miércoles, 21 de junio de 2017

Solaris, Stanislaw Lem (libro)

¡Otro libro más en el blog!
Título: Solaris
Autor/a: Stanislaw Lem
Otros libros del autor/a: El hospital de la transfiguración, Vacío perfecto
Páginas: 296
Formato original: libro
Año: 1961
Adaptaciones: películas

Te gustará si: tienes interés en la ciencia ficción en general y en los problemas de comunicación en particular.
Ni lo intentes si: no te apetece leer ciencia ficción ni en las narraciones demasiado cientificistas.

Sinopsis
Impedimenta se complace en presentar, por primera vez en traducción directa del polaco, Solaris, la mítica novela que consagró a Stanisław Lem como autor de culto. Un texto hoy en día considerado un clásico sin paliativos de la literatura moderna. Kris Kelvin acaba de llegar a Solaris. Su misión es esclarecer los problemas de conducta de los tres tripulantes de la única estación de observación situada en el planeta. Solaris es un lugar peculiar: no existe la tierra firme, únicamente un extenso océano dotado de vida y presumiblemente, de inteligencia. Mientras tanto, se encuentra con la aparición de personas que no deberían estar allí. Tal es el caso de su mujer quien se había suicidado años antes, y que parece no recordar nada de lo sucedido. Stanisław Lem nos presenta una novela claustrofóbica, en la que hace un profundo estudio de la psicología humana y las relaciones afectivas a través de un planeta que enfrenta a los habitantes de la estación a sus miedos más íntimos. (sinopsis de Impedimenta)

Opinión
Tengo que reconocer que iba con expectativas bastante altas. Supongo que es una sensación común en otras lecturas que he hecho también de este género, siempre me vienen muy bien, desde un principio me atraen mucho los tipos de reflexiones morales, metafísicas o epistemológicas (dejémoslo en que plantean cuestiones interesantes que puesto así suena bastante pedante) que plantean las novelas de ciencia ficción, y, en este caso concreto como el conocimiento de una alteridad puede ser imposible por como su lenguaje parte de unos conceptos completamente desconocidos para nosotros me parece una idea muy interesante, pero como en otros casos me ha acabado decepcionando. Así que nada, sigo en busca de alguna novela de ciencia ficción que me convenza del todo.

En fin, recuerdo que la lectura se me hizo bastante amena aunque, como suele ocurrir últimamente estoy escribiendo con meses de distancia y mi memoria no es del todo fiable, lo que hace el estrés. En cualquier caso si recuerdo algo en particular del estilo es que colaboró en cierto modo a que no disfruta del todo de la novela. Entiendo la necesidad del registro científico cuando está describiendo las características del planeta o registrando las diversas investigaciones que se han hecho en torno a este, es obvio que debe ser escrita en este estilo y de hecho toda la información, aunque estoy segura que hay gente a la que se le habrá hecho densa a mí me parecía más o menos interesante. Y como digo este tipo de estilo que en la parte más "científica" de la novela tenía sentido, pero cuando la cosa se ponía más sentimental o al menos más personal tratando los problemas y pensamientos del protagonista, aunque dejaba la frialdad de los datos tampoco acababa de ser todo lo que podría. Creo que a veces caía demasiado en la descripción de los acontecimientos y sin duda, hablo desde mi experiencia, pero no acababa de empatizar con el personaje que intentaba ser racional en todo momento. Obviamente creo que es importante el intentaba porque ante el "contacto" tan curioso que mantiene con la alteridad es obvio que la racionalidad, por otro lado creada y pensada desde una óptica humana, no acaba de funcionar del todo y precisamente esa especie de imposibilidad de tener contacto con la alteridad y como el ser humano es menospreciado como una criatura pobre de intelecto e insignificante ante este Otro (por fin una novela donde el ser humano deja de actuar como colonizador y en cierto modo es colonizado) es con la imagen que me quedaré de la novela y lo que más me gusta. Sin embargo, creo que aunque el libro tiene esta idea maravillosa y lo explota desde un punto de vista científico de forma interesante con bastante creatividad detallando la forma en la que entienden que se comunica esta "criatura", creo que a la vez me falta en otras cuestiones, supongo que en cierto modo me hubiera gustado intentar comprender más cosas cuando precisamente la novela de eso, de la sensación de no entender, lo que lo hace todo bastante contradictorio pero será mejor que no entremos en paradojas.
Por otro lado también tenemos una extraña historia de amor. Hay gente que dice que es el centro de la novela, y otros que reniega de este tipo de interpretación e incluso he leído gente que dice que la culpa es de una adaptación cinematográfica que sólo se fijó en este aspecto de la novela. Personalmente, creo que todos podemos ver que tiene mucha importancia en la novela pero que a la vez sirve precisamente también para tratar el tema de los problemas de comunicación ya sea entre especies distintas como entre los mismos seres humanos. Lo cierto es que probablemente sea la parte de la novela que más he disfrutado por como yo siempre priorizo las relaciones románticas cuando leo para entretenerme, preferencia que prefiero no pensar con mucha profundidad o al menos no en esta reseña, pero en este caso nos encontramos ante una relación bastante especial por todo lo que conlleva y por la mezcla de sentimientos del protagonista entre el miedo que siempre conserva por su naturaleza y al mismo tiempo la imposibilidad de rechazar del todo por lo que representa. En este sentido diré de manera bastante tópica que me parece interesante como la novela plantea si hay tanta diferencia entre un recuerdo y este tipo de simulación por decirlo de alguna manera. Por otra parte aunque no había pensado en absoluto en este caso cuestiones de género (supongo que las gafas violetas no me funcionan tan bien como me gustaría...) lo cierto es que sí coincido en que el personaje femenino tiene problemas en este sentido por cómo, aunque justificado por el contexto de la historia, existe para el hombre, y, la novela en todo momento narrada por el protagonista no deja ningún espacio para que ella tenga una identidad. Por otra parte como decía el contexto de la novela justifica esto pero a la vez no puedo evitar pensar en que me recuerda a las problemáticas relaciones entre seres humanos, normalmente masculinos, y las inteligencias artificiales, tendrá poco o nada que ver con esto pero no he podido evitar hacer la comparación.

Otro problema que puede que haya tenido con la novela ha sido el prólogo, no sé si a vosotros os pasa pero a mí me condiciona más de lo que quisiera un buen o mal prólogo y en este caso es el tipo de prólogo (de la edición de impedimenta, por cierto) que elogia tanto la novela que no puedes sino dudar sobre su calidad, además recuerdo que decía como ninguna novela (sin el de ciencia ficción detrás) había reflexionado sobre los problemas de comunicación con el desconocido o algo así y, sinceramente, después del giro lingüístico y la obsesión por el lenguaje del siglo XX me parece algo inocente decir esto. De nuevo, poco que ver tiene con la novela pero hizo que me decepcionara en cierto modo ya en este prólogo y que la novela continuase en esta tónica. Por otra parte reconozco que mis expectativas, como ya he dicho antes, eran demasiado altas.

Sin embargo, aunque pueda haber sonado negativa durante la reseña lo cierto es que sí he disfrutado bastante de la novela y a momentos incluso pensé que estaba haciendo una buena construcción de un mundo extraño, una reflexión muy interesante desde una perspectiva como la de la ciencia ficción y en cierto modo me ha hecho recordar porque tenía tantas ganas de seguir leyendo de este género del que reconozco que me faltan muchos clásicos. Porque sí, Solaris me ha decepcionado en cierto modo, y aunque he visto algunas cosas que quizás no estaban tan detalladas como me hubiera gustado creo que me han parecido interesantes, y, sin duda, prefiero mil veces ciencia ficción de este tipo que, yo que sé la clásica La guerra de los mundos que detesté profundamente (de acuerdo, debería aceptar que es de otra época y que todo género necesita modelos para deconstruir los mismos pero dejadme en el mi odio, que no os hago mal, de verdad, no niego que la obra valga la pena, simplemente la detesté). En cualquier caso, sin ganas de resultar muy extensa y con la firme convicción de no haber dicho nada que valga la pena he de reconocer que la experiencia de lectura de la novela ha sido mayoritariamente positiva y que por como es bastante corta y la lectura no me ha parecido especialmente densa creo que cualquiera que tenga un mínimo de interés en la ciencia ficción o simplemente en los problemas de comunicación y de conocimiento del Otro creo que vale bastante la pena.

Lo mejor: conceptos muy interesantes, lectura más o menos amena y una construcción de un mundo bastante curioso por las pocas páginas que tiene.
Lo peor: no acaba de desarrollar todo lo que plantea, los conceptos que plantea prometen mucho y no me han convencido del todo.

Hasta aquí mi aburrimiento.

4 comentarios:

  1. La leí hace demasiado... aunque que no recuerde mucho puede ser también indicativo. Recuerdo cosas curiosas como ese romance, o en general que era una novela bastante sólida... pero también que no era especialmente entretenida o ligera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ligera no, sobre todo la parte más de ciencia ficción, pero amena si se me hizo, por lo menos se me hizo una lectura bastante rápida, aunque después de haber leído algunos tochos supongo que el contraste también influyó. Y creo que está bastante bien pero a la vez no acaba de ser todo lo que podría o almenos esa es la sensación que me ha dado. Sobre todo porque el tema de una Otredad tan radical me parece muy interesante...
      De nuevo. ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. es uno de los libros con los que quizá algún día me ponga.. de Lem estoy leyendo 'Golem XIV' también de impedimenta & de verdad que es una pasada..
    conoces a otro autor llamado Roger Zelazny? probando me animo a recomendarte 'el hombre que no existía'.. tiene un poco de todo sin caer en los excesos..
    aunque si de excesos sci-fi se trata, Greg Egan con 'Luminoso' explora la llamada ciencia ficción dura de una manera muy llevadera para todo aquel no familiarizado con la ciencia..
    saludos desde el otro lado del charc..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues la verdad es que en ciencia ficción no estoy muy puesta y siempre tengo muchos pendientes por delante (aunque en general tengo muchos libros pendientes) y lo cierto es que mi incultura es muy amplia y no conocía a ninguno de estos dos autores así que los tendré en cuenta. Sobre todo habiendo cotilleado un poco sobre los dos creo que el segundo me ha llamado más la atención así que lo tendré en cuenta y quizás en un futuro (lejano por como siempre aparecen cosas nuevas) le dé una oportunidad.
      ¡Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar