domingo, 8 de enero de 2017

Kiznaiver, Trigger (anime)

¡Nuevo anime en el blog! Feliz año nuevo y todas esas cosas y ya os aviso que de aquí a unas 17 reseñas haré la típica entrada de mejores lecturas y obras varias experimentadas en 2016, sé que no tiene mucho sentido pero en mi cabeza lo tiene. La explicación un pelín más larga es que prefiero hacer esa entrada cuando ya haya publicado todas las reseñas de cosas experimentadas en el año pasado, ahora bien si acaba saliendo en febrero que no os extrañe...
Título: Kiznaiver
Significado del título/Título Original: nombre del experimento que se lleva a cabo de unir el dolor. Kizuna significa lazos (que unen a la gente).
Extensión: 12
Formato original: anime
Estudio del anime: Trigger
Año: 2016

Te gustará si: te apetece un anime basado en la interacción de los personajes y el drama, no te importa que se explore de forma superficial la psique de cada uno mientras pasen cosas.
Ni lo intentes si: odias el drama fácil, te tienen que convencer los personajes para disfrutar de un anime, sobre todo si se basa en ellos, quieres algo que se base más en la historia que en los personajes.

Sinopsis
Agata es un chico que no siente el dolor, no parece tener interés en nada y se deja pegar sin más por los abusones que lo maltratan, porque le da absolutamente igual que hagan con él lo que quieran. Pero un día las cosas empezarán a cambiar cuando él junto con otros compañeros de su clase sean obligados a participar en un experimento que les hará compartir el dolor, es decir si uno se hiere los demás notarán también el dolor.

Opinión
Kiznaiver es probablemente el manual de cómo no hacer un anime de drama de personajes. De acuerdo, no voy a negar cierta exageración en el enunciado, hay cosas peores, siempre las hay pero lo que está claro es que la misma guionista de la obra tiene animas mejores, igualmente manipuladoras con los sentimientos, nada que sea del todo especial pero al menos más memorables. Me refiero a Anohana, que aún que ahora la recuerdo un poco evidente y típica en su drama, todavía le guardo cierto cariño y Nagi no Asukara, aunque no me gustó mucho y la considero mediocre tiene más gracia que este anime que, sinceramente, parece hacerlo todo peor que sus predecesores y sin embargo sí que noto ciertas similitudes entre ellos, aunque no sé si se puede hacer una comparación de forma lícita por como sólo comparten guionista y es obvio que un anime lo hace más gente. En cualquier caso intentaré desarrollar un poco más.

La estética me parece agradable y digna a destacar, tiene personalidad, es colorista y muestra unos personajes con diseños interesantes. Sin embargo, tiene un gusto casi excesivo para el uso de la luz, o el programa que hicieron previo al anime me influyó lo suficiente para que me fijara más de lo que haría normalmente, no lo niego, quizás sea una apreciación exagerada pero sí había momentos que parecían querer poner a los personajes que tenía sentimientos negativos en la penumbra. Puede ser curioso, pero lo cierto es que en este caso era más evidente que un juego estilístico interesante. También me llamó la atención que si bien en general la animación es agradable en el movimiento de los personajes, concretamente cuando los veíamos caminar desde atrás me parecía que lo hacíand de forma un poco extraña no digo que esté mal hecho porque mis pocos conocimientos de animación son evidentes pero sí me llamaron la atención ese tipo de escenas como muestra de un movimiento poco natural, pero quien sabe, tal vez era buscado.
Sobre la música hay que decir que tengo un problema con el opening, me suena muchísimo la canción y no sé si está inspirada o sacada de algún lugar o es simplemente que es tan sencilla que suena parecido a otras, no sé me tiene intriga porque no sé muy bien de qué me suena. Sin embargo he de reconocer que el opening incluidas las imágenes me gustan bastante. El ending tengo que reconocer que ni lo recordaba y que las imágenes usadas son las típicas de poner las chicas del anime con expresiones melancólicas uniendo a ello flores... En serio, o de nuevo tengo un deja vu imaginario (si esto existe como concepto) o es un tipo de ending, en cuestión de imágenes que he visto más de una vez. En cualquier caso, reconozco que de la banda sonora no recuerdo más allá de los dos temas cantados y nada más que me llamara la atención aunque no dejo de reconocer, ahora escuchándola, que es agradable no dice la gran cosa.

Pasando al argumento en sí debo reconocer que de buenas a primeras la idea de compartir el dolor puede ser interesante, da por drama seguro y rápido. Mi problema es que es de esas premisas que no me las creo, que sé que hay que hacer muy bien, que hay que establecer un vínculo interesante entre personajes para que me crea el drama y bueno por este tipo de premisa parecería que debe ser una serie enfocada en los personajes, su desarrollo y cómo evolucionan sus relaciones. ¿Qué pasa con Kiznaiver? Que tiene doce episodios y tampoco intenta centrarse en los personajes, quiero decir, sí tiene suficiente tiempo para desarrollar algún pasado trágico típico de estos animes, de insinuar parejas que, obviamente no se desarrollan nada porque, de nuevo, son doce capítulos donde la mayoría acaban resolviendo, o por lo menos augurando su futuro como pareja, sólo en el último episodio y en el resto parece que el anime no está interesado en este tema. Pero fuera de los personajes y sus problemas, que tienen muchos, a mí argumentalmente lo que me falla es que se centre en explicar el pasado del que sería más protagonista y en cómo se origina el experimento para unir los seres humanos. De verdad, en este tipo de anime de doce episodios no tiene ningún sentido que intenten centrarse en varias cosas a la vez. A ver, reconozco que las explicaciones sobre lo sobrenatural o experimentos extraños es algo que, de buenas a primeras, me cuesta tragar, prefiero en todo caso un intento de desarrollar personajes a que se centren en eso pero es que si se intenta hacer las dos cosas, como es el caso, no hay manera de que salga nada decente. De acuerdo, quizá sí, quizá en algún paso puede resultar pero lo que es este anime en particular creo que se gasta tiempo en explicar unos experimentos que son difíciles de creer y que por lo general es difícil que interesen unido a un drama de un protagonista del que se hacen tantos flashbacks con un intento de aumentar las expectativas para lo que le haya pasado que es difícil que al final no te decepcione o simplemente a la mitad te deje de interesar lo que pueda ser este pasado. Digo esto porque si hay algo que me molesta especialmente en cualquier tipo de obra de ficción es tener que tragarme los típicos o "no sabía aún que aquel momento le marcaría" para crear expectación hacia el futuro, o por el contrario, el caso de esta serie, mostrarte de toda forma posible que el protagonista o un personaje está traumatizado de alguna forma y alargar al máximo la exposición del trauma o del problema. En serio, quizás sean manías mías pero me cansa, y mucho.

Sobre los personajes tengo que reconocer que el protagonista tiene el mérito de ser uno de los protagonistas de anime menos carismáticos. De acuerdo, creo que exagero porque se me ocurren personajes que pueden hacerle fácilmente competencia pero lo cierto es que ni recuerdo su nombre, sólo sé que tenía el cabello blanco y que sinceramente, tenía un aire de pasividad que su historia justifica pero poco más. Se intenta hacer una especie de evolución de cómo el chico que no siente nada evoluciona, conoce los amigos, el amor y recupera las ganas de vivir o al menos parte de su humanidad perdida, pero como todo en este anime, se intenta. La evolución es puramente argumental más que hacértela creer por el personaje mismo, y por mucho que pueda sentir empatía por la gente no muy motivada respecto a su vida, lo que no tolero (o me cuesta) es a los idiotas, y como se cansan de decir en la serie el protagonista es uno al final una se lo acaba por creer y no hacerle ni caso. Intentan hacerle pensar sobre la situación en la que está e incluso el aspecto y todo su personaje en sí parecería indicar que debe ser alguien con una interioridad potente, que alguna vez se ha dedicado a pensar en algo, pero el anime decide no explorar en absoluto sus pensamientos más allá de lo típico o necesario para el argumento por lo que queda un personaje totalmente vacío de personalidad.
Después está la amiga de la infancia, la eterna rechazada, el típico personaje que parece que más allá de su enamoramiento hacia el protagonista no tiene más vida, no hay nada más que la preocupe está totalmente entregada a él y poco más. No resulta del todo desagradable como personaje, funciona como el tipo de personaje más emocional del grupo y que representa casi la normalidad de cómo actuaría la gente en una situación así, pero sinceramente evoluciona poco y aunque de buenas a primeras los personajes que tienen un amor no correspondido me caen bien en este caso es difícil empatizar con ella por eso, porque tampoco hay nada en ella que la haga especial o memorable. Tampoco cierta insinuación final sobre cómo pueden evolucionar sus sentimientos amorosos está muy bien hecha, mira que soy de emparejar a gente y me resultó fácil montarme las parejas mentales a las que acaba dando pie al anime, pero de verdad, no tiene sentido que se intente hacer esto cuando no hay tiempo para que los sentimientos evolucionen de forma natural, y menos si te preocupas por la parte más "sobrenatural" del anime.
Sonozaki (que conste que he buscado el nombre para no poner la chica del pelo largo y azul, me felicito a mí misma por no ser vaga... en fin) es la típica chica misteriosa que pone a los personajes en un lío. Siempre tienen un pasado misterioso y fascinan al protagonista de turno o bien por una personalidad muy extrovertida y activa o como en este caso por su silencio y apatía ante todo lo que les rodea. Yo diría casi que es un modelo de personaje cercano a la idea de la musa, siempre son chicas que inspiran a un personaje masculino a actuar, a recordar a cambiar o evolucionar como personas y siempre tienen cierto elemento de fragilidad en ellas, siempre despiertan un sentimiento de protección, de querer conocerlas a fondo... Pero vaya, quizás generalice demasiado y no hace falta tampoco que me ponga a analizar cosas que hay gente más experta que seguro que os explicará mejor que yo. En cualquier caso Sonozaki es básicamente eso se supone que debería fascinarnos tanto como fascina al protagonista pero lo cierto es que no deja de ser una cara bonita y misteriosa, nada más.
Quizás el personaje que más me ha llamado la atención es Honoka. Supongo que la exploración del pasado más realista me pareció entretenida pero poco más. Creo que en el pasado de esta chica se tiende también llegar a cotas de dramatismo exagerado pero vaya tenía cierta gracia la historia aunque sin duda podría haberse narrado mejor, como todo en el anime, de hecho.
Los otros cuatro que me quedan del grupo principal son ridículos en cómo están hechos y no haría falta ni comentarlos pero supongo que debería dedicarles una líneas. Tenga es el extrovertido que debería funcionar como el payaso del grupo pero que no lo acaba de ser del todo, lo digo porque también en su carácter fácilmente inflamable se supone que debería ser el personaje que funciona como víctima de toda broma posible pero Kiznaiver no se dedica mucho a la comedia y todos están siempre muy serios como si el anime que estamos viendo fuera algo muy trascendental así que se desaprovecha su personaje que, por otra parte, no era la gran cosa. Yuta se suponía que iba a ser un repelente para acabar pasando a ser un personaje sin ningún tipo de personalidad y que sólo tiene la función de enamorarse de cierto personaje, no hace más durante la serie y es ridículo como se trata su enamoramiento. Niko creo que es un intento de poner una loli extravagante que hiciera algo para que resultara más atractivo el anime, resulta ser un personaje que en un principio me cansaba por cuán infantil y que después cuando quieren tratarla con cierta seriedad fracasan completamente. Finalmente faltaría hablaros del masoquista, que básicamente es el "típico" personaje que hace gracia porque le gusta sentir dolor. Supongo que me podéis decir que no es típico pero ya he visto algún otro similar y sinceramente no les encuentro la gracia, no entiendo porque el masoquismo se utiliza como recurso cómico, para tratar al personaje de pervertido y extraño y obviamente no darle ningún tipo de relevancia. No sé, es algo que tampoco acabo de entender que fuera necesario.

Resumiendo, Kiznaiver me parece un anime más que mediocre, malo, muy malo. Es difícil salvarlo por algún lado porque no creo que cumpla ni siquiera entreteniendo, quiero decir, de acuerdo, se puede ver, cosas más horribles habré visto pero no hay nada que lo haga especialmente entretenido y lo más probable es que olvide todo lo que pasaba muy rápido (aunque esto quizás también sea culpa de mi memoria, no os lo niego). En fin, a no ser que te guste mucho el estilo de animación (que está bastante bien) o te llame mucho la atención creo que no vale la pena, pero ya se sabe a cada uno...

Lo mejor: no se, la animación llamativa ?, no sé...
Lo peor: todo, como decide no centrarse en nada, los personajes y sus relaciones fallidas, el argumento muy poco trabajado...

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario