jueves, 31 de agosto de 2017

El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad (libro)

El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad. (188 páginas) Año de publicación: 1899.

Hacía mucho tiempo que tenía pendiente leer este clásico. Cabe decir que tampoco es que tuviera muchas ganas, sabía que tarde o temprano lo leería pero tenía la sensación de que no me iba a gustar por todo lo que había oído hablar de él y sí, mis impresiones han acertado, no es que lo haya odiado ni que me haya resultado una lectura especialmente densa pero no me ha terminado de convencer, sobre todo porque había escuchado demasiadas veces como era una maravilla y las últimas palabras que decía un personaje eran tan significativas, precisamente por la falta de sentido a la que apelan ante este tipo de experiencia intransferible y que por tanto no puede ser útil y mil teorías más que seguro que os interesan más que a mí, y podéis encontrar en lugares que os hagan reflexionar sobre la novela y que aunque deseaba que me fueran a impactar más en contexto o por lo menos tanto como prometían, no lo han conseguido. El caso es que hasta cierto punto entiendo que los narradores y la delegación de la historia sea interesante, entiendo que puede ser relevante literariamente pero aunque iba con ganas lo cierto es que me dejó muy fría. Tanto que recuerdo muy poco de la obra y que a pesar de que había momentos interesantes el caso es que me encuentro con uno de los casos frustrantes donde todo el mundo habla maravillas de una obra y no me puedo sumar por como no me ha llegado a gustar o impresionar como esperaba o quería así que... No sé, una lástima supongo.

Vamos por partes, supongo que como he dicho siempre lo que sea un cuento largo o novela corta no ayuda a predisponerme favorablemente ya que en teoría me gustan las cosas largas. Y digo en teoría porque cada vez me sorprendo más enamorándose me de obras de pocas páginas así que parece ser que no es verdad del todo, se ve que los gustos cambian y tal, en cualquier caso, sí que es cierto que sigo teniendo el prejuicio de que si una obra es corta no conseguirá gustarme tanto como una larga. Pero en este caso concreto esto se le añade supongo que es una novela de aventuras o más bien una deconstrucción de una novela de aventuras donde se acaba viendo que para construir una aventura necesitas una noción de alteridad que no puede ser otra cosa que violencia. Y sinceramente sí que me parece interesante que una novela de finales del XIX pueda ser leída como una crítica al colonialismo, además que toda la idea de la nada, de este horror, que ya os decía antes de que me la han repetido hasta la saciedad es interesante y potente. Llama también la atención también como la novela se construye con ambigüedades tanto sobre lo que ocurre, como sobre quién lo está diciendo, o sobre como se sabe, por lo que siempre deja entre sombras casi de manera frustrante lo que se nos promete que nos explicará. Pero en fin, voy dando vueltas sin mucho sentido así que volvamos al colonialismo y esa manera de darle la vuelta a la experiencia del visitante en la tierra donde supone que va a hacer el bien. Lo cierto es que leyendo esta obra y con toda la influencia que ha tenido no podía evitar pensar en como los animas isekai que tan de moda están últimamente (un personaje, normalmente masculino, se encuentra en un mundo nuevo donde todo es maravilloso y todas las chicas están por él) necesita algo como El corazón de las tinieblas muy bestia y espero que dentro de poco lo veamos. O al menos a mí me harían muy feliz ya que el género me hace un pelín de asco, pero vaya aunque el contexto sea muy diferente, sí que creo que la comparación tiene algún sentido, aunque las connotaciones del isekai vayan mucho más en dirección de la alienación y la evasión fácil pero sigo pensando que sería maravilloso que algún anime isekai fuera un viaje como este, horrible, inexplicable y sin sentido. Cabe decir sin embargo que hay gente que considera que la novela no sirve como crítica al colonialismo por cómo trata los autóctonos del Congo Belga así que opiniones para todos los gustos y lo cierto es que hasta cierto punto también es comprensible este tipo de opinión.
Por otro lado también está el tema de los narradores que es una de las cosas que más veces he oído respecto a esta novela y como no se sabe muy bien desde donde se narra la narración o que hace Marlow, y luego está la idea de cómo los dos ríos se reflejan o se superponen pero sinceramente es de esas cosas que como las escuchas antes de leer el libro no sabes si por ti mismo hubieras caído o si después lo hubieras descubierto y te sentirías como un imbécil por no haberlo pillado. En cualquier caso también está la idea de cómo normalmente la narración oral se hace para intentar dar algún tipo de conocimiento detrás las historias pero en este caso el mismo narrador que observa a Marlow dice que sus historias no solían tener ningún tipo de "conclusión" o algo así y sí, a partir de ahí seguro que encuentras gente que te dicen que Dios ha muerto y esas cosas. Quiero decir, ya sabéis, que a finales del XIX está el giro lingüístico (depende de a quién preguntes es la revolución francesa porque nunca es tarde para poner el inicio de la modernidad en la revolución francesa, nunca...) y que vaya el "dios" que muere no es el cristiano sólo sino el sentido de la existencia y cómo el ser humano se encuentra ante la oscuridad (lol, no acabo de hacerlo, no) y del horror (lol de nuevo). Y vaya se supone que Conrad inspiró a mucha gente que después tendría relevancia precisamente por eso, por la falta de sentido que tanto ha triunfado después y el lenguaje, y el mundo…

En fin, no sé si os pasa pero a mí con esta novela y otros clásicos es leer sobre ella, pensar en ello ver que sí, que es muy interesante y que realmente hay todo un pensamiento detrás que hace que esto sea relevante pero a la hora de enfrentarse a ellos no hay manera de que, aunque sepas que funciona y como lo hace, qué se supone que significa y en general tengas por lo menos algunas herramientas para enfrentarte a ellos, te guste, a ti, como lector. Entiendo que habrá gente que esto no le importe, y tampoco pido que me resulte "entretenida" todo lo contrario, de hecho creo que la leí muy rápido y no se me hizo demasiado densa, lo que pedía es que a mí, dejando a un lado (o al menos parcialmente) todo lo que sabía de la novela, me pareciera tan interesante como decían y como podéis imaginar no, no ha sido así y siempre es decepcionante.

Mejor dejarlo aquí, que me encuentro con una de las tantas reseñas que ni sé por dónde enfocar ni por donde continuar así que no vale la pena. El caso es que esta lectura no creo que suponga un esfuerzo inmenso tanto por cantidad de páginas como por densidad, o al menos esa fue mi experiencia, así que no creo que haya sido una mala experiencia del todo, simplemente es que cuando has oído hablar tantas veces de cómo es una maravilla y como es una obra tan anclada en el canon occidental no puedes evitar o considerarte una mala lectora, o que la obra ha sido superior a ti o que simplemente desde el plano más afectivo del experiencia lectora la novela no era para ti, y aunque no ha estado mal no te ha encantado porque no todo en la vida porque sea bueno tiene que gustarte a ti como individuo, supongo.

Hasta aquí mi aburrimiento.

2 comentarios:

  1. Yo creo que las expectativas que tienes con las obras literarias pueden influir muchísimo en la percepción que tienes de la misma. Por ejemplo, hace poco me recomendaron La mujer del camarote 10 prometiendo un thriller y una novela de misterio y fue predecible, no te descoloca y los dilemas que morales que presenta me parecen muy
    tontos, sólo se salva la construcción de la protagonista.De
    todos modos, la culpa la tengo yo, por esperarme un "Higurashi" en un ambiente "pijo". Siguiendo con el tema de las expectativas, las dos novelas que más me han gustado este
    año (Higurashi y 1984) no me llamaban especialmente la atención. La primera me la presentaron como inferior a su predecesora, y 1984 lo
    compré porque estaba aburrido en la playa. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, las expectativas siempre tienen mucho que ver y aunque siempre intento limitarlas creo que es imposible hacerlo del todo, no conocía el libro que dices pero siempre es decepcionante que un libro no llegue a ser todo lo que querías o esperabas. Y sí, a veces los libros de los que esperas menos, o las historias en general, son los que más disfrutas, precisamente por ello.
      Saludos y gracias por pasarte ^^

      Eliminar