sábado, 24 de diciembre de 2016

Tanaka-kun wa Itsumo Kedaruge, Silver Link (anime)

¡Hola! Nuevo anime en el blog
Título: Tanaka-kun wa itsumo Kedaruge
Significado del título/Título Original: Tanaka siempre está apático
Extensión: 12
Formato original: manga
Adaptaciones: este anime y luego también hay unos cortos de dos minutos llamados Tanaka-kun kyou mou kedaruge
Estudio del anime: Silver Link
Autor original: Uda Nozomi
Año: 2016
Otras obras del autor/a: Houkago Hero

Te gustará si: te gusta la comedia basada en dinámicas de personajes establecidas por su estereotipo de personalidad, simpatizas con la vagancia.
Ni lo intentes si: eres la hiperactividad en persona, no entiendes como puede haber alguien que disfrute no haciendo nada y durmiendo, no te gusta la comedia.

Sinopsis
Tanaka es vago. Siempre que puede intenta dormir y sus únicos esfuerzos son los de superar obstáculos para conseguir hacer el vago a gusto o directamente dormirse tranquilamente sin que nadie le moleste. Sin embargo, como estudiante, irá aumentando su círculo social con todo tipo de variopintos personajes con distintas motivaciones.

Opinión
Tengo sueño, quiero obedecer al sabio e inteligente Tanaka-sama así que lo mejor será dejar la reseña aquí siguiendo sus sabías enseñanzas: si puedes no hacer algo, no lo hagas.

Vale, supongo que toca hacer la reseña de todas formas... El caso es que tuve el placer de conocer al dios de la vagancia Tanaka leyendo el manga, y lo cierto es que, permitidme que siga usando la hipérbole en relación al maravilloso Tanaka, aunque a momentos me cansaba cuando tiene un momento bueno, tiene un sentido del humor que encaja perfectamente conmigo, sobre todo porque siempre he sentido fascinación por el arte, siempre menospreciado, de dormir y hacer el vago. Dos cosas que adoro con toda mi alma, y que esta sociedad corrupta no me deja hacer a gusto (en fin, si sigo así toda la reseña, esto va a ser duro de leer supongo, no os lo toméis en serio, de verdad, no es sano). Sin embargo otros momentos he de reconocer que cuando se basa más en la cotidianidad y las relaciones entre los personajes, cada uno con su personalidad arquetípica que permite interacciones humorísticas con respuestas esperadas según el modelo de personalidad del personaje (es decir, Tanaka siempre va a ser un vago en todo lo que haga o lo va intentar, Miyano va a malentender lo que sea y va a considerar que es su maestro en el camino hacia su intento de dar la imagen de mujer madura y seductora, por ejemplo), no me convence tanto. La mayoría de los personajes femeninos no me parecen tan graciosos y he de reconocer que por ejemplo la relación con la hermana no me hace demasiada gracia en general cuando se enfoca hacia sus sentimientos, por lo que el anime, que tiende un poco en recrearse en ello y en agrupar todo un capítulo con las historias de un personaje, hace que pierda, para mi un poco la comicidad del manga y la variedad de este. Pero en fin, no es una mala adaptación del todo, se hace por conveniencia supongo pero me quedo con el manga, sin embargo, os lo recomiendo si buscáis una comedia y os sentís identificado con la vagancia como estilo de vida.

Como decía, quizás para mi lo mejor de esta historia es el tema de la vagancia, que llegue a niveles extremos y que tenga comentarios que todos los vagos hemos pensado alguna vez. El momento en que Tanaka decide que será más fácil conquistar el mundo y cambiar el idioma “internacional” al japonés que aprender inglés me parece por ejemplo, brillante, y de esos momentos que recordaré mucho tiempo, y sí, puede que a muchos esto os deje indiferentes, pero a mi estos momentos me ganan. Algo parecido me pasaba con un capítulo del manga en que la coña de la vagancia del protagonista se iba tan de madre que decidía dejar de ser el protagonista y acababa apareciendo un oso en su lugar, de verdad, me da mucha pena que todo este capítulo se haya perdido en la adaptación, sobre todo porque la idea de ser tan vago que no quiere ni protagonizar su serie, si que está en el anime pero creo que debería haberse aprovechado como hace ese capítulo del manga, que simplemente me pareció muy divertido.
Sin embargo, el anime parece más interesado en tirar de las interacciones de personajes y de la presentación de ellos. Digo esto porque, como decía antes a cada personaje más o menos le dedica un capítulo, que no quiere decir que luego no reaparezcan, sino que para presentarlos del todo juntan un montón de historias sobre uno en concreto para en otros capítulo hacer lo mismo con otro personaje. Y aquí para mi falla un poco el anime por eso, porque es fácil que te canses de un mismo personaje que vaya actuar de forma predecible y es mucho más divertido que vayan apareciendo estos personajes de forma más aleatoria. No digo que llegue a un punto que aburra, creo que más o menos sigue entreteniendo (ya dependiendo de gustos), pero entre eso y que el anime incorpora un poco más (o esa ha sido mi impresión) la idea del harem, que en el manga, pues no acabo de compartir las decisiones que han tomado para adaptar la obra.

A nivel de aspecto gráfico he de reconocer que no soy muy fan del estilo que usan para el diseño de personajes. No digo que no sea fiel al manga porque lo es, pero por la paleta pastel de colores, por una tendencia a tirar a lo mono no me acaba de gustar demasiado. En este caso creo que simplemente el color hace que todo se vea más tirando a una estética más de este tipo que en el manga (aunque de nuevo esto puede ser una falsa impresión mía). Además la música, tiene una tendencia a tener un aire clásico muy relajante, que sí, que refleja a la perfección el estado de ánimo de Tanaka a momentos pero a mi quizás en algún momento me hubiera gustado algún tema musical que hiciera más énfasis en el humor, pero teniendo en cuenta que el anime va precisamente de la vagancia creo que le va como anillo al dedo que desprenda músicalmente tanta tranquilidad (si esto que acabo de decir tiene sentido me felicito a mi misma, porque tela las chorradas que escribo). En cualquier caso os dejaré el opening por aquí junto algún tema de los que os hablaba. He de reconocer eso sí que el opening no me gusta demasiado pero sí, también va acorde con el espíritu de la serie. Y aunque no os lo ponga tengo que decir que el ending es una canción diabólica que después de mucho tiempo sin escucharla se me ha pegado como una mala cosa.

Sobre los personajes como decía funcionan a nivel de la interacción que se espera de ellos creando de vez en cuando algunos momentos de humor interesantes. Particularmente como decía antes prefiero a Tanaka divagando sobre la vagancia y normalmente lo hace al lado de Oota por lo que su relación en cuanto a humor me gustaba bastante dicha relación. Creo que hasta cierto punto si alguien a quien le gusta emparejar hombres ha visto el anime es fácil emparejarlos, y no os diré que no haya una parte muy lejana en mi cerebro que no lo haya pensado (es un vicio, yo emparejo personajes independientemente del género, es una diversión extraña no os digo que no) pero no es tanto eso lo que me interesa como simplemente el contraste del loco y el cuerdo típicos. Quiero decir en este caso que tenemos a Tanaka hablándonos de sus estrategias para hacer el vago o sus opiniones sobre asuntos concretos sobre su vagancia y a Oota contestando con la voz de lo esperado socialmente, es decir que hagas un mínimo esfuerzo (véase abrir el paraguas si llueve...). En ese sentido Oota casi funciona únicamente como oyente pero a mi me convencen bastante en su papel ambos.
En cuanto a las chicas he de reconocer que no quedo tan contenta. La energía desbordante de Miyano a veces hace buen contraste con Tanaka y tampoco creo que funcione tan mal, aunque a veces me cansa con su idolatría en general no está mal. También en su relación con Echizen es entretenida. Sin embargo este otro personaje cuando tira hacia sus malentendidos con el romance no me convence demasiado, de la misma forma que en general cuando se intenta poner romance de por medio no me gusta demasiado la manera de hacerlo, aunque a veces pueda tener cierta gracia el contraste, ver a gente enamorada de un tío que lo único que sabe hacer es apoyar la cabeza sobre su palma de la mano mientras con la mirada perdida piensa en una nueva manera de hacer el vago o directamente se duerme tiene su gracia, no os diré que no, para la comedia me funcionan mejor otro tipo de relaciones. En cualquier caso en Echizen aún aguanto bastante bien todo esto y es en los dos otros personajes femeninos que me cansa más la atracción por el protagonista.
Me refiero obviamente a la hermana y a la delegada de la clase. La hermana se me hace cansina cuando se basa en el afecto por su hermano, cuando tiene momentos más basados en ser interlocutora de su hermano no me parece que funcione mal como personaje, y fuera de su interés por su hermano me cae simpática, pero en fin, no me acaba de hacer gracia. Me pasa algo parecido con la delegada, sus intentos de seducción pueden tener gracia pero en general para mi es donde menos me gusta el anime, cosas mías supongo.

Resumiendo, disfruto más leyendo el manga que al ver esta adaptación pero no es mala del todo y solo por escuchar a nuestro dios Tanaka-sama guiarnos por el camino de la vagancia (no acabo de escribir esto, ¿vale?) creo que vale la pena. Poniéndome un poco más en serio supongo que si os gusta la comedia podéis darle una oportunidad, yo os recomiendo más el manga pero eso ya supongo que depende de la afinidad que tengáis con cada medio, si sois más de anime probad con este haber si os convence, eso sí, tiene dosis de slice of life y desde luego es pausado así que no esperéis acción y desenfreno.

Lo mejor: la vagancia mundial, digo el humor cuando acierta a mi me hace bastante gracia, comedia entretenida.
Lo peor: para mi cuando hace más enfoque en la cotidianidad pierde un poco a veces.

Hasta aquí mi vagancia, digo, aburrimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario