sábado, 28 de enero de 2017

Flying Witch, J.C. Staff (anime)

¡Otra reseña más en el blog!
Título: Flying Witch
Significado del título/Título Original: Bruja voladora
Extensión: 12
Formato original: manga
Adaptaciones: anime
Estudio del anime: J.C. Staff
Autor original: Chihiro Ishizuka
Año: 2016

Te gustará si: te gusta ver animes donde no pasa nada y no te importan animes donde se idealiza una cotidianidad donde nada malo puede pasar y conviven en un ambiente idílico el campo y la magia.
Ni lo intentes si: buscas algo con mucha acción, con mucho drama o donde pase algo, odias este tipo de anime (slice of life, o más concretamente el iyashikei, literalmente un género “curativo”).

Sinopsis
Makoto es una chica con poco sentido de la orientación y una bruja que llegará a casa de unos familiares donde, con ellos practicará su magia y aprenderá sobre plantas mientras viven pequeñas aventuras. O lo que es lo mismo la vida cotidiana de Makoto la brujita y sus múltiples y curiosos compañeros destacando Chihatsu que se declarará su aprendiz.

Opinión
Como suelo hacer siempre que puedo leí el manga antes de ponerme con el anime. En este caso, de forma muy atípica el manga no me dijo la gran cosa, se podía leer pero poco más, sin embargo, como digo caso raro, el anime me ha parecido sumamente entretenido y hasta entrañable. Tengo mis problemas con él, sé que tampoco es algo que me vaya a marcar ni nada por el estilo pero si os gusta el género vale la pena, son solo 12 capítulos en los que no pasa absolutamente nada importante que os pueden aburrir mortalmente o todo lo contrario, de hecho soy la primera que piensa que si hubiera visto este anime hace unos años no me hubiera gustado en absoluto. Y en fin, que me ha gustado bastante aunque con matices.

Mi problema con este anime, más básico y que prefiero quitarme de encima en cuanto antes, es más contra el género al que pertenece que contra el en concreto. Mi queja contra el iyashikei no es tanto de aburrirme con él porque algunos de los anime/manga de este tipo me han gustado y entretenido y aunque entiendo perfectamente que puedan ser aburridos a mi cada vez más todo lo que represente una cotidianidad me parece de lo más entretenido, pasen o no muchas cosas en ella y también es cierto que soy cada vez más fan de las historias con ritmo lento así que mi problema es más complicado y en parte ideológico, así que nada, vamos allá y a intentar no salir escaldada con esto. No puedo estar del todo satisfecha con este tipo de anime que se basan en la idealización de una cotidianidad, en casi todos los casos llena de mujeres (por lo menos en los que conozco) y en el que la relajación se basa en eso, en hacer una especie de vouyerismo para relajarse. Algo dentro de mi también que de cualquier obra que te haga sentir cómodo y relajado, como es el caso de esta, me es fácil sospechar, supongo que estoy acostumbrada a que en general ciertas obras pretendan criticar ferozmente la sociedad actual o ciertas situaciones y encontrarse un género que glorifica algo que simplemente representa un ideal sin ningún tipo de problema o de tensión posible pues no me acaba de convencer, o por lo menos hace que sienta cierta incomodidad por sentirme cómoda. La cuestión de que en animes de este tipo haya una abundancia de personajes femeninos también da que pensar, sobre todo en relación a eso de la intención curativa. Me llamo mucho la atención un vídeo que hablaba de fanservice en este tipo de anime (hablaba de Amanchu y Flying Witch) por como el tipo de imágenes también enfocaban ciertas cuestiones y por como todas las mujeres eran muy guapas, y aunque yo no lo tomaría por ahí en general si que creo que tienen ese componente por lo que digo, todo lo que hay está dispuesto para dejar en un estado de tranquilidad y paz al espectador y vaya, si creo que eso no puede ser otra cosa que fanservice, aunque no sea en forma de bragas inoportunas y tetas enormes moviéndose de forma desproporcionada.

Pero vamos a ignorar la parte más problemática de este tipo de anime, que es algo bastante fácil, y pasar a que Flying witch es relajante en todo sentido posible. Ahora mismo estoy escuchando la música y de verdad, calma en estado puro, así que le pega que ni pintado a un anime en el que quitar malas hierbas puede ser una gran aventura de la misma manera que lo es visitar una ballena voladora como si se hiciera turismo. Y en fin, aunque yo sea la primera que odia con toda su fuerza el beatus ille (qué bonito es mi campito) lo cierto es que aunque se idealiza de una manera brutal la vida en un pueblo e incluso las tareas del campo, en este caso hasta se lo perdono por como, eso es fácil dejarse llevar por el ambiente idílico y no te importa seguir viendo capítulos de algo donde no pasa nada, y su mérito tiene. Quizás por ello la parte mágica tiene algo más de gracia para mi, sobre todo por ese aire casero que tiene todo y como se integra tan bien en la cotidianidad, porque aun pudiendo ser extraordinaria en ocasiones, siempre se trata como una pequeña aventura más, sin ningún tipo de tensión posible, porque desde luego es ver Flying Witch y saber que no va a pasar nada que pueda mínimamente tensionarte o hacerte preocupar por algo, todo ocurre de forma fluida e incluso algo como que un encantamiento no ocurra del todo como debería no se le da más importancia.

Me pregunto porque motivo exactamente me ha gustado más el anime que el manga, que en su momento ya digo que no me dijo absolutamente nada aunque se podía leer y la verdad es que no acabo de entenderlo. Quizás al ya saber a que iba me predispuso más al anime, quizás el uso de colores le da un toque más entrañable al anime, no sé, en cualquier caso creo que es más problema mío en este caso que de las dos versiones. En cualquier caso la animación no tiene mucho misterio por decirlo de alguna manera ya que aunque se ve bien tampoco es un anime que tenga gran despliegue técnico ni que la use de una manera especial, sin embargo hay algo que me intriga totalmente y es por qué todos los personajes tenían una especie de mancha en la nariz, de verdad que es algo que una vez lo veía no había manera de quitármelo de la cabeza, entiendo que se supone que es una especie de sombra o algo así pero en mi cabeza no tenía sentido.
Sobre la música he de destacar el opening porque te mete de lleno en el tipo de anime que te vas a encontrar, quizás me parece un poco ridículo el bailecito pero ignoremos esa parte y cantemos felizmente el Shalalala, os aviso que la posibilidad que se os enganche la canción es más alta de lo que os creéis, así que ya sabéis quien avisa no es traidor. La ost ya he comentado que es bastante relajante y la verdad es que según voy escuchando creo que hay un tema que se repite en distintas versiones que define bastante bien también la esencia de la serie.

Sobre personajes he de reconocer que no me convencen demasiado. Tampoco creo que lo necesite, todo hay que decirlo, pero está claro que si todo es agradable para el espectador es difícil construir personajes demasiado profundos pero no es algo que el anime pretenda así que supongo que como digo no es un problema. Makoto es la típica cabeza hueca, en este caso que se pierde con una facilidad impresionante (no recordaba este tipo de defecto desde Zoro, qué tiempos) y que simplemente se toma la vida con calma y que todo le va bien. Quizás Chinatsu destaque por ser la niña que se comporta como una niña y que por ello resulta adorable, sus curiosidad por todo tipo de magia y sus ganas de hacer de todo colaboran bastante a hacer del anime que sea tan agradable. La hermana de Makoto es el típico personaje que mete en líos a gente y que va completamente a su bola haciendo lo que quiere y el chico parece ser la voz de la razón dentro del ambiente familiar en que todo el mundo parece que se deja llevar por lo que sea que pueda suceder. A parte de estos cuatro supongo que tenemos varios secundarios que destacan como la amiga del chico o la adivina pero en general para mi nadie destaca demasiado, sus interacciones son en todo caso pensadas para relajar por lo que, a la vez, para mi es difícil quedarme con algo en este sentido.

Resumiendo, no he sido muy extensa pero perdonadme en estas reseñas que vienen se me han acumulado demasiadas y mi memoria no da para más, en cualquier caso sigo teniendo problemas con Flying Witch y creo que esta reseña me ha salido bastante positiva y que si la hubiera hecho hace un mes quizás no lo hubiera sido tanto, pero la cuestión es que no creo que sea un gran anime ni nada que me haya marcado o simplemente que vaya a recordar durante mucho tiempo y sigo diciendo que tengo mis más y mis menos con el género al que pertenece, pero aun con todo esto he disfrutado bastante viéndolo y si os apetece este tipo de anime creo que vale la pena. Pero como decía cuidado, si no estáis acostumbrados o no os gustan las historias donde no pasa nada huid.

Lo mejor: relajante, muy fácil y tranquilo de ver, momentos mágicos que son muy curiosos.
Lo peor: poco memorable en todo lo que hace.

Hasta aquí mi aburrimiento.

jueves, 26 de enero de 2017

Koutetsujou no Kabaneri, Wit Studio (anime)

¡Nuevo anime en el blog! (perdonad, me equivoqué y puso la versión en catalán...)
Título: Koutetsujou no Kabaneri
Significado del título/Título Original: Los Kabaneri en la fortaleza de hierro
Extensión: 12
Formato original: anime
Adaptaciones: manga, novelas
Estudio del anime: Wit studio
Año: 2016

Te gustará si: quieres hostias, hostias, y criaturas parecidas a zombies de por medio, a sí, y más hostias y sangre y que todo se vea maravillosamente bien para que las hostias sean cuanto más espectaculares mejor.
Ni lo intentes si: la acción pura te cansa, que el argumento sea casi inexistente y no demasiado bien hecho también, que los personajes no tengan ninguna relevancia no es algo que te convenza.

Sinopsis
En medio de la revolución industrial empiezan a aparecer unas criaturas extrañas llamadas Kabane movidas por el hambre de humanos y que no dudarán en acabar con la humanidad a riesgo de quedarse sin comida. Solo las personas que se han encerrado tras altos muros han conseguido sobrevivir al ataque de estas criaturas.
Sin embargo la humanidad no se ha rendido del todo y jovencitos como Ikoma, nuestro protagonista están para demostrarlo. Este jovencito no piensa rendirse hasta que se extingan completamente estas diabólicas criaturas (podéis reíros, en serio).

Opinión
Antes de ver este anime había oído dos tipos de opiniones muy diferentes, o era la gran revolución, un anime maravilloso magnífico y soberbio o era una completa mierda o incluso una simple copia de Ataque a los titanes. Y lamentablemente creo que opino como el segundo grupo, pero antes de entrar en materia me gustaría hablar un poco de mi experiencia con la historia de los titanes aprovechando la ocasión para deciros que no la disfruté mucho, que abandoné el manga a la mitad por problemas informáticos (cosas que pasan cuando tienes ciento pestañas abiertas en una sesión en el navegador típica...) y que no me dio demasiado lástima. No descarto volver a leerlo porque últimamente me gusta leer todo manga que esté mínimamente de moda (es decir, tenga anime), pero no es una prioridad. Dicho todo esto tanto si pienso en Kabaneri como una copia o como algo que no tiene nada que ver lo cierto es que me sigue pareciendo un anime para no pensar, si os gusta la acción adelante, puede disfrutar, al igual que a veces yo consumo shojo malo por el simple hecho de pasar el rato, pero ya decir que esto tiene algún tipo de interés me parece pasarse, la verdad.

De acuerdo, retiro lo que acabo de decir, dejadme reconocer que en aspectos de animación y de música sí que vale la pena. El problema está en que aunque sea una pasada la calidad de la animación a mí esto no me puede satisfacer. Y antes de que asumáis cosas, no, no soy de la gente que opina que el estilo sin sustancia no tiene sentido, no, a ver, recuerdo ahora mismo Bakemonogatari y me gustó (aunque no me entusiasmó) precisamente por la animación, por la manera en que narraba la historia y el uso que hacía del estilo y si viera más temporadas sería por ello y por algún personaje no por el argumento de que seamos sinceros, no me importaba nada. Lo que quiero decir con la comparación es que para mí el estilo es importante, no la calidad de la animación, obviamente se agradece al igual que se agradece que los gráficos de un videojuego estén bien hechos pero creo que hay que entender que para mí un buen estilo no se basa en la calidad de la imagen sino en el uso que hagas de la imagen con el fin de explicar la historia. El otro ejemplo más obvio que se me ocurre es los últimos capítulos de Evangelion que me parecen una pasada como usan la animación y precisamente no tenían ni un duro. Sigo reconociendo "la artesanía" por decirlo de alguna manera, de hacer algo se vea bien pero en este caso es obvio que el estilo se pensando como un medio para transmitir la obra de forma neutro, no hay ningún tipo de intento de hacer algo nuevo o de expresar mediante el estilo. Quiero decir sólo hace falta ver el uso tanto recurrente del rojo, los atardeceres (¿soy solo yo o casi todo el puto anime sucede durante este momento del día?) Para dar un carácter dramático a las escenas y recordar la violencia y la sangre de la situación En serio, resulta pesado e incluso me atrevería a decir que la paleta de colores usada está totalmente inspirada en los titanes, también el tipo de movimiento en las batallas me recordaba a lo poco que he visto del anime que acabo de mencionar, aunque quien sabe quizás sean ideas mías. Por todo ello a pesar de que he oído gente que dice que la animación de este anime es una pasada yo he de reconocer que tengo mis dudas ante la afirmación por lo que acabo de decir, una cosa es tener buenos recursos y técnica (que nadie lo niega), la otra es realmente tomar conciencia del lenguaje y hacer algo verdaderamente original.
Por otro lado he de deciros que la música va en consonancia a la animación y diría que es muy épica, incluso más que el anime mismo (esto ya son cosas mías). El opening mismo me parece que pone muy en situación de combates y de lo que pueda pasar, el ending aunque he visto mucha gente que lo adora a mí personalmente no me acaba de convencer, aunque reconozco que suena bien. Sin embargo yo lo que quería hablar era de los temas instrumentales que acompañan las batallas y que, de nuevo me gustaban más que lo que pasaba y que precisamente retomando la melodía del ending conseguían, en formato instrumental, hacerla más épica. E incluso alguna canción insertada en medio de la serie, ahora que estoy escuchando la banda sonora, está bastante bien.
Pasando a donde realmente el anime me parece malo os debería hablar del argumento... Digamos que se podría resumir en "inserta aquí excusa que parezca muy dramática para hacer cuantas más batallas mejor...". De verdad que podría haber pasado cualquier cosa y hubiera dado igual, el protagonista obviamente es el buena persona que debe salvar el mundo porque, ¿cómo no debería hacerlo? La chica guerrera obviamente tiene problemas familiares de forma típica en este tipo de historia, y como no podía ser de otro modo la pobre se ha visto obligada a ser guerrera y ella sólo quería ser una chica normal... En fin, de verdad que el drama me parece ridículo y simplemente si no te interesa ni desarrollarlo con un poco de gracia más te valía no ponerlo. O sea yo entiendo que en el anime ni le van ni le vienen sus personajes, que a nadie nos importan y que sólo querían combates espectaculares contra zombies, perdón, Kabanes, así que de verdad para hacer cuatro escenas estúpidas, para hacer ver que la chica se lleva bien con los niños por su inocencia, para hacer tres o cuatro secundarios sin personalidad, ¿era necesario? Era necesario todo esto y que hacer todo un planteamiento dramático cuando es casi imposible tomar en serio lo que sucede? De acuerdo, no es tanto así pero casi porque de verdad lo único de que puede presumir Kabaneri es de batallas y si os gusta ver sangre animada en alta definición, adelante, este es el anime que ha estado esperando.
Y si el drama de personajes que pretende hacer es imbécil no hace falta decir que el mundo en el que ocurre todo lo es bastante, pero vaya también parece querer imitar la idea de los titanes, que mucho sentido nunca la he encontrado pero añadiendo el elemento de los trenes porque, ¿a quién no le gustan los trenes? De verdad los puñeteros trenes están para lucirse con el movimiento de la animación, para qué molen y ni siquiera se intentan desarrollar narrativamente. Estaría bien una explicación para todo lo que sucede, no digo que no, pero es probable que algo sí que se explique y no me recuerde. De nuevo, ahora acaba de darme cuenta que esto se supone que ocurre en medio de una especie de revolución industrial según la sinopsis oficial que incluso yo he medio plagiado, como se supone que debería saberlo? Parece una simple excusa para adentrarse en una especie de pseudo-escenario steampunk con poco convencimiento y donde lo único que importa son los trenes. Me gustaría saber si el guionista tiene afición por este tipo de transporte...
Y vaya lo único que nos queda de medianamente destacable es, como no podía ser de otro modo, las batallas, que vaya, tal vez sólo me pase a mí pero me parecían aburridas, y os aseguro que esto es culpa mía, que no soporto la acción por la acción y que es una de las cosas que más me aburre así que sí, lo acepto, mi culpa por no ser el público adecuado pero si le sacas eso de verdad que no hay nada. De nuevo, si os gusta la acción y las batallas sin motivo (de acuerdo, algún motivo tendrán, digo yo que la supervivencia pero no es algo que este anime se tome demasiado en serio) creo que la tenéis que ver pero si no es el caso os hacéis un favor ignorándola.
Acabo de recordar que había cierto intento de hacer algún tipo de trama política, pero sin duda el malo de turno es el típico malo (que incluso controla a cierto personaje que hace que vaya al lado oscuro sólo porque el protagonista pueda lucirse haciendo de salvador), de verdad no recuerdo si hay alguna escena donde explica sus planes pero es el típico malvado que es una masa de odio contra la humanidad porque, simplemente, el anime necesitaba un malo y, como siempre, mejor dejarlo todo en familia para hacerlo todo más innecesariamente dramático.

Pasando a los personajes en sí del protagonista sólo puedo recordar que es el "buena persona", que es como llamo yo a cualquier protagonista que quiere hacer el bien porque proteger la humanidad es algo que se toman como una misión personal y que encima la historia en la que están les da la razón dándoles algún tipo de poder que los hace especiales además de la capacidad típica de "no rendirse nunca" (junto con la idea de que, "por mucho que esté cubierto de sangre no pasa nada, tampoco si me dicen que voy a morir si hago x es igual, soy el prota.") lo cual hace que sea un estereotipo con patas que parece que la única forma de actuar lógica al verlo sea reírse. Mumei es un intento de hacer tantas cosas que al final uno no sabe ya que hacer del personaje. Es obvio que se quería hacer un personaje carismático, la típica chica que lucha y encima en este caso la quieren infantilizar, sin embargo no saben hacerlo del todo de forma clara y aunque a veces parecería que sí, que es casi una niña pequeña que se ha visto obligada a madurar a la fuerza, su diseño de personaje a veces hace que parezca más adulta. Por otra parte casi parecería que no se sintieran cómodos con tener una niña de protagonista, parece que querían aprovecharse del sentimiento de protección para la pobre niña y a la vez querían hacerla el personaje femenino estereotipado que junto al protagonista, no querían involucrarla con el prota de forma romántica, pero a la vez no parece que logren hacer una relación creíble entre los dos, intentaban tirar también hacia la relación fraternal pero parece que querían dejar cierta ambigüedad y por eso no acaban de conseguir hacer nada bueno con el personaje, o por lo menos esa ha sido mi impresión...
Además en los secundarios tampoco tenemos nada mejor, recuerdo que en algún caso sí que pensé que algunos personajes podían tener potencial si se les desarrollaba, como la "princesita" (Ayame) que podría haber seguido una línea similar a la de la Yona d'Akatsuki no Yona (comparación rápida, y me refiero más al tipo de evolución no una comparación directa con las obras, pero que en mi cabeza tiene sentido) y en cambio se queda como un personaje que en la mayoría de casos no sabe hacer nada correctamente y se ve superada por las circunstancias, el morbo con el ayudante tendría su gracia si lo trataran mínimamente bien pero creo que los romances es lo que menos le interesa al anime, y vaya algún secundario más había, y recuerdo que incluso había alguno que tenía alguna interacción simpática. Pero aun así, aunque de vez en cuando se centra en la supervivencia y como cohabitan en el tren, un tema que, personalmente me interesa más que las batallas y los supuestos dramas de los dos protagonistas, cuando lo hace no saca partido ni de lo poco que ha construido.

Resumiendo, Kotetsujou no Kabaneri son batallas espectaculares, eso es todo. Si os gusta la acción adelante, pero si sois como yo que es una de las cosas que más os aburren ignoradlo, ni el argumento, ni los personajes e incluso ni la buena animación me parecen una excusa para verlo. Ahora bien, si os apetece ver un anime por las batallitas, adelante.

Lo mejor: las batallas, la animación es muy vistosa, la música está bastante bien.
Lo peor: que si no te gustan las batallas el resto no hay por donde cogerlo.

Hasta aquí mi aburrimiento.

miércoles, 25 de enero de 2017

Concrete Revolutio Choujin Gensou - The Last Song, Bones (anime)

¡Nuevo anime en el blog!
Título: Concrete revolutio Choujin Gensou – The Last song
Significado del título/Título Original: La fantasmagoría de los superhéroes – La última canción
Extensión: 11
Formato original: anime esta es una segunda temporada que sigue a la primera del mismo nombre sin el The last song
Estudio del anime: Bones
Año: 2016

Te gustará si: te gustó la primera temporada y tienes curiosidad por esta historia y por como está contada, te gustan los animes que integran hechos históricos o referencias en un contexto ficticio.
Ni lo intentes si: no te acaban de gustar las historias que intentan representar una sociedad y que dejan un poco de lado los personajes, no te gustó o convenció la primera temporada.

Sinopsis
Continuando la historia de la primera temporada, vemos como los conflictos en esta versión del Japón de la posguerra con múltiples criaturas mágicas muy distintas poblando sus calles, cada vez son más complejos sobre todo en relación a los superhéroes y su aceptación social. Los protagonistas de la primera temporada han evolucionado y siguen preguntándose que es la justicia y si tiene sentido ser un superhéroe en estas circunstancias.

Opinión
Empecé la segunda temporada de este anime con ciertas expectativas aunque al mismo tiempo era bastante consciente de que tampoco lo hacía en las mejores condiciones. Quiero decir, la primera temporada me había parecido interesante, no me había acabado de gustar del todo, pero precisamente como el anime presenta cosas interesantes (una mezcla de elementos construyendo un mundo muy interesante donde conviven reinterpretaciones de hechos históricos recientes de la historia japonesa, superhéroes y conceptos de diferentes animes, y criaturas de diferentes tipos), esta mezcla de conceptos hacen una sociedad interesante y hasta cierto punto se podría decir un intento de hacer una obra bastante posmoderna, desde este punto de vista. Lamentablemente, aunque sigo diciendo que vale la pena de ver aunque sea por las ideas que tiene, no creo que llegue a la altura de lo que pretende, sin embargo tampoco considero, y repito como dije en la anterior reseña, ser la mejor espectadora para este anime.

Uno de los aspectos que quizá no suelo comentar tan pronto en las reseñas pero que es lo primero que me viene a la mente cuando pienso en el anime es los colores que tiene todo el anime, el estilo en que presenta personajes con diseños bastante extravagantes contrastando con unos fondos simplistas, pero de nuevo, con colores no verosímiles. Toda la estética del dibujo recuerda en cierto modo a una estética de superhéroes y a la vez da mucho carisma a los personajes. Por otro lado la música también acompaña para dar un tono épico a la aventura que en este caso se centra más en el personaje del Jiro y cómo decide enfrentarse a la gran pregunta de la serie ¿qué es la justicia? Algo que se repite a menudo y que desgraciadamente no acaba de satisfacerme, pero ignoramos eso que quizás lo comento más adelante, que yo hablaba de la música. El opening es uno de esos openings que a medida que lo he ido escuchando cada vez me ha gustado más, pero el ending también reconozco que tiene mucho interés, al menos para mis oídos, pero sobre todo de lo que quería hablaros es de un tema que ya sonaba en la banda sonora de la primera temporada que me parece una de las cosas que más me recuerdan a la serie.

Pero dejando de lado, al menos en parte, estos aspectos quiero pasar a unos de los mejores aspectos del anime, la crítica social (que soy la primera en reconocer que desconozco en muchos puntos los referentes), y como el mundo tan extraño y completo que se crea mezclando todas formas de criaturas. Creo que Concrete Revolutio tiene sus mejores momentos cuando intenta crear un mundo complejo en el que la existencia de las criaturas es pensada como un problema serio, con conflictos creíbles fácilmente comparables a situaciones reales. Creo que la intención del anime iba por ahí para hacer este Watchmen versión anime que he leído en alguna parte que pretendían hacer, y veo las semejanzas pero lamentablemente tengo muchos problemas con ciertas cosas que presentan el anime. A ver, como digo, me cuesta ver algunas de las referencias históricas que creo que serán mucho más interesantes para alguien que sea más versado que yo en la historia reciente japonesa y que incluso verá crítica social que a mí me ha costado mucho ver, aunque la intuyo. Y creo que precisamente aquí es donde me pierden y me ganan la vez, quiero decir, creo que un anime de crítica social, que comente historia reciente, de esta que todavía puede doler a la sociedad japonesa es interesante, también la manera en como lo lleva de forma episódica, y sólo por esta originalidad vale la pena y en cambio yo me pierdo por no tener ningún tipo de conocimiento sobre las posibles polémicas o simplemente sobre perspectivas sobre la historia. Creo, aunque quizás me equivoque, que en la primera temporada me quedé más con la aparición de personajes que eran comentarios de figuras famosas de animes/ mangas y en cambio en esta segunda me he fijado más con las referencias históricas. Todo esto hace que me pueda plantear un nuevo visionado del anime en unos años si me veo más capacitada para entender ciertas cosas.
Sin embargo, lo que me molesta y lo que no acabo de compartir con la serie es toda la cuestión moral/ética que se supone que debería ser el gran tema de exploración del anime, quizás sea todo culpa mía, y de verdad, no descarto del todo la posibilidad, pero a mí los parlamentos sobre que puede ser la justicia me llevaban recuerdos amargos sobre cierta novela visual (cofFatecof) donde cierto protagonista tampoco paraba de repetir ciertos conceptos como si esto lo convierte en una reflexión interesante, de la misma manera Jiro se supone que estaría descubriendo a lo largo de todo el anime que es la justicia viendo diferentes interpretaciones del concepto pero al final parece que termina siendo una repetición de una misma idea múltiples veces sin desarrollar el tema cuando podría. Del mismo modo parecería que toda la cuestión ética sobre los diferentes tipos de criaturas intentando convivir acabaría siendo tratada de la forma más simplista posible, aunque en un principio toda la cuestión de los superhéroes y como eran vistos por la sociedad tenía bastante potencial.

La estructura sigue siendo desordenada como en la primera temporada (si mal no recuerdo, pensad que hacer una reseña con meses desde que viste un anime nunca es buena idea, pero ignoremos esta parte) pero a diferencia de la primera, me ha parecido más fácil de seguir aunque quizás sea porque ya iba preparada. Ahora mismo tengo que reconocer, sin embargo, que no recuerdo del todo si el anime tenía un hilo conductor tan claro como la primera en la que sí se seguía la cuestión de que Jiro había decidido irse del bureau. En este caso parece seguir Jiro de forma mucho más exagerada que en la primera temporada. Creo recordar que en los primeros episodios de esta segunda temporada si tenía cierta importancia el personaje Shiba Raito también en esta investigación de que es la justicia. Creo que en su momento me interesó pero en general creo que no, tenemos centrado el dilema en cómo el mundo es demasiado complejo para el pobre Jiro, y aunque su forma de pensamiento en teoría haya evolucionado, sigue sin entender del todo el mundo y cómo funciona.
Por otra parte todos los miembros del bureau parecen estar completamente supeditados al protagonista, más exagerado aún (como no podía ser de otra manera, desgraciadamente) en los personajes femeninos. Si bien parece que el anime está muy centrado en mostrarte como el pobre protagonista sufre sus dudas existenciales respecto a una sociedad que no lo compran el resto sólo existen como interlocutores del Jiro o más bien como adoradores de Jiro, quiero decir yo tenía la impresión de que en un primer momento iban a despertar a la realidad dura ante la que se encuentra, a la multiplicidad de puntos de vista, a como la justicia no funciona nunca como concepto neutro y en teoría se hace en toda la historia pero no se deja de dignificar, en cierto modo, la inocencia del protagonista, el heroísmo y a mí, no me acaba de convencer. Como digo prefiero cuando el anime quiere representar la realidad intentando captar el máximo de la realidad, compleja, múltiple y difícil de limitar. En cambio, cuando decide centrarse tanto o para mí, demasiado, en Jiro termina dignificarlo dando una visión un poco demasiado optimista que contradice en cierto modo todo el intento de hacer un mundo visto con una perspectiva más crítica.

Resumiendo, os recomiendo Concrete revolutio, en sus dos temporadas por la rareza, por como no es habitual encontrarse un anime con un vínculo tan evidente con la Historia real, con una perspectiva crítica sobre sucesos japoneses y por cómo encaja de forma bastante curiosa todo tipo de referencias y personajes extravagantes consiguiendo hacer algo único e interesante. Por eso vale la pena de ver, pero a la vez tengo que reconocer que bien sea por mi incultura, o bien por como no me gusta como lleva los conflictos principales de la serie que no me convencen ni el centrarse en el protagonista que hacen que, sobre todo en esta temporada, no me convenza. Sin embargo, como digo, no me gusta, creo que no lleva bien ciertas cuestiones, pero sí creo que vale la pena ver el anime, aunque sea por lo que intenta.

Lo mejor: mundo muy complejo, crítica social, como mezcla conceptos, ideas, personajes de historias y de la Historia de forma muy interesante.
Lo peor: como la reflexión sobre temas que pretenderían ser filosóficos no me aporta mucho, los personajes no acaben de ser todo lo que podrían, tampoco la representación del mundo me parece que consiga todo lo que podría.

Hasta aquí mi aburrimiento.

jueves, 19 de enero de 2017

Zafarrancho en Cambridge, Tom Sharpe (libro)

¡Nuevo libro en el blog!
Título: Zafarrancho en Cambridge
Título original: Porterhouse Blue
Autor/a: Tom Sharpe
Otros libros del autor/a: Wilt, El bastardo recalcitrante
Páginas: 239
Continuaciones: Becas flacas
Formato original: libro
Año: 1974
Adaptaciones: miniserie

Te gustará si: tienes interés en la sátira de costumbres, política y en particular de los colleges y de los extremos ideológicos...
Ni lo intentes si: eres especial para el humor, el humor negro te tira para atrás, en general te da la sensación de que te faltan referentes para entender las sátiras.

Sinopsis
Porterhouse es un college de Cambridge que, si nunca se ha distinguido por su buen nivel académico, destaca, en cambio, por su excelente cocina y por la sospechosa facilidad con la que «expenden» títulos universitarios. De hecho, su decadencia empezó cuando uno de sus administradores dilapidó en Montecarlo los bienes de Porterhouse, lo que obliga a que su subsistencia se base en donaciones con las que los padres de los alumnos logran que éstos ingresen y se gradúen. Mas he aquí que, en tan anticuada y sobornable institución, aparece un nuevo rector, un ex político bastante ñoño, pero con espíritu reformista, que decide darle aires nuevos a Porterhouse, sin saber que con su actitud puede dar al traste con los sucios manejos a los que el college estaba acostumbrado. El zafarrancho está servido. Tom Sharpe, con su maestría habitual, manejará los hilos de la trama de modo que se vaya preparando el desastre, ¡y qué desastre! El nuevo rector tendrá que enfrentarse a las fuerzas vivas de la oposición reaccionaria, representadas por un enemigo nada pequeño: el portero del college, un clásico personaje de Sharpe que, a la manera de Blott, luchará con todas sus fuerzas por impedir que las cosas cambien, por el «buen» nombre de la casa. (sinopsis de la editorial anagrama)

Opinión
He de reconocer que mi experiencia con este autor no ha sido tan satisfactoria como pensaba. Quiero decir, todo el mundo recomienda a Sharpe por su humor y vaya, lo cierto es que esperaba reír de verdad y de forma continua, y no, no ha sido exactamente eso lo que me ha pasado. Sin embargo, creo que gran culpa de mi valoración de la novela soy yo misma, no la leí en buen momento, ni con una perspectiva adecuada y lo peor de todo es que ahora mismo no es el mejor momento para hablaros a vosotros de ella (tengo tanta reseña acumulada que puede haber pasado más de dos meses desde que la leí, lo que decía no es un buen momento). Pero en fin intentaré decir algo con sentido, pero no me hagáis mucho caso.

Si por algo destaca el libro es por el humor. Un humor muy negro normalmente y que llega a momentos culminantes en este sentido donde las situaciones se vuelven totalmente grotescas sin perder la gracia. Desde muertes a enfermedades y sobre todo pienso en la mítica aparición de los condones son momentos destinados a la comicidad pero que si no te va el humor de este tipo pueden resultar ofensivos (no, no creo que ofensivo sea la palabra, más bien creo que os pueden parecer escenas de mal gusto). En este sentido, he de reconocer que el humor negro y yo tenemos días, y en esta novela no he terminado de conectar con el humor, tal vez sea porque en muchos momentos acaba siendo un humor de situación, de crear una escena suficientemente loca y ridícula para que el lector acabe inevitablemente recreando la imagen en su cabeza y riendo, y yo normalmente creo que conecto mucho más con el humor basado en los juegos de palabras (por muy imbéciles que estos juegos puedan resultar, todo hay que decirlo) y en este caso no creo que sea una novela que brille en este aspecto. O más bien, creo que es una novela que en la versión castellana que he leído no ha acabado de preocuparse del todo para mantener la comicidad de los juegos de palabras. Sé que decir esto es ser cruel, ya que la tarea del traductor y más cuando se trata de novelas donde la forma tiene importancia es muy compleja, pero en este caso creo que en algunos momentos faltaban o soluciones creativas o notas al pie (que sí, que las notas al pie cortan el ritmo de lectura y hay mucha gente que está en contra e incluso gente que te dirá que no valen la pena en un libro para provocar la risa ya que por mucho que te cuenten como funciona un juego de palabras si no lo detectas por ti mismo es difícil que te haga gracia, pero vaya por lo menos yo las agradecería). De nuevo, tal vez me equivoque pero cosas como el título de la novela mucho más irónico en la versión original (y con más de un sentido) o los juegos de palabras con los nombres de los personajes (aunque esto de traducir o adaptar nombres propios creo que es aún más problemático) son cosas que en cierta medida descubrí en un artículo muy interesante que trataba precisamente este tema y que si me acuerdo intentaré dejarlo por aquí.
Por otra parte la novela también tiene un contenido importante de sátira contra la sociedad, que junto con el humor negro creo que pueden llegar a ser muy contundentes tanto en contra del inmovilismo absoluto y el negarse a hacer nada que no esté autorizado por la tradición pero hasta cierto punto también con algunas incoherencias del progreso por el progreso. El choque de las ideas aperturistas del nuevo rector con el college en general y el portero en particular acabará produciendo a toda la novela, la oportunidad de la crítica social y el humor, y vaya si algún personaje acaba por destacar en medio de todo este revuelo, en el que hay que decir sin embargo que todo el mundo está como una cabra, es el portero. Sin dar spoilers tengo que reconocer que es un personaje tan cerrado en su idea de mundo con casi un respeto reverencial hacia la aristocracia que parece en esta época tan anacrónico que aunque es bastante cómico acaba teniendo un punto bastante trágico, o al menos en mi caso me hacía sentir cierta pena por el personaje, de acuerdo, tal vez no lo pretendía la historia pero no lo he podido evitar.
Y supongo que ligado con esto podría hablaros de mi problema con la novela que es precisamente este no he terminado de conectar ni con el humor ni con la crítica social, es probable que acabe leyendo alguna obra más del autor porque rondan por mi casa algunos de sus otros libros pero lo cierto es que no es algo que ahora mismo tenga como prioridad. Tampoco pienso que sea del todo malo lo que he leído y hasta es bastante fácil de leer pero no me ha terminado de convencer y en casi todo momento sentía una distancia entre la obra y yo.

Volviendo a los personajes y perdonad este caos y descontrol en la reseña pero hay que reconocer que, ahora mismo creo que hace unos dos o tres meses desde que leí el libro y no, no me acuerdo ni de la mitad de lo que pasaba o lo que pensaba sobre lo que sucedía ya que desgraciadamente mi memoria no es del todo amplia, pero el caso es que en este apartado recuerdo que todos en general parecen de lo más esperpénticos, llenos de manías extrañas, impulsos y obsesiones que también lo son y en general una tendencia a la exageración típica de la comedia que contrasta con situaciones que resultarían dramas si nos encontraran en otro tipo de novela y que en esta colaboran a la comicidad, como ya decía con un tono bastante negro. Recuerdo en este sentido la mujer del nuevo master del college con su insistencia por las desgracias como una especie de entretenimiento como ejemplo de este tipo de personaje, la hipocresía que en parte llevaba el progresismo del nuevo master o la obsesión sexual de cierto personaje que acabará por cumplirse en lo que lleva a la escena que, de nuevo, sea porque en la portada de mi edición salía o porque ya me habían comentado se hace difícil de olvidar. Pero sin duda quien termina por destacar es el portero como decía antes, aunque quizá lo esté recordando ahora como un personaje más trágico de lo que es. Quiero decir, tan trágico como pueda ser un personaje que sí, acaba por sufrir bastante y que parece que nadie le quiere y que es incapaz de vivir en la sociedad en la que está pero que tiene la suerte o la desgracia de estar en una novela donde todo lo que resultaría el gran drama termina siendo gracioso y vaya visto así hay que reconocer cierto mérito al autor.

Quizás sea porque los colleges es un mundo que me hace bastante lejano (aunque supongo que es bastante fácil equipararlo a situaciones parecidas y que esto no debería resultar un problema sí creo que tiene ciertas cosas que pueden gustar más a la gente que esté más cercana este mundo o que al menos haya consumido más ficción relacionada con el tema) quizá sea que la he leído en mala época o simplemente que soy una mala lectora del libro o la mezcla de todo lo anterior la cuestión es que aunque no me importó leerlo y creo que tiene momentos que se te quedan grabados como la escena de los preservativos no he terminado de encajar con el tono, de reírme de lo que tenía una clara intención cómica y en general he quedado bastante fría, lo cual es una lástima no te digo que no.

Lo mejor: de fácil lectura, alguna escena que es tan ida de la olla y con tanto humor negro que es difícil de olvidar.
Lo peor: lamentablemente no he terminado de conectar con el humor pero vaya estoy segura de que habrá gente que lo disfrute mucho así que si os llama la atención ya sabéis.

Hasta aquí mi aburrimiento.

domingo, 8 de enero de 2017

Kiznaiver, Trigger (anime)

¡Nuevo anime en el blog! Feliz año nuevo y todas esas cosas y ya os aviso que de aquí a unas 17 reseñas haré la típica entrada de mejores lecturas y obras varias experimentadas en 2016, sé que no tiene mucho sentido pero en mi cabeza lo tiene. La explicación un pelín más larga es que prefiero hacer esa entrada cuando ya haya publicado todas las reseñas de cosas experimentadas en el año pasado, ahora bien si acaba saliendo en febrero que no os extrañe...
Título: Kiznaiver
Significado del título/Título Original: nombre del experimento que se lleva a cabo de unir el dolor. Kizuna significa lazos (que unen a la gente).
Extensión: 12
Formato original: anime
Estudio del anime: Trigger
Año: 2016

Te gustará si: te apetece un anime basado en la interacción de los personajes y el drama, no te importa que se explore de forma superficial la psique de cada uno mientras pasen cosas.
Ni lo intentes si: odias el drama fácil, te tienen que convencer los personajes para disfrutar de un anime, sobre todo si se basa en ellos, quieres algo que se base más en la historia que en los personajes.

Sinopsis
Agata es un chico que no siente el dolor, no parece tener interés en nada y se deja pegar sin más por los abusones que lo maltratan, porque le da absolutamente igual que hagan con él lo que quieran. Pero un día las cosas empezarán a cambiar cuando él junto con otros compañeros de su clase sean obligados a participar en un experimento que les hará compartir el dolor, es decir si uno se hiere los demás notarán también el dolor.

Opinión
Kiznaiver es probablemente el manual de cómo no hacer un anime de drama de personajes. De acuerdo, no voy a negar cierta exageración en el enunciado, hay cosas peores, siempre las hay pero lo que está claro es que la misma guionista de la obra tiene animas mejores, igualmente manipuladoras con los sentimientos, nada que sea del todo especial pero al menos más memorables. Me refiero a Anohana, que aún que ahora la recuerdo un poco evidente y típica en su drama, todavía le guardo cierto cariño y Nagi no Asukara, aunque no me gustó mucho y la considero mediocre tiene más gracia que este anime que, sinceramente, parece hacerlo todo peor que sus predecesores y sin embargo sí que noto ciertas similitudes entre ellos, aunque no sé si se puede hacer una comparación de forma lícita por como sólo comparten guionista y es obvio que un anime lo hace más gente. En cualquier caso intentaré desarrollar un poco más.

La estética me parece agradable y digna a destacar, tiene personalidad, es colorista y muestra unos personajes con diseños interesantes. Sin embargo, tiene un gusto casi excesivo para el uso de la luz, o el programa que hicieron previo al anime me influyó lo suficiente para que me fijara más de lo que haría normalmente, no lo niego, quizás sea una apreciación exagerada pero sí había momentos que parecían querer poner a los personajes que tenía sentimientos negativos en la penumbra. Puede ser curioso, pero lo cierto es que en este caso era más evidente que un juego estilístico interesante. También me llamó la atención que si bien en general la animación es agradable en el movimiento de los personajes, concretamente cuando los veíamos caminar desde atrás me parecía que lo hacíand de forma un poco extraña no digo que esté mal hecho porque mis pocos conocimientos de animación son evidentes pero sí me llamaron la atención ese tipo de escenas como muestra de un movimiento poco natural, pero quien sabe, tal vez era buscado.
Sobre la música hay que decir que tengo un problema con el opening, me suena muchísimo la canción y no sé si está inspirada o sacada de algún lugar o es simplemente que es tan sencilla que suena parecido a otras, no sé me tiene intriga porque no sé muy bien de qué me suena. Sin embargo he de reconocer que el opening incluidas las imágenes me gustan bastante. El ending tengo que reconocer que ni lo recordaba y que las imágenes usadas son las típicas de poner las chicas del anime con expresiones melancólicas uniendo a ello flores... En serio, o de nuevo tengo un deja vu imaginario (si esto existe como concepto) o es un tipo de ending, en cuestión de imágenes que he visto más de una vez. En cualquier caso, reconozco que de la banda sonora no recuerdo más allá de los dos temas cantados y nada más que me llamara la atención aunque no dejo de reconocer, ahora escuchándola, que es agradable no dice la gran cosa.

Pasando al argumento en sí debo reconocer que de buenas a primeras la idea de compartir el dolor puede ser interesante, da por drama seguro y rápido. Mi problema es que es de esas premisas que no me las creo, que sé que hay que hacer muy bien, que hay que establecer un vínculo interesante entre personajes para que me crea el drama y bueno por este tipo de premisa parecería que debe ser una serie enfocada en los personajes, su desarrollo y cómo evolucionan sus relaciones. ¿Qué pasa con Kiznaiver? Que tiene doce episodios y tampoco intenta centrarse en los personajes, quiero decir, sí tiene suficiente tiempo para desarrollar algún pasado trágico típico de estos animes, de insinuar parejas que, obviamente no se desarrollan nada porque, de nuevo, son doce capítulos donde la mayoría acaban resolviendo, o por lo menos augurando su futuro como pareja, sólo en el último episodio y en el resto parece que el anime no está interesado en este tema. Pero fuera de los personajes y sus problemas, que tienen muchos, a mí argumentalmente lo que me falla es que se centre en explicar el pasado del que sería más protagonista y en cómo se origina el experimento para unir los seres humanos. De verdad, en este tipo de anime de doce episodios no tiene ningún sentido que intenten centrarse en varias cosas a la vez. A ver, reconozco que las explicaciones sobre lo sobrenatural o experimentos extraños es algo que, de buenas a primeras, me cuesta tragar, prefiero en todo caso un intento de desarrollar personajes a que se centren en eso pero es que si se intenta hacer las dos cosas, como es el caso, no hay manera de que salga nada decente. De acuerdo, quizá sí, quizá en algún paso puede resultar pero lo que es este anime en particular creo que se gasta tiempo en explicar unos experimentos que son difíciles de creer y que por lo general es difícil que interesen unido a un drama de un protagonista del que se hacen tantos flashbacks con un intento de aumentar las expectativas para lo que le haya pasado que es difícil que al final no te decepcione o simplemente a la mitad te deje de interesar lo que pueda ser este pasado. Digo esto porque si hay algo que me molesta especialmente en cualquier tipo de obra de ficción es tener que tragarme los típicos o "no sabía aún que aquel momento le marcaría" para crear expectación hacia el futuro, o por el contrario, el caso de esta serie, mostrarte de toda forma posible que el protagonista o un personaje está traumatizado de alguna forma y alargar al máximo la exposición del trauma o del problema. En serio, quizás sean manías mías pero me cansa, y mucho.

Sobre los personajes tengo que reconocer que el protagonista tiene el mérito de ser uno de los protagonistas de anime menos carismáticos. De acuerdo, creo que exagero porque se me ocurren personajes que pueden hacerle fácilmente competencia pero lo cierto es que ni recuerdo su nombre, sólo sé que tenía el cabello blanco y que sinceramente, tenía un aire de pasividad que su historia justifica pero poco más. Se intenta hacer una especie de evolución de cómo el chico que no siente nada evoluciona, conoce los amigos, el amor y recupera las ganas de vivir o al menos parte de su humanidad perdida, pero como todo en este anime, se intenta. La evolución es puramente argumental más que hacértela creer por el personaje mismo, y por mucho que pueda sentir empatía por la gente no muy motivada respecto a su vida, lo que no tolero (o me cuesta) es a los idiotas, y como se cansan de decir en la serie el protagonista es uno al final una se lo acaba por creer y no hacerle ni caso. Intentan hacerle pensar sobre la situación en la que está e incluso el aspecto y todo su personaje en sí parecería indicar que debe ser alguien con una interioridad potente, que alguna vez se ha dedicado a pensar en algo, pero el anime decide no explorar en absoluto sus pensamientos más allá de lo típico o necesario para el argumento por lo que queda un personaje totalmente vacío de personalidad.
Después está la amiga de la infancia, la eterna rechazada, el típico personaje que parece que más allá de su enamoramiento hacia el protagonista no tiene más vida, no hay nada más que la preocupe está totalmente entregada a él y poco más. No resulta del todo desagradable como personaje, funciona como el tipo de personaje más emocional del grupo y que representa casi la normalidad de cómo actuaría la gente en una situación así, pero sinceramente evoluciona poco y aunque de buenas a primeras los personajes que tienen un amor no correspondido me caen bien en este caso es difícil empatizar con ella por eso, porque tampoco hay nada en ella que la haga especial o memorable. Tampoco cierta insinuación final sobre cómo pueden evolucionar sus sentimientos amorosos está muy bien hecha, mira que soy de emparejar a gente y me resultó fácil montarme las parejas mentales a las que acaba dando pie al anime, pero de verdad, no tiene sentido que se intente hacer esto cuando no hay tiempo para que los sentimientos evolucionen de forma natural, y menos si te preocupas por la parte más "sobrenatural" del anime.
Sonozaki (que conste que he buscado el nombre para no poner la chica del pelo largo y azul, me felicito a mí misma por no ser vaga... en fin) es la típica chica misteriosa que pone a los personajes en un lío. Siempre tienen un pasado misterioso y fascinan al protagonista de turno o bien por una personalidad muy extrovertida y activa o como en este caso por su silencio y apatía ante todo lo que les rodea. Yo diría casi que es un modelo de personaje cercano a la idea de la musa, siempre son chicas que inspiran a un personaje masculino a actuar, a recordar a cambiar o evolucionar como personas y siempre tienen cierto elemento de fragilidad en ellas, siempre despiertan un sentimiento de protección, de querer conocerlas a fondo... Pero vaya, quizás generalice demasiado y no hace falta tampoco que me ponga a analizar cosas que hay gente más experta que seguro que os explicará mejor que yo. En cualquier caso Sonozaki es básicamente eso se supone que debería fascinarnos tanto como fascina al protagonista pero lo cierto es que no deja de ser una cara bonita y misteriosa, nada más.
Quizás el personaje que más me ha llamado la atención es Honoka. Supongo que la exploración del pasado más realista me pareció entretenida pero poco más. Creo que en el pasado de esta chica se tiende también llegar a cotas de dramatismo exagerado pero vaya tenía cierta gracia la historia aunque sin duda podría haberse narrado mejor, como todo en el anime, de hecho.
Los otros cuatro que me quedan del grupo principal son ridículos en cómo están hechos y no haría falta ni comentarlos pero supongo que debería dedicarles una líneas. Tenga es el extrovertido que debería funcionar como el payaso del grupo pero que no lo acaba de ser del todo, lo digo porque también en su carácter fácilmente inflamable se supone que debería ser el personaje que funciona como víctima de toda broma posible pero Kiznaiver no se dedica mucho a la comedia y todos están siempre muy serios como si el anime que estamos viendo fuera algo muy trascendental así que se desaprovecha su personaje que, por otra parte, no era la gran cosa. Yuta se suponía que iba a ser un repelente para acabar pasando a ser un personaje sin ningún tipo de personalidad y que sólo tiene la función de enamorarse de cierto personaje, no hace más durante la serie y es ridículo como se trata su enamoramiento. Niko creo que es un intento de poner una loli extravagante que hiciera algo para que resultara más atractivo el anime, resulta ser un personaje que en un principio me cansaba por cuán infantil y que después cuando quieren tratarla con cierta seriedad fracasan completamente. Finalmente faltaría hablaros del masoquista, que básicamente es el "típico" personaje que hace gracia porque le gusta sentir dolor. Supongo que me podéis decir que no es típico pero ya he visto algún otro similar y sinceramente no les encuentro la gracia, no entiendo porque el masoquismo se utiliza como recurso cómico, para tratar al personaje de pervertido y extraño y obviamente no darle ningún tipo de relevancia. No sé, es algo que tampoco acabo de entender que fuera necesario.

Resumiendo, Kiznaiver me parece un anime más que mediocre, malo, muy malo. Es difícil salvarlo por algún lado porque no creo que cumpla ni siquiera entreteniendo, quiero decir, de acuerdo, se puede ver, cosas más horribles habré visto pero no hay nada que lo haga especialmente entretenido y lo más probable es que olvide todo lo que pasaba muy rápido (aunque esto quizás también sea culpa de mi memoria, no os lo niego). En fin, a no ser que te guste mucho el estilo de animación (que está bastante bien) o te llame mucho la atención creo que no vale la pena, pero ya se sabe a cada uno...

Lo mejor: no se, la animación llamativa ?, no sé...
Lo peor: todo, como decide no centrarse en nada, los personajes y sus relaciones fallidas, el argumento muy poco trabajado...

Hasta aquí mi aburrimiento.