viernes, 15 de julio de 2016

Watashi ni xx Shinasai!, Ema Tooyama (manga)

¡Un manga en el blog! Ya os aviso que tengo muchos pendientes de leer y a ver si me pongo las pilas...
Título: Watashi ni xx shinasai!
Significado del título: Haz conmigo lo que te ordene! (en fin, leed la sinopsis y entenderéis)
Extensión: 83 capítulos (19 volúmenes)
Formato original: manga
Autor original: Ema Tooyama
Año: 2009 - 2015
Otras obras del autor/a: Koko ni iru yo!

Te gustará si: te gusta el romance independientemente de la credibilidad de la historia, quieres algo donde pasen muchas cosas, te gusta el drama aunque sea por acciones fácilmente evitables.
Ni lo intentes si: no soportas las protagonistas idiotas (de acuerdo, eso es mi opinión, como todo...), no te gustan los shojos que tiran más hacia hacer drama de todo que a la comedia.

Sinopsis
Himuro Yukina es una chica poco sociable que se divierte observando a la gente y escribiendo novelas para móviles siendo bastante popular. Sin embargo, sus lectores reclaman más amor en sus historias y como nuestra protagonista no tiene idea de qué es el amor, tras encontrar que el guapo y popular Shigure, un chico de su clase, tiene una libreta donde va apuntando todas las chicas que se le declaran como si fuera una especie de reto personal que todas lo hagan, decide chantajearlo con revelar dicha información sino hace lo que le diga. Yukina decidirá obligar a que él haga lo que ella denomina misiones que consistirán en fingir su amor para entender que se siente y poder así escribir sobre amor. ¿Se convertirá el juego en amor de verdad?

Opinión
Creo que no hace falta que respondáis a la pregunta de la sinopsis, todos lo sabemos y solo tenía ganas de hacer una sinopsis cutrilla. Por cierto, antes que nadie se lo pregunte, sí, todo lo que pongo ocurre, aunque suene idiotam pero en fin muchas veces la gente que leemos shojo nos encontramos con premisas sin sentido para que los dos protagonistas se encuentren. En este caso el absurdo llega a un nivel más alto buscando una excusa para que haya situaciones que aunque no sean porno, porque no, nada de sexo en un shojo (a no ser que te pongan burbujitas y una cara de dolor, que no sé que es peor) pero lo cierto es que en este manga se juega con una especie de erotismo extraño en que, contra todo el pronóstico parece estar más enfocado en “sexualizar” a la chica que al chico, digo que es extraño porque supuestamente el manga está dirigido a mujeres que se presupone que son heterosexuales normalmente por lo que por lo menos me parece curioso. En fin, quizás sean cosas mías o la influencia de otros de sus mangas donde al ser de otros géneros si que se hace de forma bastante explícita. Pero en fin, antes de irme por las ramas como siempre debería deciros un poco la situación en la que estaba cuando leí el manga. Según tengo entendido empecé a leer este manga allá por el 2012, hace cuatro años, lo cierto es que mis gustos han cambiado bastante y ahora me he vuelto un poco más exigente (más bien, casca-rabias) y se nota. Digo esto porque cuando se acabó el manga decidí releerlo y esperaba encontrarme con el inicio que me gustó y un deterioro progresivo. Y no negaré que el inicio es algo mejor que los arcos finales (donde todo deja de tener el poco sentido que tenía) pero visto ahora incluso el principio me parece patético...

En serio solo la premisa da un poco de medio, es cierto que reconozco que me hace gracia el papel que adopta la protagonista de ordenar al chico hacerle lo que ella quiera, pero a parte de no tener sentido, lo cierto es que Yukina se vuelve idiota de un segundo a otro. En un momento no se las calla y dice lo que piensa y parece saber lo que quiere, para después ser toda dudas en las cosas más idiotas. Y entiendo hasta cierto punto que todos podamos ser así, pero mi problema con este personaje es en qué tiene dudas y como progresivamente deja de tener personalidad. Lo único que me gusta del personaje y que desde un principio hacía que me cayera en gracia es que escribe novelas y de verdad se preocupa por algo que no sean los chicos de turno, pero en serio ¿por qué a medida que pasa el manga la supuesta personalidad distante e incluso sabiendo contestar a todo el mundo y teniendo las cosas algo claras se derrumba para que no pueda hacer nada? Viene cualquier ser de sexo masculino relacionado con temas amorosos y Yukina acaba volviéndose otra persona. De verdad, ya cuando aparece Hisame pierde toda capacidad de pensar con normalidad y los malentendidos crecen y crecen de forma más estúpida de lo normal, y no será porque el shojo no funcione en base a malentendidos, pero esto ya es la ostia. De verdad, a no ser que os guste mucho el género u os entretenga haceros un favor y no lo leáis.
En fin, pasando al tema del triángulo amoroso (que en ciertos momentos podría decirse que se vuelve cuarteto y luego aparece Hisame y ya se lía parda del todo...), a ver yo no soy muy fan de este tópico porque o me gusta con el que sé que no se va a quedar, o porque no se desarrolla bien la relación con el que se queda, o simplemente porque muchas veces solo sirven para alargar la historia. Hay veces que están bien hechos y no hay problema pero en este manga parece querer hacerte dudar de con quien se va a quedar la protagonista cuando es evidente desde el primer capítulo. Y bien, aunque en plenas misiones amorosas aún tenía un pase lo que ocurría por como la relación entre Shigure y Yukina se forjaba de alguna manera (aunque fuera estúpida y que las dudas de Yukina fueran sobre qué es el amor no ayudaban) podían tener su gracia, cuando ambos ya están sintiendo cosas y empiezan a pasar impedimentos todo se vuelve idiota. Recuerdo el capítulo de las dos citas como ya una mala idea pero con una de las tonterías más gordas que he leído en tiempo, de verdad, ¿qué narices de motivo es ese para decidirse? Además que lo de salir por pena con el segundón (algo que ocurre en muchos shojos) me parece un recurso estúpido y que no lleva a ninguna parte... Sobre todo cuando es tan evidente que se va a quedar con el otro.
Quizás otro momento que me parece particularmente idiota es toda la cuestión del profesor de guardería. Vamos a ver entiendo el trauma (aunque con pinzas) e incluso el amor a esa edad, lo que ya no me parece normal es que me digan que seguía enamorada de él. De verdad, una cosa es decirme que la afectó, cosa que en fin, alguien como yo que no se acuerda absolutamente nada de la guardería le cuesta un poco pero en fin me lo creo, pero que por eso no se hubiera enamorado nunca ya me parece... Además que si quería dar cuenta de un trauma de verdad pues en vez de fijarse en la parte amorosa podían haberlo hecho en eso, en el trauma y no hacerlo un elemento casi para dejar a la protagonista en un estado vulnerable y así que se dieran escenas casi de abuso. Quiero decir, me da a mi la sensación que si el manga fuera para mayores de dieciocho hubiera estado lleno de “violaciones” de esas en que la protagonista no acaba de molestar por ser uno que está bueno y al final se acaba enamorando del susodicho... En fin, no me deprimo más porque no vale la pena, pero en serio que hay un claro gusto por hacer una protagonista que en cuanto la tocan pierde la noción y se deja llevar, y en fin, cuando lo hace porque lo ha pedido o con Shigure aún tiene un pase porque es el tipo de relación que tienen, pero en los últimos tomos lo de Hisame deja de tener sentido. Además, la cuestión de la personalidad de la protagonista en estos trozos pasa a tener unas variaciones tan radicales que de verdad una llega a cuestionarse el estado mental de la misma. Quiero decir, que se deje hacer lo que quiera por Hisame (sin sexo, como os decía) pero que al cabo de cuatro páginas (vale, quizás un capítulo) esté completamente decidida a hacer x pero que de nuevo la toque (porque quien no va abrazando o acosando por celos por otra persona) y se vuelva un ser pasivo. De verdad, parece que la autora esté reprimiéndose las ganas de dibujar sexo o no se atreva pero quiera hacerlo pero ya la cosa sería el doble de dramática exagerada y aún peor para la cuestión de hacer el personaje de la protagonista como alguien que pueda gustar. De verdad, los cambios que experimenta esta chica a lo largo de la historia no son normales y además son a peor.

Algo que he de comentar a favor de la obra es el dibujo. He de reconocer que es un tipo de dibujo que, aunque quizás no sea de los que me más me gustan, lo cierto es que se ve bastante bien y sobre todo hay un detalle especial en la protagonista. De verdad, no sé si yo he tenido la vista muy fijada en ella porque me parece que su diseño es bonito o es que de verdad hay muchas más dibujos dedicada a ella que a los chicos. No sé, supongo que los cambios que os explicaba antes han hecho que ver como ella se dejaba llevar y luego se convertía en la protagonista activa hacía que para mi el protagonismo, también en el dibujo cayera en ella. En fin, chorradas mías.

Quizás debería hablaros un poco antes de acabar de Shigure, Akira y Mami porque al fin y al cabo tienen bastante protagonismo y no os he dicho nada. Quizás porque no me sacaban tanto de quicio como la protagonista y Hisame pero lo cierto es que en el fondo son también bastante idiotas en general. Shigure es el chico que en un principio es un malote y ligón que ¡OH, SORPRESA! Es un buenazo en el fondo. Si incluso te dan la idea de que sus padre, en parte, tiene la culpa de que sea solo fachada además de insinuarte la rivalidad con el hermano y que ambos tienen envidia por el otro. De verdad, es un chico de manual de shojo, tampoco es nada del otro mundo y lo peor de todo, su forma de actuar es totalmente inmadura y normalmente nadie imaginaría que a alguien se le ocurriría hacer cosas así, pero en fin, malentendidos, drama forzado... Akira es el chico “femenino”, amigo de la infancia y primo. Además se usa lo típico de no me has visto como un hombre hasta ahora. En serio, no habré leído esa línea diez mil veces y aún me sigue pareciendo que tiene el mismo poco sentido, de verdad que ser hombre consista en ir detrás de la protagonista como si no hubiera mañana y decirle que es suya además de besar en contra de la voluntad (digo “robar besos” que es la forma fina). En fin, en este caso no nos encontramos el caso más extremo pero si la cuestión es que el chico amable de repente se convierte en alguien que pasa de la conversación a la acción... De verdad que Japón ha dejado de sorprenderme pero la cuestión de género es algo que incluso ahora me cuesta mucho y el shojo, a la mínima es horrible en ese sentido (aunque supongo que la comedia romántica y la novela erótica occidentales también tela...). En fin, ya me enrollo más de la cuenta. Mami sea quizás el personaje más a medias de la historia. Quiero decir, no encontramos grandes personalidades y por lo menos a mi no me ha dado la sensación de que nadie esté bien caracterizado pero en fin todos parecen estereotipos con patas que se mueven de un espectro al otro de su estereotipo de forma poco comprensible (es decir como Shigure pasa de ser el malote al superenamorado pero a veces vuelve a ser el malo de forma poca fluida o todo lo que es contaba de Yukina) pero el caso de Mami parece que ni la misma autora sabía que quería hacer con ella. Empezamos con una Mami que es el estereotipo de chica mala que solo existe para robar a la protagonista el proyecto de novio. De verdad que en un principio parecía optar por la vía de la rival sin más, pero luego intenta relativizarlo (que siempre está bien, de verdad, las rivales malas malísimas la mayoría de veces no tienen sentido) y resulta que la supuesta fachada de niña mona era verdad. Quiero decir, no hay manera de empatizar con un personaje del que te dicen que solo se hace la mona pero luego tiene una personalidad algo distinta si después se olvidan de esa segunda personalidad y solo te la muestran mona. De verdad, pienso en Kurumi de Kimi ni Todoke y joder, eso es una rival bien hecha, se hace la mona para gustar vive con una fachada pero a lo largo de capítulos a parte de caer dicha fachada la conocemos, la comprendemos y la verdad es que acaba cayendo bien, pero nadie niega que tuviera ese punto de inteligencia y que su fachada mona fuera solo eso. En cambio miremos Mami, se supone que es alguien con una cierta estrategia de gustar a su amigo, incluso urde planas con Akira para luego que, se ignora completamente esta parte de su personalidad y resulta que en esencia es una idiota que lloriquea todo el rato y que solo sabe hacerse la mona. ¿Cómo podemos emparejarla con Akira si lo único que hace con él es actuar en esa supuesta fachada? En serio, por estas cosas he llegado a odiar este manga. En fin, sigamos con mi odio un poco más para hablaros del triángulo con esta chica y como se opta por cierto final que hace que en fin, dé un poco de risa. Solo diré que un personaje acaba diciendo que está harto de los triángulos amorosos, ¿y yo? ¿yo no, que os he aguantado 83 capítulos en un impulso masoquista por una parte y sádico pensando en esta reseña? Lo cierto es que en este caso acepto que si se hubiera quedado con alguien es probable que no me lo hubiera creído y hubiera sido absurdo (por el poco desarrollo) pero aún así tenía cierta curiosidad frustrada, pero en fin, no es lo peor del manga...

Resumiendo, entiendo que haya gente que le guste esto (quiero decir siempre hay cosas peores) pero en general no lo recomendaría (ni a mi peor enemigo, vale exagero un poco). A ver, si os gusta mucho el shojo lo podéis leer y a lo mejor hasta os gusta, pero si ya os cuesta con el romance alejaros de esto como la peste. ¡Huid, rápido!

Lo mejor: te puedes reír de lo estúpido y ridículo que es todo, el dibujo, que la protagonista tenga un hobby propio y algo a parte del chico.
Lo peor: todo el resto, las relaciones, los personajes, la idiotez contagiosa, todo es horrible en la historia y en los personajes (solo saco mi ira, tranquilos, exagero un poco, pero solo un poco, que conste).

Hasta aquí mi aburrimiento.

Antes de acabar con este rollo macabeo que os escribo decir que la cuestión de la novela y de que hubiera una historia dentro de la historia (aunque se contara muy poco de ella) me parecía muy interesante y en un principio era lo que más me gustaba de la historia (además que me dio a conocer lo que eran las novelas escritas en el móvil) pero luego la historia hace que odie lo que hacen con las novelas. Al final todo el conflicto es ridículo en cuanto al tema de las novelas y es bastante decepcionante.

2 comentarios:

  1. No lo conocía y por lo que leo no tengo claro que me vaya a gustar, y eso que este tipo de historias suelen hacerme gracia pero con menos tomos, siendo tantos puede que me harte. Prefiero leer otros mangas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, entiendo que el número de tomos tire para atrás, y mi reseña supongo que también, pero hay mucha gente que le ha gustado o por lo menos un poco más que a mi, así que nunca se sabe.
      Saludos :)

      Eliminar