sábado, 1 de octubre de 2016

La perra de tres patas de la señora Petrovna, Andrea Bennet (libro). La aventura de buscar una perra y una sátira fallidas...

¡Otro libro más leído por edición anticipada!
Título: La perra de tres patas de la señora Petrovna
Título original: Galina Petrovna's Three-Legged Dog Story
Autor/a: Andrea Bennet
Páginas: 416
Formato original: libro
Año: 2015
Enlaces de interés: http://andreabee.wixsite.com/andreabennett

Te gustará si: te interesan las sátiras sobre las sociedades, con cierto tono humorístico pero sin abandonar cierto drama humano y una peripecia que sirve solo como excusa para presentar todo esto.
Ni lo intentes si: no te acaba de gustar o te cuesta leer algo donde se mezclen los géneros de forma que no sepas muy bien que pretende el libro, no eres fan de la sátira en general o de los personajes que no sabes si quieren ser un estereotipo o de verdad te tienes que preocupar por su parte más humana.

Sinopsis
Os presentamos a Galina Petrovna, una anciana que no se resigna a serlo. Y a Boroda, una simpática perra de tres patas. Y a Mitya, el exterminador de animales que disfruta destruyendo la felicidad ajena porque nunca ha podido ser feliz. Y, por supuesto, la Rusia de la Perestroika, un país que sale a marchas forzadas del régimen soviético para caer en un capitalismo... digamos, excéntrico.
Ya en la tercera edad, Galina Petrovna es muy consciente de que la vida no es más que una cadena de decisiones, algunas acertadas, otras completamente desastrosas. De poco sirve arrepentirse de lo que hubiera podido ser y, sin embargo, en estos momentos no puede evitarlo del todo. (...)
Una divertida sátira sobre la burocracia del comunismo, la tercera edad y la lucha por los ideales y la defensa del más débil. (fragmento de la sinopsis de la edición de Grijalbo)


Opinión
Este es el segundo libro que leo gracias a la web de edición anticipada, y antes que nada me encantaría quejarme de la mala experiencia que ha sido por culpa que la página web funciona bastante mal y se cerraba cada dos por tres el libro perdiendo por donde iba. Sin embargo, no me puedo quejar del todo, he podido leer el libro gratis a cambio de una opinión, pero si que estaría bien que hicieran algo mejor la página, aunque quizás sea mucha faena, quien sabe y agradezco el esfuerzo. En cualquier caso la cuestión es que este libro tenía pinta de ser eso que prometía, una sátira sobre Rusia y ese momento curioso del cambio de sistema económico y bueno todo lo que supuso, algo que sobre el papel pues, aunque no sea lo que leo normalmente tenía pinta de ser algo distinto pero que hecho con gracia podía ser muy divertido. Lamentablemente he de reconocer que no he podido entrar en la novela, que de alguna manera que aún no entiendo bien parece que la obra no sabe muy bien que quiere ser, a momentos es pura sátira y cada personaje que aparece es más rocambolesco que el anterior pero más que plasmar el contexto parece ser un repaso por distintas reacciones sobre lo que ocurre, en otras tira por la peripecia exagerada abusando de los recursos típicos para solucionar enredos. Los personajes a momentos pretenden ser planos y solo un recurso para la crítica, que a mi no me convence del todo, y en otros se supone que tienen que causarnos cierta pena por sus miserias y cuando finalmente ponen el tema de la redención se va todo de madre. De verdad, ¿por qué no habrá intentado hacer alguna cosa bien?


Vamos por partes. En un inicio casi parecería que la cuestión de la novela es la peripecia, el simple hecho de encontrar a la perra, la aventura de buscarla y como eso cambiará la perspectiva de la abuela. Siendo, según la sinopsis, una sátira yo pensaba que iban aprovechar el viaje para mostrar las distintas clases sociales y la corrupción humana, quiero decir la sinopsis incluso decía que iban a enfrentarse contra el gobierno, los papeleos y todas esos impedimentos que surgen de la nada y parecen no acabar nunca, era la oportunidad de oro para repasar un montón de tipos de personajes con sus manías, sus corrupciones, la ruina que podían llevar al estado y bueno, el contrapunto de la inocente abuela hubiera funcionado muy bien. Sin embargo, no cuesta darse cuenta que no, que no es eso exactamente lo que busca la novela, que algo de sátira si que pone, y la cuestión de los sobornos tiene hasta su gracia pero la novela contra quien más arremete es contra sus propios protagonistas. Lo que me lleva a otro punto.
La novela tiene muchos momentos sórdidos, llenos de mierda, de abuelos que no recuerdan nada, de váteres, incluso hay una escena en la que se rebusca en la basura. Y bueno, puede que sea un toque de humor algo negro pero para mi este tipo de escena parecía más un intento de hacer una novela de corte más realista y oscura por decirlo de alguna manera que contrastaba de manera bastante brusca con el tono alegre que tiene la novela en muchas ocasiones. Para mi no casaba demasiado sobre todo porque este tipo de humor hubiera funcionado perfectamente si la visión de la sociedad acabara siendo pesimista y realmente criticara con convencimiento todo lo más horrible de esta pero la novela acaba siendo casi una comedia de enredos hacia el final, con lo que ese cambio de tono para mi hace notar más esa disparidad de intenciones que ser una mezcla acertada.
Sí, probablemente lo que me haya frustrado más sea el final, donde parece que todos son felices y comen perdices. No quiero entrar en detalles pero después de las constantes exageraciones en los gestos de los personajes, sus acciones y que casi parecía una comedia muy pasada de rosca y que personalmente en general no encajaba con mi humor (será por esa mezcla de tonos que para mi no me cuadraba o porque las abuelas no me parecieron demasiado simpáticas, vete a saber tú) no entiendo como acaba teniendo una historia de redención por medio, (que de nuevo, ¿qué narices pinta en algo que se toma como un tema ligero e intrascendente que encierren a un hombre para experimentar con él?) que ponen a una mujer además como la causante por lo típico, mujer en posición de musa, cuándo no habré visto eso. Además eso, la mujer que solo sonríe y que con eso cambia al protagonista. En fin, no es eso tanto lo que me molesta sino que narices pega en una historia que se supone que es una sátira una redención. No me cabe en la cabeza, no entiendo que pretende y si de verdad quería tratar el drama ridículo de Mitya no hacía falta toda la historia del perro de por medio, en serio no entiendo que pretende uniendo esas dos cosas, no sé como esto puede ser una crítica contra algo cuando para mi es un amalgama de clichés de distintos géneros que lo peor de todo es que no casan entre ellos.
El estilo no es nada del otro mundo. En algún momento parece tener la intención de poner algo de humor en la narración misma y he de reconocer que tiene algunas comparaciones bastante curiosas y gráficas que no están mal del todo, pero a parte de eso parece que no hay más esfuerzo. De nuevo, si de verdad la obra se creyera que es una sátira no tendría problema en que, por ejemplo los personajes no tuvieran casi reflexiones o que se quedaran en ideas muy simples sobre las cosas, pero en cuando toca temas algo serios con la misma ligereza a mi me falta o que se decante por un humor muy negro o que se preocupe de verdad por los temas que está tratando de verdad. Parece que no se atreve a bromear sobre algunos temas que podrían ser de mal gusto pero a la vez no quiere tomárselo del todo en serio con lo que se queda en una ambigüedad inquietante y nada destacable.
Sobre el ritmo he de reconocer que en general es un libro fácil de leer y corto. Y de hecho, al dar un objetivo claro al libro da la sensación de, a momentos, estar leyendo una novela de aventuras. Con esto quiero decir que yo imagino que el libro no quería ser esto, o si lo quería ser no era lo principal pero en algún momento llega a convertirse en una aventura con comedia de enredos de por medio. Quizás en ese sentido también sea culpa de como está escrito que dé la sensación de ser este tipo de novela, quiero decir que en general predomine la sensación de que pasan cosas y no tanto la idea del comentario crítico sobre lo que sucede pues colabora a esto.
También en los diálogos se intenta hacer una especie de humor que a veces quiere crear situaciones sorprendentes o no habituales (como los abuelos en la discoteca) y en otras intenta una especie de interacción entre personajes con caracteres opuestos. Tenemos aquí el más claro ejemplo de Galina y su amiga y como entre ellas se intenta dar una dinámica de personaje más coherente y sensatz y la loca que se va a cualquier aventura, o esa es la impresión que me ha dado, porque la inocencia, por no decir más bien estupidez de Galina y que su amiga me pareciera poco graciosa ha hecho que no funcionara nada la relación. Quien sabe quizás era un intento de otra cosa y no he sabido interpretarlo bien pero la cuestión es que la dinámica entre personajes me resultaba poco interesante. De manera análoga la pareja que forma Mitya con la chica es todavía peor en ese sentido, quiero decir supongo que aquí se intenta hacer un humor en cierta manera basado en la distinta percepción de los asuntos, y el malentendido. Y no sé, quizás para guión de película serviría, quizás especificando gesticulación y haciéndolo gráfico verías más este tipo de humor pero en una novela que no se molesta en crear la sensación de humor para mi no acaba de funcionar. No sé, supongo que para hacer humor en una novela yo espero cuestiones más lingüísticas o del lenguaje porque básicamente es el medio en el que se trabaja y a la mínima que es más de situación o de visualizar una escena me cuesta más. Pero como en todo, y en el humor parece que todavía más, creo que va a depender mucho de tus gustos en este tema si te hace gracia o no lo que sucede. En mi caso no funciona y en general es una mala novela pero quien sabe si estoy equivocada.
Pasando a los personajes tengo que decir que eso, no sé si me los tengo que tomar como un conjunto de idiotas y extravagantes al servicio del humor o de verdad me tengo que tomar mínimamente en serio lo que me están contando. Quiero decir la novela desde un principio parece poner cierto tono distendido y no muy serio sobre lo que cuenta por lo que me predispuso a no tomar a los personajes en serio. Es cierto que en un principio Galina me caía simpática quizás porque la voz narradora decía que era una abuela poco dada a la melancolía y muy activa. Pero si esta primera impresión a la mínima es destrozada por como se nos muestra una abuela algo simple que no sabe como va el mundo y que se siente casi siempre indefensa ante el mundo, no sé hasta que punto me tengo que creer lo que me acaban de contar. Lo curioso del caso es que la novela llama la atención sobre cierto drama en su vida, sobre su marido y como su relación con él era distante. ¿Y después de haberla conocido casi como una bobalicona en muchos momentos que parece que el libro se esté burlando de ella va y me dices que me tengo que preocupar de eso? Además para después acabar con la historia del marido como acaba...
La amiga (que no recuerdo como se escribe su nombre) parece, a parte del contrapunto cómico, el típico personaje que no piensa nunca en las consecuencias de lo que ha hecho, la típica amiga de la protagonista tímida que le pone en cualquier compromiso solo para divertirse. Pero a parte de eso no sé muy bien como cogerle el punto humorístico cuando, sí, pone en situaciones alocadas a las amigas, pero parece más bien una abuela con algo de demencia que alguien con quien me tenga que reír. Y bueno si la cuestión era reírse de los personajes, no hay problema, eso se avisa, pero luego que no me vengan con dramas humanos en cada uno de ellos. Por suerte esta la dejan en un terreno todavía más superficial en ese aspecto de explicarte sus dramas.
Mitya parecía un personaje para ser odiado desde el principio. Odia a todo el mundo, a la humanidad, a las mujeres, a cualquier persona que lo pase bien y a los perros. Siente placer por matar a los perros, no le importa oler a la mierda de los animales porque según él su misión en la vida es eliminar las plagas perrunas de las ciudades, tal cual. Y vale, me encanta, un personaje odioso con ganas, hacía tiempo que no leía alguien que simplemente parecía ser el estereotipo de malvado. Pero en fin, en el contexto del humor funcionaba, como ida de la olla de personaje que podía haber hecho cosas muy locas, pero lo hacía. Ahora bien, a un personaje que le dedicas pocas páginas y en la mayoría lo denigras, dices lo horrible que es y parece que quieras incitar el odio hacia su persona lo que no puedes hacer es lo que hace esta novela. No tiene sentido en el contexto de la novela, no hay una transición lógica para el cambio y simplemente no se me ocurre ningún motivo para tratarlo de esta forma. De verdad, no lo entiendo.


Resumiendo, esta novela me ha parecido pésima. Quizás sea yo la mala lectora, no os lo niego, pero no entiendo ese afán de mezclar cosas que no tienen sentido las unas con las otras, puedo entender en ciertas situaciones puede funcionar una comedia con toques dramáticos de por en medio pero creo que hay que saber llevar el humor incluso en lo trágico, no entiendo ese cambio de tono, no entiendo que se quiere hacer con los personajes si se les quiere usar para el humor o de verdad hay un intento de profundizar en ellos. Para mi se queda en todo a medias y no consigue hacer nada bien, quizás sirva para pasar páginas porque no es muy larga y es fácil de leer y quien sabe quizás congeniéis mejor con su humor que yo porque desde luego, no es para mi.


Lo mejor: corta, fácil de leer, algún momento curioso
Lo peor: personajes, intención, tono, en general la novela me parece mala.


Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario