jueves, 29 de septiembre de 2016

Love So Life, Kouchi Kaede (manga)

¡Hola! Un nuevo manga en el blog.
Título: Love so life
Significado del título/Título Original: Así el amor como la vida (?) Yo diría que el inglés no tiene sentido y que se usa casi como exotismo, pero quien sabe.
Extensión: 106 capítulos (17 volúmenes)
Formato original: manga
Autor original: Kouchi Kaede
Año: 2008-2015
Otras obras del autor/a: Life so happy (una secuela que en teoría está acabada)

Te gustará si: te gusta un romance más enfocado en la cotidianidad y te gustan las historias de ver crecer niños y como evolucionan, no te importa un ritmo pausado en cuanto a todo pero especialmente el romance
Ni lo intentes si: te gustan las historias que se centran en el romance cuando lees un shojo, no quieres algo largo y donde pasen pocas cosas.

Sinopsis
Nakamura Shiharu es huérfana, adora a los niños y su gran sueño es poder montar una guardería. Para ello ya trabaja a jornada parcial en una guardería aunque aún vaya al instituto. Pero en su apacible vida todo empezará a cambiar cuando Matsunaga Seiji, un apuesto y joven presentador de televisión que por circunstancias familiares le ha tocado cuidar de sus sobrinos, le pida que haga de niñera de los niños por verse superado por la situación en la que se encuentra.

Opinión
Este es uno de los tantos shojo que sigo desde hace unos cuantos años que de repente se me ha acabado y para hacer esta reseña decido releer todo el manga para refrescar la memoria. En este caso particular he de reconocer que me parece un manga bastante entretenido y que tiene bastante gracia si os gustan las historias más enfocadas hacia la cotidianidad, y no os importa que haya el tema de la crianza de los niños de por medio, pero que en el romance lo hace bastante mal. Aun así también es cierto que considero que en general no es un mal manga en cuestión de entretenimiento y de preocuparse lo suficiente por hacer una protagonista con una personalidad bastante definida (que eso no implica que no sea un poco tonta, pero eso ya es otra cuestión). En cualquier caso yo lo he disfrutado leyendo pero no creo que sea la gran cosa y si no os gustan los mangas donde pasan pocas cosas creo que se os puede hacer incluso pesado así que os animo a probarlo pero creo que no es para todo el mundo, es decir aunque sea un shojo puede no gustaros nada si buscáis romance, y quizás alguien que busque algo tirando más a representar una cotidianidad de crianza puede gustarle más el manga.

La historia básicamente es como Shiharu cuida a los niños y como va desarrollando ciertos sentimientos por Matsunaga. No hay demasiada acción pero el manga va mostrándonos los sentimientos de Shiharu en la situación que está viviendo y sus recuerdos de su madre, que murió cuando era muy joven intercalados con como decide afrontar el cuidar de esos dos niños. Es interesante que, aunque resulte una idea algo manida, relate la experiencia de encontrar otro hogar con gente que en un principio parecerían desconocidos pero que lentamente van pareciéndose más a una familia. En ese sentido tenemos toda la historia de la taza que tanta ilusión hace a la protagonista y que como en todo en este manga tiende un poco a la exageración. Quiero decir, unido a este drama o estas dudas de la protagonista que son constantes, sobre si está haciendo bien en educarlos de tal forma, sobre si está intimando demasiado con ellos, sobre si tiene derecho a hacer ciertas cosas, o sobre su relación con Matsunaga, tenemos un humor que contrasta y exagera muchas de las reacciones de los personajes cuando tienen vergüenza o no saben que decir, y con las tonterías que hacen los gemelos. En este sentido a mi la mezcla de drama ligero y comedia me ha funcionado pero es verdad que entiendo que las discusiones entre los críos quizás se pueden hacer algo pesadas o no gustaros demasiado si lo que queréis es que evolucione en algo lo que está pasando. Sorprendentemente he de decir que, aunque no daba un duro porque me gustara una historia que en muchas ocasiones acaba yendo de niños y su modo de actuar he acabado hasta encontrándolos simpáticos y divertidos. Eso sí, los trajes que les ponían vestidos de animales, aunque puedan parecer una monada en un principio yo he de reconocer que me parecen un poco horteras.
En cuanto al amor es donde para mi más falla el manga. Quiero decir con esto que el manga tiene un ritmo lento en todo momento que le va bastante bien y la relación entre los dos se va a construyendo poco a poco y es algo que de verdad agradezco, pero lo que ya me parece muy idiota es como se progresa de golpe, de verdad, muy repentinamente para luego en los últimos capítulos explicarnos como ha funcionado la promesa que habían decidido con una explicación que sinceramente me cuesta creerme. Creo que no era necesario el tiempo de espera, por decirlo de alguna manera, y que simplemente se me hace muy difícil de creer si me muestran ese tipo de pensamiento y la verdad, no tengo muchas esperanzas en su futuro como pareja si empiezan ya con ese tipo de distancias innecesarias. No sé, me pareció sumamente ridículo. Incluso si lo achaco a diferencias culturales y a que quieran hacer las cosas muy formales por la diferencia de edad me parece que se podían haber ahorrado esa idea estúpida de la distancia injustificada.
Otro punto que no me convence el manga es en el final del drama familiar principal. Es algo que en el fondo es predecible por como todas las historias japonesas que he visto del tema tienden a ello, y bueno no puedo decir que más o menos no le encuentre al sentido pero he de reconocer que para mi quizás un poco más de duda hacia la persona que aparece hubiera tenido más sentido, pero en fin, supongo que no se quiere centrar en la situación dramática y te lo presentan como una solución esperanzadora. Supongo que aquí ya depende de hasta que punto son aceptables ciertas segundas oportunidades. Pero en fin, leído en esta segunda vez no me ha parecido tan descabellado como la primera.
Quizás otra situación que no acaba de desarrollarse del todo son las parejas secundarias. Digamos que el manga tiene unos claros protagonistas y no puede evitar centrarse en ellos dejando que los secundarios lo sean demasiado. Quiero decir quizás sea porque Rio y su romance me hacían mucha gracia pero la verdad es que aunque bueno, hay algo de su pareja en el manga y sirve bien en su propósito de comedia no acaban de darle tanta importancia como me gustaría. Otro punto quizás sea Nao, si bien lo tratan bastante en relación a Shiharu, y no me ha molestado tanto el triángulo romántico porque, bueno Nao no deja de ser un poco inmaduro y con salidas de tono que me molestan pero en fin, la situación aunque típica no está mal llevada. Sin embargo, aunque también entiendo que pretenden que sea un elemento cómico no he entendido muy bien para que sirve la chica que siempre le persigue, yo pensaba que la iban a usar para emparejarlo, y bueno, por una parte me hubiera hecho gracia pero sé que hubiera quedado algo forzado sino se hubiera tratado bien así que no me importa que no lo hayan hecho pero todo ello resulta en que el personaje parezca ser totalmente inútil en todo sentido.
Otro punto de la historia es que la educación de los gemelos juega un papel importante y en este punto me encantaría saber más del tema porque de verdad no sé hasta que punto hay un reflejo en ciertos asuntos de las conductas de niños de dos o tres años. En general no hay nada que me haya chirriado del todo, pero de nuevo mi experiencia con niños de esas edades es nula, así que me encantaría saber si la gente con más experiencia ha habido cosas que le han parecido fuera de lugar. Quizás mi única queja sea lo de dejarlos ir al combini con esa edad a hacer un encargo, que sí, que los vigilan y tienen a todo el mundo pendiente de lo que hacen pero la verdad es que me sigue pareciendo que es un poco exagerado mandarlos tan niños a eso.

Sobre el estilo de dibujo he de reconocer que es bastante sencillo y tiende a la caricatura en los momentos cómicos, no es de lo peor que he visto, pero desde luego no es memorable aunque quizás si que es particular en algunos aspectos. No está mal supongo pero no me convence del todo.
Como en la mayoría de mangas shojo tenemos en la mayoría de casos una primera persona desde la chica, Shiharu pero de vez en cuando se cambia la perspectiva dando algo más de polifonía a la obra. El manga aunque se queda en los protagonistas pone bastantes flasbacks de por medio que ayudan a su desarrollo y hacer más entretenida la lectura. Además a parte de los recuerdos de Shiharu, que me recuerda en esto también a la protagonista de Fruits Basket, tenemos algunos momentos de Nao, de Matsunaga e incluso de los padres de los gemelos que ayudan a entender como han evolucionado los personajes, y eso da amenidad por el cambio de tiempo y está bien llevado, sin ser nada especial.
En la durada supongo que quizás sea un poco más largo de lo que debería para algunos pero en general en esta relectura, aunque sea un manga bastante extenso no se me ha hecho para nada pesado. Pero voy a insistir en esto el ritmo en general es lento así que de verdad, si por algo odiáis todo lo que tenga que ver con críos, huid, huid muy lejos.

Sobre los personajes tengo sentimientos un poco contradictorios porque a momentos algunos no están mal pero no acaban de ser la gran cosa. Shiharu es como decía, me parece clavadita a la protagonista de Fruits Basket, sin embargo le he cogido algo más de cariño por como me parece más humana. En eso quiero decir que sí, es la chica inocente que parece que solo sabe sonreír y muy tonta para enterarse de que alguien siente algo por ella o de aceptar sus sentimientos comportándose de formas algo exageradas en todo lo que tenga relación con el amor (pero en fin, el manga lo hace por la comedia así que se lo puedo perdonar). Sin embargo tiene muy claro lo que quiere hacer con su vida, y sí, tiene miedo de abandonar el orfanato y de quedarse sin nadie en el mundo, pero ¿quién no las tendría en sus circunstancias? De verdad que eso, aunque siga siendo demasiado inocente en todo lo que sea cuestiones de amor no puedo evitar tener cierta simpatía por sus habilidades con los niños y por tener unas ideas tan claras sobre qué hacer con su vida.
Sin embargo no puedo decir lo mismo de Matsunaga. Este personaje me parece soso en extremo, está tan hecho a la medida del adulto responsable que, aunque en el tono cómico funcione como el pobre trabajador que está agobiado por la vida que le toque llevar, más allá de eso es casi únicamente el hombre responsable, que se preocupa por los demás y que trata a todo el mundo con consideración. El buena persona, vaya, y es una pena porque el manga no está mal pero de verdad que en las cuestiones de romance parece que se queda a medias y en este personaje también le sucede algo así. Es cierto que se explora algo de su pasado y de sus posibles traumas por no tener la sensación de tener una familia, pero para mi le falta bastante para ser un personaje completo, quien sabe quizás usando más su punto de vista me hubiera convencido más.
De hecho, aún hablando de los personajes he de reconocer que los gemelos tienen personalidades mucho más marcadas que por ejemplo Matsunaga. Vemos como Aoi es más propenso a entender las cosas y a reflexionar (si se puede hacer eso con la edad que tiene...) que Akane, que es más espontanea. Los enfados de cada uno también son diferentes y si bien Akane parece ser de las que a la mínima se le pasa el cabreo a Aoi hay que convencerlo para que se calme. Quizás no me gusta demasiado que haya un intento de poner patrones de niña y de niño en su comportamiento pero en general, por suerte, no es lo suficientemente marcado como para que me molestara del todo.

Resumiendo, quizás para el manga tan largo que es no me he enrollado demasiado pero digamos que en general encuentro que es una historia bastante entretenida y correcta. No comparto que sea original aunque quizás si lo sea entre los miles de shojo más basados en el instituto ver uno donde la mayoría de escenas no son en un instituto sino en una casa y con la protagonista trabajando (aunque desde luego el manga es contrario a lo de no juntar trabajo y sentimientos...) y también pienso que es agradable ver una protagonista convencida de que quiere hacer con su vida. Además, más que centrarse en el romance lo hace en las circunstancias familiares, y en la crianza de esos dos niños lo que hace que el ritmo del manga sea pausado y el romance para mi gusto está bastante mal llevado. Sin embargo, bueno, de nuevo no es que sea ni estilísticamente ni argumentalmente original ni cuente con unos personajes que no hayas visto nunca o maravillosamente construidos pero no lo pretende, es un manga sencillo bien hilado y que no abusa del drama, en general está bien.

Lo mejor: es entretenido, buena mezcla de drama y comedia, como lleva el tema de la familia y de
la crianza.
Lo peor: el amor lo lleva bastante mal, algunos personajes flojos.

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario