domingo, 19 de marzo de 2017

El valle del Issa, Czeslaw Milosz (libro)

¡Un libro más en el blog!
Título: El valle del Issa
Título original: Dolina Issy
Autor/a: Czeslaw Milosz
Otros libros del autor/a: La mente cautiva, Otra Europa
Páginas: 320
Formato original: libro
Año: 1955
Adaptaciones: película

Te gustará si: te apetece una historia de formación en un ambiente idílico con mucha descripción de la naturaleza y sobre todo con mucho detalle por los pájaros y fauna en general.
Ni lo intentes si: ODIAS o estás hasta las narices del beatus ille, no te gustan los ambientes idealizados.

Sinopsis
«El valle del Issa ha estado siempre habitado por una ingente cantidad de demonios…» Así empieza una de las descripciones que hace el narrador del entorno en que vive Tomás, el niño lituano que protagoniza esta historia. Al igual que Milosz, Tomás habita un mundo donde todavía no han llegado los ritos religiosos tradicionales, y un tiempo, a principios de nuestro siglo, en que la naturaleza producía un éxtasis pagano y un horror maniqueo. La historia de El valle de Issa también está poblada por la imaginería propia de un poeta, y por innumerables anécdotas que, sin dejar de remitirnos a referencias autobiográficas, están lejos de ser comunes y corrientes. (sinopsis de Edicions Tusquets)

Opinión
Este libro tengo que reconocer que no es del todo para mí por como su base es el beatus ille unido a una especie de misticismo que tampoco es un tema que me apasione. Reconozco que tiene su gracia como está escrito, que incluso la evolución del personaje puede ser interesante, pero es que sin duda todo lo que no me gusta está reunido en este libro. De acuerdo, tal vez me he pasado un poco y no se me ha hecho una lectura excesivamente pesada ni nada por el estilo así que sus méritos le puedo ver.

Vamos por partes, tenemos aquí otra novela de formación más y con lo que me gusta el género tengo miedo de que algún día me canse pero el caso es que esta obra se centra más bien en el periodo de la infancia y de cómo, en cierto modo, el protagonista pierde la inocencia o al menos va descubriendo como el mundo es más complicado de lo que pensaba. Tengo que reconocer que la perspectiva del niño funciona bastante bien para hacer que anécdotas que desde otro punto de vista no serían la gran cosa vistas desde esta perspectiva sen cubiertas por cierta aura de misterio y de magia que las conviertes en cosas especiales. Y por supuesto, no niego el mérito de la prosa porque sabe crear una atmósfera muy particular mezclando creencias antiguas, naturaleza y personajes peculiares en un pueblo pequeño muy lejano de todo lo que podemos conocer ahora mismo.
En cuanto estos temas centrales quizás uno de los que más destaca y con el que tengo más problemas es la relación tan profunda y contradictoria que tiene el protagonista con la naturaleza. Repito que a mí el tema de la naturaleza siempre me cuesta y la idealización a la que es sometida no me acaba de convencer por no decir que se me hacía terriblemente pesada. He dicho que no se me ha hecho de muy difícil lectura y lo cierto es que creo que ha sido más por como no es una novela larga y por los personajes tan curiosos que aparecen, que por la cuestión de la naturaleza que si se hubiera extendido más quizás hubiera acabado con mi paciencia. Quiero decir, la descripción de pájaros que vuelan por el cielo es algo que para mi gusto es demasiado frecuente en esta novela y la cantidad de especies de aves y plantas en general que aparecen, todas bastante extrañas teniendo en cuenta que nos encontramos en Lituania país con el que probablemente compartimos muy poca fauna y flora, sólo me hacían compadecer al pobre traductor a quien imaginaba investigando este tipo de vocabulario tan específico.
En cualquier caso, además de la abundancia de la naturaleza en todo el libro, lo cierto es que aún no os he hablado de la relación del protagonista en sí con la misma. En este sentido nos encontramos con una relación que el chico vive de forma bastante problemática por como la pasión que siente por la naturaleza le impulsa a dos reacciones contrarias la de poseerla mediante la caza y la de sentirse profundamente culpable ante el acto. En este sentido me parece una relación muy diferente a todo lo que he leído por cómo se me hace bastante cercana a una relación sentimental poca sana y vaya, no es normal encontrarse una descripción de la naturaleza en estos términos. Sin embargo, aunque lo encuentro interesante no puedo deshacerme de la idea de que es algo que me queda muy lejano, decidme poco sensible, no lo niego, pero la cuestión de la armonía con la naturaleza en una novela del siglo XX no deja de chocarme bastante de forma, en cierto modo, negativa y hace que no me convenza mucho, la verdad.

Por otra parte es curiosa la ambientación de la novela por cómo mezcla el encanto que tiene la naturaleza para el protagonista con cierta realidad más cotidiana que al niño le afecta de forma más lejana, sobre todo en cuanto a la cuestión de los acontecimientos políticos que quedan muy de fondo en la novela pero que si que muestran cierto conflicto entre algunos grupos de diferente procedencia y su convivencia. Del mismo modo que creencias variadas sobre espíritus del bosque y ocultismo conviven con la fe cristiana dando una cotidianidad bastante curiosa en este pueblo.
El crecimiento en esta sociedad del protagonista se mezcla pues con historias, algunas trágicas, de los habitantes que incluso, en un caso en concreto, llegan a perturbar el protagonista que parece que se siente desamparado en su crecimiento y que va descubriendo ciertas cuestiones que no sabe muy bien cómo interpretar como la cuestión de la sexualidad. Me parece muy curiosa la manera en la que novela narra este tipo de fascinación, asombro e incluso cierto miedo que siente el protagonista cuando descubre cosas ante las que no tiene una respuesta ya que nadie parece estar preocupado por enseñarle según qué cosas.
En cualquier caso me encantaría poder deciros algo sobre las historias secundarias porque lo cierto es que sé que me gustaron más que el desmesurado amor por la naturaleza que siente el protagonista por como la ambientación daba cierto aire muy curioso al libro pero lo cierto es que lamentablemente no me acuerdo de nada excepto de cierta historia que tenía un aire gótico, por decirlo de alguna manera, pero que mi mente no consigue recordar los detalles así que será mejor dejarlo.

En cualquier caso, tengo que reconocer que aunque no me acabe de convencer es fácil ver porque a la gente le gusta la novela y vaya, sí puedo compartir, aunque no del todo, que la novela está bien escrita. Quiero decir es obvio que alcanza casi como si fuera fácil plasmar la visión de este niño que da una percepción cubierta de un aura de medio inocencia medio amenaza a todo lo que ocurre a su alrededor al tiempo que hace que todo lo que pase a la obra parezca especial. Pero sinceramente aunque os la recomiendo si os gustan estos ambientes y alguna de las pocas cosas que he dicho os llama la atención, lo cierto es que no he conectado nada con la obra, de verdad, hacía tiempo que me pasaba de forma tan evidente, y quizás sea raro porque creo que tiene sus méritos. En fin, no me enrollo más porque voy en bucle y digo poco interesante... Bueno, esperad, me gustaría decir que hay mucha gente que le encanta hacer lectura autobiográfica de la obra porque las circunstancias del autor son bastante similares a las de la novela así que si os apetece interpretarlo así adelante, a mí ciertas cuestiones han hecho que tenga cierta manía a todo tipo de interpretación que se base demasiado en la biografía del autor así que me gusta evitar este tipo de cosas. De la misma manera que a pesar de que el contexto histórico puede ser interesante en cuanto a la novela no creo sea esencial pero estoy segura de que habrá gente que lo considerará el más importante de la novela, ya se sabe cómo van estas cosas y todo el mundo es libre de pensar lo que quiera, que es lo bonito de la vida. En fin, fuera idioteces, bueno, todavía no, creo que toda la cuestión de la necesidad del padre también daría para una buena interpretación psicoanalítica porque, ¡incluso tenemos pistolas de por medio! Y la naturaleza podríamos decirle madre, no? Ya que estamos perdiéndonos,
porque no? No me hagáis caso por favor, sólo deliraba, en serio. En cualquier caso si os llama mínimamente la atención le podéis dar una oportunidad, no está del todo mal pero simplemente no es para mí. Supongo que el estilo tan clásico de la novela tampoco me ha convencido.

Lo mejor: cierta calidad narrativa, buena ambientación y punto de vista.
Lo peor: la relación con la naturaleza y mis problemas con esta

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada