo que se usó mucho después de “descubrir” el efecto Kuleshov). Es de lo más curioso por como vemos constantemente como se compone la película y por tanto, a diferencia del cine de Hollywood se quiere hacer ver al espectador que lo que ve es una película pero no se renuncia a crear empatía con el espectador y a querer que este le guste y le enganche lo que ve por como la intención detrás de la película en parte era propagandística así que quería atraer a las masas (aunque estás estén tratadas con respeto por ser algo imprescindible en el proyecto que defienden). En ese sentido la película está poblada por un montón de extras y en general, aunque tenemos una víctima individual no hay un protagonista con el que identificarse sino una masa de la que casi se llega a formar parte. Además la misma presencia del montaje de forma explícita también parte de la idea teórica de la necesidad de un espectador que una en su cabeza el paso de las imágenes.

Si no os convencen el estilo de la película por decirlo de alguna manera yo os diría que la vierais ni que sea para localizar la escena de la escalera de Odesa que ni que sea parodiada la habréis visto alguna vez. Lo cierto es que tiene mucho mérito hacer que algo como un cochecito bajando por unas escaleras sea ya una imagen propia del cine y que ya no se pueda ver sin pensar en esta película. Además que los planos que se van intercalando crean un conjunto interesante y que todos conoceréis así que me callo...
En fin, nunca está de más ver la fuente de escenas míticas y en mi caso particular lo cierto es que no me ha resultado demasiado pesada. De acuerdo que ver una película muda y algo antigua de buenas a primeras puede tirar para atrás, pero reitero que en este caso creo que, dentro de todo, es bastante accesible para el espectador, que si no se queda con algunos mensajes del montaje (como yo por ejemplo, que mis conocimientos de cine son más que escasos y mi memoria después de hacer ya un tiempo desde que la vi todavía lo es más) puede seguir lo que ocurre y unirse a los aires revolucionarios que se respiran.
Quizás sea precisamente el punto ideológico lo que pueda tirar atrás y es que supongo que depende de a quien que le vendan comunismo como algo bueno puede sentarle muy mal. En mi caso, reitero no tengo problemas con esto por como simpatizo con las bases del comunismo, sin embargo no creo que nadie pueda decir que la película tiene un mensaje algo simplista sobre el conflicto poniendo malos muy malos y un pueblo unido que puede con todo. En fin, para los que encuentren cargante dicho mensaje supongo que solo disfrutarán de la película si la ven por sus virtudes a nivel de montaje.

Resumiendo, de nuevo vuelvo a ser escueta por falta de memoria y por falta de ideas (me quejo de vicio, todo el mundo tranquilo) creo que vale la pena ver la película (por lo menos si tenéis interés en ver clásicos del cine). Por lo que a mi respecta me ha parecido más interesante y fácil de ver de lo que creía pero supongo que eso ya es cuestión de cada uno (como todo en la vida, de hecho...)

Lo mejor: el montaje y la manera de crear nuevos sentidos a imágenes, la escalera...
Lo peor: como decía quizás para algunos la ideología (no es mi caso, reitero...)

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario